Oaxaca: Indígenas magonistas cercan el Congreso por sus compañeros presos y desaparecidos y contra las políticas del gobierno

Por Centro Integral de Comunicación Comunitaria (CICC)

Desde el 12 de noviembre del 2018 cientos de indígenas magonistas Triquis, Mixes, Zapotecos, Mixtecos y Chinantecos, integrantes del Concejo Indígena Popular de Oaxaca–Ricardo Flores Magón (CIPO-RFM) arribaron al Congreso de Oaxaca para exigir una solución a las demandas de justicia, libertad y vida digna para sus pueblos.

En la madrugada fueron sitiados por cuerpos de granaderos, grupos tácticos y policía estatal de Oaxaca, quienes aseguraron el recinto legislativo en un operativo que blindo totalmente el ingreso de los legisladores salientes, entrantes e invitados a la toma de protesta de la 64 legislatura del Estado de Oaxaca.

El 13 de noviembre del 2018 desde las primeras horas del día ni siquiera los vecinos pudieron circular habitualmente por las calles aledañas al Congreso. El operativo policiaco cerco todos los accesos al recinto que con letras doradas presume ser el “H. Congreso del Estado Libre y Soberano de Oaxaca”.

El contraste político y social fue devastador, mientras en automóviles de lujo se vio entrar a legisladores salientes y entrantes, con elegantes trajes y vestidos de gala. Alrededor del recinto legislativo las y los indígenas pobres de decenas de comunidades de todo el estado de Oaxaca, conformaron una multitud llena de variados colores, lenguas y culturas, con dignidad y rebeldía que junto con artesanos y comerciantes de Unión de Artesanos y Comerciantes Oaxaqueños en Lucha (UACOL), expresaron sus demandas detrás de una barrera de granaderos. Sólo permitieron el paso al evento a una comisión de la Sección 22 del magisterio oaxaqueño, quienes desde las 10 a.m. arribaron por un costado también a manifestarse.

El Congreso del Estado está compuesto por 42 diputados locales de los cuales 25 son electos por mayoría relativa y 17 por representación proporcional. Para esta 64 legislatura, la conformación de quienes tomaron protesta por mayoría relativa son 24 diputados de MORENA y 1 del PRI. Instalándose así un Congreso completamente dominado por MORENA, el cual decidió dar el mismo trato, que los gobiernos priístas siempre han dado, a los pueblos indígenas, ya que pudimos documentar que ningún diputado ni de la 63 legislatura saliente, ni de la 64 legislatura entrante se acercó a escuchar las demandas de los indígenas magonistas.

En sus participaciones durante el mitin realizado por el CIPO-RFM y UACOL a las afueras del Congreso, representantes de decenas de comunidades indígenas exigieron se trace una ruta concreta para que sea inmediata la libertad del indígena ecologista Pablo López Alavés quien continua prisionero del Estado de Oaxaca pese a la opinión 23/2017 del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la Organización de las Naciones Unidas, adoptada el 25 de abril del 2017, que considera contrario a diversos ordenamientos del Sistema Universal de Derechos Humanos el encarcelamiento del indígena Zapoteco.

Mantener prisionero por motivos políticos a Pablo López Alavés es una clara violación del Estado Mexicano al derecho internacional, puesto que en mayo de 1969, el gobierno mexicano firmó la Convención de Viena sobre el Derecho a los Tratados, que el artículo 26 establece el principio internacional denominado: “Pacta sunt servanda”, que traducido enuncia que “todo tratado en vigor obliga a las partes y debe ser cumplido por ellas de buena fe”.

Con la misma rabia se exigió a los malos gobiernos Oaxaqueños que den las garantías necesarias para el regreso del profesor Raúl Gatica Bautista, fundador del CIPO-RFM y exiliado político desde el 2006 en Vancouver, tras varios intentos de asesinato que ―aseguran― fueron perpetrados por autoridades estatales. Como parte del asedio político desatado por el gobierno de Ulises Ruiz y al que le han dado continuidad los diversos gobiernos subsecuentes tanto priístas como perredistas.

Las comunidades indígenas también exigieron que sus pueblos sean atendidos en sus demandas sociales ya que continúan en el abandono histórico, debido a la falta o deterioro de escuelas, clínicas, hospitales, maestros, caminos y fuentes de trabajo. En cada participación reclamaron que no se ve por ningún lado el cambio que tanto se anuncia mediáticamente del ahora Partido de Estado MORENA, ya que el trato recibido fue el mismo que les ha dado el PRI o el PRD, es decir ignora sus demandas, pues ni siquiera se dignaron a salir y presentarse con los pueblos originarios. Los integrantes del CIPO-RFM reclamaron al Congreso entrante que mantuvieron el acto al mismo estilo que siempre se ha hecho, también criticaron los proyectos federales ya anunciados como el Tren Maya y la plantación de árboles frutales, pues ―dicen― es lo mismo, arriba se decide y abajo nadie considera seriamente la opinión de los pueblos, a través de mecanismos culturalmente adecuados.

Fotografías: Centro Integral de Comunicación Comunitaria

Cientos de indígenas magonistas Triquis, Mixes, Zapotecos, Mixtecos y Chinantecos, integrantes del CIPO-RFM, arribaron al Congreso de Oaxaca para exigir una solución a las demandas de justicia, libertad y vida digna para sus pueblos.

Desde las primeras horas del día ni siquiera los vecinos pudieron circular habitualmente por las calles aledañas al congreso. El operativo policiaco cerco todos los accesos al recinto que con letras doradas presume ser el "H. Congreso del Estado Libre y Soberano de Oaxaca".

Las comunidades indígenas también exigieron que sus pueblos sean atendidos en sus demandas sociales ya que continúan en el abandono histórico, debido a la falta o deterioro de escuelas, clínicas, hospitales, maestros, caminos y fuentes de trabajo.

En cada participación reclamaron que no se ve por ningún lado el cambio que tanto se anuncia mediáticamente del ahora Partido de Estado MORENA, ya que el trato recibido fue el mismo que les ha dado el PRI o el PRD, es decir ignora sus demandas, pues ni siquiera se dignaron a salir y presentarse con los pueblos originarios.

Representantes de decenas de comunidades indígenas exigieron se trace una ruta concreta para que sea inmediata la libertad del indígena ecologista Pablo López Alavés quien continua prisionero del Estado de Oaxaca pese a la opinión 23/2017 del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU.

Se exigió a los malos gobiernos Oaxaqueños que den las garantías necesarias para el regreso del profesor Raúl Gatica Bautista, fundador del CIPO-RFM y exiliado político desde el 2006 en Vancouver, tras varios intentos de asesinato que -aseguran- fueron perpetrados por autoridades estatales.

Alrededor del recinto legislativo las y los indígenas pobres de decenas de comunidades de todo el estado de Oaxaca, conformaron una multitud llena de variados colores, lenguas y culturas, con dignidad y rebeldía que junto con artesanos y comerciantes de UACOL, expresaron sus demandas detrás de una barrera de granaderos.

Los integrantes del CIPO-RFM reclamaron al Congreso entrante que mantuvieron el acto al mismo estilo que siempre se ha hecho, también criticaron los proyectos federales ya anunciados como el Tren Maya y la plantación de árboles frutales, pues -dicen- es lo mismo, arriba se decide y abajo nadie considera seriamente la opinión de los pueblos, a través de mecanismos culturalmente adecuados.

Enlaces relacionados / Fuente: 
https://kehuelga.net/spip.php?article6031
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org