Fecha actual 29 Sep 2016, 02:35

Todos los horarios son UTC [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 8 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: organizaciones anarquistas en la Grecia actual
NotaPublicado: 25 Mar 2012, 19:51 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 04 Mar 2012, 17:15
Hola, buenas. Soy nuevo en este foro, pero me gustaría saber informacion sobre los actuales grupos libertarios de todo tipo que hay en grecia, ya que creo que desde el levantamiento del 2008, el anarquismo se ha ido extendiendo. Gracias y Salud y Anarquía.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: organizaciones anarquistas en la Grecia actual
NotaPublicado: 26 Mar 2012, 11:06 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 12 May 2002, 13:28
El movimiento libertario griego no ha estado muy estructurado nunca. El anarquismo ha solido organizarse mediante asambleas convocadas para la ocasión y que no tenían carácter permanente. A pesa de todo existen algunas organizaciones como la AK (Movimiento Anti-Autoritario), que sería la organización libertaria más grande.

http://www.resistance2003.gr/es/

Como puedes ver por los contactos no es muy grande.

Tambien existe un anarcosindicato, el ESE. Tampoco es muy grande, cuenta con algo más de un centenar de afiliados. Probablemente en estos últimos meses haya crecido algo más-
http://athens.ese-gr.org/

Hace poco salió un comunicado que anunciaba la creacción de la Asamblea anarquista de Creta:

http://www.ainfos.ca/ainfos336/ainfos50781.html

lo que me hace imaginar que habrá otras asambleas en otras ciudades y pueblos.

Pero en general como he dicho el movimiento anarquista no está muy estructurado, permaneciendo generalmente como un movimiento juvenil y estudiantil. Ahora, desde el 2008 hay cierto interés por organizarse con el movimiento obrero, en los sindicatos de base. Se debe a la constatación de la fuerza de la clase obrera organizada. Mientras que los comunistas o los socialistas pueden convocar huelgas generales mediante sus sindicatos, y paralizar el país, los anarquistas no tienen esta capacidad.

_________________
...vive como piensas o acabarás pensando lo que vives...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: organizaciones anarquistas en la Grecia actual
NotaPublicado: 26 Mar 2012, 12:35 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 09 Jun 2006, 16:46
Recientemente unos compañeros griegos difundieron un llamado a avanzar en los niveles de organización: http://www.anarkismo.net/article/22329

_________________
Aportemos a nuestras organizaciones de clase, a la construcción popular en nuestros lugares de trabajo, de estudio, en nuestros sectores profesionales, en nuestros barrios y pueblos, en todos los espacios donde estemos presentes.

EL PUEBLO AVANZA CON ORGANIZACIÓN Y UNIDAD DE LOS QUE LUCHAN


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: organizaciones anarquistas en la Grecia actual
NotaPublicado: 28 Ene 2016, 18:56 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
En Verba Volant de vez en cuando ponen artículos de autocrítica interesantes. Los mandaría a Noticias de alasbarricadas, pero no sé si tienen el suficiente interés. Tampoco entiendo del todo la autocrítica, porque no conozco el mundo anarquista griego, más bien traslado las críticas al panorama de aquí. Por ejemplo, no tengo ni idea qué es "la Patogénesis", si es un nombre que se dan determinados grupos, que les dan despectivamente otros,...

Hay que agradecer a la gente de Verba Volant que estén ahí a pico y pala traduciendo.

En fin, algunos de los textos:

“Los agricultores en los bloqueos de las carreteras, los anarquistas en las okupas”


Hace unos días en Atenas Indymedia fue publicado un comentario titulado “Αnarquistas fuera de la realidad”. En esta entrada publicamos este comentario, así como otro publicado en el mismo “debate”.

El comentario principal:

Escribo este texto estando realmente exasperado a causa de la actitud de un ámbito político en el cual participo activamente. Me disculpo personalmente por mi relativa inercia, la cual forma parte de la desaparición colectiva de un ámbito político que hace unos años parecía que era la única escapatoria de resistencia.

Los agricultores en los bloqueos (de las carreteras)[1], los anarquistas en las okupas

Al mismo tiempo que miles de agricultores han ido montando bloqueos, resistiendo a la tentativa de su eliminación y a la transformación del sector primario en un mercado oligopolista, los anarquistas convocaron una marcha por las…okupas.

