Conflictividad laboral, huelgas y negociación colectiva

Presente y futuro de la Lucha Obrera, así como la validez, aciertos y contradicciones de las formas de organización de la Clase Trabajadora. Seguimiento de conflictos laborales, huelgas, etc.
Responder
Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 664
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Conflictividad laboral, huelgas y negociación colectiva

Mensaje por Aitor Mena » 11 Ago 2018, 17:11

Las huelgas en 2017

http://www.ccoo.es//e63bb66f2c9b43ca27e ... 000045.pdf

Por sindicatos convocantes de las huelgas en 2017, Comisiones Obreras (CCOO) es el sindicato que más huelgas ha convocado en el estado (15,34%) y el que más participantes (16'17%) y jornadas no trabajadas ha promovido (25,56%), seguido de Euskal Langileen Alkartasuna (ELA) segundo sindicato en convocatoria de huelgas en el estado (12,33%) estando en tercera posición en participantes (10,91%) y en cuarta en jornadas no trabajadas (9,32%), la Unión General de Trabajadores (UGT) es tercera en huelgas convocadas en el estado (8'49%), la segunda en participantes (12,15%) y la segunda en jornadas no trabajadas (18,54%), a su vez la Confederación Intersindical Galega (CIG) es la cuarta en huelgas convocadas (4,79%) y en participantes (6,92%) y la tercera en jornadas no trabajadas (17,58%). Finalmente se encuentran en quinta y sexta posición de las variables citadas, respectivamente la Confederación General del Trabajo (CGT), 4,38% de huelgas convocadas, 2,74% de participantes, 3,17% de jornadas no trabajadas y la Unión Sindical Obrera (USO) con 1,37% de huelgas convocadas, 0,25% de participantes y 0'57% de jornadas no trabajadas.
Trabajadores vascos fueron los que más huelgas hicieron en sector servicios

El sector de servicios en Euskadi ha sido el que ha acumulado mayor cantidad de trabajadores del Estado que participaron en las huelgas convocadas en 2017.

El Gabinete Interfederal de CCOO ha realizado un estudio sobre las huelgas en España en 2017, que han aumentado con respecto a 2015 y 2016, especialmente las relacionadas con la negociación colectiva, en el que se destaca que 53.439 trabajadores vascos del sector servicios, 5.364 en la industria y 586 en la construcción hicieron huelga el año pasado.

De esa manera, Euskadi es la Comunidad Autónoma donde más trabajadores participaron en las huelgas en el ámbito de los servicios y en la construcción.

Del total de los 149.062 participantes en huelgas convocadas en el sector servicios en el Estado, 53.439 fueron trabajadores vascos, seguidos de los 43.114 de Madrid y los 16.474 de Cataluña.

En la construcción, 925 trabajadores participaron en las huelgas en todo el Estado y de ellos, 586 eran vascos.

En su estudio, CCOO ha destacado que varios colectivos del sector público vasco han realizado huelgas de amplia duración en el Estado, entre las que sitúa el conflicto de la educación pública, que ha registrado jornadas de paros y huelgas a lo largo del curso escolar.

"Los paros afectaron a diferentes colectivos y culminaron el 12 de diciembre con una huelga de todo el sector" y "las organizaciones sindicales piden más inversión en Educación, la disminución de las ratios de alumnado por docente y mejoras laborales", ha explicado.

Asimismo, CCOO ha expuesto que, tras más de un año de huelga, las trabajadoras de las residencias de mayores de Bizkaia lograron en octubre llegar a un acuerdo sobre su convenio colectivo.

También en Bizkaia, en diciembre de 2017 las 1.400 trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio fueron tres días a la huelga, para denunciar la falta de renovación del convenio y la precariedad.

El informe destaca que CCOO fue la central sindical que más huelgas ha convocado el año pasado en el conjunto del Estado, y en segundo lugar figura ELA. El sindicato de Txiki Muñoz convocó el 12,33 por ciento de las huelgas del pasado ejercicio.

http://www.finanzas.com/noticias/empleo ... 0_age.html
SEGÚN INFORME ELABORADO POR CCOO

La precariedad laboral incrementó el número de huelgas convocadas y participantes en 2017

A partir de los datos anuales de la Estadística de Huelgas y Cierres Patronales, publicada por el anterior Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el Gabinete Interfederal de CCOO ha realizado un análisis sobre las huelgas realizadas en 2017.

