¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Fenómenos y reflexiones en torno al Anarquismo y la sociedad: paranoias, humor, surrealismo, sucesos inexplicables... Gustos y aficiones: cine, música, literatura, etc. Textos personales. Mensajes fuera de contexto e insultos y exabruptos contra el Anarquismo.
Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 26 Mar 2018, 20:04

Imagen

Lo del amor sexual de una mujer con un ser de otra especie (no recuerdo ahora que se haya filmado ese amor encarnado en varones), no es una cosa descubierta para el cine no pornográfico por La forma del agua. Sin entrar en disquisiciones sobre las películas de Tarzán -"el hombre-mono"-, ni sobre lo que se traía la Marnie de Hitchcock con el difunto Foryo, recuerdo al menos dos títulos ochenteros que trataban el tema: Posesión, de la que ya hice mención, y Max Mon Amour (Nagisa Oshima, 1986).

Imagen

La de Oshima es recordada por los cinéfilos ochenteros, pese a que entró en la década con el paso algo cambiado. Daba continuidad a un género o filón cuya clave está en el irónico título de aquella película con la que Hollywood le regaló un Oscar a Luis Buñuel, El discreto encanto de la burguesía (1972): en los setenta se llevaron a las pantallas comerciales no sólo los contenidos sexuales que siempre habían estado allí, sino también los continentes expresos, en forma de carne y piel pero también de representación explícita de prácticas y parafilias diversas; unas veces se hizo sin pretexto de 'tema serio' y otras con él, y muchas veces el pretexto fue hacer una sátira de la burguesía - para ello, se buscaba forzar el contraste entre burgueses viviendo su éxito tal y como la sociedad espera que lo vivan de cara a la galeria y los deseos presuntamente irracionales que amenazan derribar la fachada. Cineastas burgueses ofrecían al público burgués la emoción de un interrogante sobre su futuro común, no en nombre de la revolución sino de sueños humedos que provocaban filtraciones, y dieron lugar al género o filón comercial que comento.

Imagen

Se piense lo que se piense de aquellas películas, su estrategia estaba ya anticuada en los ochenta: a la burguesía se la traian al pairo las contradicciones, ahora que la señal por satélite sustituía a la enciclopedia Británica como señal de prestigio y ahora que las revoluciones dejaban de tocar a la puerta y empezaba un interludio de su dominio sin complejos. La tele de pago era ya un nido acogedor para cualquier variante de sus instintos, y la grosera admisión de la cochambre representada por el cine de Almódovar dejaba atrás los presuntos conflictos. En Max Mon Amour el productor Serge Silberman juntó a varias estrellas de aquel cine pasado -de la Charlotte Rampling de El portero de noche a el excelente guionista de Belle de Jour Jean Claude Carrière- y no era la menor el maestro Nagisa Oshima, parte de la corte de los escándalos comerciales con la maravillosa pero en otra onda El imperio de los sentidos - Ai no Korida (1976) pero también contribuyente al cine de burgueses con cositas en su Japón natal con la excepcional La ceremonia (1971). Aún así, los ingredientes del coctel estaban revenidos, y esta historia de una mujer que se echa a un chimpancé por amante se deja ver y estimula la inteligencia, pero queda como un chiste alargado que no acaba de venir a cuento.

Es una pena, porque Oshima era capaz de mover el tema y sus posibilidades a la vez con mayor elegancia y con mayor franqueza que sus colegas europeos. Pero toda una película montada sobre la incomodidad que le produce al entorno de la protagonista no el que ame a un chimpancé, sino el que no se sepa lo que comparte con él, resultaba entonces, y no digamos ahora, tan anticuada como una película sobre el temor a perder la virginidad. Las cerraduras sobre las que ironiza Oshima desde los créditos eran obsoletas en unos años de no-crisis en que la burguesía rompia a patadas todos los obstáculos a su dominio.

Una vez se está viendo la película, uno puede dejarse llevar por las divertidas secuencias donde se cuestiona la presunta barrera entre civilizados y humanos, aunque no lleven a ninguna parte, y aún así hoy en día no siempre se entienden: he comprobado con gente que ve la película que les parece inverosímil la secuencia en que una prostituta acepte con flema que un cliente le encargue acostarse con un mono en vez de con un humano, lo que implica que forma parte de su verosimilitud no entender nada bestial en que una puta se entregue a un sapiens por dinero.

Imagen

Así están los tiempos, y la decisión de dos intelectuales como Carriére y Oshima de cerrar la película con una asociación entre amor y muerte no dirá nada a un público que disfruta con finales felices que incluyen resurrecciones bajo el agua.

Imagen

(De La criatura -Eloy de la Iglesia, 1977- ya hablamos otro día).

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 30 Mar 2018, 15:23


“Ahora puedes ver” le decía Charlot a su amada, antes ciega, tras reconocer en él a su benefactor al final de Luces de la ciudad (City Lights, Charles Chaplin, 1931). Con esa frase Chaplin invitaba también al espectador a ver de otra manera el cine, a rever con otros ojos el mismo gesto: la florista cogiendo de la mano al vagabundo Charlot. Un momento pregnante que se liberaba con una frase: “Ahora, puedo ver”.

