Una perspectiva anarquista de las cooperativas y comunas de Rojava

Como han hecho retroceder a ISIS del norte de Siria (Rojava) las YPG kurdas y sus aliados en las SDF han incrementado su visibilidad en los medios de occidente. Mientras estos artículos a menudo mencionan el papel clave en esta lucha que están jugando las mujeres de las YPJ, hay otro análisis de la revolución que está ocurriendo detrás de las líneas de frente en Rojava. Esta revolución es por lo que se han levantado y luchado contra ISIS en lugar de huir. Esto puede ser verdad para muchas coberturas mediáticas alternativas. En parte, esto se debe a la limitada cantidad de información que hay sobre lo que esta revolución significa. Pero también es porque las fotografías de mujeres con armas se consideran más llamativas que las de las trabajadoras de una panadería cooperativa o de una asamblea comunitaria.

Hemos tratado de solucionar este desequilibrio de cierta manera, tanto en nuestras coberturas como trayendo a un número de kurdos y otros locutores para hablar en el Encuentro del Libro Anarquista de Dublín. Hablaron sobre lo que está ocurriendo detrás de las líneas de frente. ¿Qué es lo que se está construyendo para que tantas personas consideren que vale la pena ir a las líneas de frente para defenderlo contra ISIS? Nuestros oradores este año, incluyeron a Erjan Ayboga, autor de “Revolución en Rojava” y la académica estadounidense Janet Biehl, quien ha visitado la región en dos ocasiones desde la revolución para investigar que está pasando sobre el terreno.

El vídeo adjunto son los segmentos del panel del encuentro del libro que abordan más directamente las estructuras económicas y de toma de decisiones de la revolución en Rojava. El texto que le sigue resume lo que se dice en el vídeo pero también resume el contexto general, ambos en términos de la situación en el terreno y las experiencias anarquistas similares. Si tienes poco conocimiento sobre el anarquismo deberías obtener muchas cosas de la información de abajo, y quizás el análisis que compara lo que sabemos, con las experiencias anarquistas de la transformación revolucionaria, abrirá tu apetito.

¿Cuál es la estructura económica actual en Rojava? Bueno, déjanos empezar diciendo que no es el “comunismo completo” sin jefes al que los anarquista aspirarían, sino que es un sistema mixto que incluye los negocios privados junto a las cooperativas.

Como Erjan dice en el vídeo, “hoy la situación es que el negocio privado no está prohibido. Las personas pueden hacer lo que deseen, pero no está apoyado de la forma en que el sistema de cooperativas lo está.”

En términos anarquistas no es tan diferente de la forma en que las cosas funcionaban en muchas de las áreas anarquistas de la España revolucionaria. Los pequeños terratenientes a menudo tuvieron permitido continuar trabajando en sus propias tierras incluso si el resto del pueblo había decidido colectivizarse. Las grandes empresas que fueron tomadas fueron las que controlaba el estado y aquellas cuyos propietarios habían huido de la revolución. Las cosas fueron más lejos en las áreas donde los anarquistas se hicieron más fuertes (por ejemplo la industria carpintera en Barcelona, que colectivizó todos los lugares de trabajo) pero esto representó una marca de marea alta más que lo que era típico en todas partes.

En Rojava, el régimen de Assad, mantuvo el área subdesarrollada, como un granero agrícola para Siria, por lo que no había muchas grandes empresas por las que empezar, a excepción de las empresas públicas controladas por el estado. De los pocos grandes negocios privados, los dueños parecía haber abandonado en su mayoría la región. Hay un gran fábrica de cemento multinacional pero su localización es cercana a la línea de frente y ha sido escenario de combate, por lo que parece que actualmente no está en producción. La excepción que oímos fueron las propiedades de la tierra – aunque algunos grandes propietarios huyeron muchos siguen todavía en el lugar. Abajo vemos como esto probablemente está relacionado con las estructuras tribales-feudales que están junto al capitalismo en la región.

La comparación que hacemos con la España de 1936-37 es importante porque la revolución española de 1936 aún representa un punto alto para la autogestión de los trabajadores. Y en este contexto, es bastante relevante que una sección marxista de extrema izquierda, que en la década de 1930 también rechazaron solidarizarse con la España anarquista porque, como puntualizaron correctamente, el capitalismo todavía no se había abolido y se habían realizado compromisos. Los anarquistas, en España e internacionalmente, critican esos compromisos pero aún permanecen solidarios con la revolución, incluyendo la lucha en las líneas de frente.

Otro aspecto importante que hay que mantener en mente es que aunque los anarquistas ahora saben un poco sobre las cooperativas españolas, esto no era verdad en el momento en que estaban funcionando. Los estudios masivos de Gaston Leval no aparecieron en inglés hasta 1945 e, incluso su artículo informativo sobre las cooperativas en Aragón sólo fue publicado dos años después de la revolución. Durante el período desde 1936 hasta principios de 1937, cuando las cooperativas eran fuertes, sólo fragmentos de la información sobre ellas estaba disponible fuera de España, gran parte de esa hostilidad.

De manera importante, a diferencia de España – donde millones de trabajadores se autodenominaban como anarquistas al principio de la revolución y, por lo tanto estaban preparados para encargarse de sus lugares de trabajo – en Rojava parecía que sólo una pequeña minoría eran revolucionarios ideológicos al principio. Si pensamos en la escena de la película de Ken Loach, “Tierra y Libertad”, donde los pueblos liberados debaten si colectivizar la tierra, la importancia de esto se vuelve clara. El impulso por la colectivización en esta escena llega, sobretodo, desde dentro del pueblo por la ya existente presencia anarquista, no se impone desde fuera. En una Rojava equivalente, podríamos esperar que el impulso, al menos inicialmente, dependiera de los argumentos de la milicia que habían liberado el pueblo más que de sus habitantes.

Para 2014, en Rojava, contamos en el vídeo, que había muchas cooperativas, pero ahora (a principios de 2016) hay tres o cuatro veces más, probablemente miles. Muchas de ellas parecen pequeñas, mostramos fotos de una cooperativa textil y una panadería cooperativa de mujeres. Debido al asedio en Rojava sabemos que es difícil importar maquinaria e imposible importar maquinaria grande por lo que se plantea el construir cooperativas con lo que ya se tiene, estas serán pequeñas y el trabajo – en lugar de capital – intensivo.

Individualmente, contamos, que estas pequeñas cooperativas trabajan bien pero el reto es conectarlas para que trabajen juntas. Por esta razón, hay una nueva distribución en las cooperativas formadas, que es un nivel superior que reúne muchas cooperativas. Esto ha ascendido a 10.000 miembros.

Lo que es importante, contamos, es que las cooperativas son iniciadas y controladas por las comunas, es decir, las estructuras de la asamblea comunitaria. Las cooperativas no son individuales o completamente independientes, están muy conectada con el proceso asambleario.

Toma de decisiones

Un diagrama detallado da una visión general de cómo funciona la toma de decisiones en Rojava. Tiene tres columnas. [Nota: este texto fue publicado originalmente en Facebook con el vídeo, donde no es fácil presentar al lector el diagrama, por lo que se describe aquí. Insertamos el diagrama a continuación.]

A la izquierda vemos cuatro grados de toma de decisiones desde:

-las comunas locales (un pueblo o distrito de una ciudad) que pueden estar formadas por entre 30 a 400 familias.

-los consejos de barrio compuestos de 7 a 30 comunas.

-Consejos Regionales formado por cada ciudad y los pueblos de alrededor.

-Consejo Popular del Kurdistán Occidental (PCWK, pero más conocido normalmente como Tev-Dem) que es la región entera pero debido a la guerra se ha reunido como los 3 cantones por separado más que como un sólo cuerpo.

Hemos contado que cuando las estructuras descritas se anunciaron en enero de 2014 había 1.500 comunas, pero ahora hay 4.000. Las comunas acercan a las personas al proceso político y empoderan a las personas. La razón por el crecimiento de las 1.500 a las 4.000 comunas durante este periodo no se explica. Parece improbable que el incremento sea, simplemente, por los territorios que se recuperan, porque enero de 2014 fue antes de los grandes ataques de ISIS en el cantón de Kobane que invadieron todo el campo y fue, únicamente, expulsado tras los largos meses de asedio de Kobane. Parece que el incremento del número de comunas, al menos en parte, es resultado de la difusión de la metodología. ¿Quizás el resultado de muchas discusiones locales al estilo “Tierra y Libertad”?

En el medio del diagrama hay 7 comités estándar que existen en cada nivel regional (Defensa, Economía, Política, Sociedad civil, Sociedad libre, Justicia, Ideología) junto al Consejo de Mujeres.

A la derecha del diagrama está la “Autoadministración Democrática” que es una estructura gubernamental más convencional de cuerpos legislativo y ejecutivo así como de administración municipal. Nos contaron que el 40% de los asientos en el parlamento vienen del PCWK/Tev-Dem, el resto son partidos políticos, incluyendo otros partidos kurdos. Por lo que, el parlamento es una mezcla de una democracia directa y representativa. También nos han dicho que este sistema se estableció hace dos años.

La población de Rojava no es totalmente kurda, por lo que así como los diferentes partidos políticos kurdos también hay partidos que son, en su mayoría árabes, asirios y yazidís. En los últimos meses, donde se ha vuelto a golpear a ISIS, la imagen presentada en estas conversaciones se ha vuelto más compleja ya que las nuevas áreas liberadas son, en su mayoría, no kurdas. Por lo que vemos, la aparición de las “Fuerzas Democráticas Sirias” como la organización paraguas para todos aquellos que luchan junto a las YPG y, a medida que las áreas son liberadas, se forman consejos militares locales que supervisan este proceso. Cuando ISIS sea expulsado de Manjib y con suerte de Raqqa ¿que estructuras de gobierno se crearan en aquellas ciudades de mayoría árabe? y ¿cómo van a interactuar con el resto de Rojava y Tev-Dem? No hay razones para asumir ninguna afinidad ideológica preexistente con el proyecto de Tev-Dem o un compromiso con los métodos de organización utilizados. ¿Cómo se manejará esta contradicción?

En términos anarquistas, aquí es donde se encuentran las mayores contradicciones, en el conflicto entre la democracia basada en delegados de las comunas y el sistema mayormente representativo de la “Autoadministración Democrática”. Esta contradicción ha sido una de las características de muchas revoluciones, llamado a veces “poder dual”. Y la derrota de la revolución está estrechamente conectada con las estructuras convencionales de gobierno, que usan su control sobre la policía y los militares para someter a los lugares de trabajo y las asambleas comunitarias.

Esto es lo que ocurrió en la revolución rusa, con los logros positivos de la revolución siendo derrotados por el uso del partido Bolchevique de los poderes gubernamentales para someter a los soviéticos y las asambleas laborales. Los anarquista se enfrentaron al mismo problema en España en 1936: aunque una gran minoría de trabajadores era anarquista no todos lo era, lo que llevó a algunos a temer una “dictadura anarquista” si el anarquismo tomaba el poder. Como en Rojava, esto llevó a sistemas paralelos de comunidad y asambleas laborales, una que buscaba federarse hacia arriba y otra, un gobierno representativo estándar emitiendo órdenes hacia abajo. Tanto en España como en Rusia esto terminó con la policía y los militares siendo usados para reprimir las asambleas, mucho antes de que la República fuese derrotada por Franco.

Hubo mucho debate en el movimiento anarquista en España sobre qué hacer y, la solución alcanzada no fue excelente, consistía en que los “ministros anarquistas” individuales ocuparan cargos en el gobierno republicano. Un problema similar pero, incluso más complejo, existe en Rojava. El PYD no es la única organización política en Rojava y no todas están de acuerdo con sus objetivos y métodos. Entonces, ¿qué haces con otras organizaciones políticas que son más convencionales? ¿Suprimirlas o crear este tipo de inestable estructura dual de poder? La solución mágica sería pasar, de alguna manera, por encima los liderazgos de los otros partido para organizar a sus partidarios en las comunas ya descritas, pero, incluso si esto tuviera éxito, esto sería un proceso que llevaría tiempo, no un momento que pudiese ser traído a la existencia.

