Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Este foro es para coordinar traducciones urgentes o para la traducción de textos que se consideren interesantes relacionados con el Anarquismo y los Movimientos Sociales.
Avatar de Usuario
Caos
Mensajes: 67
Registrado: 05 Dic 2007, 15:36

Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por Caos » 19 May 2011, 01:51

Recetas para el desastre: Un libro de cocina anarquista es un libro anarquista publicado por el colectivo CrimethInc. en diciembre de 2004. Ofrece información y estrategias para realizar acciones directas. Hay secciones sobre formación de grupos de afinidad, organización de manifestaciones, bloques negros, medios independientes, sabotaje, cultura de seguridad, instrumentos musicales, serigrafía y temas más personales como Salud mental y "Apoyo a los Sobrevivientes de la Violencia Doméstica". Fue escrito durante tres años por decenas de colectivos radicales de todo el mundo que trabajan juntos.

Un grupo de amigos hemos decidido sumar esfuerzos y traducir este útil e interesante libro al castellano. Mientras nos ponemos de acuerdo en las secciones que deseamos traducir, invitamos a los participantes del foro -y a toda el que le interese- a colaborar. Necesitamos que quienes deseen hacerlo nos hagan saber qué les gustaría traducir, para publicarlo aquí y no realizar los mismos esfuerzos en vano. También pueden escribir un e-mail a alain@sindominio.net

- Libro original en inglés
- Fragmentos traducidos al italiano y al portugués.
-- CONTENIDO --

Desastre? Si, Desastre (Intro I) [Traduciendo]
Advertencia a nuestros enemigos (Intro II) [Traduciendo]
Advertencia a nuestros amigos (Intro III) [Traduciendo]
Acción Directa: Qué es, y para qué sirve (Prefacio) [Traduciendo]
Grupos de Afinidad
Accion Antifascista [Traduciendo]
Mosaicos de Asfalto
Banner Drops and Banner Hoists
Behavioral Cut-ups [Traduciendo]
Colectivos de Bicicletas
Desfile de Bicicletas
Pintando con la Bicicleta
Cómo convertir una Bicicleta en una Grabadora [Traduciendo]
Mejoramiento de Avisos Publicitarios (Frente de Liberación Publicitaria) [Traduciendo]
Bloques, Negros y Demás (Black Bloc)
Bloqueos y Encadenadas [Traduciendo]
Toma de Aulas
Construyendo Coaliciones
Colectivos
Reducción Corporativa
Distribución, Venta e Infoshops
Buceo en Basureros
Efigies
Evasión
Festivales
Comida No Bombas
Grafiti
Performances Guerrilleras
Cuidado de la Salud
Secuestrar Eventos
Haciendo Dedo
Infiltración [Traduciendo]
Inflables
Apoyo Legal
Marchas y Desfiles
Medios Independientes
Medios Dominantes (Mainstream)
Salud Mental
Instrumentos Musicales
Newspaper Wraps
Relaciones no monogámicas [Traduciendo]
Fiestas [Traduciendo]
Lanzamiento de Pasteles [Traduciendo]
Intercambio de Retratos
Reclama las Calles
Cómo construir una Cocina-Cohete
Sabotaje
Serigrafía
Cultura de la Seguridad
Sexo
Hurto en tiendas [Traduciendo]
Bombas de Humo
Solidaridad
Hechizando
Okupando
Stencileando
Pegando Stickers
Apoyo a los Sobrevivientes de la Violencia Domestica
Sobrevivir un Juicio
Grupos de Estudio
Antorchas
Socavando la Opresión
Desempleo
Servicios
Pegar Afiches (wheatpasting}
Cómo Unirte a CrimethInc.
Acerca de los Autores
Más Lecturas
Índice
Tablas de Conversión
Última edición por Caos el 13 Sep 2011, 01:10, editado 8 veces en total.

ElDiegoEfe
Mensajes: 15
Registrado: 06 Jul 2011, 06:54

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por ElDiegoEfe » 06 Jul 2011, 06:58

Me puse a traducir la sección "Collectives". No me falta tanto para completarla, ¿dónde mando el archivo una vez que termine? ¿Cuándo van a aparecer las traducciones de quienes están ocupados en ellas? Me gustaría consultar también algunas dudas que tengo, ¿hay algún modo de comunicación además de este hilo en el foro? Saludos!!

Avatar de Usuario
blia blia blia.
Mensajes: 4266
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Ubicación: Paciencia

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por blia blia blia. » 06 Jul 2011, 14:41

Menudo tocho os habéis puesto a traducir.
Crimethinc tiene escritos más cortos y más actuales.
Uno de los puntos fuertes de las ediciones de este colectivo es la presentación ( 1 2 3 4 5 ). Suelen hacer las cosas con InDesign (por lo que pone en el pdf), creo que podríais poneros en contacto con ellos para que os dejaran el original y hacer una versión en castellano su maquetación.

ElDiegoEfe
Mensajes: 15
Registrado: 06 Jul 2011, 06:54

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por ElDiegoEfe » 09 Jul 2011, 04:24

Estimadx blia, muchas gracias por esos enlaces maravillosos!!

Como no se cómo funciona esto, copio directamente debajo mi versión traducida del capítulo sobre Colectivos. Tengo un archivo con la versión bilingüe, marcadas las partes en donde tengo dudas, el cual pongo a disposición por si alguien quiere verificar y corregir la traducción que hice. Quedó en un español de Argentina, supongo que a muchos les sonará rara la segunda persona del singular (el "vos" y su conjugación particular, en vez del "tu"). Aquí lo copio, pero si me lo piden por mail también lo mando.

COLECTIVOS

Instrucciones

Mientras un grupo de afinidad es una estructura transitoria basada en la colaboración y la amistad existentes (ver Grupos de Afinidad, pg. XX), un colectivo es una institución más permanente en la cual tiene lugar la colaboración y se puede desarrollar la amistad. Los individuos pueden entrar o salir de los diferentes colectivos, como la sangre que circula a través de los órganos, pero el colectivo permanece, ofreciendo continuidad e infraestructura.

Un colectivo puede ser un círculo cerrado, tal como un equipo clandestino de engrudadores (ver Engrudo, pg. XX) o una estructura abierta, más fluida, en la cual cualquiera puede participar, tal como un grupo Food Not Bombs (Comida No Bombas, ver pg. XX). A menudo el formato está en algún lado entre estos extremos, como en el caso de una banda folk anarquista que lleva diferentes invitados con ellos cada vez que salen de gira. Los colectivos pueden servir para atender las necesidades de los individuos que los componen, como es el caso de los grupos de lectura; o también las necesidades de su comunidad, tal como los colectivos que cuidan la salud de las mujeres (ver Cuidado de la Salud, pg. XX); o incluso aquellas de otras comunidades, como los grupos de apoyo a prisioneros que envían libros a los presos. En el mejor de los casos, todos los que toman contacto con un colectivo terminan participando y beneficiándose de alguna manera; esa es la idea de pensar y actuar colectivamente.

Los grupos de afinidad y los colectivos pueden distinguirse de otras estructuras organizacionales en que son explícitamente no jerárquicas. Idealmente, todos los participantes tienen igual peso en las actividades del grupo. No hay posiciones de liderazgo; se efectúan todos los esfuerzos para evitar centralizar el poder y la influencia en las manos de cualquier individuo o facción. En vez de votar, las decisiones se toman por consenso, de manera que se cuenta con la aprobación de todos los involucrados.

