Toward an Anti-Fascist Analysis of the Malheur Rebellion

Este foro es para coordinar traducciones urgentes o para la traducción de textos que se consideren interesantes relacionados con el Anarquismo y los Movimientos Sociales.
Responder
Avatar de Usuario
blia blia blia.
Mensajes: 4314
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Ubicación: Paciencia

Toward an Anti-Fascist Analysis of the Malheur Rebellion

Mensaje por blia blia blia. » 10 Ene 2016, 12:42

It's going down es un blog anarquista de línea insurreccional en inglés que cubre el área de norteamérica (México, EEUU y Canadá).

Parece que unos anarquistas se han ido al sitio ese de Oregón donde están los racistas flipados de las armas y no les parece tan mal. O son cosas mías, me cuesta leer en inglés. https://itsgoingdown.org/toward-antifas ... bellion-2/

Molaría leerlo en español a ver qué cuentan de esa gente. Curiosidad desde el punto de vista antropológico.

Avatar de Usuario
boiffard
Mensajes: 1057
Registrado: 18 Sep 2014, 22:12

Re: Toward an Anti-Fascist Analysis of the Malheur Rebellion

Mensaje por boiffard » 10 Ene 2016, 19:06

Ahí va un cachito, luego sigo.
La Rebelión de Malheur capturó de la noche a la mañana toda la atención de las televisiones y los medios sociales, y las conversaciones sobre aquello se volvieron penetrantes pronto. Contacté a Ben Jones y decidimos ir allí juntos para tomar una impresión de la gente involucrada en la ocupación, para aprender como organizarnos luego en su contra. Pese a que estuvimos en Burns alrededor de dos dias solamente, cogiendo solo un viaje al "Malheur Wildlife Refuge", hablamos con cierto numero de gente, tanto miembros de la comunidad como gente de las milicias, y tomamos una impresión mejor sobre cómo afrontar la ridícula y horrorosa escena.

Lo que mas nos sorprendió fue el hecho que pasamos andando a través del Malheur Wildlife Refuge donde los Bundys están atrincherados con voluntarios de movimientos patriotas. No vimos policía, ni federales, ni seguridad. Probablemente fuera nuestro camuflaje, pero fue desconcertante para nosotros dos poder movernos alrededor de una insurrección de extrema derecha, a plena luz del día, sin que saltara ningún tipo de alarma. No obstante, según informes más recientes, "se ha introducido más seguridad portando rifles y armas secundarias en vestimenta militar y chalecos antibalas.". Los Bundys estaban en una reunión, por lo que no pudimos entrevistarlos, probablemente fuera lo mejor. Como dijo Charlotte Roderique de la tributo Palute de Burns aquella mañana, no tenía sentido "dignificarlos" con ese tipo de atención.

No es que John Riztheimer y Blaine Cooper merezcan atención, tampoco. No obstante, queríamos un mejor entendimiento de qué clase de gente eran, quien estaba en Burns, y como podiamos organizarlos para pararlos. Lo que nos confundió cuando Ritzheimer fue a través de su rap dogmático sobre el Articulo 1, Seccion 8 de la Constitución fue su presentación de "liberar la tierra" para el uso de la "comunidad local", la construccion del argumento e incluso la precisión de la retorica, parecia increiblemente cercano al discurso izquierdoso.

Pese a eso, su mision se mantiene encerrada en el discurso del supremacismo blanco, de "liberar la tierra" para los rancheros y mineros para llevar sus negocios sin regulaciones, restricciones o responsabilidad legal. Con este propósito, están siendo arropados por sus secuaces de Idaho, Montana, Arizona y Alaska. Una única cosa es que no son de Oregóin, sino "trespercentistas" (https://en.wikipedia.org/wiki/3_Percenters) de otros estados. Esta gente cree erroneamente que solo el 3% de los colonos originales participaron en la revolución de 1776. Se ven a sí mismos como los defensores de la revolución, más que como revolucionarios. Hay una importante verdad en la retórica que enmascara la gran distaancia enter la izquierda y la derecha.