El PYD está en una situación mucho más complicada de la que tenía CNT en España. El PYD no sólo organiza a una parte de la población que era mucho más pequeña antes de la revolución, sino que Rojava está mucho más dividida por etnias y religiones diferentes de lo que estaba España. Merece la pena puntualizar que aquellos que son más críticos con la naturaleza dual de estas estructuras son, a menudo, también los más desconfiados con la ideología del PYD (y el PKK). Lo que les lleva a la contradictoria posición de demandar, simultáneamente, la supresión de otros partidos (la realidad si todo el poder fuese a las comunas) pero, también, a advertir sobre el peligro que supone que el PYD suprima a los otros partidos. Por supuesto, si el PYD suprimiese a los otros partidos pero conservara la estructura parlamentaria, sería simplemente equivalente a como el Bolchevismo minó la revolución en Rusia.

La mejor solución propuesta en España fue la ofrecida por la pequeña minoría organizados como la Agrupación de los Amigos de Durruti. Querían un consejo revolucionario compuesto por delegados mandados y revocables de los sindicatos anarquistas y socialistas, que sustituyese las funciones del gobierno. Casi todos los trabajadores eran miembros de uno de los sindicatos por lo que era visto como una estructura que respondiese a la necesidad de coordinación, particularmente en los esfuerzos de guerra, pero que sólo excluía a los dueños de las empresas.

Pero no hay una solución paralela para Rojava ya que, al contrario que en España, la mayoría de los trabajadores no son miembros de un sindicato anarquista o socialista. Ciertamente, es probable que mucho del trabajo tenga lugar fuera de la economía formal por lo que incluso si los sindicatos existiesen, posiblemente solo organizarían a una minoría. En cualquier caso, no hay una demanda clara equivalente a un sindicato basado en el consejo militar propuesto por la Agrupación de Amigos de Durruti como una alternativa factible al gobierno convencional. Los anarquistas podrían promover “todo el poder a las comunas” pero esto, inevitablemente, sugiere la supresión de facto de los partidos políticos y esto, únicamente, se vuelve factible cuando la gran mayoría gana por esta posición en cada grupo étnico y tribal.

Hemos dicho en el vídeo que las estructuras básicas descritas en la diapositiva son las mismas en Bakur y, que Rojava tiene la ventaja de poder aprender de las experiencias de Bakur desde 2007. “Bakur” significa Kurdistán Norte y es el término utilizado para el área de Kurdistán bajo el control del estado turco. “Kurdistán” es el término usado para las regiones que tienen una población mayoritariamente kurda pero que actualmente son parte de Turquía, Siria, Iraq e Irán.

No es una sorpresa, ya que la influencia del Bakur basada en el movimiento de liberalización kurdo en el PYD es más que obvio, que los críticos hostiles quieran declarar al PYD como nada más que una marioneta del PKK. El PKK es el elemento militar, y el más extendido ideológicamente, de lo que normalmente se llaman movimientos de liberalización kurdos en Bakur. Desde las necrológicas de los voluntarios de las YPG/YPJ asesinados defendiendo Rojava, sabemos que un gran número de personas llegaron de Bakur para ayudar a la revolución en Rojava. Esto, podemos asumir, que se extendería a otras áreas a parte de la defensa armada y, sería una parte del proceso de transferencia de conocimientos e influencia. Esto es por lo que, la crítica de la extrema izquierda marxista de Rojava está tan basada en la crítica a la historia del PKK en Bakur, y en particular, a Öcalan, el líder ideológico encarcelado del PKK.

La influencia del movimiento de liberación kurdo en Bakur, incluyendo la influencia ideológica y militar del PKK es difícil de abrirse a un discusión ya que el PKK está en la lista mundial de terroristas y está brutalmente reprimido en Turquía. Y el estado turco ha rechazado largamente el hacer cualquier distinción entre el PKK y cualquier personas del movimiento que comparta una perspectiva ideológica similar. Para enmarcarlo en un contexto irlandés, es el equivalente se reprimir a cada activista republicano tratándoles como si fueran miembros de la IRA.

Incluso antes del fallido golpe de estado, miles de activistas político kurdos, incluyendo a muchos alcaldes electos, han sido encarcelados en Turquía. Junto a las acciones estatales, existe también el peligro de que los grupos de linchadores nacionalistas turcos ataquen a los individuos y las organizaciones. En tiempos de tensión, incluso alrededor de las elecciones, estos ataques se vuelven muy comunes. Esto significa que es, literalmente imposible para los principales participantes el tener una discusión abierta sobre la influencia ideológica y organizativa en Turquía. Internacionalmente, hay incluso la extraña situación donde Facebook (y, parece que ahora, Twitter) tiene la prohibición automática de, incluso, publicar imágenes del encarcelado líder del PKK, Öcalan. Por esta razón, las conversaciones necesitan muy a menudo ser codificadas de formas en las que, de alguna manera, se reduzcan las posibilidades de persecución o las prohibiciones de las redes sociales.