De esta manera, los grupos de afinidad y los colectivos brindan un sustento para la autonomía individual en la acción colectiva. Sin embargo, para que esto sea posible, ellos mismos deben ser construidos sobre la base de relaciones de apoyo y liberación. Las estructuras y procedimientos igualitarios no pueden sustituir la sensibilidad y la buena voluntad; a lo sumo pueden allanarles el camino. Como muchos de los aspectos importantes de cualquier colaboración están determinados informalmente, los participantes en los colectivos deben buscar nutrir las actitudes y hábitos necesarios para la coexistencia y la cooperación, para que surjan de forma natural.

Zonas Autónomas Ampliables

Más que incrementar los recursos o el poder de los individuos, los colectivos construyen poder compartido. En un sistema competitivo, la vida es un juego de suma cero, en el cual uno solo prospera a expensas de los demás; por otro lado, en el sistema cooperativo, cuanto más invierte cada uno, mayores son los beneficios para todos. Así, estableciendo y nutriendo un colectivo, los individuos no acumulan poder para sí mismos aisladamente, sino que construyen una estructura de la cual todos pueden beneficiarse. La riqueza que genera un colectivo no corresponde al tipo de divisas que uno puede usar para adquirir una póliza de seguro; más bien es una red de ayuda mutua con lazos emocionales de larga duración que pueden satisfacer las necesidades de las personas incluso cuando las pólizas de seguro fallan.

En el mejor de los casos, los proyectos colectivos son contagiosos, difunden el espíritu y las estructuras colaborativas a todos quienes entran en contacto con ellos. Pueden hacerlo dando la bienvenida a nuevos participantes en sus filas, o demostrando las ventajas de sus métodos, que otros pueden apropiarse para usar por sí mismos.

Armonía, No Unidad

Muchos activistas se acercan a proyectos colectivos con la idea de que para trabajar juntos, para ser o parecer sinceros o para lograr grandes cosas, todos los miembros de un colectivo deben compartir una plataforma política específica, un cierto estilo de vida, y un estricto código de conducta. ¡Y pensaste que la presión por pertenecer era mala en el secundario! Las llamadas ideologías radicales como el comunismo, que se niegan a terminar con las jerarquías, han exigido históricamente esa estandarización en sus filas, y han terminado consecuentemente en movimientos, obras de arte y sociedades estériles; por otra parte, el pensamiento anarquista sugiere que la diversidad es necesaria para cualquier organización o ecosistema saludable. Mayor diversidad ofrece un amplio espectro de inspiración e ideas para aprovechar, vuelve a tu grupo más adaptable; y dado que los seres humanos son siempre diferentes, aún cuando tratan de homogeneizarse a sí mismos, cualquier sistema de valores que favorezca la conformidad sólo puede generar relaciones y proyectos deshonestos y superficiales.

Un colectivo de clones en el mejor de los casos puede hacer bien una sola cosa; un círculo de individuos únicos puede hacer muchas cosas diferentes que se complementan entre sí. Los mejores colectivos son aquellos que articulan la suma total de todo lo que los diferentes miembros tienen para ofrecer, no sólo aquellos que se limitan sí mismos a aplicar lo que los miembros tienen en común. Como una banda necesita músicos que toquen diferentes instrumentos, las asociaciones saludables no restringen a los participantes con compromisos que los fuerzan a limitarse a las cosas que tienen en común, sino que integran sus diferencias en un todo mayor que la suma de sus partes.

Trabajar y vivir con dichos acuerdos, en los cuales cada persona es consciente de que es responsable de hacer que funcionen los proyectos y relaciones, nos ayuda a vernos como parte de una red de relaciones humanas, en lugar de individuos aislados contra el mundo. Bajo estas circunstancias, los deseos de los demás deben tomarse tan seriamente como los propios. Esto puede permitir a un individuo ser una persona más completa, ya que sus compañeros pueden representar partes de sí mismo que de otro modo no expresaría.

En última instancia, todos somos producto de un mismo mundo, estamos todos interconectados, cada uno de nosotros manifestando diferentes aspectos del mismo juego de fuerzas. Sin esta comprensión, nuestra cooperación y comunidad puede sólo ser casual y fortuita.
Podés tomar ventaja de los miles de diferentes intentos que la gente ya ha construido para establecer comunidad –barrios, asociaciones, grupos de punk rock, ligas de bowling, encuentros de Alcóholicos Anónimos, coros de iglesias, clubes de secundaria, organizaciones estudiantiles, círculos de tejido, grupos de pasatiempos– como puntos de partida desde los cuales trabajar en camino a comunidades más amplias que sean más radicales, durables y ambiciosas. Considerá con cuáles comunidades ya tenés lazos. No las abandonés en busca de comunidades más radicales, quedate cerca para radicalizarlas.
Eventualmente, para los individuos experimentados en vivir comunalmente y actuar colectivamente, se vuelve posible comprender el cosmos entero como un colectivo vasto, aunque disfuncional; el problema es simplemente cómo hacer que funcione más de acuerdo a nuestro gusto. Esto no significa que los fascistas o sexistas puedan ocuparse de sus muchos asuntos y ser “parte de nuestro colectivo”, ellos mismos serían los primeros en negarlo, ¡y lo sostendrían con pruebas! Pero el principal argumento del fascismo y el pensamiento reaccionario ha sido siempre que la cooperación y la autonomía son mutuamente excluyentes, que las personas deben recibir órdenes y ser controladas o sino no harán nada más que ser perezosas y matarse entre sí. Cuanto más demostremos que esto es mentira, menos atractivas serán sus afirmaciones.

Diversidad

Comenzar desde la diversidad es tan importante como fomentarla. Cada uno es único, por supuesto, y puede suceder que haya más divergencia de personalidad, talentos y experiencia entre dos personas con un mismo background que entre individuos de diferentes orígenes; pero habiendo dicho esto, incluir miembros de diferentes géneros, edades, clases sociales y culturas puede ser una gran cosa para un colectivo. Cuando gente de tan diferente origen aprende a comprender y respetar las perspectivas de los demás, complementar las fortalezas y debilidades de cada uno, y formar relaciones simbióticas en la base de sus diferencias, esa es una revolución en acción, aún si en principio es un puñado de personas.

Esto no quiere decir que debas reclutar gente para tu colectivo sólo por su raza o género –eso puede volverse, por lo menos, paternalista– pero es del mayor interés visitar diversos círculos y aprovechar las amistades que se desarrollan naturalmente dentro de éstos para emprender proyectos colectivos.

Por supuesto, los colectivos compuestos por miembros con amplios grados de diferencia de privilegios tendrán que trabajar extra aprendiendo a interactuar como iguales (ver Minando la Opresión, pg. XX). Los patrones opresivos –gente de clase media que tiende a hacerse cargo de la organización, la clase obrera haciéndose cargo del trabajo físico, hombres que toman las decisiones en formas que excluyen a las mujeres, y así– se integran a nuestros colectivos desde el mundo en el cual crecemos; podemos convertir estos grupos sociales en laboratorios donde aprender cómo romper estos patrones, como preparación para destruir ese mundo de jerarquías.

Las proporciones de diferentes orígenes dentro de un colectivo con frecuencia tienen una gran influencia sobre su dinámica interna. Por ejemplo, si es posible, es mejor que haya al menos dos personas que se identifiquen como mujeres en cada colectivo: un grupo formado exclusivamente por hombres inevitablemente carecerá de ciertas perspectivas importantes, y una mujer sola en un grupo masculino tendrá que lidiar con un montón de frustración por sí misma. Por otra parte, grupos exclusivos de mujeres pueden ser inspiradores para otrxs, y pueden funcionar como “lugares seguros”, más confortables que aquellos donde se trabaja en compañía mixta (de vuelta, ver Minando la Opresión, pg. XX).

