Fecha actual 19 Nov 2017, 02:26

Todos los horarios son UTC [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: [Perú] El Imperio de la Minería
NotaPublicado: 21 Jun 2011, 03:47 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 05 Dic 2007, 15:36
El Imperio de la Minería

Luego de la cancelación del proyecto minero Tía María en Arequipa, conseguida a mediados del mes abril luego de 17 días de paro -y la lamentable muerte de cinco pobladores durante los enfrentamientos con la policía-, hemos visto como, desde inicios de mayo hasta nuestros días, en Puno se han bloqueado las carreteras principales, incluyendo las que limitan con Bolivia, en señal de protesta frente al nuevo proyecto minero en su región. Ambos casos forman parte de los 117 conflictos socio-ambientales que ha reportado la Defensoría del Pueblo en lo que va del año; y 95 de ellos corresponden al presente mes.

Nuevamente se puede comprobar que este no es un tema aislado sino que es una problemática que ocurre sistemáticamente en todos los lugares; pues, cuando se impide un proyecto minero en un lugar, se inicia uno nuevo en un lugar menos hostil. De hecho, en muchos de los casos, se trata de las mismas empresas mineras que operan con diferente nombre, y en diferente región, para ocultar el imperio industrial que representan.

Los proyectos mineros y petroleros se encuentran en todos lados [ver mapa]; pero las víctimas y la insatisfacción social también. Es importante tener en cuenta que el problema no solo son las ambiciones empresariales de algunos grupos de poder económico sino el modo de vida que han construido para cada uno de nosotros, a través de la historia, en el que la extracción energética es un elemento inevitable para el funcionamiento de los entornos urbanos e industriales, pues la autonomía y las formas de vida artesanales no son rentables ni compatibles a las formas industriales de dominación.

Los Medios de (In)Comunicación

Desde Lima los medios de comunicación se han encargado de anular el tema de la minería trasladándolo hacia el carácter ilegal del paro y las huelgas, criminalizando todos los actos de protesta, buscando identificar “los culpables de los desórdenes” y preocupándose por las posibles repercusiones empresariales (el turismo y la “mala imagen”; la inversión privada y los “recursos” naturales; el “progreso”, el “desarrollo”), nunca sobre las repercusiones ecológicas (a menos que sean comprendidas empresarialmente). Tal como lo hicieron durante la invasión militar en Bagua, y los conflictos aparentemente ya olvidados en Piura (Majaz), Cajamarca (Yanacocha), etc.

Otras tácticas sutiles y frecuentes para esconder el problema real que es la extracción e inevitable contaminación de toda empresa minería, y mostrar un falso interés, han sido:

- Criticar solo la minería artesanal e informal: “Si quieren contaminar, tienen que pagar”.

Hay muchas razones para oponerse a la minería informal en particular, pero sus acusaciones (en referencia a explotación laboral, explotación infantil, irresponsabilidad ecológica) solo han servido para polarizar a través de una dicotomía ficticia las formas de aplicación minera y defender la minería industrial, a gran escala, legalizada por el estado; argumentando que esta es más adecuada por su nivel de organización y su poder económico para mantener en buenas condiciones (salario y salud) a sus trabajadores y pagar los impuestos, el tan mencionado -y codiciado- canon minero. En resumen, el problema de la contaminación es trasladado, nuevamente, al de la rentabilidad; pero ni la legalidad ni los impuestos impiden la contaminación, sino todo lo contrario: la justifican, la formalizan, la legalizan. “Cuando el último río sea contaminado, se darán cuenta de que el dinero no se come.” (–Profecía india)

- Criticar solo la minería extranjera: “Si quieren contaminar, tienen que ser del Perú y para el Perú”.

En muchas ocasiones, los medios, pero también los propios pobladores, defienden las empresas mineras únicamente porque sus dueños o sus operarios son peruanos. Existe toda una ideología, en expansión en la actualidad, que relativiza todas nuestras actividades justificándolas con discursos nacionalistas y hasta xenófobos. De este modo, ya no se defiende la tierra, ni sus ecosistemas, sino “el País”, un Estado/Nación y demás abstracciones que se utilizan como escudo para defender lo que a sus representantes legales les sea más conveniente. Pero lo cierto es que la minería contamina en todos los territorios, no tiene fronteras, y no es un problema nacional sino global – por lo que se requiere análisis y organización, también globales y holísticas.

- El mito de la minería responsable.

Existe un mito, el mito de la minería responsable: los pobladores tienen autonomía y la tierra no se contamina. Hasta ahora no se ha comprobado, y todas sus experimentaciones han tenido nefastos resultados ecológicos en los lugares, y en la vida de las personas, que han invadido sus maquinarias – para ocultarlo, y mantener el prestigio empresarial, se ofrecen beneficios económicos, nunca ecológicos.