La derecha se mantiene fiel a su credo reaccionario, mientras que la izquierda se mantiene intrínsecamente progresista; no solamente de boquilla, sino con una mayor sensibilidad ante las comunidades emergentes luchando para liberarse de una situación racista y colonial. Esta situación reposa, por un lado, en el salto disparatado entre una revuelta y una revolución. Mientras que la derecha busca una rebelión contra el gobierno federal y la restauración del "acuerdo original" -la constitución según la interpretan) ellos- la izquierda busca la transformación revolucionaria de un estado colonial fundado en las premisas de derechos de propiedad privada individual acorde el dogma productivista de "Wise Use (https://en.wikipedia.org/wiki/Wise_use movimiento)" y "desperdicios".

En este sentido, la ideología populista de "tierra y libertad" falla completamente, porque aplica los valores tradicionales de la Constitución, de vuelta al estándar "vida, libertad y búsqueda de la propiedad". La ideología anti-gubernamental y anti-policial también falla, porque establece no defensa comunal sino paramilitares y fuerzas de asalto que van contra la los intereses de las comunidades locales. Los anarquistas valoran la tierra por diferentes razones, apreciamos la tierra en si misma, para ella misma y buscamos defenderla de los intereses de la explotación capitalista. Como la mayor parte de la comunidad de Burns, defendemos los derechos de la gente corriente a mantener su modo de vida contra psicópatas de las milicias y la intervención federal.

Avatar de Usuario
boiffard
Mensajes: 1057
Registrado: 18 Sep 2014, 22:12

Re: Toward an Anti-Fascist Analysis of the Malheur Rebellion

Mensaje por boiffard » 10 Ene 2016, 20:06

Después de entrevistar como a unos seis milicianos, notamos unas tendencias generales:

- Los milicianos no venían de las comunidades locales, sino principalmente de Arizona, California, Idaho y Montana. Con esto en mente, es difícil localizar un un "movimiento patriota de Oregon" en este retraimiento.
- Fuera de un poca gente, lo cierto es que no hay realmente profesionalismo militar, pese al hecho de que muchos de ellos tienen armas y probablemente tienen ese entorno (o pretenden hacerlo)
- Los milicianos también claman levantarse por los granjeros, pero no son tampoco granjeros. Ritzheimer nos contó que el no conoce ni una cosa sobre granja, pero quiere granjeros que hayan "armonizado" con la tierra para que tengan una voz más activa que los graduados universitarios del BLM. Aunque el discurso es ciertamente populista, repetimos, el movimiento populista no parece genuino. Al contrario, parece que la milicia se posiciona en un creciente franja marginal.

Mientras estábamos en el recinto en Burns, notamos que al menos tres tipos de personalidad se acercaban a la pequeña, pero creciente, franja marginal. En común todos tienen que se ven realmente "dispuestos a morir". Son creyentes, pero su perseverancia también los posiciona, hasta cierto punto, en una cadena de mando informal:

El Depredador: John Trudell, el famoso poeta y activista nativo, solía hablar de un "espíritu depredador" que existe en el contexto colonial de los EUA. El Depredador es firme, odioso, despiadado, frío, eficiente y fanático. Está seguro de su tarea, se ha hecho a la idea y actúa según sus convicciones. Inspira a los demás por su naturaleza de disciplina austera, y el modo de "macho alfa" que toma con los demás de su equipo, sea con reprimendas o insultos jocosos.

El Creyente: Estos tipos miran fuertemente al Depredador para una aprobación condescendiente. Son devotos fanáticos, y sus capacidades de autonomía son cuestionables. Aunque parezcan ingenuos o emocionales, cometen algunos de los actos más feroces, simplemente por su desdeo de ser aprecidos e incluso amados. Por sus actos, están equipados por los líderes para parecer y sentirse prte de la jerarquía.

