Especiales

"Es totalmente ingenuo pensar que acabar con las prisiones no requerirá tanta lucha como cualquier otra concesión arañada al sistema de capitalismo racista en el que América echa raíces. Esta lucha está ocurriendo ahora mismo, está dirigida por gente encarcelada, y la presión que esta gente ejerce es esencial para el avance de cualquier cambio de política o reformas no reformistas propuestas por el artículo. Es totalmente decepcionante ver a los activistas académicos del abolicionismo que escribieron ese articulo distanciarse ellos mismos de las rebeliones en las prisiones, las organizaciones de solidaridad con los presos, o las raíces del movimiento de abolición de las cárceles...  La Cruz Negra Anarquista, el Comité para la Organización de los Trabajadores Encarcelados de la IWW y muchos otros grupos están trabajando para dar apoyo a los presos que rechazan ser esclavos hoy, que no esperarán a ningún imaginado futuro reformado con medidas no reformistas. Estamos construyendo poder y persiguiendo la abolición haciendo la prisión imposible, no sólo reformándola lentamente hasta que deje de existir". [Leer artículo completo]

Mientras que los nacionalistas blancos en Charlottesville y Boston han provocado grandes y a veces violentas manifestaciones, lo que podría ser la mayor reunión de abolicionistas en la historia de la nación ha tenido lugar en Washington, D.C. el pasado 19 de agosto.

"The Millions For Prisoners Human Rights March" (Millones por los Derechos Humanos de los presos) ha sido la primera marcha en oposición a la esclavitud carcelaria que persiste bajo la 13a Enmienda de la Constitución de Estados Unidos; esa coartada legal permite que se explote a las personas presas haciéndolas trabajar gratis y bajo disciplina carcelaria. La marcha fue planeada bastante antes de la huelga de presos del pasado año, #PrisonStrike. Muchos organizadores encarcelados la identificaron como el siguiente paso una vez las acciones de la huelga se fuesen apagando. Pese a recibir poca o ninguna cobertura, el evento fue tan convincente como histórico. Fue una muestra de la creciente fuerza y solidaridad en contra de la esclavitud legalizada. También contó con aciertos, fracasos y el paso del tiempo, según los ponentes iban subiendo al escenario para reflexionar sobre la historia de la esclavitud, la Constitución y el complejo industrial de las prisiones. [Seguir Leyendo]

Hace más de medio año que se convocó #PrisonStrike, la que esperaba ser "la mayor huelga de presos en la historia de los Estados Unidos". Según Trabajadores Industriales del Mundo -IWW, uno de los grupos promotores, la iniciativa esperaba golpear en el talón de Aquiles del masificado y racista sistema penitenciario yanqui: la esclavitud laboral a la que se somete a los presos, amparada en la decimotercera enmienda de la Constitución USA. A día de hoy, el balance sigue siendo conflictivo: la huelga ha tenido que afrontar el efecto convergente de la represión institucional, el silencio de los medios de comunicación comerciales y, quizás, las diferencias entre los grupos convocados a apoyarla fuera de la prisión. Compartimos a continuación el balance sobre el apoyo a la huelga del medio anarquista de Bloomington (Indiana) 'Plain words' -"Al grano"-, así como algunos datos recientes sobre la situación de las prisiones y el encarcelamiento en Estados Unidos. Evaluaciones y análisis de coyuntura son importantes, sobre todo cuando se está en un tiempo de compás de espera ante grandes movilizaciones convocadas para un futuro cercano.

 [Seguir leyendo]

Dan Berger, autor de 'Captive nation: black prison organizing in the civil rights era' da cuenta de los resultados de la huelga de presos iniciada en Estados Unidos el 9 de septiembre, y discute sus objetivos:

"La huelga que estamos viviendo tiene un impacto material, pero no hay pruebas de que parar de trabajar pueda derribar un sistema basado en la represión, no en la producción. Es más, un aparato masivo de seguridad -muros de cemento, alambre de espino, guardianes armados hasta los dientes- se interpone entre los presos y la libertad. Ellos no pueden emprender un éxodo masivo que ponga fin a la esclavitud... Hay un abismo entre la indignación por las condiciones carcelarias y un programa político que consiga acabar con ellas. La historia de la organización en las cárceles -hasta la huelga de este otoño, incluida ella misma- pone sobre la mesa la necesidad de una infraestructura fuerte... En el equilibro entre enfrentarse a la violencia del Estado y cultivar el apoyo mutuo yace el potencial para expandir movimientos de izquierda capaces de conseguir cambios significativos" -[Leer el artículo].

Comunicado de CNT Zaragoza en solidaridad con #PrisonStrike

El Comité para la Organización de los Trabajadores Encarcelados (IWOC), el sindicato IWW (Industrial Workers of the World) y la Cruz Negra Anarquista de EE.UU., informan de que el viernes 9 de septiembre de 2016, conmemorando el 45 aniversario del levantamiento de la cárcel de Attica, se puso en marcha la huelga contra el trabajo esclavo en las prisiones de EE.UU.


Piquete de protesta frente a Starbucks, una de las marcas que se lucran
con trabajo de presos en condiciones de esclavitud:
"Basta de esclavitud en las cárceles, victoria para los presos en huelga".

A punto de alcanzar la duración de un mes, la mayor huelga de presos en la historia de los Estados Unidos de América apenas está teniendo reflejo en los productos de la gran industria de los medios de comunicación.

Páginas

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org