Y no podría ser de otra manera, ya que los anarquistas no son agricultores, y la mayoría de ellos ni siquiera son trabajadores (si lo fueran, me imagino que habría más sindicatos y asambleas de base, así como mayor grado de participación en los existentes). Desde luego, aparte del ser o no ser agricultor u obrero económicamente activo, ni siquiera se intenta una intervención sustancial o una tentativa de conocer qué pasa en el mundo del trabajo.

Para los anarquistas, obrero es sólo el repartidor y el camarero. Esto muestra dos aspectos (facetas) de la composición del ámbito (anarquista):

a. Una gran parte de los anarquistas son estudiantes que trabajan temporalmente en trabajos a tiempo parcial,

b. Una buena parte de los anarquistas están en paro,

c. Una parte del ámbito anarquista permanece conscientemente en el fondo económico de la clase obrera.

La involucración con el mundo del trabajo y con sus luchas, al estar fuera de él, es una situación que genera perplejidad. Por otro lado, la presencia en las luchas obreras bajo la forma de la “solidaridad”, te hace “transeúnte” e insignificante para las decisiones significantes tomadas por los mismos obreros (bien hecho) y no por los solidarios de todo tipo que bailan lejos de donde se celebra la danza.

De este modo somos testigos de una situación de agitación en la sociedad, cuyas esperanzas se dirigen a la caída del gobierno comitrágico y al regreso de la oposición comitrágica.

No compeñeros, no tienen la culpa los pequeñoburgueses. No tiene la culpa el hecho de que la gente no se percate de sus problemas tan bien como vosotros. Lo que tiene la culpa es el hecho de que estamos cerrados en nuestro mundillo, en nuestras intrigas internas, teniendo la ilusión falsa de que somos los mejores, mientras que en realidad no nos oye ni siquiera la gente que asiste a las fiestas de mierda, de apoyo económico a los grupos que publican carteles que nadie lee.

Buenas noches.

Uno de los comentarios sobre el principal, publicado en el mismo “debate”:


¿Aún no os habéis enterado?

¿Aún no os habéis enterado de que la mayoría de los anarquistas conscientemente estamos fuera de este ámbito político, por prevalecer en su interior la putrefacción y la decadencia? ¿Cuántas son las entradas que demuestran cuan estúpidos e incultos son los que mandan en este “ámbito”? Seamos un poco sinceros, no nos engañemos. Ya véis los resultados de (por lo menos) una década de degradación y de tener actitud de demasiada soberbia. La palabra “ámbito” es un chiste breve.

Ambos comentarios en griego, aquí.

[1] Referencia a los bloqueos de varias carreteras realizados últimamente por una buena parte de los agricultores, en protesta a las cláusulas del tercer memorándum que les dan el golpe de gracia a los pequeños agricultores.

_________________
Imagen


Última edición por blia blia blia. el 28 Ene 2016, 19:05, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: organizaciones anarquistas en la Grecia actual
NotaPublicado: 28 Ene 2016, 18:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
“Con motivo del “diciembre negro”

Texto de la colectividad anarquista de Corfú Cumulonimbus, publicado en su página web.

Ha llegado y se ha ido diciembre, que había sido propagado por varios como el mes “negro” ideal. Han sido publicados llamamientos por compañeros presos, las diferencias con la “nueva anarquía” se han dejado de lado (hasta han desaparecido) en un contexto de coexistencia nebuloso, emocional y coyuntural, al tiempo que ha vuelto la impresión de unidad errónea, generada por la aparentemente común huelga de hambre de los presos en la primavera pasada. Y todo esto con tal de que los de “fuera” convocaran un llamamiento a la acción y al motín de los de “dentro», sin que anteriormente a estos se hayn alcanzado, a través de algún proceso, posiciones y objetivos comunes, y sin ninguna otra consulta (al menos no visible o que la sepamos nosotros).

No obstante, alguien esperaría que ha llegado el tiempo para que el “’ambito” (anarquista) superara (para que no cayera en) la trampa postadolescente – de edad y política- de la insurrección divinizada. Para que se enterara de que la insurrección no puede ser un objetivo, y aún menos un objetivo estratégico, y que siempre que la insurrección es divinizada, pasa a la esfera de la metafísica, es planteada como propuesta, y se convierte en obsesión. Y más precisamente, en una obsesión que no emana ni siquiera del netsayevismo destructivo, el cual al menos tiene como objetivo la transformación revolucionaria de la sociedad, sino, por el contrario, procede más bien de un neofascismo encubierto, inspirado en Nietche, que habla sólo del inmenso Yo e incita a la gente a escribir palabras con letras mayúsculas. Pero esta vez estas palabras no son la Patria o a Nación, sino la Libertad, la Fuerza, e.tc.

Alguien esperaría que un organismo vivo reconociera sus errores, sus omisiones y en última instancia sus límites. Que renegociara sus medios (táctica) con el fin de alcanzar su meta (estrategia), siempre que este exista y no se limite a ensueños estériles de acciones conjuntas catastróficas. Alguien esperaría que los que vivieron/vivimos el diciembre de 2008 recordaran –emocional y políticamente- cuán mágico era que la ciudad funcionara a nuestro ritmo, y que al mismo tiempo no se olvidara de lo que siguió los días siguientes, cuando prevalecieron nuestras deficiencias colectivas, y como consecuencia se desarrolló casi sin impedimentos el plan del Estado contra la insurrección.

Alguien esperaría que nos hayamos enterado de que lo que mueve las cosas, determina las maneras y plantea los objetivos, es la lógica y no el sentimiento. Que nos hayamos hecho una autocrítica sobre el cómo hasta hoy ha sido el sentimiento el que nos ha arrastrado a la solidaridad, sin ninguna conquista (logro) colectiva o de compañerismo a ningún nivel. Porque, si nuestra solidaridad tuviese un contexto político, siempre tendríamos que decir nuestros desacuerdos, tendríamos que hacer crítica, y tendríamos que mejorarnos a nosotros mismos como sujetos políticos, en vez de responder con automatismo a los llamamientos a la solidaridad con cos presos (políticos o no).

Hemos avanzado, pues, como “ámbito” en virtud de los reflejos solidarios y la consigna “ni (presos) políticos ni otros”, que cuando se gritó por primera vez su fin fue oponerse al intento diacrónico del Estado de presentar a los presos políticos como no políticos. Y hoy hemos llegado a creer (considerar) que la cárcel nos convierte a todos en “compañeros”, sin que se haya logrado ni un pequeño espacio de campo común (entre los presos políticos y no políticos). La solidaridad ha acabado por ser una obligación que se da por hecha, y no una relación viva entre sujetos políticos y sociales, quienes puede que estén en desacuerdo entre ellos, pero no tienen objetivos que son contradictorios. Porque los presos, políticos o no, ni son ni deben ser tratados como vacas sagradas que no deben ser criticados, y cuyo estado de reclusosjustifica todo lo que dicen, han dicho, hacen y han hecho. Tale otrodoxias no son concordantes con la Anarquía.

Por muy mágicos que parezcan los sabotajes, los conflictos, los contenedores ardientes y los cajeros automáticos incendiados, alguien esperaría que hayamos entendido que según la ubicación geográfica y la realidad social de cada ciudad, los objetivos son (y han de ser) diferentes, y que las reivindicaciones también han de ser diferentes. No puede ser que nos auto-denominemos políticamente sólo a través de una violencia de tipo metropolitano, y que nos completemos sólo mediante ella. Como si ella fuera no fuera un medio sino un fin en sí mismo, independientemente de posibilidades y correlaciones, y se deja de examinar su utilidad, así que lleguemos a algún sitio más allá de nuestro “Yo”, más allá de nuestra imagen insurgente, que busca, con características más espectaculares y menos sustanciales, la llama temporal de la insurrección y no el fuego vivo de la revolución.

Alguien esperaría que nos hayamos conducido a la conclusión de que los mesianismos no son de utilidad (no nos sirven) en el asunto de la liberación social y personal. Que hayamos rechazado caminos cuyo único destino es el “cautiverio” innecesario y, por consiguiente, la abstención de la acción. Alguien esperaría que el uso de las personas y las colectividades como herramientas (haciendo la vista gorda ante patogénesis obvias y actitudes y consideraciones anti-anarquistas), que va desde la aceptación silenciosa (de estos fenómenos) hasta su elogio en público, nos conducirá con certeza no simplemente a la repetición de incidentes que han dividido de manera desagradable al “ámbito”(anarquista), que antaño era unitario a pesar de las diferencias entre sus componentes, sino también a nuevos acontecimientos más incontrolables que van a distorsionar aún más nuestro código de principios.

Alguien esperaría que nos hayamos enterado de que, cuando no hay teoría para guiar la acción, y cuando esperamos que la acción determine la teoría, estamos perdidos (desorientados). Nos entregamos al carácter fortuito de unas tácticas, que es seguro que acarrearán no sólo la derrota sino el aplastamiento de esfuerzos personales y colectivos de muchos años. Alguien esperaría que hayamos aprendido de la historia que las insurreciones o serán imprevisibles o serán revoluciones fracasadas. De todas formas, seguro que no son programadas con “llamamientos”.

“Estrategia con táctica: El camino más seguro a la victoria. Táctica sin estrategia: El ruido que antecede a la derrota”.

A lo mejor son muchas las cosas que alguien esperaría, pero como no podemos esperar a otros que digan lo obvio, asumimos la responabilidad (que probablemente no nos pertenezca como grupo anarquista provinciano) que lo digamos nosotros. Porque el valor (o la insensatez) y la contribución al movimiento (cualquiera que sea esta) no le dan la razón a nadie. Por el contrario, en el sector del pensamiento anarquista debemos poner en duda todo, y sobre todo a nosotros mismos y nuestras certezas. A hacer dura auto-crítica y a “matar” a nuestros héroes. No es el valor (coraje) lo que justifica nuestras opciones, sino su recuento político.

Por supuesto de ninguna manera tratamos de interiorizar la pasividad o teorizar el temor, sino que tratamos de hacer con calma un recuento político de nuestros errores, o al menos de las prácticas que nosotros consideramos que conducen a un punto muerto por falta de un plan más amplio. También, es importante decir que el “’ámbito” no está compuesto (ni queremos que esté compuesto) por luchadores “crueles” e “intrépidos”, que arriesgan su libertad independientemente de cuales sean los beneficios y el grado del riesgo. Queremos que nuestros compañeros sean libres, siguiendo prácticas de contraviolencia, siempre que ellas tengan motivos y objetivos, aspirando a ciertos resultados como partes de un plan más amplio.

Por último, hemos de decir que si merece la pena “repetir”algún mes, este será, a lo mejor, el diciembre rojo de Rusia. O, aún mejor, el julio rojinegro de España. Pero estos meses son difíciles, porque requieren sujetos revolucionarios consecuentes, organización, trabajo y unos objetivos aún mejores.

El texto en griego.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: organizaciones anarquistas en la Grecia actual
NotaPublicado: 28 Ene 2016, 19:01 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Marcha en solidaridad con los inmigrantes, sin inmigrantes. ¿Pero qué marcha, qué solidaridad y con qué inmigrantes?

Texto publicado en la página web https://elef0eriako.wordpress.com/, con motivo de la realización de la marcha en solidaridad con los inmigrantes y los refugiados el 21 de noviembre en Atenas.

El viernes 21 de noviembre se realizó en Atenas una marcha más en “solidaridad” con los refugiados y los inmigrantes. Había sido convocada por una veintena de grupos del auto-denominado “ámbito anarquista”, muchos de los cuales pertenecen al ámbito de la Patogénesis. Cada uno de estos grupos publicó su propio llamamiento, escrito en el bien conocido lenguaje de madera y con las bien conocidas generalidades y vaguedades. Todos los llamamientos decían más o menos lo mismo (lo de siempre…).

Alguien que no tiene relaciones con este ámbito esperaría que la marcha tuviera una participación masiva para la movilización que se había hecho. ¡Incorrecto! Según el bien conocido medio de comunicación de la Patogénesis, algo más de 800 personas participaron en la marcha … No nos sorprende. Lo hemos dicho muchas veces. La mayor parte del ámbito anarquista/antiautoritario/libertario se abstiene y se abstendrá mientras no se haga un esfuerzo serio y sincero por la organización de este ámbito, pero más allá de esta película aburrida que estamos viendo desde hace muchos años. La Patogénesis, desde luego, ni siquiera se preocupó por la baja participación. ¡Se ocupó de la salvaguardia de la marcha! Nos sorprendería lo contrario.