Hoy existe un mito, los pobladores tienen autonomía y la tierra no se contamina.
Pero antes era una posibilidad tangible. Cuando en esas poblaciones no existían, ni eran necesarios las empresas mineras ni sus mitos de responsabilidad.

La repetitiva trampa del diálogo

El dialogo existe sólo cuando los individuos pueden hablar sin mediaciones, o sea cuando están en una relación de reciprocidad. Si alguno tiene el poder de imponer las preguntas, el contenido de estas últimas le será directamente funcional (y las respuestas llevarán en el método mismo el marco de la sujeción).” –Ai Ferri Corti. Anónimo

El diálogo es una ficción si no se desarrolla de modo horizontal. Por un lado están los empresarios, con su fuerte poder económico, las leyes del estado y sus fuerzas represivas, con ostentosas ambiciones extractivas y empresariales escondidas bajo esperanzadoras campañas de publicidad y programas de responsabilidad empresarial, con la mirada y los comentarios tendenciosos de la prensa. Y por otro lado están los pobladores que no tienen más que sus vidas y sus palabras, o las piedras que encuentran en la calle, para defenderse. Cuando los pobladores toman las carreteras, dejan de hacer sus actividades normales y se organizan con sus vecinos y amigos para protestar, YA están expresando una postura, una decisión, están diciendo NO.

Pero para la prensa y para los empresarios, el diálogo no puede acabar hasta que no digan que si. Si no lo hacen, hay que convencerlos a través del soborno, el miedo y la manipulación o la mentira.

En la actualidad los métodos de convencimiento se realizan por la fuerza, debido a la escasa información que manejan los pobladores y que se difunde, al ser un país centralizado en la capital, pero ciertamente debemos considerar que el Estado moderno también es capaz de forzar a tomar decisiones a través de la educación y la cultura, a través de proyectos o "consultas populares", inculcando la ideología empresarial minera en los razonamientos de agricultores que cada vez encuentran más afectadas las tierras con las que conviven. Estos métodos “democráticos”, desde luego, también son reprochables ya que constituyen el fascismo cultural de nuestro tiempo y requieren de análisis, así como lo requieren todas las intensiones discursivas del biopoder, dentro de los movimientos sociales y las multitudes críticas que puedan surgir para ofrecer nuevas prácticas de resistencia anticapitalista y creación autónoma.

Lady Ludd & Organización Invisible de Mukis Libertarios

_________________
La esencia de lo que hemos perdido no es el control sobre los medios de producción o de la riqueza material; son nuestras vidas mismas, nuestra capacidad para crear nuestra existencia en términos de nuestras propias necesidades y deseos.


Última edición por Caos el 21 Jun 2011, 05:26, editado 5 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: [Perú] El Imperio de la Minería
NotaPublicado: 21 Jun 2011, 04:06 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 05 Dic 2007, 15:36
Posdata/Panfleto:

La minería mata, el dinero no se come

¿Existe un nuevo conflicto minero en Puno?, ¿o es el mismo conflicto que inició en Bagua, o que tuvo fin en Arequipa, que ahora ha cambiado de escenario?, ¿inició en Bagua?, ¿tuvo fin en Arequipa?

¿Por qué conflicto?

¿Es un conflicto porque muere gente y se rompen leyes o porque los intereses mercantiles de las empresas mineras, y los de los obedientes militares del estado, son contrarios a los de las prácticas ecosóficas amazónicas o a las de pequeños agricultores en la sierra?, ¿puede no ser un conflicto en algún momento, y ser ambas partes las beneficiadas?, ¿A quién beneficia la minería, a los pobladores que extraen minerales -extrayendo también enfermedades- o a las empresas que se los llevan a los entornos urbanos para usos industriales?

¿Si en este planeta vivimos todas y todos, beneficia a alguien realmente las prácticas megacontaminantes de las empresas?, ¿Los salarios, las grandes cuentas bancarias y el éxito tecnológico, de qué nos van a servir cuando no tengamos un planeta en el qué disfrutar nada?, ¿hasta cuándo “los economistas llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas o nivel de vida al nivel de consumo”?

¿Por qué cuando un poblador toma la calle y se expresa se le considera ilegal, y se le reprueba, y cuando una minera desaparece una montaña se le aplaude en nombre del progreso? ¿Por qué seguimos creyendo en las leyes del estado, si este siempre las usa contra -o para enfrentarnos entre- nosotros cuando lo necesita? ¿Si el estado nos protege, nos protege de qué?, ¿de las empresas que él defiende, de la sociedad que él construye, o de las balas que él dispara?, ¿si el estado nos protege, quién nos protege del estado?

