[Grecia] El Parque autogestionado de Navarinou, único parque infantil que queda en Exarchia

El único parque infantil en Exarchia es el autogestionado Parque de Navarinou. Recientemente han logrado recaudar lo suficiente para remodelarlo vía crowdfunding.

En el corazón de Exarchia, el Parque autogestionado de Navarinou respira, juega, crea y sueña. A la propiedad monopolística del espacio, el Parque antepone el derecho a los bienes comunes y responde a una concreta necesidad social: la existencia de espacios públicos y abiertos de encuentro y de ocio.

En un aparcamiento abandonado hemos plantado árboles, creado un jardín y un espacio para eventos culturales y políticos, y hemos construido un parque infantil. Aunque modesto en dimensiones, ese se quedó el único parque infantil en Exarchia. Tras una década de intenso esfuerzo solidario, y desafiando la miseria y la decadencia, el Parque está tomando una forma nueva.

Los padres y las madres del barrio se organizan y se vuelven activ@s, cuidan el sitio, crean juguetes y coordinan eventos infantiles. A la historia del Parque como un lugar abierto de encuentro y de co-creación se suma el parque infantil como un ejemplo de autogestión social.

Este dinamismo impresionante y el impacto positivo en Exarchia nos inspiran a transformar el parque en un gran parque infantil. Se le va a añadir lo siguiente:

  • columpios
  • estructuras infantiles
  • canastas de baloncesto
  • una mesa de ping pong
  • un sistema de riego automático
  • bancos
  • mesas
  • valla
  • iluminación renovada

Todos podrán utilizar el Parque, nadie se excluye. Permanece abierto a los padres y madres, los abuelos y los niños desde bebés hasta adolescentes, a la vez que ampliamos las múltiples funciones del espacio para su uso común en el barrio y más allá. Para lograrlo, necesitamos su ayuda.

Si hay algo que nos anima a seguir adelante, es el impacto de nuestro proyecto no solo en teoría sino en la práctica: en la transformación constructiva de comportamientos, conciencias, prácticas y vidas cotidianas. Depende de nosotros aprovechar las oportunidades que se nos presentan. Si nosotros mismos no luchamos por crear las utopías con las que soñamos, nunca existirán. Les invitamos a que nos apoyen en esa iniciativa.

Parque de Navarinou: Una breve historia

El Parque autogestionado de Navarinou nació el 7 de marzo de 2009 cuando cientos de residentes del barrio ateniense de Exarchia y de otros barrios ocuparon un aparcamiento abandonado, propiedad de la CTG (Cámara Técnica de Grecia), y lo convirtieron en un espacio verde, de juegos y de encuentro. Desde entonces, el parque ha abarcado múltiples usos: huerta, parque infantil y un lugar para ver películas, hacer debates y organizar eventos.

El Parque fue y sigue siendo el resultado de decisiones tomadas por una asamblea abierta de residentes del barrio y de otras partes de Atenas. Desde su inicio, se ha basado en el trabajo colectivo y la contribución de los participantes. Se mantiene independiente de agentes estatales, municipales o privadas, y sus condiciones de operación están configuradas de manera colectiva por los participantes. Como proyecto, se origina en la dinámica general que ganó la autogestión social en Grecia durante el levantamiento de diciembre de 2008.

Durante este levantamiento, mucha gente salió a la calle no solo para protestar contra el asesinato de Alexandros Grigoropoulos, sino también para buscar formas de comunicarse, y para comprender y dar respuestas a todo lo que estaba sucediendo. Surgieron nuevas iniciativas colectivas y formas de autogestión, y se realizaron multitudes de iniciativas: comedores sociales, ocupaciones políticas, recuperación de espacios públicos (Parque entre las calles de Kiprou y Patision), etc.

El Parque refleja con claridad la necesidad de retomar el control sobre nuestras vidas y lo cotidiano, así como sobre nuestro lugar y tiempo, y hacerlo en términos anti-comerciales, anti-jerárquicos y sin intermediarios. A la propiedad del espacio, el Parque antepone la creación colectiva y horizontal de la ciudad y el derecho a los bienes comunes, y responde a una concreta necesidad social: la existencia de espacios públicos y abiertos de encuentro y de ocio. En una metrópolis que ha sido literalmente saqueada por el “desarrollo” urbano y todo tipo de actividades con ánimo de lucro, el Parque toma forma a través de la consulta democrática directa y el trabajo colectivo, lejos de cualquier mentalidad de asignar responsabilidades y tareas a “expertos” y “agentes”.

