Entrevista a la Asociación Isaac Puente

Contactamos y entrevistamos a la Asociación Isaac Puente, de Vitoria. La AIP se dedica a divulgar la historia del movimiento libertario y del anarcosindicalismo ibéricos. Desde hace algunos años llevan a cabo un proyecto titánico de recuperación de los nombres y figuras de los muertos y represaliados libertarios de la Guerra Civil y del franquismo. El proyecto Sangre Anarquista, cuenta con alrededor de 10.000 nombres, y aún así no ha hecho más que comenzar puesto que se supone que de los muertos del bando republicano durante la GCE, al menos un tercio eran libertarios. El proyecto vendría a continuar con la labor de la también titánica Enciclopedia histórica del Anarquismo español, publicada hace algunos años.

Más información en: http://navioanarquico.org/sangre.php

ALB.- Contadnos brevemente la historia de la AIP

La Asociación Isaac Puente nace en Vitoria en el año 1984. Desde entonces nuestro objetivo principal ha sido dar a conocer la historia del anarquismo español. Al principio nos dedicamos a mantener correspondencia con protagonistas de esa época y con grupos y entidades de carácter anarquista, publicamos un boletín, guías confederales y antiautoritarias  y reunimos  una importante biblioteca y un gran archivo de publicaciones libertarias. Todo esto se donó a diversas fundaciones anarquistas, entre ellas la FAL. Después centramos nuestra actividad en divulgar por todos los medios a nuestro alcance la historia del anarquismo español, que no es ni por asomo la que se contaba (y se cuenta) en la historia oficial.

ALB.- ¿Es un proyecto parecido a la FAL? ¿Cuáles son sus diferencias?

Nos parece extraño hablar de nuestra asociación como proyecto. Proyecto suena a algo que está esbozado y, si se apura, que se presenta a otra instancia, normalmente para sacar algún provecho. Nuestra Asociación es una realidad de casi treinta años por lo tanto la consideramos como una entidad consolidada y, modestia aparte, como una referencia en su ámbito.

La FAL es una entidad que forma parte orgánicamente de la CNT. La historia de la CNT es grandiosa y los archivos que ha generado desde su constitución también. Conservar esos archivos es una parte importante de la actividad de la FAL. Como ya se ha señalado, nosotros abandonamos la faceta archivística hace años y nos hemos dedicado a la difusión de las ideas por medio de la actividad editorial, ahí tenemos la monumental Enciclopedia histórica del anarquismo español y más títulos, tanto del personaje epónimo de nuestra asociación como de otros militantes. Complementamos nuestras actividades divulgativas a través de la web  “navioanarquico”, donde la sección “sangre anarquista” marca una línea decisiva en la denuncia  del terrorismo que ha sufrido la militancia anarquista.

Es cierto que al final a todos nos mueve la divulgación de la historia y las ideas anarquistas pero no existe una competencia. Cuantas más personas y asociaciones nos dediquemos a esa labor tanto mejor.

ALB.- ¿Cuáles son sus actividades?

Ya hemos adelantado que nuestras actividades pueden agruparse en dos campos. En el terreno editorial  hemos editado en los últimos tiempos obras como Isaac Puente anarquista de Ignacio Soriano, las memorias (30 años de lucha) de Manuel Pérez.  En el momento de escribir estas líneas está a punto de salir de la imprenta una reedición ampliada del folleto de Amorós –ahora en formato libro- “Francisco Carreño y los arduos caminos de la anarquía”.

Hemos señalado como cénit de nuestras publicaciones la Enciclopedia histórica del anarquismo español, enorme obra de Miguel Iñiguez, publicada en 2008. Esta obra se ha presentado, normalmente a petición de sindicatos, por muchas ciudades de España. El autor sigue recogiendo datos y trabaja para que en un futuro publiquemos una ampliación de la misma. De esta forma entroncamos con otra actividad, la propiamente dirigida al estudio y conocimiento la historia del anarquismo y que se refleja en la constante ampliación de la Enciclopedia y el mantenimiento y actualización de la web navioanarquico.

También hemos colaborado con la CNT, proporcionado nuestra base de datos, en el asunto de los crímenes del franquismo y con la regional aragonesa, apoyando la investigación de las identidades confederales,  en el Homenaje a los fusilados por el franquismo que se realizará este 13 de abril en el cementerio de Torrero de Zaragoza.


ALB. - ¿Qué es “Sangre Anarquista”?

