Especiales

Joaquín O. Trabajador Metalúrgico.
Maresme (Barcelona),  enero de 2018

No es mi intención con este escrito hacer un exhaustivo análisis de los motivos que han ayudado a que la Clase Obrera actual se haya alejado del sindicalismo, ni intentar descubrir porque hay una ínfima cifra de afiliación sindical en España, pero si que intentaré argumentar la importancia del sindicalismo, la necesidad de la organización de los trabajadore/as y la apuesta por una estructura que alcance todos los lugares donde los trabajadore/as hacemos nuestra vida cotidiana y por supuesto la apremiante necesidad de unidad y relación entre quienes consideramos el sindicalismo, no sólo una herramienta para defendernos en el día a día en las relaciones laborales sino también como una fuerza que pueda acercarnos hasta la conquista de los medios de producción, siendo gestionados a por los trabajadore/as a través de los organismos sindicales, más allá de concepciones ideológicas o tácticas. [Seguir Leyendo]

Por Ermengol Gassiot

De un tiempo a esta parte vemos con notable satisfacción como hay ligeros signos esperanzadores en el panorama de la lucha obrera y sindical en el Estado español. Además, nos congratulamos de que, poco a poco, se estén estableciendo las bases para un debate de ideas en torno al tema del sindicalismo revolucionario que a medio plazo estamos seguras de que rendirá sus frutos (en ese sentido, os animamos a seguir el debate iniciado en las páginas del portal libertario A las barricadas).

Por Pablo Heraklio | La Tarcoteca

[] El anarquismo y el socialismo revolucionario en general se encuentran en un impass existencial en la medida que se desarrolla el capitalismo; un estado de shock del que no pueden despertar.

  • Por una parte la teoría de la revolución social nos dice que hay que crear las condiciones sociales necesarias para poder tomar los medios de producción.
  • Por otra parte la situación económica nos dice que no existen medios de producción a nuestro alcance, que la economía se rige por el comercio de bienes y de servicios.

Veamos entonces como abordar el problema. [LEER]

Por un trabajador del metro de Barcelona

Quisiera hacer unas aportaciones al debate sobre el futuro del sindicalismo libertario.En ninguno de los textos que se han presentado hasta ahora se ha abordado la cuestión de la participación o no en los comités de empresa. Creo que este aspecto no solo es importante sino determinante como estrategia de base de una alternativa anarcosindical.  En este escrito pretendo demostrar dejando de lado las argumentaciones de tipo ideológico que los comités de empresa ni son, ni pueden ser una vía para la participación de l@s trabajador@s en la transformación de su situación laboral ni tampoco en la lucha sindical sino que constituyen el mayor obstáculo para ello. Resulta imposible construir desde ellos, con ellos o a través de ellos una propuesta sindical revolucionaria en la que l@s propi@s trabajador@s sean l@s sujetos protagonistas de esa lucha y de esa transformación. [SEGUIR LEYENDO]

Por Lusbert (Solidaridad Obrera)

"A pesar del desencanto con los sindicatos, una escasa conciencia de clase generalizada y la actual situación del mercado laboral, sí que hemos visto conflictos laborales importantes... Basta ya de lamentos y de culpar al sindicalismo de concertación. Miremos ahora hacia nosotras. Un gran error es confundir el sindicato con una organización política y reivindicar la identidad del mismo y la ideología antes que atender al aspecto funcional... Las cuestiones de fondo no son si el sindicalismo tiene que ser ésto o lo otro, si tiene que ser libertario o no, o si la estructura está burocratizada o no, sino que más bien debe ir en el sentido del papel que pueda jugar como herramienta para la emancipación de la clase trabajadora actual... El anarquismo debe, primero, dar respuestas en el corto plazo en el sentido de ofrecer herramientas funcionales que resulten efectivas para poder ganar conflictos laborales". [Seguir leyendo]

Por Julio F. (CNT Gráficas – Madrid)

Me agrada profundamente que se de en estos tiempos un debate sobre el papel del sindicalismo como elemento de transformación social. Y está muy bien desearlo en estos momento cuando existe un cierto ambiente entre la izquierda que menosprecia su capacidad como elemento imprescindible y que lo relega a algo que ya le ha pasado su tiempo. Algunos resabios de esto me hizo pensarlo la frase de Pepe Gutiérrez-Álvarez que dice que el sindicalismo revolucionario vendrá del ejemplo de las Mareas o de luchas concretas que convergerán en plataformas donde el sindicato estará en segundo plano. Considero que la reflexión para que esos deseos de grandes sindicatos potentes y amplios, capaces de arrancar mejoras y estar listos para controlar la economía de un país, debe pasar por analizar qué está pasando actualmente con ciertas cuestiones que en su tiempo posibilitaron su desarrollo y lo pueden volver hacer: cultura de lucha y de clase, militancia y ética, estrategia e inteligencia colectiva, economía de fuerzas y amplitud de miras. [SEGUIR LEYENDO]

Páginas

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org