Y ya que hablamos de salvaguardia, ¿cómo sería posible que la marcha tuviera alta participación, si desde el principio hasta el final de ella estuvo rodeada por portadores de escudos y palos que llevaban puestos cascos? Con una imagen de este tipo el mensaje transmitido no es sólo disuasorio. Disuasorio es el mensaje que le transmites a la Policía (sin embargo, si quiere cargar contra la marcha, no tiene el menor inconveniente). El mensaje que le transmites a la sociedad es precisamente el que le cuelan los mass media: Los anarquistas son unos tipos oscuros que llevan armas, provocan incidentes, les chiflan los ataques a los maderos y les encanta romper vitrinas.

Por un lado, sacas un montón de llamamientos, llamando supuestamente a la sociedad, y por el otro lado, armándote con palos y escudos, la echas (repeles). Una familia con niños pequeños, una persona mayor o alguien que no está iniciado en tales cosas, aunque tuviera la voluntad de participar (en la manifestación), aunque hubiera venido al sitio de la concentración (hablando hipotéticamente siempre…), o aunque viera la marcha desde una acera, al fijarse en los escudos y en el resto del equipo (indumentaria), se le quitarían las ganas de participar. No sólo en esta marcha, sino también en otras manifestaciones similares. Pero todo eso para los muchachos con los palos es un detalle insignificante…

Uno podría decir que en la asamblea realizada para la preparación de la marcha, cuando un cierto grupo planteó esta cuestión nadie se opuso. Esto no anula nada de lo anteriormente citado. Si tú quieres vivir en tu propio mundo y no ves (o no te importa ver) que con estas tácticas te encierras y te aislas de la sociedad, puedes hacer solo las asambleas que tú quieras, y puedes proponer y decidir por unanimidad hasta tener bombas nucleares en las marchas. ¿Cuál será el resultado? ¿Hay alguien al que le importe eso? Probablemente no, porque los que estarían interesados están hartos de esta situación enfermiza y se las han pirado. En cuanto al cómo son tomadas las decisiones en las asambleas, este es un tema que hemos tocado en parte en varias entradas anteriores. Los próximos días daremos un ejemplo más.

¡Sin embargo, en la marcha para los inmigrantes y los refugiados no participaron ni inmigrantes ni refugiados! Tampoco este hecho ha preocupado a la Patogénesis. No es la primera vez, ¿verdad? Estamos acostumbrados. Lo importante es que no se salga de la ruta: Texto (de llamamiento) – Marcha – Texto (de recuento). Este último no siempre (se escribe), pero cuando se escribe, tampoco se sale de la ruta, del protocolo bien conocido, sigue también la ruta familiar de la Patogénesis. ¿Tenéis algún problema? ¡Esta es la receta que sabemos, esta es la receta en que confiamos!

Poco antes de la concentración, en un barrio cerca de la plaza de la concentración, cuyo barrio está habitado por muchos inmigrantes económicos, aconteció el incidente que describimos a continuación. Los diálogos que siguen son reales. Un inmigrante (a lo mejor de algún país de la antigua Unión Soviética) tiró conscientemente a la acera una bolsa llena de basura. La bolsa se abrió y se virtió la basura en la acera. Luego se dio la vuelta y se puso a caminar como si no hubiera pasado nada, hasta que un vecino le echó la bronca. El vecino al principio no se había enterado de que el tipo que tiró la basura era un inmigrante.

Vecino: ¿Pero qué haces hombre? ¿Tiras la basura fuera de nuestra puerta y te vas? ¿Estás en tus cabales? Recógela.

Inmigrante: Todo está sucio, ¿la basura te ha molestado?

Vecino: ¿Pero qué dices? ¿Estás drogado? ¿Nos tiras la basura a la cara y encima nos riñes? Recógela, por favor.

Inmigrante: Déjame en paz. No me vas a decir qué voy a hacer.

En este momento el vecino y un testigo del incidente se dan cuenta de que el tipo es extranjero, pero curiosamente siguen tratándole sin agresividad.

Testigo: Amigo, ¿te puedo preguntar algo? ¿Tirarías la basura dentro de tu casa?

Inmigrante: ¡No! ¡Dentro de mi casa no!

Testigo: Si hubiera cámaras de seguridad en la calle, ¿la tirarías a la calle?

Inmigrante: ¿Cámaras? No, no, no la tiraría. No estoy loco. No quiero que me pillen las cámaras.