¿Por qué creemos que las empresas extractivas de origen peruano son buenas y las extranjeras malas, si todas se dedican a exactamente lo mismo?, ¿si el dinero está de nuestro lado -bajo la ficción del territorio patrio- se puede comprar nuestra opinión?, ¿si la tierra, que defendemos, no conoce de banderas, cuando levantamos la bandera nacional no la estaremos levantando en su contra?, ¿si los ríos atraviesan los límites falsos de la política de estado, por que no hacerlo también nosotros?

Lady Ludd

_________________
La esencia de lo que hemos perdido no es el control sobre los medios de producción o de la riqueza material; son nuestras vidas mismas, nuestra capacidad para crear nuestra existencia en términos de nuestras propias necesidades y deseos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: [Perú] El Imperio de la Minería
NotaPublicado: 30 Jul 2011, 11:06 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 14 Ago 2004, 17:37
Els problemes ambientals que duu la mineria aurífera.

http://www.kaosenlared.net/noticia/vene ... estigacion

Citar:
El veneno más letal del planeta se usa en Chile sin información ni investigación
La lixiviación con cianuro supone destruir una tonelada de roca para extraer dos gramos de oro, regándola con una solución cianurada a razón de 1 kilo por gramo…

Comunicaciones OLCA / Mapuexpress | Para Kaos en la Red
http://www.kaosenlared.net/noticia/vene ... estigacion


La lixiviación con cianuro supone destruir una tonelada de roca para extraer dos gramos de oro, regándola con una solución cianurada a razón de 1 kilo por gramo… esto implica a la empresa un costo de cerca de 50 dólares la onza, la misma que se cotiza hoy en el mercado internacional a 1600 dólares... los costos sociambientales obviamente no están considerados en la ecuación costo beneficio, pero sí termina siendo un lastre inabordabloe para las arcas estatales.

El 27 de julio se lanzó en el Salón del Archivo Nacional “Cianuro, la cara tóxica del oro”, libro del investigador canadiense William Sacher, documento base de la Campaña por la prohibición uso del cianuro de sodio en la minería del oro en América Latina.

El Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), y la Editorial Autogestionada Quimantú, presentaron una versión impresa de este libro disponible gratuitamente en internet en el sitio http://www.conflictosmineros.net, con el propósito de ayudar a instalar debate sobre un tema ampliamente polémico a nivel internacional, pero que paradojalmente en el “Chile país minero”, simplemente no exite.

Lucio Cuenca de Olca, dio cuenta de que la solicitud de información a SERNAGEOMIN o al Ministerio de Salud, demostró que no hay estudios, ni por lo tanto controles específicos, al uso y disposición final de cianuro de sodio en minería, ni sobre el efecto en la salud de los trabajadores, cuestión altamente preocupante si se considera que actualmente se utilizan 14 mil toneladas de esta sustancia, cifra que se duplicará si entra en funcionamiento el polémico proyecto Pascua Lama, y seguirá sumando si se concretan los otros mega emprendimientos que ya cuentan con aprobación ambiental en el país.

La lixiviación con cianuro supone destruir una tonelada de roca para extraer dos gramos de oro, regándola con una solución cianurada a razón de 1 kilo por gramo… esto implica a la empresa un costo de cerca de 50 dólares la onza, la misma que se cotiza hoy en el mercado internacional a 1600 dólares... los costos sociambientales obviamente no están considerados en la ecuación costo beneficio, pero sí termina siendo un lastre inabordabloe para las arcas estatales.

Por su parte, el doctor Andrei Tchernitchin, experto en toxicología de la Universidad de Chile, reafirmó la falta de voluntad política de invertir en investigación sobre estos temas de salud pública, y entregó estadísticas de estudios propios que evidencian la correlación entre la disposición de residuos mineros y las enfermedades de las zonas aledañas a ellos. Tchernichin se refirió además al imprinting, impacto invisibilizado de los metales pesados que opera a nivel genético y que posee consecuencias desastrosas no solo a nivel individual sino a nivel de la sociedad en su conjunto.

Luego, Moisés Labraña, dirigente de la Confederación Minera de Chile, concordó la importancia que posee para los trabajadores y para la comunidad, el que se cuente con información científica no financiada por las empresas, cuestión altamente difícil hoy considerando la complicidad existente entre las universidades y las transnacionales mineras, las que lejos de la ética profesional construyen informes que permitan la utilización de técnicas y el desarrollo de yacimientos que a todas luces empeorarán la calidad de vida del país pero mejorarán las ganancias de la empresa financista.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
phpBB2 Czar-Orange Theme © CirtexHosting
phpBB3 Czar-Orange Theme © Shadow_One
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë
     
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org