Surrealismo

De Ateneo Virtual
Saltar a: navegación, buscar

El surrealismo es una vanguardia artística y política nacida en Francia en las primeras décadas del Siglo XX, cuando algunos artistas, influenciados por el dadaísmo, se apartaron de éste formando un movimiento propio. Buscaba lograr una síntesis entre la liberación política y la emancipación artística.

Contenido

Arte surrealista

Los (anti) cánones de la literatura surrealista fueron planteados por André Breton en el Primero, el Segundo y el Tercero manifiesto surrealista. Basándose en el mecanismo de escritura automática, bregó por una literatura espontánea, en la que se manifieste el inconsciente. En el Primer manifiesto... Breton no deja de reconocer las influencias del movimiento: Poe, Sade, Baudelaire, el conde de Lautréamont, Nerval, Jarry y Victor Hugo. La primera publicación en utilizar este método fue Los campos magnéticos (1921), de Breton y Phillipe Soupault. Con el correr de los años se sumarían al movimiento escritores como Antonin Artaud, André Masson y Robert Desnos. El surrealismo también se manifestó en el cine y la pintura, entre otras disciplinas. En cuanto a las artes pictóricas, algunos de sus más renombrados exponentes fueron Man Ray, Pablo Picasso, André Masson, Paul Klee, Jean Miró, Salvador Dalí y Giorgio di Chirico. En el campo audiovisual, sin dudas que el más destacado de los surrealistas fue Luis Buñuel.

Surrealismo y comunismo

En 1925, con el estallido de la guerra de Marruecos, comienzan los primeros contactos entre el comunismo soviético y André Breton, una de las figuas más emblemáticas del surrealismo. Al escritor pronto se le sumarán Luis Buñuel, Yves Tanguy, Max Ernst, Salvador Dalí, Paul Éluard y Tristan Tzara (fundador original del dadaísmo), quienes editarán el períodico El surrealismo al servicio de la revolución. En 1938 André Breton escribe, junto a León Trotski y Diego Rivera, el Manifiesto por un arte independiente:

...tenemos una idea muy elevada de la función del arte para rehusarle una influencia sobre el destino de la sociedad.

Surrealismo y anarquismo

A partir de octubre de 1951, y a lo largo de 15 meses, los autores surrealistas (Breton, Jean Schuster, Jean Ferry, Benjamin Péret, entre otros) escribieron en Le Libertaire, periódico anarquista francés:

Surrealistas, no dejamos de consagrar a la trinidad Estado-Trabajo-Religión una execración. Esta aproximación nos lleva hoy a expresarnos en Le Libertaire. [La toma de conciencia] no puede, bajo ningún aspecto, llevar a una sociedad en la que todos los hombres, como en el ejemplo de Rusia, serían iguales en la esclavitud.

Y Breton profundizaría su adhesión al anarquismo en su texto La clara torre, de Le Libertaire de enero de 1952:

Fue en el negro espejo del anarquismo donde el surrealismo se reconoció por primera vez, mucho antes de definirse a sí mismo y cuando era apenas una asociación libre de individuos (...) ¿Por qué no pudo, en ese momento, operarse una fusión orgánica entre elementos anarquistas, propiamente dichos, y elementos surrealistas? Todavía, veinte años después, me lo estoy preguntando.

Fin de la alianza anarquista-surrealista

En septiembre de 1952, "un grupo de militantes" (Paul Zorkine, Roland Breton y Serge Nin) escriben El verdadero sentido de un encuentro, también en Le Libertaire. Allí critican al surrealismo el considerar a los anarquistas sólo la rama política-económica de la "revolución total", arrogándose, según su crítica, para la vanguardia francesa la rebelión social y artística, al tiempo que manifiestan que la alianza entre surrealismo y anarquismo apenas se había dado en el campo de los "hombres" y no de las bases. Así y todo, las colaboraciones surrealistas en el periódico continuaron varios años más, hasta la muerte de André Breton, en 1966.

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas