Los anarquistas y los "procesos revolucionarios" dirigidos desde el Poder

 

Van pasando los años y siguen acumulándose los fracasos de todas las tentativas de instaurar el socialismo desde el Poder como de aquellas que han pretendido meter en vereda al capitalismo desde el Estado.

No obstante, y a pesar del creciente desfase entre los discursos revolucionarios y los balances gubernamentales de los Castro, Chávez, Correa, Evo, etc., todavía quedan por ahí crédulos defendiendo tales experiencias como "procesos revolucionarios". Y ello pese a que de más en más resulta obvio que tales "procesos" no son otra cosa que un Capitalismo de Estado gestionado autoritariamente por la burocracia  entronizada por el nuevo Poder. Una burocracia que se va consolidando en nueva clase dominante y que, como tal, acaba aspirando a transformarse (como en Rusia y China) de clase gestionaria en clase propietaria de todos los medios de producción.

La reciente visita del Papa a Cuba ha confirmado descaradamente tal propósito tras más de 50 años de Revolución y Poder Popular en la isla. Es la llamada "actualización" del "socialismo" que pasa necesariamente por la restauración progresiva de la economía de mercado y del desarrollo estractivista financiado por las grandes corporaciones transnacionales capitalistas. La misma realidad surgida tras las políticas económicas aplicadas por los demás lideres revolucionarios latinoamericanos con el beneplácito de las viejas oligarquías locales que ven en tales políticas la garantía de continuidad del sistema capitalista y de sus privilegios.

Lo paradójico es que la credulidad de los admiradores de esos "procesos" se sustenta ahora en la capacidad de adaptación de sus dirigentes revolucionarios a la realidad de la época. Es decir: por su pragmatismo oportunista para conciliar Capitalismo y Revolución... Una "Revolución" reducida a la continuidad en el Poder de esa clase dirigente y a la continuidad del discurso y el ceremonial "revolucionarios" para alimentar la ilusión de la "continuidad" del "proceso" y la alienación de los explotados y dominados para que sigan creyendo que el Poder es suyo  o que un día lo será...

Esta nefasta ilusión que ha permitido al Capitalismo seguir consolidándose y extendiéndose por todo el planeta, pese a ser cada día más evidente su irracionalidad y lo injusto y nefasto de su funcionamiento para la Humanidad.

Es por todo ello que considero un deber denunciar conjuntamente las dos caras de la Dominación y que reproduzco a continuación la respuesta inmediata, de los compañeros anarquistas de El Libertario, de Venezuela, a los acontecimientos del 11 de abril de 2002, cuyo 10° aniversario se ha celebrado y mitificado en estos días: tanto por el chavismo como por sus opositores socialdemócratas o de derecha. Lo hago porque vale la pena clarificar posiciones ante las continuas tentativas por confundir lo inconfundible: la oposición de los anarquistas a toda forma de Poder.

Octavio Alberola

 

11A: Ni Chávez ni Carmona: la autogestión es la vía*

* El siguiente fue el comunicado difundido por l@s anarquistas tras los sucesos de abril del 2002, volanteado, circulado por internet y publicado en la edición 27 de El Libertario.

Ante la crisis política que atraviesa Venezuela y que se manifestó en los sucesos de antes, durante y después del 11 de abril reciente, los/as anarquistas consideramos necesario sentar nuestra posición. Al respecto, por tanto:

1) Las políticas contradictorias de Hugo Chávez no han beneficiado a los sectores más desfavorecidos del país, aumentando en tres años de gestión los índices de pobreza, desempleo e inseguridad social. Además, su gobierno repite errores y vicios característicos de los anteriores. Pero de ninguna manera, una alternativa distinta y satisfactoria la representan los sectores de la actual oposición que trataron de capitalizar políticamente a su favor los acontecimientos del 11 de abril.

2) Condenamos enérgicamente cualquier golpe de estado, sea del sector que fuese. Objetamos la posición preponderante que poseen las fuerzas armadas en la actualidad para el remedio de problemas que debieran ser resueltos por la participación activa y directa del conjunto de la sociedad.

3) Nos declaramos contrarios a los autoritarismos de izquierda y derecha evidenciados en la forma de pensar y los actos llevados a cabo tanto por los representantes del oficialismo como de la oposición. Los mismos se basan en la simplificación maniquea de los problemas del país, la exclusión política y social de sus discursos, los acuerdos a puerta cerrada, la manipulación de los medios informativos a su alcance y el uso de métodos antidemocráticos a conveniencia.

4) Rechazamos las violaciones a los Derechos Humanos ocurridas durante el gobierno golpista liderizado por el empresario Pedro Carmona Estanga. La represión a las protestas populares, los allanamientos a medios comunitarios de comunicación, las detenciones arbitrarias y la cacería de brujas emprendida, certifican la naturaleza dictatorial del régimen que deseaba implantarse en el país. Asimismo, no olvidamos a los cómplices y oportunistas que reconocieron y saludaron la instauración de un gobierno de facto.

5) Exigimos el esclarecimiento de responsabilidades por las muertes ocurridas en los hechos del 11 de abril en el centro de la ciudad, así como de las víctimas de los días posteriores en el sur y oeste de Caracas. Apoyamos una investigación de carácter imparcial y no gubernamental, para que aclarando los hechos pueda señalar a los asesinos y los haga responsables de sus actos ante la colectividad.

6) Las movilizaciones ciudadanas ocurridas durante esos días reiteran que la participación activa, consciente y responsable de la gente influye en las decisiones de quienes detentan el poder y son el germen de una democracia directa y autogestionada. En tal sentido, l@s anarquistas reiteramos nuestro compromiso con los procesos horizontales, autónomos y cooperativos que apunten a la autoorganización de la sociedad para la resolución de sus propios problemas y que antagonice con la desigualdad que promueve el actual capitalismo globalizado.

*****************************

Quien desee conocer más ampliamente lo que se expuso desde esta perspectiva en aquellos días, puede consultar "Una encrucijada hacia ninguna parte", folleto que publicó El Libertario a mediados de 2002, donde se recopilan ocho textos que también están disponibles en

http://www.nodo50.org/ellibertario/descargas/folleto-abril-02.txt

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org