De forma similar, la distancia con la que Roman Polanski filma a Catherine Deneuve también cambia a lo largo del metraje de Repulsión (1965). No existe aquí el gesto de tocar pero si la primera parte del film está teñida de tintes realistas conforme más nos adentramos en la paranoia del personaje de Carol más cerca nos encontramos de su rostro. ¿No ocurre lo mismo con el retrato familiar que se nos muestra al inicio? En apariencia una foto de familia, que constata por la mirada alienada de Carol que ya desde niña parece tener problemas mentales. De hecho hasta ese preciso momento se puede creer que la protagonista es sólo una chica extranjera e introvertida, que ha de convivir con el amante –casado– de su hermana mayor al que no soporta. Sin embargo, Polanski vuelve a retomar aquella imagen fija, que reaparece al final con la presencia del casero, que toma la fotografía y pregunta dónde ha sido tomada. Y una última vez para ocupar el último plano:

La cámara entonces filma una serie de objetos en el salón de las Ledoux (una foto de una mujer madura que podría ser su madre, figuras de animales, la postal de Pisa) y se detiene en la foto acercándose a la figura de la joven Carol –enmarcando su ojo (la imagen que abría el film). Esta secuencia tiene un efecto similar a los últimos momentos de Ciudadano Kane (Citizen Kane, Orson Welles, 1941), donde la cámara filma una serie de objetos, hasta detenerse en el trineo. Al igual que la pista de ‘Rosebud’ contestaba el enigma psicológico de Kane, el aparente ‘romance familiar’ sugiere una respuesta al misterio de la enfermedad de Carol” apunta Lucy Fisher en su artículo ‘Beauty and the Beast: Desire and its double in Repulsion’.

Las grietas cada vez más profundas en la casa, las alucinaciones de Carol o sus excentricidades cada vez más cercanas a la locura (desde olvidar el conejo en descomposición en el salón, hasta llevarse al trabajo la cabeza del animal en el bolso) son las piezas con las que Polanski trabaja lo evidente. Con ellas construye un clima de intranquilidad y miedo que transmite al espectador. Sin embargo, existe una segunda capa, en la que la distancia con la que el espectador ve la locura se convierte en primera persona, en un ver más allá.

El plano final es pues decisivo, la misma fotografía se vuelve a mostrar, sin embargo, ya no se observa la imagen completa, sino que queda en claroscuro, sólo se aprecian dos rostros: el de Carol niña y el del misterioso hombre con el perro. A continuación el zoom de la cámara reencuadra la imagen hasta llegar a los ojos de la niña tan de cerca que la imagen se convierte en una mancha. Polanski acaricia así con la cámara lo que antes se apuntaba con el dedo. Como si interpelara al espectador a ver más allá de lo que se muestra. Ya no es posible contemplar a Carol de la misma forma que al inicio de la película. Ha pasado de ser una bella mujer algo tímida a ser una psicópata asesina. Tampoco es posible ver la fotografía igual que la primera vez. Quizá, como apunta Fisher, estamos ante el origen del trauma, ante un abuso infantil que todos han ignorado. La revelación, más allá del carácter documental, de la fotografía, se manifiesta pues en la evocación de una ausencia. El zoom acerca la imagen del rostro de la niña tanto que sus ojos se desvanecen y lo único que se alcanza a ver es una mancha, una superficie granulada que ha perdido todo significado. Ya ni siquiera es posible observar la imagen, o quizá sí, pero más allá de lo evidente.

Imagen
Fuente: http://cinedivergente.com/ensayos/espec ... /repulsion

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 01 Abr 2018, 15:04

En otro mensaje hablaba de que aunque el cine ha especulado tranquilamente con el amor de mujeres por seres de otras especies, nunca ha dado el mismo paso con el amor de varones en la misma dirección. Pasé por alto que aunque nunca ha puesto a varones comprometidos anomalamente con otros seres vivos, sí que los ha comprometido con seres artificiales. No entro en seres artificiales que simulen vida (Solaris, Her, Blade Runner, Blade Runner 2049) y me remito al amor por seres totalmente inanimados, de la que el ejemplo más preclaro es probablemente Tamaño natural - De grandeur nature (Luis García Berlanga -guión de Rafael Azona-, 1972): la pasión por una muñeca hinchable o un maniquí.

Imagen

Con el humor más hiriente que negro que ponía en sus cosas Rafael Azcona, le dio vueltas al tema otras veces, y con su socio Marco Ferreri perpetró por ejemplo una variante aún más ácida y de los tiempos que corren, I love you (1987): la pasión por un llavero sonoro.

Imagen

Estas películas, hasta donde he visto, ven más el tema por el lado de lo trágico -conmoverse ante el sufrimiento que el héroe padece a manos de la pasión que le arrastra, no con amor-. Aunque la situación de partida podría dar lugar a una sátira del consumo erótico cosificador, acaba imponiéndose más bien una mirada triste sobre la soledad del obseso -incluso en Ferreri, que con el paso del tiempo no solía andarse con florituras a la hora de subrayar la vanidad del machirulismo expreso o sin expresar-. En el fondo estas películas son variantes extremas del tema de las "mujeres fatales", y como en ellas -incluso en la magistral The devil is a woman / Capricho español (Josef von Sternberg, 1935)- es difícil saber dónde empieza la crítica al papel social de los hombres y acaba la solidaridad melancólica con esas, al parecer, víctimas del combate de la civilización con el instinto traidor.

Imagen

En fin, lo que el cine del siglo XX registró como casos clínicos o extremos va camino de convertirse en un consumo en pie de igualdad con el de hamburguesas, salvo quizás por exigir una cuenta corriente más saneada: Polémica en París por la apertura de un burdel de muñecas sexuales

Imagen

Avatar de Usuario
otsabide
Mensajes: 625
Registrado: 30 Ene 2011, 22:13
Ubicación: Lekeitio (Euskalherria)
Contactar:

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por otsabide » 02 Abr 2018, 16:22

Imagen

“Errementari” (2018)

Soy bastante dado a NO VER películas de estreno, un poco por joder; de hecho, me faltan por ver casi todas las películas superexitosas que se han producido en mi tierra últimamente. Pero en esta ocasión he hecho una excepción, principalmente al conocer el trabajo filológico que han hecho para recrear el dialecto local de Álava del s. XIX; le ha dado un sabor muy especial, sin duda, pero que supongo que la mayoría de los que lean esto no percibirán debido al doblaje.

En cuanto al resto de aspectos, la película me ha impresionado favorablemente: ambientación, decorados, vestuario, guión, fotografía, efectos especiales... y música. Es este un aspecto al que nunca le suelo hacer mucho caso, pero en esta película me parece que hay que atribuirle una gran parte del mérito, sobre todo en las escenas que transcurren en el infierno. Desde luego, a mi hijo de 9 años que estaba sentado al lado no bastaba con cubrirle los ojos, también tenía que taparse las orejas porque lo que se oía casi daba tanto miedo como lo que se veía.
-----
Osasuna eta Askatasuna
http://www.abante.eus

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 04 Abr 2018, 22:01

Imagen

Ayer cayó en el ciclo de cine español de la televisión pública de Spain Los fieles sirvientes (Francesc Betriu, 1980), película recordable por tener un guión lleno de buenas ideas, pero de realización francamente mejorable -una sociedad cutre y sucia no se denuncia mejor porque la forma de expresión caíga, quizás involuntariamente, en lo cutre y lo sucio-. Aún así, este retrato cruel de la lucha de clases -que prefiere explicarla a buscar buenos y malos en ella- queda hoy como una vía muerta mientras el cine made in Spain avanzaba hacia espectáculos lacrimógenos tipo Los santos inocentes (1984), sustituyendo el estudio de la miseria por su conversión en espectáculo consolador. Los programas de televisión tipo 'Callejeros' estaban a la vuelta de la esquina; igual que la niña de Los fieles sirvientes guarda como un juguete la cabeza de la oca sacrificada, se ofrecen miserias a los burgueses aspirantes o titulares para que se sientan más morales apenándose de los enterrados en los cimientos de su cobijo.

Si le queréis echar un ojo, está en abierto en la web de la televisión pública hasta el 10 de abril: http://www.rtve.es/alacarta/videos/hist ... s/4550338/

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 07 Abr 2018, 08:55



La que cayó ayer en el programa de cine made in Spain de la televisión pública made in Spain fue Carne de gallina (Javier Maqua, 1998), una de las pocas películas que han tratado (abiertamente) de la renqueante lucha de clases en la atmósfera de la reconversión y la vida subsidiada. De su director se han dicho cosas como estas -en la revista 'El viejo topo', abril 1999-:
¿Qué singulariza y unifica la obra diversa–teórica, literaria, dramática, audiovisual– de Javier Maqua? Y la respuesta es, como era de esperar, un punto de vista: una suerte de tozudez ética que se despliega de mil maneras, pero que, como las varillas de un abanico, aunque apuntan en distintas direcciones, se articulan desde un centro que gobierna una mano experta en la esgrima del verbo y la imagen.

Veamos media docena de estilemas-Maqua discriminados.

1. Transita por lo atroz (y lo escatológico en el doble sentido del término) aminorándolo mediante el humorismo y la compasión.

2. No oculta las meadas, las toses, el sexo en carne viva.

3. Rehúye lo fácil, lo bonito, lo kitsch; pero no lo melodramático, lo sentimental, lo popular.

4. Actualiza el arte del pasado (desde Dziga Vertov a Rossellini) para hablar del presente.

5. Su máxima: contar pensando; pensar contando.

6. Se arriesga a crear “nuevos verosímiles” aun a costa de parecer inelegante o poco poético (en el sentido más banal del término; el que está asociado al decoro burgués) y cosechar una notable incomprensión.
Todo esto será verdad y es muy loable, aunque, a mi modo de ver, la solución de demasiadas secuencias de Carne de gallina recuerda demasiado a las comedietas televisivas; y más que humor "negro como el carbón" tenemos chistecitos y gracietas y un estilo de actuar propio de esas comedias que hacen parecer que el hablar de Asturias está ahí para hacer reir. Estos modos enturbian un buen planteamiento, aunque no apaguen algunas andanadas contundentes y las gotas, que también las hay, de humorismo más solidario que compasivo; esta vez la idea no salió bien del todo. Cada quien puede valorar por su cuenta aprovechando que la película está disponible en abierto en la web de RTVE por una semana: http://www.rtve.es/alacarta/videos/hist ... a/4555038/

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 08 Abr 2018, 14:25

Enlace: Ochenta películas del continente africano se distribuirán en seis secciones durante el 15 Festival de Cine Africano Tarifa-Tánger

Imagen
El filme ‘I’m not a witch’ de la zambiana Rungano Nyoni inaugurará esta edición del festival

Tarifa, 4 de abril de 2018. La programación de la 15 edición del FCAT reúne ochenta películas repartidas en seis secciones –Hipermetropía, En Breve, Afroscope, En torno a Bouanani, Afrodescendencias y 15 años de FCAT– de las que treinta y seis serán estrenos en España y dos de ellas estrenos mundiales. La película I’m not a witch, de la debutante directora zambiana Rungano Nyoni será la película de apertura de esta edición del festival. Un cuento trágico cuyo realismo mágico emocionó en el último festival de Cannes al contar la historia de una niña internada en uno de los campos de brujas que aún existen en algunos países africanos. Una vez más, los criterios de calidad artística han primado sobre el contenido a la hora de seleccionar los títulos del continente africano que se exhibirán en Tarifa y Tánger entre el 27 de abril y el 5 de mayo no solo en dos ciudades, sino en dos continentes y dos mundos.

Quince películas, ocho de ficción y siete documentales, todas ellas producidas entre 2017 y 2018, competirán este año en la sección oficial del festival, Hipermetropía. Entre los títulos de ficción existe una amplia mayoría de producciones magrebíes y árabes (tunecinas, marroquíes, argelinas y egipcias), mientras que el África subsahariana queda más ampliamente reflejada en los documentales a concurso, muchos de ellos centrados en el estado político y la relación de la población de distintos países de África con sus gobiernos (Burkina Faso, Gabón, Burundi o República democrática del Congo). Movimientos activistas que son réplicas de las primaveras árabes que vivieron hace unos años algunos países del norte del continente.

Como ha ocurrido recientemente en otros países africanos, ¿hay esperanza esta vez para una transición democrática?. La respuesta a esta cuestión parecen buscarla documentales como Boxing Libreville (Amédée Pacôme Nkoulou), Kinshasa Makambo (Dieudo Hamadi), Vote Off (Fayçal Hammoun) e incluso Sinestesia, El Cairo’13 (Maged El-Mahedy). Este último será estreno simultáneo en España y Marruecos durante el festival, mientras que Lendemains incertains (Futuros inciertos), de Eddy Munyaneza, sobre la incertidumbre que provocaron en 2015 las manifestaciones contra el presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, será estreno mundial del FCAT 2018.

El clima universal de los valores femeninos que se incorporan al espacio de lo público también se asoma al cine de un continente que está viendo cómo comienzan a operarse estos cambios en el imaginario social de algunos países. En África, al igual que en el resto del mundo, empieza a ser una pauta que algunas películas vayan deconstruyendo los discursos patriarcales que han moldeado la identidad femenina.

Cinco cineastas contemporáneas africanas, la mayoría debutantes en el largometraje, vendrán a mostrarlo y demostrarlo en la sección Hipermetropía. Entre ellas, además de la zambiana Rungano Nyoni que abrirá el festival, encontramos a la la tunecina Kaouther Ben Hania con su intensa pesadilla La bella y los perros, que pasó por la quincena de realizadores de Cannes; la argelina Sofia Djama con Los afortunados, sobre cómo la historia y la política afectan la intimidad en una película con la que la joven protagonista Lyna Khoudri ganó el Premio a la Mejor Actriz en la Mostra de Venecia; la burkinesa-sueca Theresa Traoré Dahlberg con su documental Ouaga Girls, protagonizado por mujeres que ejercen profesiones tradicionalmente masculinas; y la directora tangerina Narjiss Nejjar que pone el foco sobre una parte sensible de la historia de Marruecos en Apátrida.

En cuanto al resto de las secciones del FCAT 2018, la también competitiva En Breve proyectará dieciséis cortometrajes de todo el continente, la mayoría estrenos en España, con el estreno mundial del corto de animación Briska, de la tunecina Nadia Rais.

Por su parte, la sección paralela Afroscope mostrará África tal como va a través de documentales y películas de ficción; las Miradas españolas de David Reznak en el documental CC1682 y de David Gutiérrez Camps con Sotabosc (Sotoboque). Asismismo, el festival rendirá un especial homenaje en esta 15ª edición a Djibril Diop Mambéty por los 20 años de su fallecimiento; a Nelson Mandela por el centenario de su nacimiento; a Hugh Masekela, que acaba de fallecer y que compuso la música de la película Mandela, hijo de África, padre de una nación; y a Idrissa Ouedraogo que dio el último suspiro el pasado mes de febrero.

En torno a Bouanani: el cine marroquí de vanguardia, ofrecerá al público español la oportunidad de descubrir por primera vez una amplia retrospectiva dedicada al cineasta marroquí Ahmed Bouanani (1938-2011), uno de los cineastas marroquíes más vanguardistas, pero que paradójicamente ha quedado olvidado en la historia del cine de Marruecos. El investigador y cineasta Ali Essafi es el autor de la película La séptima puerta, un ensayo cinematográfico que intercala conversaciones grabadas y extractos de películas, y trata de restituir el universo artístico de este cineasta y poeta. También es el comisario de esta retrospectiva, que reúne las obras cinematográficas de Bouanani y películas de otros directores de una generación que trabajó y compartió una visión del cine con él. Esta retrospectiva, presentada en la Berlinale en 2017 es inédita en España. El FCAT se ha encargado del subtitulado en español de las trece películas seleccionadas, con la viva esperanza de que esto pueda alentar a otras instituciones cinematográficas y culturales de nuestro país a ofrecer a sus públicos la posibilidad de descubrirlas.

Asimismo, el ciclo Afrodescendencias acompañará, con ocho películas nacionales e internacionales de África-Diáspora, la plataforma para la afrodescendencia en la que se ha convertido este festival. La 15 edición del FCAT volverá a ser lugar de encuentro, de conocimiento, de intercambio y de comunicación de los actores, actrices, gentes del cine y artistas africanos y españoles de origen afrodescendiente con el resto de la sociedad española.

Por último y como homenaje a los quince años del festival de cine africano más consolidado del mundo hispanohablante, el ciclo 15 años del FCAT exhibirá otras tantas películas premiadas, tanto por el jurado como por el público, en distintas ediciones del festival. Un puñado de películas representativas del alma de este festival que a lo largo de su camino ha querido mostrar películas con las que los creadores siguen tejiendo la narrativa, el imaginario, la identidad cultural de un continente poliédrico que crece imparable y que reclama su justo lugar en el mundo.

Fotogramas de la sección Hipermetropía

Links a las secciones competitivas

Link a las secciones paralelas

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 14 Abr 2018, 09:14

Hay muchas cosas que damos por descontadas: que los juguetes se compren en grandes superficies comerciales y no en jugueterías, que los niños y no los padres encarguen los juguetes, que el comercio sea libre, que las empresas trasladen la producción a fábricas en China, que el entretenimiento de los niños sea la TV y no los tebeos, que exista Star Wars.

El enigma Estereoplast (Olivia Rueda y Antonio Ribelles, 1998 - 2017) te cuenta el origen nada natural de todo esto de forma amena. Fue un reportaje de TV3 -no conservado ni por la propia cadena- que explicaba, con apoyo de numeroso material de archivo y entrevistas a coleccionistas e industriales, el origen de la industria del muñeco de plástico en EE.UU. y en Spain. Un tema con más tela de la que parece, el tema de la sociedad del baby-boom de postguerra (con las familias occidentales y su consumismo como industria de producción de niños) y sus secuelas. La sociedad violentamente infantilizada (o viceversa) en que vivimos sigue necesitando un Wilhelm Reich que haga su psicología de masas, igual que el primer Wilhelm Reich hizo la psicología de masas del fascismo, y sigue necesitando escuchar las lecciones de esa psicología. En El enigma Estereoplast dan algunas pistas para esa tarea. Aquí la tenéis distribuida en abierta para Internet:



Como he dicho, este interesante reportaje de TV3 estaba perdido, aunque ahora La casa fantasma lo ha rescatado y editado en una versión ampliada. Gracias a youtube se puede ver también la versión original. A destacar algunos añadidos de la restauración en la banda sonora, como una cita del coro 'Micky Mouse' de La chaqueta metálica que tiene en la película el mismo efecto que las sangrantes citas de humor negro de Shostakovich en sus sinfonías.