Para volver al vídeo, nos contaron que si las ideas implementadas en Rojava inicialmente venía de Bakur, desde 2014, debido a las experiencias concretas obtenidas, empezaron a fluir en la dirección opuesta. A pesar de contar con una década de edad, el intento de alcanzar unas estructuras de poder paralelas en Bakur ha conducido al encarcelamiento de miles de activistas durante la pasada década incluyendo a muchos alcaldes. Esto, debe de haber tenido un enorme efecto perjudicial en cómo los experimentos de organización de las bases funcionaban. Por ejemplo, haciendo muy difícil saber si un fallo específico era debido a un inherente problema interno o al hecho de que los principales organizadores habían sido encarcelados.

Rojava está bajo un bloqueo económico y un asalto militar, e, incluso muy por detrás de las líneas de frente, al constante peligro de los ataques suicidas de ISIS. Pero, en las áreas y las épocas donde hay una relativa paz, los experimentos sobre la democracia asamblearia y las cooperativas tienen muchas más libertad de intromisión.

Janet

El vídeo entonces cambia hacia Janet Biehl, una testigo presencial que tiene una alta afinidad ideológica con el proceso teórico pero quien, al no ser kurda, no tiene tanta afinidad en el fundamento de un nacionalismo compartido. Habla sobre presenciar asambleas en progreso en las mayores ciudades y en cómo involucran a las mujeres y las personas no kurdas.

Describe la misma estructura en la comunas a nivel de calle, enviando delegados a los consejos de vecindario, quienes envían delegados al consejo regional (de la ciudad y sus alrededores) y, entonces el distrito envía delegados al consejo del cantón. Especifica claramente que los delegados son mandados y revocables, en otras palabras que este es un sistema de toma de decisiones enteramente compatible con el anarquismo. Confirma el número de 4.000 comunas y habla sobre el contrato social de Rojava que garantiza los derechos humanos incluyendo la igualdad de género. Es usado como un punto de referencia para resolver desacuerdos, algo parecido a un constitución en un marco no estatal.

En el fragmento del vídeo también incluimos una de las preguntas de la sala y resumimos la respuesta a ella debajo. Esto aclara alguno de los debates sobre las cooperativas que tenemos.

Pregunta – ¿Hasta qué punto es una economía de mercado competitiva? ¿Cómo se relacionan las asambleas con la organización de la economía?

Janet – Las cooperativas responden ante el sistema asambleario.

Erjan – Cada comuna tiene un comité económico que inicia las cooperativas. A menudo, algunas comunas se reúnen para hablar sobre lo que se produce en el área y cómo se puede formar una cooperativa entorno a esto.

Cooperativas agrícolas.

Después de la revolución, las tierras que pertenecían al estado fueron tomadas y dadas a las personas más pobres quienes, desde entonces, se han organizado en su mayoría en cooperativas. Entonces, los agricultores fueron animados a unirse y formar cooperativas.

Distribución / Comercio.

Las grandes cooperativas que controlan la distribución tienen un efecto en la restricción de precios ya que si no el suministro de bienes dependería de los contrabandistas y debido a la guerra sus precios serían altos.

Las grandes compañías estatales que fueron relevadas inicialmente como compañías públicas, ahora se están transformando en cooperativas, lenta y minuciosamente.

Hay algunas áreas donde las empresas privadas son todavía dominantes, cambiar esto necesita de un proceso que haga más grandes a las cooperativas.

No hay un auténtico conflicto de clases dentro de las compañías ya que no hay realmente grandes jefes (¿han huido? ¿es porque no había grandes compañías fuera del sector estatal?) pero todavía hay algunos grandes terratenientes en el área. La política del TEV-DEM no es la de sembrar confrontaciones directas con los terratenientes ya que esto crearía otros problemas sociales, y en cualquier caso no es necesario, ya que hay un exceso de tierras agrícolas, incluso una sobreproducción de algunos bienes. Por lo que hay un proceso de diversificar la agricultura, lo que significa que es posible alimentar mejor a la población y tener una soberanía alimentaria.