Imagen

Algunas de las conclusiones más relevantes son:

- Aumento con respecto a 2015 y 2016 en los principales indicadores (número de paros, participantes y jornadas no retribuidas).
- Incremento en las huelgas relacionadas con la negociación colectiva: las desavenencias en los procesos negociadores han provocado 55 huelgas más que en 2016, el triple de participantes y casi tres veces más de jornadas no retribuidas.
- Las huelgas se han realizado mayoritariamente en el ámbito de la empresa, aunque en número de participantes las huelgas sectoriales casi les alcanzan.
- Los efectos de la subcontratación están detrás de varias huelgas. Sigue habiendo huelgas por impago de salarios en empresas con el don de la ubicuidad para conseguir licitaciones públicas que luego no pueden cumplir; o para evitar el deterioro en las condiciones de trabajo en empresas contratistas del sector público empresarial (como la hostelería de AENA o las auxiliares de Navantia) y de grandes empresas privadas (Movistar, Repsol o PSA-Vigo).
- Un 87% de las huelgas se han celebrado en el sector privado y el 10% en el sector público.
- Varios colectivos del sector público han realizado huelgas de amplia duración (examinadores de tráfico, los empleados de la Justicia gallega) y otras en las que se pide revertir las consecuencias de las políticas de austeridad (los contratados en la administración exterior; la sanidad pública gallega; la educación pública vasca; o las educadoras del País Valenciano).

Imagen

https://www.nuevatribuna.es/articulo/ec ... 54214.html
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 664
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Conflictividad laboral, huelgas y negociación colectiva

Mensaje por Aitor Mena » 11 Ago 2018, 17:24

La amenaza de huelgas en Euskadi planea sobre un año de recuperación

-ELA y LAB quieren extender el conflicto para que la mejora llegue a los salarios

-El año pasado aumentó el número de huelgas y de jornadas perdidas en paros

-La negociación colectiva sigue paralizada. UGT recuerda que en Álava, donde junto a CCOO tienen más peso, sí se firman convenios

-Sólo uno de cada cuatro trabajadores vascos tiene el convenio actualizado

-Tomás Arrieta: "No habrá una recuperación sólida si no llega a los salarios"

«A los trabajadores se les ha acabado la paciencia». La frase es de Pello Igeregi, responsable de negociación colectiva de ELA, que cree que es el momento de «organizar a- las plantillas y hacer huelgas» para forzar a los empresarios a que la recuperación llegue a los salarios.

Un año después del acuerdo firmado entre Confebask y los cuatro sindicatos más representativos, ELA, LAB, CCOOy UGT, suscrito el 17 de enero de 2016 para dar prioridad a los convenios vascos frente a los estatales, y que parecía abrir un nuevo escenario en las relaciones entre patronal y sindicatos, el balance es desalentador: La negociación colectiva está prácticamente paralizada, y ya hay una amenaza clara por parte de la mayoría sindical que conforman ELA y LAB. «La lucha es el único camino para forzar el cambio», advierte LAB, adelantando que 2018 será un año «caliente» en lo que a conflictividad laboral se refiere y que puede pesar como una losa en la recuperación económica.

El caldo de cultivo para esta conflictividad que se avecina está claro, lo difícil es encontrar las soluciones: por un lado, hay unas mejores perspectivas económicas -reconocidas por la propia Confebask- después de años de apretarse el cinturón que animan a los trabajadores a exigir que esa recuperación se traslade a los salarios -una subida salarial sobre la que por otra parte hay amplio consenso social-; y por otra, existe un bloqueo de la negociación colectiva que impide llegar acuerdos entre sindicatos y patronal que se traduzca en esas mejoras salariales. Un bucle de desacuerdos en el que las partes se cruzan culpas sin que haya más resultado que unas cifras que muestran el fracaso: sólo uno de cada cuatro trabajadores tiene su convenio actualizado, o lo que es lo mismo, casi 349.000 trabajadores no han renovado sus condiciones laborales, y por lo tanto, sus salarios están congelados, salvo raras excepciones.

Así las cosas, ELA y LAB, que conforman más del 60% de la representatividad calientan motores para extender la que es históricamente su mayor forma de presión: la huelga.

El sindicato nacionalista ELA ha empezado el año ya marcando territorio con una huelga, la de los trabajadores de la OTA de Bilbao que tiene en jaque al Ayuntamiento bilbaíno desde el 2 de enero.