Igual que teníamos los madelman y nos los cambiaron por los click, teníamos los fanzines y el Egin y ahora nos alimentamos de Facebook. Escribo desayunando la noticia de que "la coalición internacional" bombardea Siria.
Última edición por Super8 el 14 Abr 2018, 20:12, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
salvoechea
Mensajes: 4602
Registrado: 24 Jul 2008, 18:00

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por salvoechea » 14 Abr 2018, 10:50

Buenísimo, yo lo recuerdo aún de cuando lo emitieron, buena noticia lo de su recuperación, gracias por el post lo volveré a ver :wink:

En aquella época se hizo también uno sobre la historia del madelman que estaba muy bien.
Não sou nada.
Nunca serei nada.
Não posso querer ser nada.
À parte isso, tenho em mim todos os sonhos do mundo.
_____________________________________________

De cerca, nadie es normal

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 14 Abr 2018, 20:17

salvoechea escribió:Buenísimo,
La verdad es que esta gente de La casa fantasma hacen un cine buenísimo y pertinente. La serie de #LoveStrip está pasando desapercibida entre la crítica culturera, pese a su enorme valor -no sólo documental-.






Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 15 Abr 2018, 15:46

Si uno lograra conseguir siempre todo aquello que desea de verdad...
Imagen

El programa de cine made in spain de la televisión pública made in spain se descolgó el otro día con Mañana... (1957), al parecer la ópera prima del gran José María Nunes. La película debió conseguir financiación apuntándose a un filón del cine europeo de los cincuenta, las películas de pobres humildes dando pena a base de su humildad -una de las evoluciones del neorrealismo italiano que tendió a limar sus posibilidades subversivas-, pero en la práctica apuesta por la desinhibición poética característica de Nunes: una desinhibición que llega a diálogos sobre el papel pedantes, pero compensados por la imaginación de encuadres y montajes, libre y enérgica, propia del cine mudo más audaz y explorador.

Mañana... está formada por cuatro episodios -cinco si contamos la "historia sin historia" del narrador que enlaza unos y otros y que habla a la cámara, cosa entonces insólita-, y que tienen por aparente lema conductor la situación de personas que posponen para mañana los cambios que necesitan en su vida (aunque el último capítulo no juega realmente con esa premisa sino que la altera). Es difícil imaginar una temática más relevante para personas y colectivos revolucionarios como los que quizás leen esta página.

Como he dicho, la película juega con el tópico de la pobreza simpáticamente triste propio del cine de aquellos años, pero a la vez lo carcome. Usa el tópico sentimental del pobre tristemente simpático, pero a la vez lo cuestiona porque lo que le hace seguir cumpliendo ese papel es precisamente su dejar su cambio para mañana. Esto vale incluso para el segundo episodio, acometido como un intento de montaje virtuoso de música, sonido e imagen pero el que más cae en los tópicos sensibleros. El tercero es un antícipo de la buena mano de Nunes para poner en imagen el ensueño subversivo, tan logrado en Noches de vino tinto (1967) y en Iconockaut (1971), y el cuarto usa a placer uno de los mayores tópicos del cine de pobreza ternurista, el del payaso triste; potencia todas las manipulaciones emocionales que le pueden acompañar para, en mi opinión, animar a la audiencia a dejarse de zarandajas, cerrándolo con un "mañana" que es más irónico que evasivo.

Esta obra de Nunes quedó invendible donde las haya -en el circuito comercial- pero está llena de ideas y hace pensar y sentir y educa la mirada.
Última edición por Super8 el 17 Abr 2018, 22:41, editado 1 vez en total.

Pera98
Mensajes: 1
Registrado: 15 Abr 2018, 22:13

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Pera98 » 15 Abr 2018, 23:44

Quien sabe de sitios Guapos pa salir por los madriles !! Jajaja

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 17 Abr 2018, 23:21

Imagen

Entre los cincuentenarios que tocan este año está el del estreno de Rosemary's Baby / La semilla del diablo (Roman Polanski, 1968). Es habitual en las reseñas o reportajes made in Spain sobre esta película quejarse de que el título castellano la "destripa" al revelar el descubrimiento o confirmación final. Por mi parte, y aunque el título castellano me parece bastante malo, no creo que después del día del estreno la anécdota de la película fuese ningún misterio para la audiencia, e incluso dudo que la promoción USA ocultase que la película va de la concepción del anticristo en el vientre de una recien casada yanqui promedio.

Imagen

En realidad, el atractivo de Rosemary's Baby no es lo que cuenta sino cómo la cuenta, igual que Psicosis sigue siendo una película interesante de ver aun cuando sea sabido que la mamá es Norman y que Marion Crane será violada hasta la muerte bajo la ducha. La comparación con Hitchcock, a quien Polanski entiende muy bien, no es ociosa. Hitchcock decía que la clave de la emoción no es que la audiencia quede sorprendida por la explosión de una bomba, sino que la audiencia sepa que la bomba va a explotar mientras los personajes de la película no son conscientes del peligro; la fuente de la emoción en Rosemary's Baby no es que la protagonista vaya a parir al hijo del demonio -cosa que se ve venir- sino cómo reaccionará Rosemary cuando lo sepa.