Compromiso

El compromiso es a los colectivos lo que el bottomlining es a los grupos de afinidad; es la roca madre (los cimientos) sobre los cuales las comunidades pueden construir su poder y autoorganizarse. Cuando renunciás a todas las falsas riquezas y garantías del fraude de la protección capitalista, necesitarás del compromiso de todos más que de cualquier otra cosa.

El mundo en que vivimos, o mejor aún, en qué mundo vivimos, depende por completo de nuestras inversiones: seguimos viviendo en un mundo de ventas, salarios, alquileres y jaulas porque todos los días la gente se despierta y –sin ver opciones viables– invierten su energía e ingenio en vivir dentro de sus estructuras, perpetuándolas. Si de algún modo podés dedicarte a crear y perpetuar otro mundo, ese mundo existirá al menos hasta donde vos existas, esa es la lógica de vivir un estilo de vida radical. Ahora, una persona sola viviendo y creyendo en contra de todo apenas puede sobrevivir, y mucho menos causar algún impacto real; pero una pequeña tribu de personas que se refuerzan y sostienen entre sí puede prosperar, y ayudar a otros a abrir las puertas a sus propios nuevos mundos.

Las comunidades anarquistas, en su mejor expresión, son redes de tales tribus, todas intercambiando apoyo e inspiración entre sí y ayudando a plantar las semillas que puedan hacer crecer nuevas realidades. El elemento más decisivo en la determinación de lo que una comunidad dada puede o no puede hacer es el compromiso de sus participantes. Un grupo de gente que está lista para afrontar cualquier cosa juntos, que sabe que serán fieles mutuamente y a sus sueños a través de tiempos duros, no necesita ser perfecto; mientras el tiempo pasa, aprenderán lo que necesiten aprender y mejorarán lo que necesiten mejorar.

Cuando consideres con quién trabajar, características como la experiencia, la capacidad técnica y el acceso a equipamiento deberían ser secundarias; una persona que no tiene nada de esto pero que está poseída por un ardiente deseo de lograr grandes cosas puede eventualmente adquirirlas. Del mismo modo, si querés llegar a algún lado trabajando en grupos cooperativos de cualquier tipo, las características más importantes que podés desarrollar en vos mismo son el compromiso, la dedicación, la confiabilidad y la responsabilidad. No desilusiones gente, no importa qué desafíos encuentres. A través de tus acciones hazle saber a los demás que pueden contar con vos en todo lo que emprendan juntos.

Tres personas pueden compartir y minimizar los costos del alquiler y la comida, forrar una ciudad con pósters y graffiti, y organizar un colectivo para cuidar chicos a tiempo parcial; diez pueden cultivar un jardín comunitario, operar una agencia de información o un periódico, y formar una banda de música radical; cien pueden transformar un barrio en una zona autónoma, organizar manifestaciones que detengan una ciudad y desplegarse a través del país para compartir esas habilidades con diez mil más, ¡pero todo depende del compromiso!

División del Trabajo, Especialización, y Poder

A fin de prevenir los conflictos internos y la centralización del poder, los colectivos harían bien en desconfiar de la división, a largo plazo, del trabajo. Una dada distribución del trabajo significa que cada miembro se vuelve especialista en su tarea particular, y frecuentemente, en el rol asociado a esas tareas. Una vez que los miembros de un colectivo se asientan en sus diferentes roles, tienden a desarrollar necesidades y perspectivas conflictivas, y con frecuencia sigue un desbalance de poder. Para un ejemplo de los peligros de una excesiva especialización, veamos un ejemplo común pero a menudo negado: las bandas de rock o de punk políticas. Muchas bandas políticas experimentan un desorden interno en el cual se produce una ruptura entre el cantante y los otros miembros. Probablemente de temperamento expresivo y extrovertido, el cantante se encuentra en el rol de vocero de toda la banda: se espera que componga las letras y las explicaciones que las acompañan, responda la mayoría de las entrevistas y presente las canciones mientras los otros miembros del grupo afinan sus instrumentos. Todo esto refuerza las propias tendencias autoritarias del cantante –no nos engañemos, todos somos un poco así– hasta que empieza a asumir y dar por sentado el poder que tiene.

La mejor analogía para usar acá es el Estado Comunista: el cantante deviene en el Partido, su carga es educar a las Masas comenzando por supuesto por el proletariado de su propia banda –los otros miembros–, quienes son los que en realidad producen lo útil: la música. Él, por supuesto, sólo da voz a las políticas que ya sostienen inconscientemente, es la Vanguardia, y esto le da la importante responsabilidad de organizar su labor, representar sus intereses, hacer declaraciones en nombre del grupo, y así sucesivamente.

Ser capaz de expresar los sentimientos propios con palabras, expresar lo que uno piensa en público, articular ideas complejas al vuelo, todos estos son talentos valiosos para tener; el problema no es que el cantante del ejemplo los ejercite, sino que la especialización dentro del formato de banda tradicional tiende a desarrollar estas habilidades exclusivamente en esta persona y no en los otros. El cantante puede expresar y organizar cosas que deben ser dichas y organizadas, y puede ser quien tome mayor responsabilidad para cosas importantes como la relación entre la banda y otras personas, pero esta especialización no es usualmente sostenible, y nunca es saludable. Ahora que tienen diferentes intereses de acuerdo a sus distintos roles se desarrollan tensiones entre los diferentes estratos de la banda.
Podés organizar paros de alquileres para lograr que el propietario se ocupe de los problemas de plomería, calefacción, electricidad, pero sería más sabio construir un círculo de gente de confianza para invertir en un espacio comunal de viviendas. En la ciudad, podrías usar ese espacio como un lugar de encuentro para las artes escénicas, mientras que en el campo podrías cultivar suficientes verduras para alimentar a un montón de personas.
Este es sólo uno de los innumerables ejemplos de las maneras en que la especialización puede concentrar el control y crear disputas dentro de un colectivo. Aún en colectivos en los cuales la división del trabajo es mucho menos formal, las personas tienden a orientarse a un rol, y se producen las mismas consecuencias.

La responsabilidad tiende a fluir en una dirección una vez que se establece un patrón. Cuanto más hace una persona, más sabe hacerlo y se siente comprometida con ello, mientras el resto lo hace cada vez menos. Peor aún, esa persona puede así dejar de confiar responsabilidades en los otros, con lo cual los demás dejan de ser conscientes de la cantidad de trabajo que hay que hacer y qué se necesita para hacerlo. El Responsable culpa a los demás por no asumir responsabilidades que éstos incluso desconocen; estos otros culpan por su hostilidad y resentimiento al primero, sin comprender el contexto.

¿Como puede un colectivo resistir esta tendencia insidiosa? Está el modo reformista: debés ser consciente del privilegio y del poder que proviene de las tareas que realizás, tratá de mantener controlados mediante una retroalimentación continua a aquellos que asumen roles claves. Luego está la forma radical: rotar responsabilidades frecuentemente entre los participantes del colectivo, mantener las cosas tan nebulosas que no haya roles fijados que puedan cristalizarse. Ninguna estrategia puede realmente funcionar sin la otra: ninguna reestructuración radical de nuestros grupos de trabajo puede por sí misma deshacer los efectos de décadas de condicionamiento jerárquico al que todos hemos sido sometidos, y al mismo tiempo es tonto pensar que personas en estructuras que son conducentes a la especialización y la centralización pueden comportarse de modo diferente con sólo decidirlo.

Comunicándose

La comunicación es central en la actividad de un colectivo, y es un arte vudú si alguna vez la hubo. Dos personas no hablan el mismo lenguaje de la misma forma; diferentes palabras, gestos, acciones siempre significan cosas distintas a distintas personas. No se enoje (y no se auto-otorgue la razón) a partir de las fallas en la comunicación. No hay una forma “correcta” para comunicarse, no hay Una Única Manera de manejar las cosas; cualquiera que diga lo contrario está tratando, conscientemente o no, de imponer su propio sistema al cosmos. Por otra parte, algunas formas funcionan mejor que otras; en definitiva, la única cosa que importa es que su grupo encuentre una lengua o método común que les permita a sus integrantes resolver las cosas internamente.