El Motero(NdT: ¿? "Low-bagger" en el original, tipo de moto custom con el manillar alto): Como en cualquier movimiento, el supremacista blanco tiene sus moteros. Estos tipos son los milicnos que vienen de tods partes, y están muy desorganizados. Se ven atraídos por el lado anti-autoritario de algunos aspectos del movimiento miliciano, y están más por la bebida, los porros y las mujeres que por la disciplina militante y la brutalidad. No obstante, ideológicmente, no son "creyentes" sino más bien escépticos, a veces cabezashuecas teóricos de la conspiración, que pueden cambiar su forma de pensar a la hora de justificar ataques contra el estado y las minorías en algún, sino todos, los aspectos.

"Motero (low-bagger)" es generalmente un termino para un tipo de viajero que contribuye en actividades cuando se les necesita. Para pequeños movimientos con apoyo local limitado, los motoristas puede puede ser extremadamente útiles e incluso cruciales. Los moteros que forman parte de la milicia parecen tener relativamente baja devoción a la causa, y están más ahí por el estilo de vid del peligro y la rebelión. Es tentador sugerir que la izquierda podría ganárselos. No obstante, la cuestión no es ¿queremos miembros de bajo compromiso que vienen de la derecha? sino ¿es posible cortar la cuerda entre ellos y las milicias, y tratar de mostrarles los errores de la teoría conspirativa de los supremacistas blancos y la ideología de propiedad privada "corporativa"?
Me queda todavía

Avatar de Usuario
boiffard
Mensajes: 1057
Registrado: 18 Sep 2014, 22:12

Re: Toward an Anti-Fascist Analysis of the Malheur Rebellion

Mensaje por boiffard » 10 Ene 2016, 20:21

Mientras acabo de traducir, dejo ésto que vi en el canal AJ+ que no está nada mal, junto con filmsforaction me parecen de los más interesantes.

Basicamente, se dedican a preguntar a los milicianos si no piensan que si fueran musulmanes o afroamericanos, la respuesta del gobierno hubiera sido la misma:


Avatar de Usuario
boiffard
Mensajes: 1057
Registrado: 18 Sep 2014, 22:12

Re: Toward an Anti-Fascist Analysis of the Malheur Rebellion

Mensaje por boiffard » 11 Ene 2016, 01:44

And here it is:
Para hacer ésto, parece importante continuar afilando las distinciones entre nosotros y el movimiento patriota. Esto no significa debatir con ellos o dando demasiada atención con sus causas. Significa aliarnos con las personas de color y otras comunidades de color, así como con indígenas y otros desamparados luchando por la liberación colectiva, incluyendo blancos rurales oponentes y potenciales oponentes a la actividad de la milicia.

Aunque el toque "anti-autoritario" es fuerte entre las milicias; y las rebeldes y malogradas jerarquías son conducidas extrañamente por personalidades y no militares, el poder de la milicia se ve reforzado por la represión institucional que los respalda. En particular, se ven reforzados por la supremacía blanca del gobierno que destruiría sin piedad una disidencia similar de comunidades de color. También viene por los medios, que les ofrecen control sobre el flujo de imágenes, dándoles atención plena y tratamiento preferente para cubrir sus agujeros e hipocresía, en lugar de enfocarse con igual atención en otros problemas clave (como el horrible escape de gas en California). Luchando contra la represión institucional, también seremos capaces de crear espacios para la honesta represión y cómo confrontarla.