Y lo fascinante de la película es ese lento camino lleno de detalles sutiles hacia el descubrimiento de Rosemary, cuando -tal y como yo entiendo la película- se descubre que el monstruo no es papá demonio, que cumple con su función, ni sus adoradores, tan semejantes a la iglesia de Jesús, ni siquiera el bebé demonio, que vete a saber qué hara con su vida; que el monstruo es Rosemary que, a diferencia de la inquilina suicida del comienzo y llevando a sus más altas cotas el humor negro, no puede dejar de cumplir con su papel social de buena madre aun cuando eso la lleve a ser cómplice de Satán en vez de del marido de turno.

Imagen

Polanski nunca ha querido ir de autor profundo salvo cuando ha querido, y a pesar de que se hizo famoso como tal. Rosemary's Baby es, salvo quizás por la larga duración, "otra película de terror", que tranquilamente explota tópicos de lo que entonces eran éxitos más o menos recientes de Hitchcock -aunque con una gran fidelidad a su espíritu-. A su director no le importa hacer las veces de seguidor o imitador, porque pone talento para que la obra resultante sea brillante y autónoma. Fue curioso ver a Polanski recibir años después un premio en Cannes de la mano de David Lynch, como si Polanski necesitase reconocimiento de Lynch; cuando Lynch sale con proyectos ambiciosos, Polanski ya vuelve de haber volado la Luna por los aires sin necesidad de darselas de genio atormentado. Hay más de inquientante en las dos horas de Rosemary's Baby que en todos los sintetizadores, chispazos y decorados artificiosos de Lynch.


Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 18 Abr 2018, 22:40

Unos mensajes más arriba traté de una película de Javier Maqua. Además de director, novelista, dramaturgo... Maqua es un estudioso de las relaciones entre imagen y sociedad, y en este vídeo -de sonido pésimo- hace un despiece implacable de la situación actual del cine y sus asociados -el vídeo es de hace doce años, pero desde entonces la cosa ha ido a más-.
Podríamos llamar ficiones imperial-populares a las películas de Hollywood que se pasan en las pantallas de cine, gustan, crean adicción. Lo nacional-popular queda reservado a la tele –ficciones necesarias para la fabricación de una identidad comunitaria, guste o no- y lo imperial-popular queda reservado al cine, que sigue en el puesto de mando.

Las películas imperial-populares, de estrellas, del modelo Hollywood, caras, hechas para cuantos más mejor para ganar cuanto más mejor, están en la cima del consumo de imágenes en movimiento, marcan la pauta: forman y deforman conciencias, son un potente modo de promoción de ideas y modos de vida, de manera directa o indirecta, voluntaria o no. Proporcionan y producen numerosas secuelas en todos los medios de comunicación habidos y por haber. Llenan el universo con sus mensajes, encubiertos o no. Sus mensajes son los mensajes prioritarios en la aldea global. Deben llegar a cuantos más mejor, y lo hacen. Deben ser ideológicamente eficaces, y lo son. Su fabricación se ha centralizado en pocas y poderosas manos. Los contenidos de esas películas deben ser vigilados de una manera u otra. Las películas imperial populares se dirigen al universo entero y deben ser no demasiadas y su producción concentrada. Cuánto menos sean mejor, mejor se controla la producción. Su control no se puede dejar en manos de cualquiera. Son las que mandan, la más alta jerarquía, en un mundo cada vez más vertical: a todo el mundo la misma sopa para igualar, para homogeneizar conciencias y opinión. Formar nuevos ciudadanos globales es una tarea ímproba, no es casual que corra tanta sangre. Reparten consignas principales, machaconamente, y desde un control bien definido, a veces directamente desde la CIA o el Pentágono. Todo lo demás, lo nacional-popular, son virutas respecto a los mensajes principales.

No es bueno que la leche que la bebamos proceda de una única central. Aunque esté garantizada, el riesgo es excesivo. Un sabotaje o un error fortuito nos envenenaría a todos los consumidores a la vez sin remisión. ¿Sería bueno que toda la producción de ficción cinematográfica se concentrase en unos despachos de Los Angeles? No. La concentración de poder es siempre peligrosísima y en nada favorecería la expresión de las distintas maneras que tienen los hombres de ver las cosas y de contarlas. No podemos desear que una única cinematografía desaloje a todas las demás, pero estamos muy cerca de padecer esa catástrofe cultural. Podría hablarse sin temor a la hipérbole del cine de Hollywood como un cine de ocupación por su aplastante presencia y el desalojo consiguiente de toda opción nacional distinta.

Y el fragmento que cito no es más que un botón de una chaqueta con muchas más vueltas.

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1408
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: ¿Cual es la última pelicula que habeis visto?