El conflicto afecta a 140 empleados contratados por la UTE Eysa-Cycasa, adjudicataria del servicio municipal. Exigen negociar un nuevo convenio y la readmisión de siete trabajadores despedidos a los que la empresa acusa de no cumplir sus jornadas laborales y pasarse hasta cuatro horas «viendo el Tour». Tras tres semanas de paro, el conflicto amenaza con enquistarse y alargarse en el tiempo.

No sería la primera vez que la central nacionalista hace uso de su caja de resistencia para poder alargar un conflicto hasta que consigue sus objetivos. Todavía está reciente la resolución del conflicto de las trabajadoras de las Residencias de Bizkaia, -un conflicto que, al igual que en el de la OTA, había una relación indirecta con la Administración, en este caso la Diputación de Bizkaia- y que tras 370 días de huelga intermitente se convirtió en el símbolo de lucha sindical en todos los actos llevados a cabo por la central que dirige Txiki Muñoz y en la muestra de su estrategia de conflicto.

De hecho, la huelga de las Residencias fue una de las más destacadas el año pasado, un año en el que el número de trabajadores que estuvieron afectados por paros fue, por cierto, el más elevado desde 2007, antes de iniciarse la crisis económica, marcando un claro punto de inflexión en cuanto a conflictividad. En el calendario de movilizaciones del año pasado destacaron también las llevadas a cabo en el sector de la Educación Pública, algunas secundadas por todos los sindicatos que tendrán continuidad esta primavera.

En concreto, hasta el mes de noviembre de 2017, las huelgas afectaron a 45.028 trabajadores, casi un 300% más respecto diciembre del anterior, y una cifra sólo comparable con los trabajadores a los que afectaron los paros diez años atrás. El año pasado se perdieron además un total de 79.176 jornadas por huelgas hasta noviembre frente a las 58.157 perdidas en todo el año pasado, un 36% más, lo que muestra que la conflictividad en Euskadi, aunque muy reducida durante el periodo de crisis, va en incremento a medida que se estabiliza la situación económica.

ELA achaca el bloqueo de los convenios a la actitud de la patronal, y llama a las huelgas, una estrategia a la que también se suma LAB. Pero desde la patronal se culpa del bloqueo de la negociación directamente a ELA y desde UGT y CCOO se mira también al sindicato dirige Txiki Muñoz y se le exige responsabilidad.

«UGT estará en todas las movilizaciones y huelgas que tengan un fin», señala la responsable de Acción Sindical de la central, Maribel Ballesteros. Pero recuerda que no debe olvidarse que «ELA está impidiendo la firma de convenios sectoriales, que durante años han sido el paraguas de muchos trabajadores vascos para que subieran sus salarios». Ballesteros señala que es evidente que «la patronal está muy cómoda en esta situación de bloqueo. Se ha sentado a ver pasar el cadáver de su enemigo», dice. Sin embargo, destaca que en Álava, donde tienen más peso UGT y CCOO se han firmado el 64% de los convenios, frente al 18% en Gipuzkoa. «Y la patronal siempre es la patronal, también en Álava». Por eso desde pide a ELA que asuma su responsabilidad.

Una situación que recordaba también el responsable de Confebask, Jon Bilbao, en un artículo hace unos días:«Donde la mayoría sindical, la conforman CCOO y UGT, como en Álava, se firman convenios». Si cambia el interlocutor sindical, como en Bizkaia y Gipuzkoa, con hegemonía de ELA y LAB, «el acuerdo se torna muy difícil cuando no imposible». «Los hecho reflejan la responsabilidad de cada cual».

http://www.elmundo.es/pais-vasco/2018/0 ... b45c4.html
El número de huelgas aumenta un 81% en la CAV

BILBAO- El número de huelgas realizadas por ELA ha aumentado este año un 81%, según las cifras del propio sindicato, que las ha justificado porque han sido la clave para lograr firmar un centenar de convenios en el primer semestre, según Pello Igeregi, responsable de negociación colectiva.

En lo que va de año, ELA ha firmado un centenar de convenios. “Se ha producido, por tanto, una revitalización notable de la negociación colectiva, a pesar de que todavía nos encontramos lejos de la meta deseada, sobre todo en cuanto a precariedad y a brecha salarial”, opinó ayer Igeregi en declaraciones difundidas por el sindicato.

