Fecha actual 24 Nov 2017, 08:15

Todos los horarios son UTC [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 11 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Informes y artículos guiris sobre mmss y (A)ismo en España
NotaPublicado: 27 Feb 2016, 10:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Abro este hilo para compartir informes, artículos, documentales,... sobre los movimientos sociales en general o el movimiento anarquista en particular de España pero realizados por gente extranjera. Curiosidades, vamos.

Lo hago porque he visto este informe realizado por el colectivo de Frankfurt Malaboca[url][/url] y he creído que puede ser de interés para alguien.

preguntando cambiamos. strategies of social movements in barcelona and madrid
Imagen

“not to give up in the face of misery”

in late september and the beginning of octobre of 2015 we travelled barcelona, sabadell and madrid to interview different activists. this time our interests focussed on their very basic strategic concepts. we wanted to know how they plan to change society.

the result of about ten days of not enough sleep, too many cigarettes and constant debate was a dozen of recordings rich in content. after a month on transcribing, translating and editing we proudly present to you the result of our work: “pregutando cambiamos. strategies of social movements in barcelona and madrid”.

six interviews are now giving you an overview of different projects all actively working within the social movements in their respective city. allthough all strive for social change, they all take different, sometimes even conflictive, roads to reach this goal. apart from their many differences one aspect may be described as a commonality: they all attempt to localize and anchor their polititical practice over a long time in a certain space. this very often found its form in…anyway, check it out yourself.

download: brochure in english
download: brochure in german

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes internacionales sobre mmss en España
NotaPublicado: 20 Abr 2016, 19:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Aquí un artículo publicado en Crimethinc sobre el 15M y Podemos. Están poniendo una serie de artículos en los que se analiza la democracia desde el punto de vista del anarquismo.

From 15M to Podemos
The Regeneration of Spanish Democracy and the Maligned Promise of Chaos

Y ahí se enlazan a otros tres artículos sobre el 15M en España y los anarquistas. A ver si lo echo un ojo.

Hay veces que el análisis exterior tiene una sorprendente lucidez que el interno carece, será porque pueden ver las cosas más friamente. Otras ves que el parecido con la realidad es pura coincidencia y que el articulista adapta con bastante poca objetividad hechos de cuarta mano a sus tesis.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes internacionales sobre mmss en España
NotaPublicado: 20 Abr 2016, 22:01 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
Deberían tener el buen criterio de escribir en castellano, pa poderles entender. ¿No tienen espíritu universal o qué?

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes internacionales sobre mmss en España
NotaPublicado: 23 Abr 2016, 09:07 
Desconectado
Registrado: 19 Ago 2011, 12:30
Brochure in germán
Brochure in englis.
Por favor, podría ser también en castellano??
Salud


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes internacionales sobre mmss en España
NotaPublicado: 23 Abr 2016, 10:19 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Es que estos informes son en plan "esto es lo que pasa en España". Es como lo que escriben de Kurdistán los que lo visitan, pues no lo ponen en turco o kurdo. Eso sí, si lo hicieran, no sé qué pensarían los kurdos.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes internacionales sobre mmss en España
NotaPublicado: 17 May 2016, 16:23 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Abr 2008, 08:44
Para traducir articulos de otros idiomas, herramientas libres:
https://www.apertium.org/

No traduce perfecto, pero argo eh argo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes internacionales sobre mmss en España
NotaPublicado: 02 Mar 2017, 17:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Un reportaje de la revista sensacionalista Vice. Visto en Anarchist-news.

Dentro de la okupa radical que presiona por la igualdad de género en el movimiento anarquista. Sobre la okupa La Revo de Sevilla.
Citar:

Inside the Radical Squat Pushing for Gender Equality in the Anarchist Movement

Spain's economic recession has led to a proliferation of "okupas," or squats, that combine vaguely illegal housing with leftwing ideology. For the feminists of Seville's La Revolución, who occupy a 125-year-old building owned by a bank, that means no men are allowed.

The conversation had dipped into medieval prostitution. In those times, "women were considered weaker—more prone to sexual urges," the editor said. "The devil more easily possessed them, and then used them to possess men."

We were sitting in the back patio of La Revolución, La Revo for short, an okupa, or squat, in Seville where men are allowed only about once or twice a month during special mixed-gender events. Two editors of AK-69, a Spanish anarchist-feminist magazine, were there to discuss the presentation that would accompany the release of a new issue of the magazine happening later that day. A back issue lay on the table. On the cover were four women in ski masks leaning against a wall, naked from the waist down.

There were no ski masks or nudity at the release party, but the aesthetic was resolutely punk. Attendees wore patched-up clothing, thick hoops in various piercings, dreadlocks, and mullets. Artisanal beers and vegan fare came out of the kitchen while dogs trotted around looking to get a taste, or at least a pat on the head. The utility company had cut the water supply two days earlier, but the inconvenience didn't dampen the mood. Besides, revolutions don't operate on convenience.

La Revo is located on Calle San Luis, referred to by the members of La Revo as "Sin Luis"—"without Luis." From the street, the 125-year-old building looks somewhat like a pirate ship docked in the middle of town. Billowing from the balconies, sheets painted with fierce slogans and the logo of the squatting movement—a circle cut through with a lightening-shaped arrow—declare the group's intentions.

As a man, it took me a while to earn the members' trust. I sent multiple emails. I asked a friend who attended events to put in a good word for me. I even dropped a letter into their mail slot. My interviews had to be approved by the assemblea—or assembly, where okupas discuss and vote on all decisions. When I finally did step inside the squat house, it felt like a heightened amount of deference was appropriate, like walking into a place of worship that is not my own.

Though the term is helpful in conveying its general atmosphere, La Revo isn't simply a squat. It's what's known as a centro social okupado autogestionado (CSOA), or occupied and self-managed social center—an outpost of radical leftwing ideology. The women of La Revo, like members of other CSOAs, are anarchist. But rather than trying to subvert the neoliberal, patriarchal state using violence or political insurrection, they are trying to create a temporary urban utopia without any form of hierarchy, where they decide their own norms.

Professor Miguel Ángel Martínez, who has studied and participated in okupas since the late 90s, describes CSOAs as "laboratories" of sorts, but he writes, "that does not imply wandering in a limbo of theories, discourses and debates. Instead, the opposite is true. The actual experience of civil disobedience exercised through the action of squatting enables other practices to take root and reveal the counter-cultural character of the movement." The goal is to have informed action permeate all aspects of life.

At La Revo, anarchists discuss everything from neoliberalism to queer theory. Popular weekly activities include a permaculture workshop and a self-defense class. The okupa also organizes documentary screenings, poetry readings, and release parties for magazines—like AK-69—sympathetic to their cause.

On May 1, Labor Day, La Revo will celebrate its one-year anniversary on Calle San Luis. According to La Revo, the building is technically the property of Banco Sabadell, but the bank can't expel them without an official order from a judge. At the most general level, the reason for this paradox is that the Spanish constitution recognizes both a fundamental right to private property as well as a fundamental right to "adequate and dignified housing." The Spanish Criminal Code was amended in 1995 to punish squatting, but eviction proceedings can still drag on up to a year or more—something La Revo members are using to their advantage.

The members I spoke to said they decided to establish a feminist squat about two years ago, responding to Seville's lack of a space designed exclusively by and for women.

"All spaces are for men: the streets, the bars, the discotheques," says Alex*, a founding member of La Revo who identifies as non-binary. "Women, lesbians, trans, we are all vulnerable [in these spaces]."

Alex, who has participated in various okupas for the past six to seven years, always noticed that even when men would identify as feminists, they would often talk over women during debates or in the assemblea. In La Revo, decision-making aims to be less hierarchical, or as Alex says, "more horizontal." And while striving for non-hierarchical organization is an ideal found in most CSOAs, members of La Revo claim that without men, the goal is more fully realized.

"We notice the different environment when we're in our assembly and when we go to others [in which there are men]," Alex says. "It's tough to explain with words; it's something that you feel inside."

La Revo certainly isn't the first squat that's tried to bring attention to the gender inequality within the anarchist movement, and anarcha-feminism itself has roots in late 19th- and early 20th-century activists and thinkers like Emma Goldman, Voltairine de Cleyre, Lucy Parsons, among others. But while La Revo's mission isn't new, neither is it redundant.

So far, La Revo's occupation has been well-received by the neighborhood. Rocio*, a member of La Revo who's studying to become a war correspondent, says that women from the neighborhood regularly come to La Revo's workshops and are in favor of what the okupa is trying to provide the local community. According to Rocio, the area is undergoing turistificación, or touristification. "The money and tourists matter more than the people that actually live here," Rocio says. Urban speculators and development companies have tried to bring tourist-centric money-making ventures like luxury hotels into the community, and La Revo has attempted to counteract those efforts.

But even with neighborhood support, La Revo's future is anything but certain. It could conceivably go the way of Casa Grande del Pumarejo, a neighborhood-initiated occupation located farther up Calle San Luis. In 2003 the neighborhood successfully resisted the building of a hotel in an 18th-century mansion and negotiated a resolution with the city to establish the space as a neighborhood social center.

But that kind of transition is rare. A far more common fate for squats is what happened to CSOA Andanza. Also located on Calle San Luis, between El Pumarejo and La Revo, Andanza was reportedly once the largest okupas in the Andalucía region. As of July 2015, its doors and windows have been filled with bricks, and some of its members have faced legal action. Even if the bank that owns La Revo's building were open to striking some sort of deal, Alex tells me La Revo—like Andanza and most other CSOAs—is not in the negotiating business, refusing to make deals with any entity they see as perpetuating a toxic (patriarchal, capitalistic, hierarchical) world order.

But even if the collective is brought down, its members won't necessarily consider it a failure.

"Duration of the squats is not the deepest concern of political squatters," Professor Martínez says. Rather, an okupa is "a place to create a utopia, for a few months, or a few years, and for some that is a victory in itself."

*Names have been changed.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes internacionales sobre mmss en España
NotaPublicado: 03 Mar 2017, 19:47 
Desconectado
Registrado: 19 Abr 2009, 12:30
Citar:
Aquí un artículo publicado en Crimethinc sobre el 15M y Podemos. Están poniendo una serie de artículos en los que se analiza la democracia desde el punto de vista del anarquismo.

[url=http://www.crimethinc.com/texts/r/podemos/]From 15M to Podemos
The Regeneration of Spanish Democracy and the Maligned Promise of Chaos[/url]


Con éste no os perdéis gran cosa, es un "anarco"llorica que quiere "destruir la democracia directa" porque según él el 15M de Barcelona estaba controlado por manipuladores y burócratas que estaban en contra de "los anarquistas" (léase él y sus amigos). Eso es el principio, luego supongo que va a peor.

_________________
When the Union's inspiration through the workers' blood shall run,
There can be no power greater anywhere beneath the sun


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes internacionales sobre mmss en España
NotaPublicado: 04 Mar 2017, 19:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Bueno, para mí el 15M no fue tanto una organización, como un foro de debate.

Al hilo:

Libcom flipándolo muy fuerte con el Rayo Vallecano y el rechazo a Roman Zozulya (un jugador ucraniano que es nazi y que le ha fichado ahora el rayo): http://libcom.org/news/not-welcome-vall ... o-04032017

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes y artículos guiris sobre mmss y (A)ismo en Espa
NotaPublicado: 12 Mar 2017, 00:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Un canadiense radicado en Barcelona que escribe en lo que parece una revista sobre Barcelona para guiris, modernos o las dos cosas a la vez. Su primer artículo en castellano. Viene a hablar de que hay movimientos con ramalazo libertario que no se declaran anarquistas (que para él si lo serían) y luego otros que sí se declaran explícitamente.

Citar:
Anarco Atlas: Cartografía viva de la anarquía
by Jeffrey Swartz


En las últimas décadas Barcelona ha quemado etapas y consumido marcas de identidad a un ritmo vertiginoso. Ahora que nos acercamos a la conmemoración del 25º aniversario de los Juegos Olímpicos, recordamos cómo la Barcelona olímpica dio paso a la ciudad de diseño, a la metrópolis cultural y también a la millor botiga del món, tal y como rezó una campaña oficial. La obsesión de la ciudad por resumirse en un solo lema, de consumo fácil, se ha ido diluyendo a medida que los mismos barceloneses se han atrevido a cuestionar esta larga genealogía de modelos fabricados desde arriba. Por eso, quizá, el más reciente suena tan hueco: la autodenominación de “ciudad refugio” por parte de la alcaldesa, quién rediseñaría a Barcelona como “la capital de la esperanza”. ¿Qué necesidad tiene la ciudad de convertir cada virtud en el autobombo?


Visita fugaz al pasado glorioso

En una ciudad construida a base de identidades diversas que se solapan en un collage que contrasta valores e intereses, la Barcelona anarquista se perfila como una de las más sugerentes. Por un lado está la historia “gloriosa”, señalada por los intelectuales, quienes ven en las circunstancias de los años 30 uno de los mejores ejemplos del anarquismo puesto en práctica. El papel, clave en todos los aspectos, de la CNT, confederación anarcosindicalista, se erige como una referencia innegable, monumental, pero imposible de resucitar. Postular una sociedad autorganizada, capacitada para reemplazar las imposiciones estatales y empresariales con estructuras propias y federadas de apoyo mutuo —siguiendo la formulación del anarquismo clásico— requeriría no solo una militancia masiva, sino también una fuerte debilitación de los estamentos dominantes.

Algunas entidades barcelonesas vinculadas al pasado se disponen a hacer de puente con el presente. El Ateneu Enciclopèdic Popular (AEP) nació en 1902 en la tradición de los centros libertarios, con el propósito de aportar herramientas de conocimiento para los obreros. Expoliado por el franquismo, se reabrió en 1977 como centro de documentación, con la voluntad de “ser capaces de enseñar y crear nuestra propia historia”, en palabras del librero y activista Manel Aisa.


¿Aquí nadie quiere ser anarquista?

Más allá de las comparaciones peliagudas con el pasado revolucionario, en la actualidad se percibe una presencia anarquista real pero intangible. El historiador Xavier Diez, autor de L’anarquisme, fet diferencial català (2013), habla de una “ideología gaseosa”, difícil de sujetar y que afecta a todo. Diez encuentra rasgos anarquistas —el asamblearismo y la iniciativa asociativa— en lugares inesperados, como las comunidades de vecinos y la Assemblea Nacional Catalana, que impulsa el independentismo más allá de los partidos políticos.

Muchos anarquistas no estarían de acuerdo con el contenido social de algunos de los ejemplos de Diez, aunque sus procedimientos sean antijerárquicos. Aun así, hay coincidencias entre las opiniones encontradas en el curso de iluminar esta cartografía viva de las prácticas anarquistas en la Barcelona actual. Manel Aisa, por ejemplo, habla de un “anarquismo impregnado”, más presente en las periferias que en el centro. Diez insiste en un “anarquismo tácito”, resumido en prácticas tapadas, inconscientes o que no se identifican abiertamente.

La semilla anarquista se encuentra con otra dificultad, en caso de querer emerger: no todo el mundo quiere denominarse así, prefiriendo ocultar las siglas o bien defender un perfil mixto. Aparecen un sinfín de eufemismos —libertario, asambleario, anticapitalista— que se filtran a través de conceptos paralelos como la transformación social o el poder popular. Al llamar a la revista La Directa, que es un referente para la información alternativa, nos topamos con la frase de un redactor: “Nosotros no nos identificamos como anarquistas”. Aisa dice algo parecido del AEP: “Nunca se ha pronunciado ‘anarquista’”. Porque ¿quién quiere ser anarquista?


De marciano a Robin Hood

Al ser tradicionalmente crítico con la representación parlamentaria, el anarquismo no suele tener un partido político que resuma sus reivindicaciones. Una buena parte de los activistas son abstencionistas, rechazando la utilidad del voto. “Los anarquistas entran en el debate de las nuevas formas de hacer política”, reflexiona Iñaki García, de la librería El Lokal, en el Raval. “La sociedad está reclamando otras maneras de hacer política —la democracia directa— y no solo los anarquistas.”

Todo esto se junta a la larga historia de represiones legales, junto con las tergiversaciones mediáticas, que han estigmatizado el término. La conexión entre anarquía y violencia, que corresponde con una fracción menor de la práctica anarquista, se alimenta como instrumento de propaganda conservadora. Aun así, a medida que se articulan sus aspectos constructivos, cada vez más personas asumen la etiqueta sin ambages. Existe una Federación Anarquista de Catalunya, en la que participan algunos de los llamados Centros Sociales Ocupados (CSO). El legado sindicalista se debate entre la CNT y la CGT, con algún sindicato nuevo. Hay ferias de libros anarquistas, y un festival de cine anarquista, además de proyecciones estables, en La Cinètika de la Rambla Fabra i Puig. También está Embat, un thinktank anarquista con voluntad activista y que se define como “organización libertaria”.


El anarquismo es más visible, pero no todo el mundo está dispuesto a “salir del armario”, una idea que defiende Iru Moner, de la Asamblea de Vallcarca. Moner señala la tendencia de algunos militantes de llevar una doble vida, sin explicar sus convicciones a sus familias o en el trabajo. El hecho de defender a una opción anarquista podría exponer a uno a la persecución, pero también llevaría a un mayor entendimiento de sus postulados y la desestigmatización.

Las condiciones, además, han cambiado, explica Moner, en parte por las subidas constantes de alquileres y el acrecimiento de las economías de subsistencia provocadas por la crisis. “A raíz de la crisis de 2008, todos estos conceptos que antes sonaban a marcianos —‘estáis locos’, ‘sois anarquistas’— han cogido fuerza.” En las asambleas de barrio, insiste, “no se prejuzga a las personas por el hecho de utilizar un sitio que no es su propiedad legal”. En Vallcarca uno de los objetivos compartidos es de defender la integridad de lo que queda del casco antiguo, un núcleo en parte ocupado, además de resistir la gentrificación del barrio. Es cada vez más habitual escuchar a los vecinos de Barcelona referirse a la violencia de los desahucios, consentidos por el Estado, para así defender el derecho de un CSO de resistir contra el desalojo, como ocurrió con Can Vies en 2014. La burbuja inmobiliaria y las consecuencias de su colapso han acabado por dar la razón a los okupas para muchos conciudadanos.


Yo fío, doy y presto

La ocupación es una forma de acción directa, siempre que los jueces pongan el derecho a la propiedad por encima del derecho a la vivienda. Otras iniciativas para la construcción de una sociedad renovada trabajan desde espacios legales más favorables. Pensamos en las redes de intercambio y cooperación, que viven un auge sin precedentes. El cofundador en 2010 de la Cooperativa Integral Catalana (CIC), Enric Duran, conocido por su estafa a 39 bancos para financiar proyectos sociales, ha descrito el cooperativismo como una “herramienta para construir contrapoder desde la base, partiendo de la autogestión” y la democracia directa. Aunque existe un cobijo legal que permite su desarrollo, Duran y otros predican la “desobediencia económica ante las estructuras del Estado”, por ejemplo, con los impuestos. La organización cooperativa del trabajo permite “prefigurar una sociedad diferente”, en palabras del economista Lluís Rodríguez, participante en las jornadas de Embat.

Seguramente muchos pensarán en las cooperativas de consumo; hay tantas (hasta 200 en la ciudad) que incluso han surgido coordinadoras (como la de Poblenou). El cooperativismo también incide en los sectores de la salud, la educación y las tecnologías (hay para el consumo eléctrico, así como para la gestión ambiental). Incluso hay entidades financieras, como Coop57, que hace de filtro ético e intermediario financiero sin ser un banco; muchos ateneos y cooperativas utilizan sus servicios. El cooperativismo demuestra que se puede construir en una manera coherente con principios anarquistas (y con otras ideologías sin duda) sin ser consciente de ello.


Las que limpian

La lucha contra la precariedad sigue siendo uno de los temas que más preocupa a los barceloneses, recelosos ante la proclamación del fin de la crisis. Una buena parte de la clase media se desliza hacia la subsistencia, donde se encuentran con personas que llevan toda la vida ahí. Sorprende, por lo tanto, la relativa pasividad de los trabajadores más vulnerables, abandonados a su suerte por los grandes sindicatos. La única huelga visible en Barcelona actualmente es de los empleados de los restaurantes Udon, con apoyo del Sindicato SUT.

Otra respuesta sorprendente ha sido la aparición de Las Kellys, una asociación autofinanciada de camareras de piso, mujeres dedicadas a la limpieza de habitaciones hoteleras. El nombre, explica Isabel, “viene de un chiste: las que limpian”. Ella y sus compañeras se han encontrado con una recepción mediática inesperada en todo el Estado. “Ya no es solo ser camarera de piso y decir que estamos mal, sino ya es ser camarera de piso, decir que estás mal, tomar conciencia y hacer cosas para cambiar la situación.” Su fórmula para atribuirse poder y autonomía podría servir para todo el sector de hostelería, abocado a la reducción radical de costes en busca de mayores beneficios. Salarios de camareras en las empresas subcontratadas, que desafían a los convenios, han bajado de 1.100 al 800 al mes, o peor. Mientras antes en un día limpiaban 15 habitaciones —a tener en cuenta que son más grandes y detallistas cuanto más lujoso es el hotel—, ahora se les puede exigir 25. Algunas mujeres están sujetas a un régimen que paga por habitación —en algunos casos poco más de 2 euros cada una— lo que repercute gravemente en la salud.

