[EEUU] #PrisonStrike: la represión continúa y hace necesaria la organización a nivel local


Piquete de protesta frente a Starbucks, una de las marcas que se lucran
con trabajo de presos en condiciones de esclavitud:
"Basta de esclavitud en las cárceles, victoria para los presos en huelga".

"Todas mis posesiones han sido destruidas, mi televisor me lo han devuelto destrozado... Estar sentado en una celda de tres metros de lado le hace preguntarse a un hombre si vale la pena.  Oigo a los hombres gritar "No tenía que haber perdido la cabeza entonces". Ellos lamentan aquella última apuesta. Se está poniendo a prueba lo mejor de ellos mismos.  Si no se reconcilian con su decisión se volverán resentidos. Han de darse cuenta de que sólo perdiendo todo serán libres para todo. Sólo ganamos perdiendo. Uno podría preguntarse qué clase de matemáticas ha creado Dios, pero tienen que ver con el largo plazo.  Y tal y como pinta esto, a menos que cambien las tornas, vamos a estar aquí un ratito. Desde el nivel 5 de aislamiento, donde te leen todo el correo". - Gilbert Morales, uno de los afectados por la represión contra  los participantes en la huelga de presos del correccional de Kinross, cierra con estas palabras su crónica de los hechos que se publicó en It's going down a 20 de octubre de 2016.

***

La huelga de presos contra el trabajo esclavo en las cárceles de Estados Unidos ya dura mes y medio. Los intereses a los que se enfrenta son importantes, como revela un reciente estudio publicado por ZMag. Dicho estudio se centra en el estado de California, en cuyas cárceles se  obliga a fecha de hoy a 5.588 presos a trabajar a cambio de una compensación escasa o nula. Otros 4.000 se enfrentan a los incendios de California por dos dólares al día, con equipos y entrenamiento inadecuados. Gracias al trabajo forzado de los presos, el sistema penal de California obtuvo ingresos de 207 millones de dólares durante el periodo 2014-2015, siendo los beneficios de 58 millones.

Según estos datos, cada preso viene a generar 41.549 dólares de ingreso al año, y unas ganancias de 10.238 dólares para el mismo período. Si los presos se ponen en huelga, el gobierno del estado pierde entonces 156.736 dólares al día. Aunque en un primer momento el organismo encargado de gestionar el trabajo de los presos sólo podía tener instituciones públicas como clientes -del tipo de lavanderías escolares-, desde 1990 se permite también que alquile la fuerza de trabajo encarcelada a empresas privadas. Esta tónica se repite en todos los estados de la Unión.

Es difícil no relacionar este volumen de posibles pérdidas con la contundencia de la respuesta de las instituciones penitenciarias a la huelga de presos. En un comunicado de Support Prisoner Resistance con fecha de 19 de octubre de 2016, el grupo expone la situación y reflexiona sobre la estrategia a seguir:

" ¡Amigas! ¡Amigos! A más de un mes del 9 de septiembre, todavía son pocas las cosas que podemos decir con certeza sobre el alcance de la huelga de presos. Muchos de nuestros contactos tras los muros no han podido todavía conectar con nosotros, muchas cárceles continúan siendo opacas e inaccesibles para el público. Donde hemos contado con información fiable, hemos tenido noticia de la extrema violencia de la respuesta de las autoridades de la cárcel.

Ha llegado la hora en que determinamos el futuro de la resistencia de los presos en Norteamérica.  Podemos sacar consecuencias de las violentas respuestas de la prisión, frenando  sus golpes, erosionando sus justificaciones, creando sistemas y expectativas de alerta y reforzando  los fundamentos estratégicos para acciones futuras; o bien podemos permitir a los que mandan el torturar o incluso asesinar a los rebeldes de la cárcel con impunidad.

Es esencial que nuestras respuestas sean descentralizadas, localizadas y creando alianzas.  El Comité para la Organización de los Trabajadores Presos - Incarcerated Workers Organizing Committee (IWOC) y el Gremio Nacional de Abogados - National Lawyer's Guild (NLG) tienen presencia a escala nacional, pero sus recursos no alcanzan para pelear cada pelea desde su posición, incluso cuando quieren hacerlo, así que hay que coordinar y apoyar respuestas a nivel de cada estado de la unión.