Vecino: ¿Pues ahora por qué la has tirado?

Inmigrante: Vete al diablo, porque me da la gana. ¿Tú quién eres? ¿Por qué preguntas? ¿A tu casa la tiré?

Testigo: La has tirado a un espacio público. ¿Entiendes qué significa “espacio público”? Aquí es donde vivimos, respiramos, por aquí pasamos cada día, nosotros, tú, todos. Aquí juegan nuestros hijos. ¿A tí no te importa (molesta) ensuciar el lugar en que vives? Lo que has hecho es falta de respeto. ¿Así te portas en tu país?

Mientras tanto, han acudido al punto 2-3 tipos curiosos que escuchan sin intervenir.

Inmigrante: Que os jodáis, esto es un burdél y…

El vecino lo corta.

Vecino: Sí, pero en este lugar has optado por vivir. Y el hecho de que estás aquí y no en tu país significa que tu país es un burdel peor que este. ¿Qué quieres? ¿Que llame a la Policía?

En este momento el inmigrante empieza a volverse agresivo. Hace un gesto como para pegarle al vecino. El testigo se da cuenta de que es de algún país de la ex Unión Soviética, de su acento y del hecho de que tal comportamiento constituye una táctica fija de la gente de estos países cuando la han liado gorda.

Testigo: ¡Quítate la mano y la basura, ya! ¿O sea, que sólo con cámaras y con la Policía te portas? ¿Tan animal eres? ¿Cómo os han hecho? Me cago en vuestro Stalin.

El vecino saca el móvil, probablemente para llamar a la Policía. El inmigrante se da la vuelta, y sale pitando.

Supongamos que este incidente fuera presenciado por una persona que en aquel momento se iba a la concentración para los inmigrantes. Si esta persona fuera una persona abierta (de miras), no como los de la Patogénesis, tengo curiosidad de saber qué diría. ¿Se da por hecha nuestra solidaridad con todos los inmigrantes, sólo por ser inmigrantes? ¿Y con el animal de bellota que tiró la basura a la acera, y con el inmigrante que caza a otros inmigrantes junto con neonazis, y con el inmigrante que es patrón, y con el inmigrante que es camello, y con el inmigrante que es mafioso, y con el inmigrante que no respeta al mínimo a los que están igual de explotados que él, y con el inmigrante que lo único que le interesa es ascender en la jerarquía de la mafia de su país en Grecia? ¿Solidaridad también con el inmigrante que es fascista?

Estos interrogantes, y muchos más, son algunos de los que el ámbito anarquista (como ha acabado siendo) o no los toca o los contesta con lemas y generalidades. Toca los temas que él quiere y de la manera que él lo quiere. Los temas que preocupan a la sociedad y a aquel segmento suyo que es pensante o luchador (no de la manera de la que “lucha” el llamado ámbito anarquista) son pequeñoburgueses y no son suficientemente insurreccionalistas para que se ocupen de ellos los contratistas de la rebelión. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

El texto en griego.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: organizaciones anarquistas en la Grecia actual
NotaPublicado: 28 Ene 2016, 22:37 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 19 Jul 2010, 00:13
Que ostias es la Patogénesis?

_________________
Las órdenes de consumo, obligatorias para todos pero imposibles para la mayoría, se traducen en invitaciones al delito-Eduardo Galeano-
Todo Por Hacer
Federación Estudiantil Libertaria - Madrid


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: organizaciones anarquistas en la Grecia actual
NotaPublicado: 28 Feb 2016, 21:05 
Desconectado
Registrado: 15 Feb 2011, 00:12
La "patogénesis" no es ninguna organización ni nada por el estilo. Es un palabrejo griego y viene a definir la autorreferencialidad y la obsesión por los trámites y consiguiente pérdida de vista de los objetivos. Los jaleos internos, vamos, de toda la vida, esos vicios y malos hábitos que hacen que una situación se estanque y un movimiento no sea capaz de abrirse. Es un término prestado de la medicina (patogenia en castellano) y que usan los anarquistas mucho en sus autocríticas (o en sus diatribas contra otros anarquistas). También lo usan otros movimientos sociales y políticos, claro está.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 8 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
phpBB2 Czar-Orange Theme © CirtexHosting
phpBB3 Czar-Orange Theme © Shadow_One
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë
     
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org