La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide cinco años de cárcel para Núria Pótulas basándose en carteles y pegatinas

Dos años después de su detención y su encarcelamiento preventivo durante cuatro meses, ni la Fiscalía ni la policía pudieron aportar pruebas de las acusaciones de “colaboración con banda armada”
 
David Fernández (Periódico Diagonal)

Aún así, en la vista oral, el 13 de julio, la fiscalía mantuvo la petición inicial de cinco años de cárcel contra la activista anarquista Núria Pòrtulas, basándose casi exclusivamente en los cárteles y pegatinas intervenidos en la casa okupada Can Rusk.

 

El abogado defensor, Benet Salellas, pudo desgranar que la mayoría de los atestados recogen únicamente que Pòrtulas es una activista anarquista activa y que estuvo sometida a estrecha vigilancia en diversas movilizaciones sociales. Resaltó que aunque los Mossos d’Escuadra sospechaban que “iba a dar un paso más” no tenían prueba indiciaria alguna.

 

El defensor de la activista se detuvo particularmente en la inexistencia de la banda armada y, por tanto, en la incongruencia de pretender condenarla por un delito de colaboración con un ente inexistente. Durante la instrucción, los Mossos consideraron el apoyo solidario a Juan Surroche, vecino de Sarrià de Ter encarcelado entonces en Italia por la presunta quema de vagones de tren utilizados para la deportación de inmigrantes, como eje de los presuntos delitos de terrorismo que imputaban a Pòrtulas. Surroche ha sido absuelto recientemente por la justicia italiana de esos hechos con lo que la principal acusación de la policía autonómica se desvaneció. Aunque durante la vista la Fiscalía pretendió soslayar esto, Salellas no dejó de resaltarlo.

 

El abogado también destacó uno de los aspectos más controvertidos de la operación: la incautación de una libreta personal de Núria, intervenida arbitrariamente en un control de carretera –aparentemente rutinario y casual, según los Mossos–, cuando no existía contra ella ninguna investigación abierta. El abogado pidió además la nulidad de la prueba para exigir, finalmente, la libre absolución de Pòrtulas.

 

El juicio, celebrado en la sección cuarta presidida por la magistrada Teresa Palacios, quedó visto para sentencia. En un comunicado la Campaña de Apoyo a Núria Pòrtulas señaló que “una vez más ha quedado demostrado que éste es un proceso político contra la ideología de Núria y estamos convencidos de que la sentencia será absolutoria”. El texto finalizaba apuntando que “ahora nos toca exigir la responsabilidad oportuna a los Mossos d’Esquadra y sus responsables políticos por haber imaginado una causa por terrorismo donde sólo había solidaridad”.

 

Mientras se celebraba la vista oral, al que acudieron diversos autobuses desplazados desde Catalunya, agentes antidisturbios de la policía nacional cargaron duramente contra el centenar largo de personas que se concentraban solidariamente en el exterior de la Audiencia Nacional.

 

Las cargas produjeron diversos heridos y la detención de seis personas, que no recobraron la libertad hasta el día siguiente acusados de “atentado y desobediencia a la autoridad”.

 

Visto en: Kaosenlared.net

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org