¿Por qué han surgido Las Kellys justamente ahora? “Mucha gente tiene miedo de rebelarse”, reflexiona Miriam. “Somos pocas que hemos empezado así, y poco a poco vamos reuniendo más fuerzas.” Las Kellys de Barcelona son un grupo modesto, teniendo en cuenta que hay hasta 6.000 mujeres trabajando en la profesión solo en la ciudad. Visibilizan una realidad de trabajo al borde de la subsistencia en condiciones desprotegidas, además de justificar las lecturas feministas, capaces de dirigirse a las discriminaciones laborales y sanitarias que afectan a las trabajadoras. Hay muchos colectivos de mujeres organizados desde los centros sociales libertarios, que además impulsan un análisis crítico de temas de género que trasciende ampliamente.


Stop!

En más de una ocasión los entrevistados para este reportaje han comentado que las condiciones actuales justificarían una acción más contundente. Un miembro de Embat lo dijo directamente: “Tendríamos que tener la capacidad de parar la ciudad”. La postulación de una huelga general podría sonar como una fantasía revolucionaria, aunque su lógica surge de lo que muchos llaman “poder popular”, el empoderamiento de las personas en todos los aspectos de la vida. En una ciudad donde los poderes de siempre imponen su voluntad contra el bienestar de tanta gente, una parada devolvería la jugada, convirtiéndose en un despertar de consciencias. Al mismo tiempo, casi todos reconocen que la construcción de una realidad alternativa —sea en clave reformista, revolucionaria o anarquista— corresponde a un proceso lento y altamente difuminado. ¿Existe la Barcelona anarquista? Sin duda, pero sus formas, consensos y conciencias están en vías de construcción.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Informes y artículos guiris sobre mmss y (A)ismo en Espa
NotaPublicado: 17 Mar 2017, 20:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Un informe sobre represión de la Cruz negra Anarquista de Dresden.

Citar:
Informe sobre el reciente desarrollo de la represión en España por la Cruz Negra Anarquista de Dresden

Imagen

Intro to the text: Maybe you have already read about the new spanish citizen security law, commonly called “Ley Mordaza (Gag)“. About how with it, the State mechanism wants to repress any kind of civil disobedience. Maybe you also read about the recent denounces against singers, poets, and Tweeters… because their lyrics or jokes have been consider terrorism apology. Clearly, the State forces are working hard in Spain!! With this article, we want to show and explain which kind of laws legitimate the Spanish State actions. Where they come from and where they are going to. Past and future of Spanish repression…enjoy!!

The current anti-terrorist law source is the one from 1984, proposed by the Spanish Socialist Party – PSOE.(1) I don’t know why we get still surprised by them. As the judge Jose Manuel Bandres said already during the 80s(2), this law was THE way to force an undercover exception state. With the excuse of being the legal instrument to fight against the ETA terrorist group(3), basic social rights were rooted out(4). Some of the mechanism helping the authorities to protect us (from us) were: possibility of being detained for ten days; if one person belonging to an organization was condemned, the authorities can decide to dissolve the political group; detentions, house searchings, surveillances and telephone tapping/email searching were allowed if the government authority consider them appropriate; and broadcast media closure or occupation were allowed by mandate of the judge. These actions were/are in conflict with the constitutional rights of: a maximum of 72 hours detention, inviolability of your house and your phone/mail without judicial warrant, freedom of speech, and the right to be informed, to meet, to associate and to not be discriminated. Anyway, so much for the constitutional rights.

The law has being updated in the last ten years, with great modifications. The Criminal Penal Code was reformed in 2000 to expand a term already existing, “apology of terrorism”, to punish those who exalted or incited terrorist crimes. The maximum period of detention of 10 days was decreased to 5 days (that’s the only good thing), suspects can be put in solitary confinement (maximum of 13 days)(5), can not inform family or a 3rd person, cannot receive or send correspondence or communications, or receive private doctors visits, relatives, friends…no one. During this detention time the person has no right to hire a personal lawyer, or have a private interview with them. The whole investigation can be under “secret of summary” (secret of judiciary investigations) and can be declared totally or partially secret for all the parties involved.

...Y sigue

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 11 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
phpBB2 Czar-Orange Theme © CirtexHosting
phpBB3 Czar-Orange Theme © Shadow_One
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë
     
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org