Tendrán que resolver todo de nuevo cada vez que cambie la composición de su grupo, o incluso cuando permanece igual, por los cambios que atraviesa la gente –todos cambiamos–. Cuando tengan un miembro nuevo o dos, no asuman que pueden simplemente avanzar de acuerdo a los planes y procedimientos que resolvieron antes. Júntense y asegúrense de que todos digan lo que tengan que decir y de que todos se sientan dueños de lo que hacen en conjunto.

Dinámica: una Tabla Redonda, No Un Congreso de Representantes

Imagina las relaciones en tu colectivo como un sistema que puede ser diagramado: el apoyo y la información pasan entre algunos miembros más que entre otros; se forman vínculos entre parejas, se refuerzan, se relajan. Todo esto es inevitable, y aceptable; pero la forma general del sistema tiene efectos críticos en el modo en que trabaja para quienes están contenidos en él. Algunos colectivos tienen sistemas circulares, en los cuales la comunicación se produce entre todos los participantes, o, si dos miembros no están interactuando demasiado, son por lo menos enlazados entre sí por todos los demás; otros colectivos desarrollan sistemas lineales, en los cuales en cierto punto de la cadena de relaciones hay una persona que por sí misma conecta a un grupo o un individuo con el resto. El sistema circular es saludable y durable; el sistema lineal es peligroso y frágil.

La dinámica lineal no está acompañada necesariamente por una estructura de poder jerárquica pero, cuanto menos, tiende a favorecer la polarización del poder. Los talentos y necesidades de las personas que ocupan los dos (o más) finales de la línea, frecuentemente se desarrollan independientemente de los demás, y la especialización de intereses resultante puede llevar a conflictos.

La comunicación, que ordinariamente resolvería tales conflictos, es especialmente difícil en un colectivo que tiene dinámica lineal, porque la persona que se encarga de enlazar las diferentes “alas” del colectivo tiene que representar a cada una frente a las demás. La representación es reconocida por los anarquistas como poco saludable y des-empoderadora; los políticos que declaman representar nuestros intereses en las llamadas democracias inevitablemente nos fallan, dado que cada uno sólo puede conocer sus propios intereses auto-representándose. Aún si el miembro que enlaza hace seriamente todos los esfuerzos para representar las necesidades de las diferentes partes, el o ella en última instancia las perjudican al soslayarles descubrir cómo comunicarse directamente. Además, el estrés que esta representación impone sobre el miembro de enlace, especialmente si uno o ambos lados son agresivos, puede ser extremadamente difícil de soportar. Esta tensión, como todo el estrés en un colectivo, es inevitablemente retransmitida a los demás, por lo cual no intentes ser un héroe resolviendo los problemas de todos y llevando adelante al grupo completo con la fuerza de tu diplomacia.

La dinámica lineal es un problema clásico para los colectivos en los que dos miembros están envueltos en una relación amorosa, dado que en nuestra sociedad se fomenta que las personas en tales relaciones se aíslen de las demás y formen una unidad, cuyos intereses conjuntos se relacionan al grupo a través de uno de ellos. Culpen por esto a la monogamia monocultural. Esto no significa que las personas que están involucradas sentimentalmente no puedan estar juntas en un colectivo, pero ellas necesitan estar especialmente atentas a mantener al mínimo la representación y la comunicación privada. La no-monogamia, no tanto en términos de sexo como en dinámica y expectativas relacionales, tiene mucho que enseñarnos en este tema (ver Relaciones No Monógamas, pg. XXX) (*).
(*) Las relaciones no monógamas por supuesto que pueden también generar dramas dentro de los colectivos. Siempre que consideres mantener una relación amorosa con alguien que es importante para los proyectos en marcha, contempla si podrás continuar tu colaboración si la relación termina mal.
Bien puede suceder en una situación crítica que un miembro se aislará del resto del colectivo, por temor o resentimiento, excepto tal vez con aquel que mejor sabe comunicarse. Esta situación no será resuelta hasta que los otros puedan reconocer sus necesidades, y el individuo pueda sentir el apoyo proveniente de todos los demás. Como el éxito de cualquier proyecto colectivo depende de que estén todos involucrados, esto debería ser –de alguna manera– siempre posible. Más vale que sí, puesto que a largo plazo no será suficiente ningún sustituto ni atajo.

Evitar la dinámica lineal en un colectivo es tan fácil y tan difícil como resolver cualquier otro problema interno del mismo: cuidarse de los malos esquemas, mantener líneas de comunicación abiertas, no ser insensible. Cuando se trata de la comunicación, no soportar la carga ajena más que cualquier otra responsabilidad; recordá también no ser tan difícil de abordar que los otros intenten evitarte.

No seas un idiota

¡Ojalá esto no tuviese que ser dicho! Podés pensar que está de más hasta que vos y tus amigos se encuentran perseguiendo la visión que tienen, de una revolución total que se expande hasta los confines de la tierra, sea en tu juventud o a los cincuenta, y los ánimos empiezan a caldearse.

Si levantás la voz a tus compañeros, pide perdón explícitamente tan pronto te sea posible, y tratá de descubrir las razones por las cuales perdiste la cabeza, de manera que puedas evitarlo la próxima. Si alguien te levanta la voz y luego pide perdón, aceptá la disculpa sin guardar rencor, y preguntá si hay algo que puedas hacer para ayudar a evitar que suceda de nuevo. Si no se ofrece ninguna disculpa, acercate a él o ella en un modo no amenazante para poner en claro lo importante que es discutir lo ocurrido. Verificá con todos, consistentemente –y no sólo en reuniones formales, en las cuales algunos miembros se sienten intimidados–, acerca del modo en que te estás comunicando y sobre la manera en que hacés sentir a los demás. Pedí críticas constructivas, y tomá las necesidades de tus compañeros muy seriamente. Tu colectivo depende de ello.

Gritarles a tus compañeros es una conducta coercitiva, abusiva. Tal comportamiento aparece en formas más sutiles: mal humor, sarcasmo, provocaciones insensibles, negación a participar en las discusiones, no dar importancia a las necesidades y perspectivas de los demás. Es también coercitivo forzar a los demás a ser siempre los responsables –eligiendo ser siempre el que bebe, sin considerar nunca las necesidades de los demás hasta que los otros te las recuerdan, o evitando ser voluntario para las tareas— o también obligarlos a absorber el estrés de tus arrebatos debido a tu volatilidad para el diálogo. Si te encontrás pensando que es necesario ser “duro” con tus camaradas levantando la voz o actuando para incomodarlos –o lo que es lo mismo ¡pensando que de algún modo se merecen ese tratamiento por algo que han hecho!– entonces no lo dudes: te estás volviendo un autoritario.

Sé accesible al diálogo siempre. Tal vez no seas capaz de saber, viéndolo a la distancia, aquello por lo que están pasando tus compañeros, o no sepas de su necesidad de apoyo –o incluso ni te des cuenta de que les esté pasando algo–. Tenés que ser alguien a quien ellos sepan que pueden recurrir por apoyo, alguien en quien confiar sin importar lo que suceda. Esto es importante para toda la gente, pero especialmente para un pequeño grupo comprometido en proyectos estresantes de larga duración. Tampoco te acostumbres al rol de defensor, vos necesitás estar tan confortable para ofrecer ayuda como para buscarla. Cuando ofrecés apoyo, asegurate de recibirla también de algún lado.