“Sangre Anarquista” es una sección, quizá la más llamativa o innovadora, de nuestra página “navioanarquico” que, además de una presentación, consta de tres secciones: Publicaciones, Enciclopedia y Sangre Anarquista.
Como su nombre indica, las dos primeras hacen referencia a la actividad editorial y divulgativa de la AIP. Allí se encuentran los libros que publicamos.

Sangre Anarquista consta de tres secciones:

  • Los listados, periódicamente revisados y aumentados, tienen dos partes diferenciadas: los muertos por represión desde los inicios del anarquismo en España y los muertos en combate contra el franquismo.
  • La de bibliografía también tiene una doble entrada: publicaciones en papel y páginas en internet.
  • La sección “Participa” recoge preguntas, aportaciones, correcciones que nos hacen los seguidores de la página. También aparecen comentarios y explicaciones sobre la época o las circunstancias en que se desarrollaron los hechos reseñados. Con ello reivindicamos la importancia histórica del anarcosindicalismo y criticamos el memorialismo de pesebre así como el republicanismo a ultranza que se quiere imponer en el asunto de la memoria histórica. Reiteradamente señalamos que la militancia confederal solo circunstancialmente luchaba bajo bandera tricolora, que ellos eran anarquistas y lo que buscaban era la revolución social.

Queremos señalar la concienzuda elaboración de los listados, continuamente sometidos a revisión y actualización de datos. Comenzamos hace tres años y medio con unos 3000 reseñados en Represión, en estos momentos superan los 9200. Después añadimos la parte de Muertos en combate y ya llevamos casi 2800 militantes identificados. El esfuerzo es enorme pues parece haber una “tácita” conspiración para obviar la militancia anarcosindicalista de los asesinados en la guerra civil y por ello es doblemente importante evitar el olvido al que se quiere relegarlos.

De la sección “Participa” aprovechamos para decir que el año pasado sufrió una invasión de basura que nos paralizó la sección más de medio año y hubo que renovar toda la estructura interna para evitar que saliera directamente lo que los lectores publicaban. Perdimos inmediatez y la sensación real de participar, pero era imperdonable ver esa sección llena de viagra.

También aprovechamos para decir que no estamos para hacer tesis doctorales a nadie, muchas veces se nos pide una colaboración que consideramos excesiva o fuera de contexto, como cuando se nos pidió que facilitásemos un listado de militantes anarquistas que eran cocineros… nos pareció fuera de lugar.

Sirva, asimismo, estas palabras para agradecer la participación de familiares que nos facilitan datos y animamos a continuar en esta línea para evitar que el olvido al que indefectiblemente nos vemos abocados si no tomamos cartas en el asunto. Por el contrario, también es corriente que muchos familiares se enteren o incluso se extrañen de la militancia confederal o específica de su padre o abuelo y es muy importante que esto suceda, que se den cuenta que no lo mataron porque pasaba por allí, que no fue por casualidad, que murió porque tenía unas ideas  y esas ideas ponían en peligro unos intereses de clase. Que no era una guerra civil, ninguna guerra es civil, que era una guerra de clases.


ALB.- Cuantos anarquistas o cenetistas estimáis que murieron durante la GCE?

Es imposible saberlo, en algún momento se ha cifrado en dos millones el número de afiliados a la CNT. Por cada sitio que rastreas aparece militancia confederal y/o anarquista, pero la historiografía oficial difumina la historia convirtiéndola en una platónica discusión de causas/consecuencias y opiniones diversas que no hacen sino marear la perdiz.

Pensamos que entre un tercio y la mitad de los adscritos a una u otra ideología pertenecían al mundo libertario.

La CNT, hasta el momento del reclutamiento forzoso, fue la fuerza que mayor número de milicianos aportó a la lucha antifascista. Sus efectivos pueden cifrarse entre el 30 y 40 por ciento de las tropas que defendieron la bandera republicana (aunque no fuera la suya). En los primeros momentos la CNT aportó casi la mitad de los 100.000 milicianos que tomaron las armas, aproximadamente lo mismo que el resto de sindicatos y partidos juntos. En diciembre del 36, solo Madrid pagaba ya sueldo a 23.000 milicianos de la Columna Andalucía y de las Milicias Confederales y en 1939 de los 450.000 soldados que había, entre un tercio y dos tercios estaban en la órbita confederal.

Si nos limitamos a asesinados, al margen los muertos en  el frente, al producirse la sublevación militar, en los territorios dominados por los insurrectos se actuó duramente sobre los ayuntamientos, de ahí que inicialmente se fusilara a elevado número de alcaldes y concejales republicanos, sin embargo a partir de 1939, los republicanos fusilados son escasísimos. Contrariamente la CNT sufrió la represión de sangre en 1936, 1937, 1938  y también a partir de 1939. No creemos que los asesinados, fusilados y agarrotados pertenecientes al movimiento libertario bajen de 50.000, seguramente son bastantes más, pero esa es la cifra a la que en principio esperamos llegar.