Mensaje por Super8 » 19 Abr 2018, 20:17

Imagen

Otro que -bastantes años antes que Maqua- se tiró una reflexión muy interesante sobre cines imperiales y periféricos fue el mismísimo Fernando Fernán-Gómez en el siguente artículo, "La colonización del gusto". Se reproduce sin fecha en la antología Desde la última fila : Cien años de cine (1995), aunque por la pinta debe ser de la época del referéndum de la OTAN.
Nosotros, los europeos, estamos tristes y atemorizados. No como individuos particulares –que en eso cada uno está según le pinta el día-, sino como europeos. Y es natural que lo estemos, porque Europa, por primera vez en su historia, se encuentra emparedada entre dos imperios enfrentados el uno con el otro. Esta situación es para quitarle el resuello a cualquiera. Algunos europeos, por ejemplo, los españoles, cuando éramos sólo eso, españoles, no estábamos tan tristes y atemorizados, porque no nos sentíamos emparedados entre Francia y Marruecos, ni entre Portugal y la isla de Córcega, ni entre Andorra y Gibraltar. Los posibles enemigos los teníamos en casa, y con esos siempre hay más confianza.

Gente que quizás peca de optimismo piensa que nuestra tristeza, nuestro temor y nuestros presupuestos de defensa son exagerados, porque la guerra no está tan cercana. A lo mejor aciertan en lo que se refiere a la guerra armada, pero en cuanto a la guerra de la industria, el comercio, la cultura y la diversión no cabe ninguna duda de que ya está desencadenada y, de momento, vencida sin resistencia por el imperio de la izquierda, según se mira el mapa.

No voy a hablar ahora de los entristecidos y temerosos europeos, sino de los cinematografistas en particular, que se reunieron a llorar hace un mes. Se lamentan –nos lamentamos- de que el gran público menosprecia el cine europeo. Hubo tiempos en los que en España gustaba el cine americano y también el alemán, el francés, el inglés, el austriaco. En los primeros años de nuestra postguerra alcanzó gran auge entre el público popular el cine mexicano. Lilian Harwey, Anny Ondra, Jean Kiepura, Marta Eggerth, Hans Albers, Heins Rhuman, Anabella Fernandel, Jean Gabin, como antes Max Linder o Francesca Bertini fueron populares sin ser americanos ni pasar por Hollywood. Ahora en cada país gusta sólo el cine americano, con un poco de suerte el del propio país, y nada más. El público vuelve la espalda al resto del cine europeo. Naciones que tanto contaron en la historia del cine, como Hungría o Suecia, ya no existen para el espectador común. Europa, la de Murnau, Fritz Lang, Pabst, Duvivier, Feyder, Machaty, Carné, Rossellini, Buñuel, De Sica, Fellini, René Clair, Bergman, no encuentra los relevos. Y si los relevos existen, el público no les ve o no les aprecia.

En nuestro tiempo, para invadir con el cine propio o con cualquier arte otros países, para seducir a otros públicos, no basta con que los artistas tengan genio, belleza, inspiración; es preciso colonizar el gusto del público y persistir en esa labor colonizadora. Para convencer a cualquier muchacho español de que olvide las albóndigas y convierta las hamburguesas en su manjar cotidiano, es absolutamente necesaria una operación previa: la colonización del gusto. Si a un ciudadano cualquiera, a finales del siglo diecinueve, le gustaba la música de las óperas italianas, se vestía con arreglo a la moda francesa si era señora, inglesa si era caballero; leía a Zola, a Dickens, a Tolstoi, a Dostoievski y a Galdós no diríamos de él que tenía el gusto colonizado. Pero si un ciudadano europeo de nuestro tiempo disfruta con el rock, gasta pantalones vaqueros, se alimenta de hamburguesas, lee a Chandler, a Robbins, incluso a Hemingway, a Faulkner, a Scott Fitzgerald, fuma tabaco de Virginia y sólo ve en la tele o en el cine películas americanas, sí podremos decirlo.

A esta labor se han dedicado, desde hace muchos años, desde la primera guerra mundial, y sobre todo desde que acabó la segunda, los especialistas americanos de promoción. Han invertido en ella cantidades ingentes de energía, de dinero y de talento. Han recibido, también hay que decirlo, ayuda de las más altas esferas del Estado. Y, en justicia, han cosechado los frutos.

Ahora los entristecidos y atemorizados cinematografistas europeos cantamos la palinodia. No hemos sabido conquistar otros mercados, ni siquiera el nuestro. Los que teníamos, hemos ido perdiéndolos. Esto se acaba. ¿Qué hacer? Se le pide ayuda a los respectivos gobiernos, y los gobiernos la prestan. Pero es sólo ayuda económica; ya se sabe que los gobiernos de los países pobres no manejan más que dinero. Los de los ricos manejan poder. Con ese dinero se pueden hacer películas. Pero, ¿de qué sirven, si los públicos no quieren verlas? Por otro lado, no van a seguir haciéndose siempre a fondo perdido. Y hoy día amortizar una película en un solo país, pobre y pequeño, como suelen ser los europeos, o pobre, pequeño y atrasado, como suele ser el nuestro, es imposible. ¿Y a quién vamos a colonizar nosotros a estas alturas? Quizás, ya que no en atacar, haya que pensar sólo en defenderse. Pero, ¿cómo vamos a defendernos los europeos de los imperialistas norteamericanos, si al mismo tiempo les pedimos que vengan aquí a defendernos del inminente ataque de los rusos?

Responder