Por último, por sobre todo –debes estar seguro de estar haciendo algo que realmente querés hacer. Esto te hará más servicial y buena gente, y no vas a sentir que necesitás compensación por tu actividad, como sí te sucede siendo mozo en un bar o archivando papeles. Si realmente amás el proyecto que integrás y las personas con quienes estás, no te importarán los desafíos que vengan incluidos.

Protegé Tu Idealismo

Parte de actuar colectivamente es no engañarse para evitar decepcionarse. La fe en otros seres humanos, tu habilidad para creer que pueden ser responsables por sí mismos y por los demás, son más fundamentales para lo que hacés que cualquier otra cosa, por eso tené cuidado de dar a las personas innecesarias oportunidades de decepcionarte. Aprender cómo asegurar exactamente cuánto confiar en una persona es un talento esencial para aquellos que trabajan cooperativamente.

Del mismo modo, ocupate de tus necesidades tanto como puedas. Esto significa llevar papel higiénico encima de modo que si no lo hubiese en el baño okupa no culparás a todo el movimiento rebelde por ello. También significa aparecer en una movilización con una estrategia propia en vez de esperar por instrucciones. Debés saber qué necesitás y cómo pedirlo explícitamente, pero también debés ser autosuficiente y resistente. Disfrutá de desarrollar esas cualidades en vos, así podés considerar un desafío exitoso lo que sucede, por ejemplo, cuando las personas con quienes contás para preparar el gran festival, abandonan la noche anterior, dejándote a cargo de todo. Esto será mucho más saludable y más productivo que sentirte un mártir crucificado por la pereza y estupidez de un mundo insensible.

En última instancia, deberías ser capaz de prosperar en cualquier clase de medio ambiente o contexto cultural, y ser agradecido por aquello que los demás te ofrezcan, sin importar lo humilde que pueda ser, dado que en nuestras redes por fuera de la economía capitalista, en las que nos deshacemos de las nociones de deuda y de deber, todo lo dado es dado sólo por generosidad. Enfrenta todo de este modo, y para todos será fácil trabajar con vos, sin mencionar que de esta manera vos mismo lo disfrutarás.

Cuando los Tiempos se Endurecen

Recuerda, mientras vivamos en esta sociedad salvaje, que las relaciones problemáticas son inevitables. ¡Por eso estamos trabajando en primer lugar hacia la revolución! Las dinámicas dentro de nuestros grupos, y dentro nuestro, reflejan los patrones en conflicto del mundo que nos rodea, y no podemos esperar que sean más saludables de lo que son. La batalla por sanar una es la batalla por sanar la otra, y ninguna batalla concluirá hasta que ambas finalicen. Sepultadas en este enigma, la buena noticia es que cualquier cosa que encuentres que funciona en tu pequeña aldea puede también funcionar a mayor escala para cambiar el mundo.

Cuando las cosas se ponen muy mal y te empezás a sentir avergonzado de tu grupo, como si todos fuesen un conjunto de farsantes que no tienen nada que ofrecerse u ofrecer al mundo, puede ayudar que consideres todas las cosas hermosas e importantes que los anarquistas como vos han logrado: esos grandiosos discos de punk rock, la resistencia en la Guerra Civil Española, los millones de comidas servidas por Food Not Bombs (Comida No Bombas). Podés estar seguro de que todas esas hazañas fueron arrancadas con los dientes de los altercados internos, el resentimiento y el pesimismo.

Todo lo bueno que logramos, lo conseguimos porque estamos dispuestos a participar en proyectos que son imperfectos. La única cosa perfecta es la no-existencia. Esperá un poco para ver lo que aún pueden lograr juntos, por imperfecto que sea, antes de optar por irte.

Secuelas y Consecuencias

Aún con la mejor dinámica interna que el anticapitalismo puede comprar, tu colectivo puede eventualmente romperse, o podés decidir dejarlo. Es inevitable, igual que la muerte (y la eventual abolición de los impuestos, maldita sea). Las cosas pueden terminar en un drama emocional o con desilusión. No te culpés por esto, aprendé lo que puedas y seguí adelante. Ninguno de nosotros es perfecto, y reconocerlo y sentirse cómodo con eso, es tan radical y positivo como los esfuerzos para superarnos.

El hecho de que se llegue a un final tampoco debe significar necesariamente que estabas haciendo mal las cosas. Tal presunción recuerda las objeciones que la gente presenta contra las relaciones no monogámicas: “conozco alguna gente que lo intentó, pero terminaron cortando”. Ser capaz de tener una relación sana incluye saber cómo y cuándo terminarla: que concluya no es necesariamente una prueba de que tiene problemas inherentes. Por otra parte ser incapaz de llegar a un final sí puede significar eso; pensá en los matrimonios monógamos miserables que se arrastran para siempre, sus miembros demasiado orgullosos para admitir que no está funcionando.

Por eso no te desmoralices cuando un colectivo llega a un final, llevate todas las lecciones que aprendiste, cada talento que ganaste, cada idea que aún deberá plasmarse, y poné todo en acción en tus próximos proyectos colectivos. Haz que los lacayos del capitalismo deban arrepentirse de que saliste con vida, y que las comunidades que te preocupan agradezcan que lograste sobrevivir.

ElDiegoEfe
Mensajes: 15
Registrado: 06 Jul 2011, 06:54

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por ElDiegoEfe » 11 Jul 2011, 06:48

Me gustaría entrar en contacto con quienes están trabajando sobre las partes que aparecen marcadas como "en traducción", para saber si han podido avanzar o no, si necesitan ayuda, o si tienen prevista una fecha para publicar la traducción en curso. Saludos y gracias!

Avatar de Usuario
Caos
Mensajes: 67
Registrado: 05 Dic 2007, 15:36

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por Caos » 28 Jul 2011, 23:39

Hola a todes :wink:

ElDiegoEfe, muchas gracias por todo. Te escribí un mail privado para ponernos en contacto. Pronto iremos publicando los textos traducidos -ya corregidos- en la web de Protopia, para poder tenerlos mejor organizados. Esto es un boceto :wink: : http://es.protopia.at/index.php/Recetas ... l_desastre
Pero si alguien prefiere publicar aquí, excelente.

blia blia blia., gracias por las recomendaciones. Algunos de textos como Fighting For Our Lives, A Civilian's Guide to Direct Action, Anarchy & Alcohol y Dropping Out, de hecho, ya han sido traducidos por nuestrxs amigxs. Algunos requieren de ligeras correcciones y/o de digitalización. Si alguien desea colaborar con ello, bienvenidx!

Y también estamos en contacto con b. de Crimethinc, pero vía mail, lentamente.

Salú desde Abya Yala :)
La esencia de lo que hemos perdido no es el control sobre los medios de producción o de la riqueza material; son nuestras vidas mismas, nuestra capacidad para crear nuestra existencia en términos de nuestras propias necesidades y deseos.

Avatar de Usuario
Caos
Mensajes: 67
Registrado: 05 Dic 2007, 15:36

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por Caos » 01 Ago 2011, 03:55

GRUPOS DE AFINIDAD

Ingredientes

Un círculo de amigos
Confianza
Consenso
Secreto
Una buena idea
Planes para diferentes escenarios
Estructuras para responder a escenarios inesperados
Un poco de valor (puede ser opcional,
pero se debe a la mano por si acaso)
¡Acción!
Debate posterior

Instrucciones

Es probable que, incluso si nunca antes han estado involucrados en acción directa y si este es el primer texto radical que leen, ya formen parte de un grupo de afinidad -la estructura que ha demostrado ser más eficaz para actividades de guerrilla de todo tipo. Una grupo de afinidad es un círculo de amigos que conocen las fortalezas, debilidades, y antecedentes, de cada miembro y que han establecido un lenguaje común y una dinámica interna saludable, unidos para lograr un objetivo o una serie de objetivos.

