[Grecia] La resistencia a la vorágine de los memorandos continúa

Texto de la Asamblea abierta de Naxos. Traducción Verba Volant.

“Es común para todos el destino en la guerra. Incluso el matadero es matado”
Homero

El gobierno del Syriza ha logrado en sólo un año sobrepasar las expectativas de los partidarios más pretenciosos del neoliberalismo. Puede que la Universidad de Harvard haya suspendido al gobierno para las negociaciones del año pasado con la élite transnacional, sin embargo, seguro que si hubieran puesto una nota a las transformaciones ovidianas del Syriza, esta sería un sobresaliente. La socialdemocracia con matiz izquierdista ascendió al Poder teniendo una supremacía en los sondeos. Esta supremacía se fue edificando sobre la manipulación, la explotación y la eliminación de la combatividad social de las luchas del período anterior.

Ha sido demostrado que el partido de Syriza es una reserva valiosa para el Sistema: Ha completado sin impedimentos (por ahora) lo que la chusma ultraderechista de Samarás no podría seguir imponiendo, o sea las políticas crueles de saqueo de la sociedad. Al mismo tiempo, ha funcionado como una válvula de escape de la rabia social acumulada, y encauzó (canalizó) las protestas a las vías del parlamentarismo y la representación. De esta manera desactivó cualquier combatividad que hubiera, reforzó la pasividad y las lógicas de la delegación. Por lo tanto, dio una prórroga de vida a un sistema moralmente menospreciado y degradado.

La ofensiva rabiosa que han desatado contra el gobierno actual los barones del Capital local, así como el personal político de la élite griega y trasnacional, no es debida al hecho de que este gobierno es una amenaza. Al contrario, sirve perfectamente a sus intereses. En realidad está en marcha una guerra cruel contra la sociedad, la naturaleza, los trabajadores y los residuos del Estado social que se hayan quedado. Se trata de una ofensiva total contra la percepción de que la riqueza social producida tiene que repartirse, aunque sea en parte, para cubrir las necesidades de la sociedad.

El derrumbe y la quiebra del sistema de la seguridad social es debido a su saqueo sistemático por el Estado después de la segunda guerra mundial. Brevemente: En 1950, una ley específica obligó a todos los fondos de pensiones a depositar todas sus reservas de capital en una cuenta bancaria especial del Banco Nacional. Este dinero, pagado por los trabajadores, fue dispuesto a los industriales, las empresas constructoras y los armadores, así que ellos tomaran préstamos sin interés o con un interés bajísimo, en el nombre del desarrollo de la economía nacional.

Cuando los déficits se dispararon, los Fondos empezaron a coger préstamos a los bancos con intereses altos (25%), para poder satisfacer sus necesidades. Al mismo tiempo, sus reservas de capital empezaron a cotizarse en la Bolsa, el Estado tachó las deudas de las grandes empresas con leyes y regulaciones especiales. Así que en el nombre del rescate del sistema de la seguridad social, en la actualidad se pretende de nuevo la eliminación de su carácter social.

Es la enésima vez que el Estado procede a la reforma del sistema de la seguridad social. La mayor parte de las reformas fracasó debido a las reacciones sociales. Las condiciones han cambiado mucho desde la época de los ministros Loverdos y Giannitsis. Hoy la tasa de paro está disparada, sobre todo la de los jóvenes. El trabajo precario también se ha disparado, los recortes salariales son horrorosas, la recesión va aumentando: Todo esto tiene como resultado la reducción de las contribuciones. Si a todo esto sumamos el desmantelamiento del sistema sanitario realizado durante los últimos años con los compromisos de los gobiernos hacia los acreedores, lo único que garantiza la ley de Katrúgalos es un subsidio de asistencia miserable, al que llaman “pensión nacional”, y que llegará a la cuantía astronómica de los 385 euros, si se cumple con ciertos requisitos. ¿Qué prevé esta propuesta de ley monstruosa del Syriza?

– Aumento (retraso) de la edad de jubilación al cumplir 62 años con 40 años cotizados, y al cumplir 67 años con 15 años cotizados.

– Reducción del gasto en pensiones 12 mil millones de euros hasta 2018.

– Reducción de las jubilaciones anticipadas.

– Aumento de las contribuciones de los trabajadores del 4% al 6% en todas las pensiones.

– Abolición del subsidio complementario desde 2019.

– Reducción de la pensión mínima de los 486 euros a los 393 euros.

– Unificación y fusión de todos los fondos de seguridad social complementaria.

Ya la seguridad social es un asunto individual de cada trabajador, que será regulado de acuerdo con sus contribuciones, siempre y cuando trabaje. La única obligación del Estado será, como hemos dicho anteriormente, una prestación de asistencia. El que tenga trabajo y pueda pagar, se jubilará. Los demás, o sea la gran mayoría, estará viviendo con el subsidio miserable llamado “pensión nacional”.

La resistencia a la vorágine de los memorandos continúa con la lucha contra la subastas de las casas, contra la soberanía de los bancos todopoderosos, contra la concesión de la riqueza natural a los intereses privados, contra la Europa-fortaleza. Es apremiante, en las condiciones sociales en las que estamos viviendo, conectar las luchas de los oprimidos, dejar claro que la delegación de los aparatos partidistas, los órganos institucionales y estatales no sirve para nada. Con la organización y con las luchas colectivas anti-institucionales podremos dar golpes al Régimen, a impedir el empobrecimiento y la miseria.

Luchas sociales y de clase sin mediadores, por una sociedad de solidaridad, igualdad y libertad.

Asamblea abierta de Naxos

El texto en griego.

Especial: 
Grecia
Enlaces relacionados / Fuente: 
http://verba-volant.info/es/la-resistencia-a-la-voragine-de-los-memorandos-continua/
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org