Por ejemplo hasta hace poco corría como inapelable verdad que los 3.500 fusilados en Zaragoza eran mayoritariamente republicanos y socialistas y eso es lo que vendían las mentadas páginas internáuticas subvencionadas, pero hete aquí que cuando Raúl Mateo se embarca recientemente en un homenaje a los anarcosindicalistas enterrados en Torrero, en un par de meses de investigación constata que de los inicialmente supuestos menos de doscientos, se pasa a los cuatrocientos. O sea que de los identificados ideológicamente, los cenetistas pasan a ser primeros de la lista. Como siga un año investigando, mal futuro para los profesionales a sueldo de la historia, y buen año para la historia fidedigna.

ALB.- ¿Cómo funciona el listado que publicáis en la web? ¿Se pueden consultar los muertos por localidad o provincia?

El listado funciona alfabéticamente que es una estructura clara y universal, tiene el mismo criterio organizativo que la Enciclopedia. Evidentemente tiene deficiencias  y no hay un cómputo global, que por cierto tampoco aporta nada diferente que la constatación de cada letra. Otra cuestión es la búsqueda por localidad o provincia, pero como hemos señalado la página no está diseñada para hacer tesis doctorales a nadie ni para cobrar subvenciones de diputaciones provinciales. El proceso puede ser largo, eso añade curiosidad, en todo caso a nosotros nos cuesta muchísimo más. Nos cuesta dinero para comprar libros de donde sacar los datos, te quemas las cejas y luego sacas los pies fríos y la cabeza caliente. Resulta que no te dan detalles de la militancia o que solo encuentras concejales socialistas. En el listado vas directo al grano. En todo caso existe la posibilidad desde la opción “buscar” del ordenador y dándole la provincia que quieres buscar te va localizando los de esa provincia.

ALB.- ¿Se puede saber los anarquistas muertos por diferentes causas? Incluso los asesinados en los hechos de mayo, o de la represión republicana?

Cada persona reseñada lleva una pequeña biografía y en ella  señalamos los datos que consideramos más significativos como son las fechas de nacimiento y muerte, oficio, militancia sindical y, si es conocida, la causa o circunstancias de su muerte. Así encontramos asesinados por estalinistas o por sicarios del “libre”, los fugados del Canal de los Presos o de San Cristóbal, en Mauthausen o San Miguel de los Reyes , los emboscados de Baza o los internacionalistas italianos en Monte Pelado y, como no, los asesinados por el francofalangismo.

Así pues se abarca desde los orígenes allá por 1870 hasta el momento presente. Localizar a todos los anarquistas y cenetistas muertos violentamente es nuestro objetivo.

Aunque la primera impresión pueda ser que se limita a guerra y franquismo, es un error de percepción, lógico por otra parte al ser víctimas del franquismo la mayoría. Pero fusilados, agarrotados, asesinados en la calle, muertos en prisión los hay de antes del franquismo y en el posfranquismo (pocos de este último, porque pocos han sido los asesinados, caso Agustín Rueda). La II república no significó que la persecución desapareciera (y esto es válido tanto para el bienio negro como para el resto del periodo): las huelgas parciales, generales, insurreccionales o no, se saldaban no sólo con cientos y hasta miles de detenidos, también con gruesa cifra de heridos y no despreciable cantidad de muertos en la calle. Basta recordar la represión en La Rioja, Navarra y Aragón en diciembre de 1933. Casas Viejas es un hito, pero hubo muchos más menos conocidos como Bujalance o Villanueva de la Serena.

Por supuesto que aparecen los muertos de mayo de 1937, no todos porque no siempre podemos identificar ideológicamente a las víctimas, pero poco a poco vamos completando la nómina.

La aplicación de la ley de fugas, la resolución de las huelgas o la disolución de las manifestaciones a tiros y las celadas policiales han estado siempre vigentes, con la aquiescencia, la comprensión o el silencio de los políticos de turno.
Con la Monarquía las cosas no fueron mejor. Las protestas campesinas y obreras se reprimen sin piedad. La Mano Negra es otro hito, pero hubo muchos otros hitos caídos en el olvido como La Coruña allá por 1902. Son centenares a los que aplica ley de  fugas, o se asesina sin más en la Barcelona de 1918-1921, bastantes por ciertos expulsados de Valencia o Zaragoza hacia la urbe anarquista con el velado objetivo de asesinarlos en sus calles. Son muchos los pueblos con fechas fatídicas en las que unos cuantos vecinos dejaron la vida en las calles, asfaltadas o no.