Un grupo de afinidad, no es una agrupación permanente, sino una estructura de conveniencia siempre mutable, compuesto de gente interesada y de confianza para la obtención de un determinado proyecto. Una vez ensamblado, este grupo puede optar por ser "cerrado", si la seguridad así lo requiere: es decir, nunca se habla de lo que sucede dentro del grupo, incluso después de todas sus actividades han sido completadas hace tiempo. Un equipo en particular puede actuar en conjunto una y otra vez como un grupo de afinidad, pero los miembros pueden participar también en otros grupos de afinidad, dividiéndose en grupos de afinidad más pequeños, y actuando fuera de la estructura del grupo de afinidad.

El tamaño de un grupo de afinidad puede variar de dos a, digamos, quince personas, en función en la acción en cuestión, pero el grupo no debe ser tan numerosos que una conversación informal sobre asuntos urgentes sea imposible. Si hay muchos miembros se pueden dividir en dos o más grupos. En las acciones que requieren de transporte, el sistema más fácil es tener un grupo de afinidad por cada vehículo.

Los grupos de afinidad pueden ser prácticamente invencibles. No pueden ser infiltrados, ya que todos los los miembros comparten historias e intimidad con los demás, y nadie fuera del grupo necesita ser informado de sus planes o actividades. Son más eficientes que la mayoría de los militares profesionales: son libres para adaptarse a cualquier situación, ya que no necesitan pasar su decisiones a través de algún proceso complejo de ratificación, todos los individuos actúan y pueden leer al instante, sin esperar órdenes, pero con una idea clara de qué esperar uno del otro. La mutua admiración e inspiración en la que se basan hace que desmoralizarlos sea muy difícil. En marcado contraste con estructuras fascistas, capitalistas y comunistas, funcionan sin necesidad de jerarquía o coacción: participar en un grupo de afinidad puede ser divertido, así como efectivo. Lo más importante de todo, están motivados por lealtad y por un deseo compartido , más que por la ganancia, el deber, o cualquier otra compensación o abstracción: no es de extrañar que escuadrones completos de policías antidisturbios han sido mantenidos a raya por pequeños grupos de afinidad armados sólo con los botes de gas lacrimógeno disparados contra ellos.

Los grupos de afinidad operan por consenso: las decisiones se toman colectivamente, basadas en las necesidades y deseos de cada persona involucrada. Las votaciones democráticas, en las que la mayoría se sale con la suya y la minoría debe guardar silencio, son un anatema para los grupos de afinidad: para que un grupo funcione correctamente y permanezca junto, cada individuo involucrado debe estar satisfechos. Antes de cualquier acción, los miembros de un grupo establecen juntos cuáles son sus objetivos personales y colectivos, que tan dispuestos están a correr riesgos (tanto como individuos y como grupo), y que esperan unos de los otros. Una vez que han establecido estas cuestiones formulan un plan.

Puesto que las situaciones de acción son siempre impredecibles y los planes rara vez salen como se esperaba, generalmente un grupo de afinidad tiene un doble enfoque para la preparación de estas. Por un lado, se hacen planes para distintos escenarios: Si A ocurre, vamos a informar a los demás por X medios y cambiar a plan B, si X medio de comunicación es imposible, vamos a volver a reunirnos en el sitio Z en el punto Q. Por otro lado, las estructuras se colocan en el lugar donde sean útiles, aunque lo que pase no se parezca a ninguno de los escenarios imaginados: los roles internos se dividen, se establecen los sistemas de comunicación (como radios de dos vías, o frases codificadas para transmitir información en secreto o instrucciones en voz alta), se preparan las estrategias generales (para el mantenimiento de compostura, mantener la vista el uno del otro en entornos confusos, o el bloqueo de ataques policíacos, por citar algunos ejemplos), se ubican las salidas de emergencia, se prepara apoyo legal en caso de que alguien sea detenido. Después de una acción, un grupo de afinidad astuto se reunirá (de nuevo, si es necesario, en un lugar seguro) para analizar lo que salió bien, lo que podría haber salido mejor, y lo que viene después.

Un grupo de afinidad solo rinde cuentas a sí mismo - este es uno de sus puntos fuertes.
los grupos de afinidad no están marcados por el protocolo de procedimiento de otras organizaciones, por las dificultades de llegar a un acuerdo entre extraños o entre un gran número de personas, o por las limitaciones de responder a un cuerpo que no interviene directamente en la acción. Al mismo tiempo, al igual que los miembros de un grupo de afinidad buscan un consenso entre ellos, cada grupo de afinidad debe esforzarse por establecer una relación igualmente considerada con otros individuos y
otros grupos - o, al menos, para complementar los procedimientos de otros siempre que sea posible, incluso si estos no reconocen el valor de su contribución. Las personas deben emocionarse con la participación o intervención de grupos de afinidad, no molestarse o les temerles, sino reconocer el valor del modelo de grupo de afinidad, y así llegar a su aplicación por sí mismos, al ver su éxito y al beneficiarse de él.

Un grupo de afinidad puede trabajar en conjunto con otros grupos de afinidad, en lo que a veces es llamado un duster. Un duster permite que un mayor número de personas actúen con las mismas ventajas que un grupo de afinidad. Si se requiere velocidad o secreto, los representantes de cada grupo pueden reunirse con anticipación, en lugar de todos los miembros de todos los grupos; si la coordinación es esencial, los grupos o representantes pueden administrar métodos para comunicarse al calor de la acción. Después de años de colaborar juntos, diferentes grupos de afinidad pueden llegar a conocerse, tanto como a sí mismos, y en consecuencia sentirse más cómodos y capaces juntos.

Cuando varios dusters de grupos de afinidad necesitan coordinar acciones especialmente masivas -para una gran manifestación, por ejemplo, estos pueden organizar una reunión de representantes. En la humilde experiencia de este autor, los consejos de representantes más efectivos son aquellos que se limitan a proporcionar un foro en el que diferentes grupos de afinidad y dusters pueden informar a los otros (hasta donde sea prudente) de sus intenciones, en lugar de tratar de dirigir la actividad o dictar los principios para todos. Un formato tan difícil de manejar no es recomendado para una discusión larga , y mucho menos para debatir, cualquier decisión que se tome, o las limitaciones impuestas por un consejo de representantes, inevitablemente, dejará de representar los deseos de todos los involucrados. La independencia y la espontaneidad que la descentralización nos ofrece es una de nuestras mayores ventajas en la lucha contra un enemigo que tiene todas las ventajas, ¿por qué habríamos de sacrificarlas?

Un grupo de afinidad no sólo es un vehículo para cambiar al mundo, como lo hace cualquier buen anarquista , es también un modelo de mundos alternativos, y una semilla de la que dichos mundos pueden nacer. En una economía anarquista, las decisiones no son tomadas por los consejos de administración, ni las tareas son llevadas a cabo por las masas de trabajadores esclavos: los grupos de afinidad deciden y actúan juntos. De hecho, el grupo de afinidad / colectivo / consejo de representantes es simplemente otra encarnación de las comunas y los consejos de trabajadores que formaron la columna vertebral de los anteriores revoluciones anarquistas (aunque de corta duración) que tuvieron éxito.