Dos lugares en los que eso ha funcionado, principalmente debido a un entregado trabajo de base, han sido Alabama y Michigan. El Movimiento Alabama Libre - Free Alabama Movement (FAM) y otros rebeldes de Alabama han estado en la primera línea de lucha contra los cárceles durante años, y desde el 9 de septiembre ellos han sido capaces de sacar a la luz los castigos y controlar su versión de los hechos lo suficiente como para suscitar investigaciones federales e incluso se ha visto que los guardias se unían a la protesta negándose a acudir a sus puestos -las actualizaciones sobre la situación se pueden seguir aquí: https://freealabamamovement.wordpress.com/  -. En Michigan, la historia de las protestas y represalias de la cárcel de Kinross -donde incluso tres presos han aparecido muertos en extrañas circunstancias- es una noticia de actualidad y una reciente coalición de activistas y familiares de presos está denunciando la violencia de Instituciones Penitenciarias. El NLG presta ayuda destinando a sus abogados, se plantean nuevas protestas, e IWOC aporta la coordinación con medios de comunicación que centran la atención en  el relato de la violencia de Estado.

Vídeo de una concentración en apoyo a los huelguistas de hambre en la cárcel del condado
de Merced (California),dentro de la huelga de presos del 9 de septiembre.

Acciones similares están empezando a lo largo de la nación, con distintos niveles de éxito.  Estéis donde estéis, seguro que hay cerca algo a lo que podéis uniros. Podéis encontrar información sobre grupos que apoyan en la calle, desglosada por estados, en https://supportprisonerresistance.noblogs.org/contact/ . Si queréis formar parte de esta lista, escribid a prisonerresistance@gmail.com. Si en la lista no aparece nada sobre vuestro estado, contactad con iwoc@riseup.net. El grupo de difusión de IWOC deberá ser capaz de poneros en contacto con otras personas.

Si no disponéis de tiempo o capacidad para uniros a grupos, siempre podéis dar apoyo económico, hacer llamadas de teléfono o escribir cartas a presos. Para saber más sobre cómo hacer estas cosas, podéis acudir a https://supportprisonerresistance.noblogs.org/post/2016/09/01/strike-tracking-and-retaliation-support/".

La comunicación con la calle desde detrás de los muros se consigue a costa de mucho esfuerzo. Desde la cárcel de Holman se pudo grabar un mensaje para una conferencia de la Cruz Negra Anarquista - Anarchist Black Cross: "¡Un saludo puño en alto! Os habla xxxx desde la cárcel de Holman, en Alabama. No quiero alargarme mucho, pero los presos en lucha de Holman queremos agradeceros vuestro apoyo a la huelga. En estos momentos, el Pabellón - C de la cárcel de Holman ha sido ocupado por escuadrones antidisturbios que buscan restaurar el orden en un espacio conquistado para la autogestión. Todos los días tienen lugar enfrentamientos entre ellos y nosotros. Continuaremos resistiendo. No dejéis de prestar atención a Holman. Están buscando quebrar nuestra resistencia, aplastar al FAM y continuar moviéndose como si no hubiera pasado nada. Os pedimos a todos que continuéis atacando al Estado y sus instituciones. Todas las personas entusiasmadas con el amor a la libertad y el odio a la opresión han de atacar al sistema judicial y penal. Hemos de hacer que esta mierda sea ingobernable. Termino enviándoos fuerza y solidaridad".

Carta de agradecimiento de un preso en huelga que ha conseguido llegar a los grupos de apoyo sorteando el bloqueo impuesto por la prisión.

Especial: 
Huelga de presos/as en EEUU

Comentarios

Siguen las pequeñas acciones de grupos que, en la calle, se solidarizan con la huelga de presos contra las marcas que se lucran del trabajo esclavo en las cárceles USA:

https://itsgoingdown.org/denver-posters-pasted-mcdonalds-ads-sabotaged-prison-strike-2/

https://itsgoingdown.org/denver-starbucks-vandalized-solidarity-prison-strike/

También hay acciones fuera de los Estados Unidos:

https://itsgoingdown.org/jena-germany-rally-front-mcdonalds-solidarity-prison-strike/

Toda acción es poca. El sistema carcelario USA es tan opresivo que hay que movilizarse hasta para conseguir un tratamiento para la diabetes -que se niega a un preso Pantera Negra que lleva cuarenta años encarcelado-:

https://itsgoingdown.org/political-prisoner-former-black-panther-seth-hayes-serious-medical-crisis/

Y estas cosas no son casuales; el SHU, un sistema de aislamiento y control USA afín al FIES de Spain, se aplica sistemáticamente a los presos anarquistas, lo que revela que su justificación real no es la oficial -"administrativa"- sino política:

https://itsgoingdown.org/34-anarchist-political-prisoners-cleveland-4-shu/

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org