Algunas interpretaciones de estas respuestas.

Es probable que “los otros problemas sociales” a los que se hace referencia en relación a los grandes terratenientes que han permanecido, son un producto tanto del feudalismo tribal por un lado como de una división y diversidad étnica por otra.

Es común ver tanto a kurdos como a árabes en la región siendo referidos como una pertenencia a una de las numerosas tribus. A veces se usan otros términos. En el momento en que esto se escribe, Turquía ha tomado el control de la ciudad fronteriza de Jarablus de ISIS, sin ninguna lucha aparente, pero su avance se ha detenido cuando intentaron tomar el pequeño pueblo de Ayn-al-Bayda. La defensa se atribuyó a los combatientes locales de la familia Al-Jadir. Cuando Amnistía

insinuó que las YPG estaban desplazando a los árabes mientras avanzaban, se hizo pública una declaración contradictoria de la “Asamblea Ruspîs de las tribus árabes en el cantón Cizîr” que incluía “El-Cihês, El-Begara, El-Niêm, El-Şerabî ve El Şeme”

Bajo el feudalismo tribal, los jefes de estas tribus son, a menudo, grandes terratenientes, piensa en ellos como familias muy grandes, que, por lo tanto, pueden usar las lealtades tribales para generar una defensa, incluyendo una defensa armada de esas parcelas. Para una explicación más larga de estas estructuras y de su importancia en la modelación de la realidad de las políticas radicales en la región mira este video.

En este contexto, lo que podría pretender ser una reestructuración de las líneas de clase (esto es un conflicto entre aquellos que trabajan la tierra y los terratenientes) conlleva el peligro real de crear, en su lugar, una resistencia cruzada de clases a lo largo de las líneas de lealtad tribales si esto se impone desde fuera. Y, por supuesto, el hecho de que por ahora la influencia ideológica inicial en Rojava es abrumadoramente kurda, lo que hace un problema mucho mayor si los terratenientes y su tribu son árabes. Lo que empieza como un conflicto por la tierra puede rápidamente convertirse en algo más parecido a una limpieza étnica. De hecho, la acusación de que las YPG están ocupadas en la limpieza étnica de vez en cuando, presuntamente en parte porque las nuevas regiones liberadas incluyen grupos tribales donde el patriarcado, por una razón u otra, se ha alineado con ISIS.

Añadir a esto que esta no es una región que parezca que haya tenido una larga estabilidad entre los diferentes grupos étnicos y las tribus que los componen. Más bien, particularmente en el resultado de la primera guerra mundial, está definida por programas violentos, expulsiones y genocidios, donde tanto los poderes occidentales como los dirigentes nacionales explotaron las divisiones existentes para armar a un grupo contra el otro como parte de la ruptura del antiguo imperio Otomano. Y esto era un proceso que se extendió durante la década de 1970 y más adelante, el régimen tenía una política de quitar algunos pueblos kurdos y trasladar a árabes a ellos para crear un “cinturón árabe” sobretodo a lo largo de la frontera. La actual guerra civil ha estado marcada por las masacres sectarias, siendo el más infame, el intento de ISIS de cometer genocidio con los yazidís. Este es un contexto en el cual, cualquier indicio de conflicto étnico tiene que ser evitado.
Esto subraya que la revolución de Rojava es importante no simplemente porque es un experimento que se acerca a la democracia directa y el igualitarismo económico sino también porque la alternativa es espeluznante. En un momento en el que ISIS, Trump y PEGIDA se esfuerzan por poner a los grupos étnicos y religiosos bajo la garganta del otro, bajo la ideología común del “enfrentamiento de civilizaciones”, Rojava ofrece una serie de respuestas muy diferentes. Una a la que deberíamos prestar mucha atención.

Fuente: Cooperative Economy

Autoría: Workers Solidarity Movement

Fecha de publicación del original: 28/09/2016

Traducido por Rojava Azadî

Enlaces relacionados / Fuente: 
https://rojavaazadimadrid.wordpress.com/2017/03/09/una-perspectiva-anarquista-de-las-cooperativas-y-comunas-de-rojava/
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org