Un grupo de afinidad no sólo es el mejor formato para hacer las cosas, es prácticamente imprescindible. Siempre debemos asistir a cualquier evento que pudiera resultar interesante en un grupo de afinidad,¡ por no hablar de aquellos que pudieran ser lo contrario! Sin una estructura que fomente que las ideas pasen a la acción, sin amigos con los compartir ideas, con los que hacer campañas y generar impulso, estaremos paralizados, aislados de gran parte de nuestro propio potencial, con ellos podemos multiplicarnos por diez, ¡o diez mil! "Nunca dudes que un pequeño grupo de personas conscientes y comprometidas pueden cambiar el mundo ", como Margaret Mead escribió: "es lo único que lo ha logrado." Se refería, conocería o no el termino, a los grupos de afinidad. Si cada persona participara en todas las acciones contra el estado y el estatus quo como parte de un dedicado grupo de afinidad estrechamente unido, esta revolución terminaría en unos pocos años.

Para mantenerse activos no es necesario encontrar una organización revolucionaria para unirse, ¡tú y tu amigos ya constituyen una! Juntos, pueden cambiar el mundo. Dejen de preguntarse que va a pasar, o por qué no pasa nada, y empiecen a decidir qué va a pasar. No solo aparezcas en la próxima manifestación, protesta, concierto punk, embotellamiento, o día en el trabajo como espectador pasivo, esperando que te digan qué hacer. Adquiere el hábito de compartir ideas locas acerca de lo que debería ocurrir en estos eventos ¡y de hacerlas realidad!

Un grupo de afinidad puede ser un círculo de costura, un colectivo de reparación de bicicletas, o una compañía ambulante de artistas , podría reunirse con el propósito de comenzar un comedor comunitario, descubrir cómo convertir una bicicleta en un tocadiscos, o forzar a una empresa multinacional a cerrar a través de un programa de sabotaje cuidadosamente orquestado. Grupos de afinidad han plantado y defendido jardines comunitarios, construido, quemado y tomado edificios, organizado programas de guarderías populares y huelgas salvajes, distintos grupos de afinidad han iniciado revoluciones de manera rutinaria en las artes visuales y en la música popular. Tu banda favorita fue un grupo de afinidad. Fue un grupo afinidad el que inventó el avión. Otro, compuesto por furiosos seguidores de Nietzsche, casi lograron asesinar a Adolfo Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Otro publicó este libro.

Para que funcionen los grupos de afinidad y las estructuras más grandes también basadas en el consenso y la cooperación, es esencial que todos los involucrados puedan confiar unos en otros para llevar a cabo sus compromisos. Cuando un plan se ha acordado, cada individuo en el grupo y cada grupo en un duster debe elegir uno o más aspectos críticos de la preparación y ejecución del plan y ofrecerse a llevarlo a cabo. Hacerse cargo del suministro de un recurso o de la finalización de un proyecto implica garantizar que se lograra de cualquier manera, sin importar como. Si estás operando la Línea de Asistencia Legal para tu grupo durante una manifestación, estás obligada a manejarlo incluso si estás enferma, si tu grupo se compromete a proporcionar las pancartas para una acción, asegúrate de que estén listas, incluso si eso significa no dormir la noche anterior porque el resto de tu grupo de afinidad nunca se presentó. Con el tiempo aprenderás a manejar las crisis, y con quien puedes contar -al igual que otros aprenderán hasta donde pueden contar contigo.

Aunque una de las reglas de oro de los grupos de afinidad es que no debe ser tan grandes como para necesitar estructuras formales para los debates, las reuniones más grandes -entre grupos de grupos de afinidad, por ejemplo- lo requieren. Tengan cuidado: utilizar tal protocolo innecesariamente puede llegar a empantanar las discusiones y alienar a los participantes, incluso puede fomentar antagonismo innecesario y drama. Por otro lado, si una asamblea comparte acciones de buena fe en una táctica determinada y resuelven los detalles en conjunto, estas estructuras pueden hacer que tomar decisiones en grupo sea más rápida, más fácil y más sensible a las necesidades e intereses de todos los involucrados. Ningún sistema es mejor que las personas que participan en él, asegúrense de que, de antemano, todos se sientan cómodos con el formato que utilizan.

En un formato común, la discusión gira alrededor de un círculo, cada persona toma su turno para hablar. En otro, más adecuado para reuniones grandes, el grupo comienza por designar un facilitador, una persona que le ayudará a mantener el debate constructivo y el tema. Otro voluntario se ofrece a no perder de vista el orden en que las personas levantan la mano para hablar, si la gente siente que es importante asegurarse de que diferentes grupos demográficos representados en el grupo hablen el mismo tiempo, esta persona puede llevar una lista separada para cada uno, y alternar entre ellos. A continuación, los individuos proponen temas para la agenda de discusión, y luego llegan a un consenso sobre el orden de estos temas y, si el tiempo apremia, se establece un límite de tiempo para la discusión de cada uno. Durante el proceso de discusión, las personas pueden pedir responder directamente a las preguntas, así que el grupo no tiene que esperar hasta que la lista, vuelva a ellos para escuchar sus respuestas. Los individuos también pueden hacer comentarios sobre el proceso de la discusión, instando a la gente a concentrarse cuando están distraídos, o proponer un descanso para que la gente puede estirar las piernas o discutir asuntos en grupos más pequeños. Cuando llegue la hora de tomar una decisión sobre un asunto, las personas hacen propuestas, enmiendas, a continuación, abordan los problemas hasta que el grupo llegue a un consenso o la cosa más cercana a el.

Avatar de Usuario
Caos
Mensajes: 67
Registrado: 05 Dic 2007, 15:36

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por Caos » 01 Ago 2011, 04:23

SEXO

Hacer el amor debería ser un tema poco complicado de personas disfrutando de sí mismas y entre ellas de la forma que quieran. Desafortunadamente, el patriarcado y, más recientemente, el capitalismo han hecho de este otro espacio de dominación y explotación en nuestra sociedad y en nuestra vida personal; aún podemos tener maravillosos momentos juntxs, pero debemos preocuparnos de entablar relaciones de tipo sexual que estemos seguros que son buenas para todxs los involucradxs.

Código: Seleccionar todo

Si tu amante es una mujer, podrás encontrar su punto-g introduciendo tus dedos en su vagina con tu palma hacia arriba y moviéndolos como si llamarás a alguien con ellos, ejerciendo una ligera presión sobre su vientre. Si es un hombre, puedes intentar lo mismo unos cuantos centímetros más atrás.
El primer y más importante tema en la cama (o bajo las escaleras de alguna playa de estacionamiento, o donde sea que estés) es el consentimiento. La mayoría de nosotrxs fuimos criadxs en una sociedad que no nos proveyó de ninguna habilidad para comunicarnos, algo tan común en estos días que nos hecho de manera tal que la comunicación honesta nos es muy difícil. Si no quieres algo, o si no estás seguro de hacerlo, déjalo en claro inmediatamente y habla con tu compañerx sobre lo que estás sintiendo. Si una persona te dice que pares y tú no haces caso a lo que quiere, eso es agresión sexual, y si ruegas y presionas, eso limita con la coerción: pero, la ausencia de rechazo no necesariamente significa consentimiento, tampoco. Todo lo que sabes es que tu compañerx podría no estar interesadx y tener miedo de decírtelo, o sólo estar claramente insegurx. En cada nivel en una interacción sexual, especialmente con alguien que no conoces íntimamente, deberías preguntar claramente “¿quieres...? “ o, al menos, “¿está bien esto?” Mejor aun, pregunta también en qué está interesadx tu compañerx, qué le gusta y consejos sobre la forma de hacerlo. Algunas personas pueden ser muy tímidas para hablar sobre sus gustos o placeres, o traer esto a colación; por lo menos, puedes animarlas a hacerte saber cuando estés haciendo algo agradable, así como asegurarte de que quieren, en efecto, comprometerse sexualmente contigo, sin importar lo tímidxs que puedan ser. ¡Asegúrate, también, de ser francx sobre lo que gustas de ellxs, qué encuentras bello, qué hacen que se siente bien y qué otra cosa puedes o no querer!