La distorsión de la narrativa del movimiento patriota hacia los "derechos civiles blancos" y la anti-opresión dirigida hacia la "abolición" de la BLM también es algo contra lo que debemos luchar; incluso mientras continuamos proponiendo la clase de respuesta que el pensador anrquista Shawn Wilbur ha estado escribiendo, como son aproximaciones alternativas a la gestión de la tierra. En mi reciente antología, "Grabbing Back: Essays Against the Global Land Grab", observé el creciente conflicto de extremos tras el crash del mercdao inmobiliario, y recopilé unos cuantos ensayos escritos por lideres de opinion y orgnizaciones como Keisha-Khan Perry, Noam Chomsky, y Vandana Shiva contemplando distintas aproximaciones a la apropiación de tierra, terrenos federales y "soluciones basadasa en el mercdo". Esos colaboradores llaman a la solidaridad, y acabar con la politica extractiva y explottiv, y lo que Javier Sethness.Castro llama "autogestión ecologica". Tiene que haber una "abolición", pero ésta abolición debe extenders a la abolición de las prisiones, deportaciones y capitalismo, en favor de no solo redistribución de la tierra por una autoridad central, sino autogestión aautonoma, produciendo para los demás con el espíritu del apoyo mutuo.

La milicia usa el término "abolición" intencionadamente como si estuviese conectado la abolición de la esclavitud; encaja en el vocabulario de pseudo antiopresión y anti-autoritarismo. Sin embrgo, el error aquí es importante, en cuanto trata de ignorar las igualdades injustas en el tratamiento que da a la gente blanca sobre la gente no blanca, pese a clamar universalmente por los derechos civiles. La narrativa de "derechos blancos" y "racismo inverso" son solo una versión maquillada del "white power" que prefieren los medios. Es importante mostrar fuerte oposición a este tipo de discurso para proporcionar un replanteamiento adecuado de las discusiones que tiene la sociedad.

Un trabajo muy serio en el suelo está sucediendo torno al Provecto de Organización Rural, que organiza en contra de las milicias, mapeándolas estratégicamente, y organizándose con las comunidades locales, tenemos que tomar estos factores en cuenta. Las 1,001 opiniones en Internet son importantes, pero el hecho queda: las opiniones sobre el terreno cuentan las que más, y la base local de las milicias no existe en Burns, y su disidencia está expresándose en parte gracias a grupos como ROP. Las milicias requieren asistencia externa para mantener este tipo de ocupaciones, lo que significa que son todavía situaciones de "paracaidismo" que recaen en los moteros que traen todo tipo de problemas a su grupo, como peleas a puñetazos, borracheras y mentiras. La responsabilidad hacia la comunidad local parece importante para las milicias en la superficie, pero la cuestión es ganar atención y hcer lo que la izquierda llama "consciencia creciente" con el objetivo de dispersar el movimiento. Su esperanza es que eventualmente, un vez ocupan un sitio, otros empezarán a ocupar áreas en sus regiones. En realidad, están desempoderando a la comunidad local.

En muchos de estos problemas, la izquierda puede reconocer algunos de sus propias realidades vergonzantes, y aprender de sus errores en lugar de ridiculizar mientras se repiten los mismos errores. Sin una base de apoyo por parte de la comunidad; y porque están apoyados por la represión institucional, esta esperanza de que se extiendan sus acciones invoca cierto tipo de fe en un despertar espiritual. Rizheimer nos contó que mucha gente en Burns no se les une porque tienen miedo. Aunque el hecho de que ni la comunidad o las autoridades locales les apoya, tienen un complejo psicológico de éxito, han logrado un hito en una historia más larga que enlaz no solo a la mina de Sugar Pine y el rancho Bundy, sino al movimiento anti-inmigración en Arizona, y otras intervenciones extremistas en la vida política. La historia se remonta a Ruby Ridge, Waco, e incluso a la rebelion de Sagebrush de 1979. Es, en el fondo un movimiento intergeneracional con una especie de "mentalidad activista".

Cuando dejabamos el recinto, vimos en los bordes a dos jóvenes sentados alrededor de un fuego. Uno parecia como un motero rural y la otra, una mujer con el pelo teñido de azul. ¿Eran periodistas, o eran raros Cascadianos (ndT: movimiento secesionista de USA: https://es.wikipedia.org/wiki/Cascadia) bioregionalistas, inseguros de apoyar o no una insurrección
contra el gobierno federal bajo cualquier precepto? En cualquier caso, el efecto simbólico parece cierto, porque hemos visto muchos camaradas apoyar públicamente a los granjeros y vigilantes.