Contra todo pronóstico, el Parque de Navarinou ya ha cumplido diez años. Sin embargo, en la actualidad nos vemos obligados a operar en un entorno totalmente diferente. Diez años después de la creación del Parque, el barrio de Exarchia se encuentra al borde de la decadencia, corriendo el riesgo de convertirse en un gueto. Tales condiciones generan prácticas de violencia autoritaria por parte de los más fuertes contra los más débiles, y dan lugar a fenómenos de canibalismo social. Conductas delictivas y antisociales que antes eran impensables (disparos, acosos a los vecinos, atracos de pequeños comercios, asaltos contra personas que se identificaban como homosexuales y transexuales, linchamientos de una brutalidad inconcebible) ahora forman parte de nuestra vida cotidiana. En todas las calles de Exarchia sin ninguna excepción, la compraventa de sustancias ilegales prospera, atrayendo a su clientela de toda la región de Attica, lo que supone un lucro enorme y permite a las narco-mafias reclamar el dominio absoluto sobre el espacio público. Al mismo tiempo, son cada vez más los residentes que se ven obligados a abandonar sus hogares, para que estos últimos se transformen inmediatamente en alquileres a corto plazo para turistas del “mundo desarrollado” en busca de la aventura que supuestamente ofrece esta peculiar “experiencia urbana” de Exarchia.

En este contexto, y gracias a la determinación y el compromiso de los participantes, el Parque ha logrado ser un espacio en uso común que sigue gozando del aprecio y la esperanza de los habitantes y los colectivos.

Además, algo importante ha estado sucediendo aquí este último año. El parque infantil actual, que ahora ocupa una pequeña parte del parque, se ha convertido en el único parque infantil de Exarchia. Después de años de duro trabajo para crear, mantener y operarlo, y el hecho lamentable de que todos los demás parques infantiles en la zona han sido destruidos o abandonados, el parque infantil del Parque de Navarinou ya es el único medio para cubrir la necesidad social principal de los niños y de sus padres de tener acceso a un espacio común y acogedor.

Pero hay algo aún más importante. Las mamás y los papás del barrio por sí mism@s se organizan y asumen la gestión y el funcionamiento del parque infantil. Un público más amplio está sensibilizándose, involucrándose y ocupándose de la limpieza y de la iluminación del parque, crea y repara juguetes y organiza eventos (para niños). El Parque Infantil del Parque de Navarinou ya representa un modelo de autogestión social y de planificación urbana para la zona.

A pesar de todas las expectativas y el escepticismo, el Parque está creando nuevas formas de comunicación y de socialización, integra la gente del barrio y brinda respuestas tangibles a necesidades reales.

Este dinamismo impresionante y el impacto positivo en Exarchia nos inspiran a transformar el parque en un gran parque infantil. Todos podrán utilizar el Parque, nadie se excluye. Permanece abierto a los padres y madres, los abuelos y los niños desde bebés hasta adolescentes, a la vez que ampliamos las múltiples funciones del espacio para su uso común en el barrio y más allá. Siendo un lugar de juego, eventos y conciertos, un sitio donde se puede cultivar plantas, leer, practicar deportes y reunirse, o simplemente como un espacio verde y acogedor, el Gran Parque Infantil permanece abierto a cualquier uso que no excluya a otros usos.

Esta iniciativa ya ha sido adoptada por muchas personas en Exarchia, y no solo aquí. Sin embargo, es un nuevo desafío para tod@s nosotr@s. Vivimos en un período de movilización social en declive, de desilusión general, de resignación y de decadencia. Hemos llegado hasta aquí tras un inmenso esfuerzo y una lucha constante. Si hay algo que nos anima a seguir adelante, es el impacto de nuestro proyecto no solo en teoría sino en la práctica: en la transformación constructiva de comportamientos, conciencias, prácticas y vidas cotidianas. Depende de nosotros aprovechar las oportunidades que se nos presentan.

Autogestionado Parko de Navarinou

E-mailparkingparko@espiv.net

Websitehttps://parkingparko.espivblogs.net

FacebookΑυτοδιαχειριζόμενο Πάρκο Ναυαρίνου / Navarinou self-managed park

YouTube channelParko Navarinou

Twitter@pnavarinou

Enlaces relacionados / Fuente: 
https://parkingparko.espivblogs.net/espanol/el-parque-de-navarino/
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org