Recuerda que muchxs de nosotrxs en esta sociedad, dañadxs como estamos por sus mutilaciones y humillaciones, usamos al sexo y la sexualidad como medios para herir y castigarnos a nosotrxs mismxs; a no ser que no te interese arriesgarte comprometiendo a alguien que supuestamente te importa a hacer esto, puede tener sentido esperar a involucrarse con ellxs hasta que lxs conozcas lo suficiente para sentir quiénes son realmente. Esto va en ambos sentidos, también –asegúrate de que cuando buscas sexo con alguien no estés usando la sexualidad como una forma de probarte algo a ti mismo o a otros, o llamar la atención, que sería más sana de alcanzar de otra manera, o hacerte sentir mal.

Código: Seleccionar todo

Puedes hacer el amor susurrando, bailando juntos o para cada uno, concentrándose en partes del cuerpo o libido que suelen ser ignoradas, o en cualquier número de otras bellas maneras que nunca has visto en películas –y, que no te enfermen ni embaracen.
Antes de cualquier tipo de actividad sexual que pueda posibilitar la transmisión de enfermedades, deberías conversarlo con tu pareja. No necesitas pedirle que te cuente todas sus historias sexuales íntegramente: alguien que ha sido violadx o abusadx puede no sentirse listx para compartir esto. Lo que necesitan establecer claramente es a qué niveles de riesgo se están exponiendo mutuamente y cuáles son sus necesidades en lo que refiere a protección. No hace falta decir que es una mala idea intimar de esta forma con alguien con quien no sientas la confianza suficiente de que te dirá toda la verdad.

También es crítico si su relación sexual puede resultar en embarazo, ambxs deben tener claro si quieren hijxs, qué opinan del aborto y cuán segurxs están de ambas cosas. ¡Hay muchas personas que no tuvieron esta conversación y terminaron siendo padres sin estar preparados! Si una mujer queda embarazada, es en última instancia su decisión si tendrá o no el hijo, por lo que los hombres deben ser particularmente cuidadosos de entender qué piensa su pareja femenina sobre la paternidad, y de que están preparados para una paternidad sorpresiva si su pareja cambia de parecer. Lxs compañerxs con mucho tiempo juntxs no deben asumir que, una vez discutido, este tema está resuelto para siempre; conversarlo de vez en cuando ayudará a, por un lado, protegerse ambxs de asunciones y, por otro, de tener reticencias a sacar a relucir cambios en el otro.

Muchas personas usan estupefacientes como medio para superar sus inhibiciones y en la cama entre sí; este es un verdadero problema, porque la intoxicación interfiere con la habilidad de la gente para pensar claro, expresarse y entender al otro. Si tuviste que embriagarte, entorpeciendo el sexo, hazlo con una pareja que conozcas bien y con quien sientas un alto grado de confianza; si no es así, es más responsable no hacerlo en absoluto.

Código: Seleccionar todo

Si te masturbas con las orejas bajo el agua, puedes escuchar tu pulso latiendo cada vez más rápido y cada vez más fuerte.
Así como rechazar a considerar los productos de procedencia animal como alimento puede ayudarte a redescubrir tu habilidad de sentir compasión en una sociedad insensible, evitar la pornografía y las representaciones convencionales del sexo puede ser un experimento valioso. Estas generalmente refuerzan la idea del sexo como representación de dominación y sumisión, y la lujuria como el deseo de cuerpos objetivados que se ajustan a normas de belleza poco saludables –con tal punto que cuando dos personas que han pasado sus vidas siendo condicionadas por ellas se juntan en la cama, no es una intersección de dos individuos, sino de las imágenes que ponen en lugar de cada unx de ellxs y del otrx. Como les dice mi amigo que es abogado de perpetradores de abuso sexual y violencia doméstica, si todos tus encuentros sexuales se han dado bajo la influencia de la programación jerárquica, es que nunca han hecho el amor –ni siquiera sabes lo que es.

Código: Seleccionar todo

Puedes reducir el riesgo de infecciones urinarias, orinando siempre después de haber tenido sexo.
No veas tus deseos como imperativos fijos; explora, experimenta, rétate a ti mismx. No des por sentado que la sexualidad se limita a la habitación solo; bailar, conversar, explorar azoteas bajo la lluvia, todas estas pueden ser formas emocionantes de expresar energía erótica. Sé honestx con lxs demás- e, igual de importante, lo suficientemente dispuesto a brindar tu apoyo para que ellxs no teman ser honestxs contigo. Todo esto es sentido común, básicamente, pero es otra cosa ponerlo en práctica. ¡La mejor de las suertes!

ElDiegoEfe
Mensajes: 15
Registrado: 06 Jul 2011, 06:54

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por ElDiegoEfe » 01 Ago 2011, 05:13

Muchas gracias por compartir todo ese trabajo Caos! Seguimos en contacto!

lib3rtaria
Mensajes: 15
Registrado: 30 Ago 2011, 20:15

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por lib3rtaria » 02 Sep 2011, 19:11

Yo haceré el capítulo des bloqueos y encadenadas (bajo de "Grupos de Afinidad")
Anarquista del sol, revolucionaria de la vida.

Lo siento que hablo espanola tan malmente

Nestor Makhno
Mensajes: 57
Registrado: 05 Jun 2011, 15:38

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por Nestor Makhno » 19 Oct 2011, 22:26

Yo haceré
existe esa forma verbal?? o e dice en algún sitio fuera de españa? (que podría ser)
(off topic, pero no lo he podido evitar)

Avatar de Usuario
blia blia blia.
Mensajes: 4266
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Ubicación: Paciencia

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por blia blia blia. » 20 Oct 2011, 14:35

Nestor Makhno escribió:existe esa forma verbal?? o e dice en algún sitio fuera de españa? (que podría ser)
(off topic, pero no lo he podido evitar)
Si leíste su presentación, sabrás que lib3rtaria es inglesa y que recién ha venido a españa sin demasiado conocimiento del español.
Lo habitual en las traducciones es hacerlo al idioma del que se es nativo.

Nestor Makhno
Mensajes: 57
Registrado: 05 Jun 2011, 15:38

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por Nestor Makhno » 20 Oct 2011, 22:32

Nestor Makhno escribió:
existe esa forma verbal?? o e dice en algún sitio fuera de españa? (que podría ser)
(off topic, pero no lo he podido evitar)
Si leíste su presentación, sabrás que lib3rtaria es inglesa y que recién ha venido a españa sin demasiado conocimiento del español.
Lo habitual en las traducciones es hacerlo al idioma del que se es nativo.
mil disculpas, no iba con mala intención, pensaba que a lo mejor era una forma que se usaba en algún país de latino América.

lib3rtaria
Mensajes: 15
Registrado: 30 Ago 2011, 20:15

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por lib3rtaria » 21 Oct 2011, 01:16

No te preocupes, tengo que mejorar mi espanola, necesito corecciones para no continuar hacer las mísmas faltas
Anarquista del sol, revolucionaria de la vida.

Lo siento que hablo espanola tan malmente

Avatar de Usuario
blia blia blia.
Mensajes: 4266
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Ubicación: Paciencia

Re: Traducción de Recipes for Disaster: Un libro de cocina A

Mensaje por blia blia blia. » 21 Oct 2011, 16:47

En mi opinión tu español todavía es un poco malo como para traducir al español. Pero seguro que del español al inglés puedes hacer buenas traducciones, y páginas como libcom te lo iban a agradecer.
Me alegra verte por el foro y espero que hayas sido bien acogida en la ciudad en la que vivas.

Responder