Necesitamos que los cascadianos, moderados y anti-estatistas de cada variedad a salir abiertamente contra la ocupación del Malheur Wildlife Refuge y otras ocupaciones motivadas por historietas coloniales embarradas en racismo y los intereses del capital. También necesitamos ser respetuosos y responsablemente introspectivos con los pequeños detalles en el día a día con los que perpetuamos lo que Joel Olson llama la "democracia blanca". Los racistas, islamófobos y lunáticos envueltos están claramente manipulando la retórica en favor de los grandes negocios y los intereses privados. Su esperanza (quitar el gobierno para enriquecer el estado corporativo más allá todavía a través de la sacralización del movimiento patriota y su posible martirio) es enemiga de todo aquello en lo que creemos.

Mientras que empatizamos con mucha gente en Burns que desconfiaba del FBI, la policía y el gobierno federal, también estábamos de acuerdo con sus crecientes niveles de antipatía hacia los Bundys por traer a esas fuerzas a merodear por su comunidad. Creemos que la extrema derecha no es la responsabilidad última que el gobierno deba tratar. Los antifascistas deben organizarse para parar la extensión de la extrema derecha en las comunidades locales, porque ningún otro lo hará.

Avatar de Usuario
boiffard
Mensajes: 1057
Registrado: 18 Sep 2014, 22:12

Re: Toward an Anti-Fascist Analysis of the Malheur Rebellion

Mensaje por boiffard » 11 Ene 2016, 10:19

Para entender mejor la confusión que provoca la ideología de las milicias, patriotas y demás fauna "neoconfederada" de la américa profunda, y su rechazo visceral al gobierno federal de Washington, hay que entender bien la "paradoja" que supone la brecha de la guerra de secesión americana. Este párrafo de Voltairine de Cleyre en "Acción directa" es bastante buen punto de partida, aunque mejor la obra de Spooner "Sin traición: la constitución sin autoridad" que se folla el constitucionalismo y la idea de contrato social con este tema como eje.
La historia del movimiento contra la esclavitud y la Guerra Civil es una de las más grandes paradojas, aunque históricamente sea una cadena de paradojas. Políticamente hablando , fueron los estados esclavistas los que representaban una mayor libertad política, por la autonomía del estado individual contra la interferencia de los Estados Unidos; políticamente hablando, eran los Estados no-esclavistas los que representaban un gobierno fuerte y centralizado el cual, los secesionistas decían y con razón, estaba destinado a evolucionar progresivamente hacia formas más y más tiránicas. Que fue lo que ocurrió. Desde el fin de la primera Guerra Civil, ha habido un continuo traspasar del poder federal de las fronteras de lo que originariamente eran las atribuciones de los Estados individuales. Los esclavos-asalariados, en sus luchas de hoy, son continuamente lanzados al conflicto con ese poder centralizado contra contra el cual protestaba el esclavista (con la libertad en los labios y la tiranía en el corazón). Éticamente hablando, eran los estados no-esclavistas los que de modo general representaban una mayor libertad humana, mientras que los secesionistas representaban la esclavitud racista. Esto sólo de un modo general; o sea, que la mayoría de los norteños, no estando acostumbrados a estar rodeados por la presencia real de la esclavitud de los negros a su alrededor, pensaron que probablemente era un error; aunque no mostraban tanto fervor en abolirla. Sólo los Abolicionistas, y esos eran relativamente pocos, fueron los éticos genuinos, para los cuales la esclavitud en sí -no la secesión o la unión- era la cuestión principal. De hecho, era tan fundamental para éstos, que una cantidad considerable de ellos estaban a favor de la disolución de la unión, promoviendo el que el Norte tomase la iniciativa en la cuestión de disolverla para que los pueblos del Norte pudiesen sacudirse la vergüenza de mantener negros en cadenas.

Responder