Todo ello vale para sacar los colores a todos los gobiernos, para demostrarles que eso que ellos llaman violencia anarquista, es una nimiedad comparada con la violencia sufrida por  los libertarios a manos de todos los gobiernos.


ALB.- ¿Qué motivos os han llevado a fundar este proyecto?

Además del señalado arriba (rescatar de la oscuridad a los asesinados y mostrar la crueldad de la represión en todo tiempo) influyó el hartazgo al ver cómo se publicaban docenas y docenas de libros y surgían páginas internáuticas, setas en primavera, al calor de la subvenciones, empeñados todos en meter en el saco republicano indiscriminadamente a todos los muertos. Hartos de homenajes a alcaldes y concejales republicanos en una u otra localidad en la que aparecían familiares de los muertos, banderas republicanas, rojas y nacionalistas, y rara vez la enseña confederal, cuando nosotros sabíamos que en esa localidad efectivamente el alcalde asesinado era del PSOE o de un partido republicano, pero la mayor parte de los enterrados con él en la fosa eran de la CNT. Porque hay que gritarlo a quienes no quieren oír: con muchísima diferencia sobre el resto, el MLE fue el gran derrotado de la guerra y aún más de los años que siguieron. A medida que los datos se acumulan se confirma nuestra hipótesis: la mayor parte de los asesinados que aparecen sin adscripción ideológica, eran adeptos al movimiento libertario. Es hora de acabar con esas leyendas, falsísimas, de que la gran oposición al franquismo la llevaron a cabo los comunistas y algunos nacionalistas… Sería en 1960, pero en los cuarenta cuando te asesinaban en la calle y te colocaban en el paredón, los confederales inundaban las esquelas funerarias.

No se puede decir, por ejemplo, que en La Rioja fueron asesinados quinientos comunistas cuando en realidad fueron pocos más de veinte. Sí se asesinó a quinientos comunistas, pero comunistas libertarios, o sea, anarquistas. Hay que agradecer a Jesús Vicente Aguirre que viera claro que en la Rioja cuando muchos de sus entrevistados y documentos aludían al comunismo del asesinado se referían en realidad al comunismo libertario. Criterio que otros no han aplicado por deshonestidad o desconocimiento.

Si tomamos el libro de Gabarda sobre la represión en Levante y abrimos la página dedicada a Elda, encontramos treinta fusilados, sólo de uno se fija su ideología, pues hemos confirmado que casi la totalidad estaban adscritos a CNT. Es un ejemplo.

Si tomamos el de Corbalán sobre los ejecutados en Barcelona, más de la mitad son de CNT-FAI-JJLL y casi todos los que figuran sin identificar ideológicamente resulta que a medida que acumulamos información también militaban en la acracia.

Manuel García, autor de “Los fusilamientos de La Almudena” yerra gravemente cuando afirma que el número de fusilados comunistas supera por amplia mayoría al resto de los grupos. Argumenta falsamente que una vez terminada la guerra la gente del PCE fue la única que siguió luchando contra Franco. Hasta 1945 (el periodo de 1939 a 1945 es en el que se amontonan los fusilamientos) la CNT acumula muchísimos muertos más. Claro que si se echa mano de listados de fusilamientos proporcionados por Izquierda Unida, sale lo que sale. Si encima de centenares de militantes de CNT fusilados no sabe que eran de CNT y si tampoco tiene claro que por los ateneos libertarios era más probable que se movieran anarquistas que no jóvenes entusiastas de Stalin, sale lo que sale.

Con diferencia la CNT es la más represaliada, después viene la UGT y muy, muy lejos, el estalinismo. Hablamos de muertos, de represión dura. Si hablamos de multas de cincuenta pesetas, en lugar de cadáveres, se llevan la palma los del PNV. Partido éste que no para de dar lecciones de antifascismo. De que si en Navarra les fusilaron al alcalde de Estella, de que si les asaltaron los batzokis… Sumas y el resultado es éste: menos del uno por cierto de los ejecutados eran del PNV, un partido que contaba con el diez por ciento del censo electoral, en total la escandalosa cifra de 21 (no falta ningún cero, veintiuno). A los parias libertarios, que eran muchos menos, les correspondió el 9% del total (aparte izquierdistas no identificados ideológicamente, por tanto unos cuantos puntos más). En el pueblo de Allo, foco anarquista, 21 (veintiuno), tantos como el total navarro del PNV. Sin embargo la gente tiene la idea de que el PNV sufrió una mortandad. El alcalde de Estella, suponemos, vale por quinientos. Que no vengan con mandangas el Arzallus y su discípulo venezolano.

