Opinión

Autor

 

Artículo de opinión escrito por Felipe Ramírez, actual secretario general de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) y militante del Frente de Estudiantes Libertarios (FEL), en puertas de las elecciones municipales del próximo 28 de octubre.

Hace 50 años, el mundo estuvo en vilo durante la última semana de octubre, desde el momento en que se supo que la Unión Soviética había colocado misiles con ojivas nucleares en Cuba, hasta el fin oficial de la crisis -que aunque el público lo ignorara, fue solamente "oficial".

La carta abierta publicada recientemente por Juan Carlos de Borbón ha levantado una oleada de comentarios. El Borbón hace un llamamiento a “superar las dificultades actuales actuando unidos, caminando juntos, aunando nuestras voces, remando a la vez” y a evitar “dividir fuerzas, alentar disensiones, perseguir quimeras, ahondar heridas”.

En la sección "Análisis", de la web alasbarricadas, colgué un comentario al artículo "El poder en la anarquía"(*) preguntando cómo su autor, Adrián Tarín, podía llegar a la conclusión de que la anarquía "es también un poder -y no un antipoder". Luego leí un comentario-nota, firmado por los responsables de la web regeneraciónlibertaria, invitándome "a escribir una respuesta (al texto de Adrián) para ser publicada en el portal" de Regeneración Libertaria. Como prometí, aquí va mi respuesta :

Artículo de Renán Vega Cantor

El 14 de septiembre de 1977 se realizó el primer paro cívico nacional, acontecimiento que por su magnitud y beligerancia se ha convertido en un hito histórico imborrable en las luchas populares de Colombia. Al cumplirse treinta y cinco años de este suceso, puede elaborarse un breve esbozo histórico de las luchas urbanas en Bogotá, considerando tres momentos, desde la mitad del siglo XIX hasta el día de hoy: la ciudad de los artesanos, la ciudad periférica capitalista y la ciudad neoliberal.

 

La Confederación General del Trabajo (CGT) denuncia la campaña de hostigamiento, criminalización y amedrentamiento realizada hacia la población desde la Delegación del Gobierno de Madrid, que junto con el Ministerio del Interior pretende deslegitimar el movimiento de protesta utilizando métodos dictatoriales y represivos cont

En el artículo "El estado propio y la independencia de los Países Catalanes" (*), el compañero Jordi Martí Font nos dice que no defiende un "independentismo de derechas". Ese independentismo que, "aunque se llame a sí mismo "transversal" (...) es el responsable de haber sacado a la calle la mayor manifestación independentista de la historia de las cuatro provincias". Y al que acusa de "hacer pactos con el PP que dejarán la mayoría de la población de esta tierra mítica que dicen que quieren liberar en la miseria".

¿Cómo poner fin a la alienación sin poner fin a lo que la produce? 

Nos encontramos hoy ante una extraña y muy preocupante paradoja. La realidad de los hechos muestra que el capitalismo sigue siendo un sistema fundamentalmente injusto, depredador y dilapidador de recursos materiales y humanos. No obstante, en el imaginario colectivo de los pueblos, el capitalismo sigue siendo considerado como el más eficiente sistema económico para conseguir el bienestar de la humanidad.

Páginas

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org