Lo de aquí, lo de allí, y la revolución islandesa

¿Que qué me parece la revolución islandesa? Es la escueta pregunta que me han hecho en estos meses varias personas. Y como todos los espías que he enviado a ese ignoto lugar, han muerto de manera misteriosa: unos de frío, otros en volcanes, y uno cocido por un chorro de agua hirviendo que salió de la tierra…

Lo primero: las comparaciones son odiosas. Islandia es una isla con 330.000 mil habitantes, una densidad de población que no llega a tres habitantes por kilómetro cuadrado. Rica en energía geotérmica. Su economía se basa en la pesca… Joder. Pescan ballenas en plan bestia. Ha sido el país con mayor PIB per cápita, mayor desarrollo humano y mayor esperanza de vida del mundo (1). Y por ahí sigue. Por hacer una comparación odiosa, tomo el mapa de la Península, y cerrando los ojos, al azar, señalo el municipio de… Dos Hermanas. No tiene flota de pesca. No cazan ballenas. Su industria, agropecuaria y de la construcción, apenas da para vivir a sus 120.000 habitantes, con una tasa de paro descomunal del 44%. Densidad de población de 800 y pico de habitantes por kilómetro cuadrado, e índice de desarrollo humano, PIB per cápita y esperanza de vida, alejados de los islandeses (2). Eso de siempre, no de ahora. En lo que ganan los habitantes de dos Hermanas a los de Islandia, en asbestosis, por lo visto por una fábrica de uralita (3)…

Ahora bien, ¿qué cuernos es eso de la revolución islandesa. Pues que en Islandia en el 2008 la crisis llevó a la quiebra a los bancos islandeses. La deuda del Estado fue morrocotuda. Poco a poco se produjeron protestas por parte de la población, que llevaron a la dimisión del gobierno de derechas, el presidente se puso malo de cáncer, los ministros de ansiedad. Se montaron nuevas elecciones y llegó un gobierno socialdemócrata, verde, progresista y liberal. Los ciudadanos lanzaron la iniciativa de una nueva Constitución. Está pendiente de aprobar por el Parlamento. La población rechazó en referéndum el pago de la deuda bancaria, y los acreedores ingleses, alemanes y holandeses han llevado el tema del impago a los tribunales internacionales. Ya se verá qué pasa. El Gobierno llevó a juicio al anterior gobernante, y ahora ha sido declarado inocente (3). Además, ha incrementado la confianza en el mercado islandés, el asunto de que pidieron la entrada en la Unión Europea (4), y en que devuelven los préstamos del FMI antes de plazo (5).

En definitiva, que tomar como modelo lo que pasa en una isla llena de volcanes, con una población escasa dedicada a esquilmar los siete mares y asesinar cetáceos y bacalaos, para meterle mano a lo que pasa aquí en el Reino, es absurdo. Lo primero, porque lo que pasa allí es muy meritorio. Pero no ha habido ninguna revolución. Ha habido un cambio de Gobierno y unos ajustes económicos. Ya está. Una revolución lo pone todo patas arriba, Y en Islandia lo que hay son ajustes en el seno de una economía de mercado. Aplausos. Pero llamar a eso revolución, es quitarle el significado, el contenido, la belleza a la palabra. Añado más aplausos, a sus masas organizadas y protestatarias.

Y mientras tanto, aquí en el Reino, la represión campa a sus anchas. Los activistas son encarcelados, la policía requisa las cajas de resistencia, los juicios y multas se ceban en los resistentes (7). Tened en cuenta lo siguiente: cuando el militante pone sus esperanzas en lo que pasa a miles o cientos de kilómetros, lo único que hace es constatar que es incapaz de cambiar el entorno inmediato. La verdadera revolución no es la de Islandia, sino la de tu pueblo, aquella en la que tú estás presente. Creer en mitos, te ayudará tanto como beber cerveza. Lo que es de uno es de todos, lo que es de todos es de nadie, lo que es de nadie es de uno.

---------------------------------------------------------------------------

NOTAS

(1) El PIB de Islandia, su índice de desarrollo humano y su esperanza de vida, son plenamente accesibles en internet. El desempleo islandés no lo encuentro.

(2) El desempleo de Dos Hermanas se encuentra fácilmente en internet. Su índice de desarrollo humano, no lo encuentro.

(3) La absestosis es una enfermedad rejodida, de los obreros del amianto. http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/899368/quotlos/fallecimientos/son/constantes/y/permanentes/sin/llegar/ser/epidemiaquot.html

(4)  La tontería esa de que Islandia juzga a sus políticos y banqueros, puesta como ejemplo de lo que habría que hacer aquí, es absurda. ¿Qué pasa si se les declara inocentes? ¿Qué pasa si se les culpabiliza y salen de rositas gracias a la pasta, a los buenos abogados o a una rápida huida? ¿Acaso no fueron aquí varios ministros socialistas a la cárcel? Ver lo que ha pasado con el gobernante juzgado. http://internacional.elpais.com/internacional/2012/04/23/actualidad/1335162062_071539.html

(5) Islandia solicitó el ingreso en la UE sin oposición parlamentaria. Por lo que fuere http://ec.europa.eu/spain/novedades/ampliacion/ampliacion-islandia-union-europea_es.htm

(6) http://www.eleconomista.es/economia/noticias/3824794/03/12/Islandia-devuelve-una-quinta-parte-del-prestamo-de-FMI-antes-de-lo-previsto.html

(7) Por ejemplo, http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/20738

 

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org