Lo que es indudable es que el aparato de propaganda stalinista se ha mostrado mucho más eficaz que el anarquista durante décadas. Y en los últimos años el zapaterismo y los nacionalistas se han fabricado una memoria histórica tan falsa o más que la franquista. Han subvencionado centenares de libros y docenas de páginas internaúticas entregadas a la búsqueda de antifascistas genéricos, pero muy poco explícitas a la hora de precisar ideologías. Y los anarquistas luchaban por la revolución social, no por Azaña, Negrín, la Pasionaria, la republiquilla o la patria vasca. Hay quien no se quiere enterar. En esta segunda manipulación de la memoria histórica han colaborado consciente o inconscientemente no pocos descendientes de militantes anarquistas. No deja de ser triste que se avergüencen de sus mayores, cuando deberían avergonzarse de no seguir su ideal revolucionario y liberador.

Al parecer todo el mundo sabe que anarquistas fueron los ejecutores de algunos prohombres de la política como Dato, Canalejas o Cánovas, pero todos desconocen que secretarios generales de la CNT como Juan Peiró, Salvador Seguí, Evelio Boal, Francisco Jordán o Esteban Pallarols corrieron la misma suerte a manos del poder gubernamental, que Ángel Pestaña salvó la piel de milagro, y que otros se pasaron media vida en la cárcel como Juan Gómez Casas, Enrique Marcos, Lorenzo Íñigo, César Broto, Manuel Villar, Manuel Amil o Eusebio Azañedo, y solo hablamos de secretarios generales, y nos dejamos algunos, de la CNT.

ALB. ¿Habéis  modificado el proyecto?

Inicialmente el proyecto sólo alcanzaba a los fallecidos violentamente (asesinados, fusilados, agarrotados, muertos en prisión y similares). Posteriormente añadimos una nueva sección: los muertos en combate durante la guerra de 1936. Que naciera más tarde explica que a fecha de hoy el número de los incluidos sea mucho más reducido que los encuadrados en la otra sección, pero aumenta incesantemente porque no se debe olvidar que en los primeros meses de guerra la mitad o más de los combatientes pertenecían a organizaciones anarquistas, sobre todo a CNT y JJLL. En este sentido, por ejemplo en la última actualización (más o menos una al mes) incluimos trescientos milicianos muertos en los frentes de Asturias y Vizcaya, casi exclusivamente del batallón asturiano Víctor. Y hubo una veintena de batallones confederales astures y vascos.

ALB. - ¿Qué tipo de colaboración necesitáis de las personas que pueden leer esta
entrevista?

En nuestras reseñas pedimos que se nos envíen los datos de militantes libertarios y que nos corrijan las equivocaciones que podamos tener. En todo caso la mejor colaboración es la actitud diaria y el compromiso vital de cada persona.


ALB. - Palabras finales.

No vamos  a cejar en el empeño de poner de manifiesto la gran verdad: ninguna ideología ha sido tan reprimida en todo tiempo y por todo gobierno. Vamos a demostrar la gran mentira de la memoria histórica creada por  el franquismo con su Causa General y vamos a demostrar la gran mentira de la memoria histórica que se está levantando en los últimos años con el dinero de las instituciones democráticas. Queremos colocar  al anarquismo en el lugar que le pertenece: no en el confuso terreno del republicanisno, sino en el mucho más humano y correcto de la revolución social.

Lo estamos demostrando como hay que demostrarlo: con las listas de los asesinados con nombres y apellidos acompañados de las siglas que les competen y por las que murieron. Hay que decirles a esos familiares que a veces acuden a los homenajes institucionales que no los mataron por ser republicanos o antifascistas ni por ser sus padres o abuelos, sino por ser obreros y campesinos afectos a la CNT, a la FAI, a las JJLL, o sea, por preconizar la única revolución que merece la pena: la libertaria.

No nos guía el cobro de una subvención. No es la nuestra una página que como tantas otras se cierra cuando se cierra el grifo institucional. No tenemos ni queremos subvenciones, por eso este proyecto seguirá adelante, aunque no exento de trabas. Ya hemos señalado que durante varios meses nuestra página navioanarquico.org sufrió un ataque bestial de correos basura, ya nos gustaría saber de dónde provenía, que nos mantuvo paralizados, acarreó la pérdida de los correos anteriores a la invasión y de parte de nuestros asiduos lectores. Pero, ya se ve, seguimos en la brecha.

SALUD.

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org