“La alternativa de ELA al diálogo social es la negociación de convenios que ponen freno a las subcontratas, que recogen la subrogación de plantillas, con cláusulas que anulan las reformas laborales, y que contemplan aumentos salariales que dignifican el trabajo de la gente o que nos ayudan a ir recuperando lo que nos han hurtado con la excusa de la crisis”, explicó.

De hecho, los incrementos salariales logrados en algunos casos han llegado al 54%, además de importantes reducciones de jornada. “Las cláusulas para dejar fuera de las empresas las últimas reformas laborales son un distintivo de la negociación colectiva de ELA, y así queda recogido en los convenios que firma nuestro sindicato;condiciones que no se cumplen cuando los firmantes son otras organizaciones”, acusó Igeregi.

Así, el freno a las subcontratas, la ultraactividad indefinida (o al menos mucho más larga que la legal), la aplicación obligatoria de lo firmado y la eliminación de brecha salarial de género o de las jornadas parciales no deseadas son, entre otras, las características distintivas de la negociación colectiva de ELA. “Dicho de otra forma, la alternativa eficaz al Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva, cuya única función es regalar el veto a la patronal y perpetuar la precariedad y los recortes”. - DEIA

http://www.deia.eus/2018/08/09/economia ... -en-la-cav
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 664
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Conflictividad laboral, huelgas y negociación colectiva

Mensaje por Aitor Mena » 13 Sep 2018, 21:13

Datos de huelga en series largas y por organizaciones sindicales convocantes
Poder sindical, huelgas y negociación colectiva en el País Vasco (1995 - 2017)

A continuación reproduzco el resumen y presentación de la comunicación presentada con Jon Las Heras en el XI Congreso Vasco de Sociología y Ciencia Política el 6 de Septiembre de 2018 en Bilbao.

Poder sindical, huelgas y negociación colectiva en el País Vasco (1995-2017)

Según Richard Hyman, la huelga es una de las mayores expresiones de conflicto entre trabajo y capital: el proceso productivo y comercial se detiene, se activa la presión económica y financiera hacia las empresas y tanto la parte trabajadora como la empresarial consolidan sus posiciones alrededor de unos intereses estructuralmente diferenciados en la confrontación y el eventual acuerdo colectivo.

A pesar de que en Euskadi se organizan prácticamente un tercio de las huelgas de todo el Estado español, la influencia que tienen las estrategias organizativas sindicales en las dinámicas de negociación colectiva y en el desarrollo de los conflictos laborales no han sido objeto de estudio desde una perspectiva de Economía Política del Trabajo.

Así, este estudio analiza una realidad histórica particular, y arguye cómo la política sindical y los recursos de infraestructura del sindicalismo mayoritario del País Vasco, a diferencia del sindicalismo español en la CAPV, derivan en una mayor capacidad potencial de confrontación y uso de la huelga cómo herramienta central para la negociación colectiva. Los recursos de infraestructura cómo son las personas asesoras sindicales, los gabinetes económicos y jurídicos y sobre todo la caja de resistencia confederal, definen los contornos de las organizaciones y poder sindical vasco en la negociación colectiva, y explican sustancialmente esa proporción de huelgas sobre población asalariada. El uso extensivo de la caja de resistencia con un subsidio diario de huelga superior al SMI para cada huelguista, refuerza el poder laboral y sindical, permitiendo introducir en los convenios vascos ‘cláusulas anti-reforma laboral’ y en su caso, llegar a mayores niveles de confrontación para la consecución de mejores contenidos cuantitativos y cualitativos de negociación colectiva.

- - -

According to Richard Hyman, strikes are a radical expression of the underlying conflict between labour and capital: the labour and capital valorisation processes stop, and the economic and financial pressures towards corporations increase, while workers and employers consolidate their strategies around some structurally differentiated interests. Despite the fact that one third of all strikes in Spain take place in Euskadi, the influence that organising union strategies have in collective bargaining dynamics and in the development of industrial conflict has not been studied from a Political Economy of Labour perspective.

Thus, this study analyses a particular historical reality and it argues how union policy and infrastructural resources of the mayoritarian unions in the Basque Country, in contrast to the Spanish case, result in a greater capacity of confrontation and the use of the strike as a tool in collective bargaining. The infrastructural resources and supportive union officials, the economic and lawyer offices and, above all, the confederal resistance box explain the organisational boun daries and the power that Basque trade unionism has in collective bargaining; explaining the higher rates of strike activity in the economy. The extended use of the strike-box with a daily subsidy above the minimum income for each striker reinforces worker and union power, allowing to introduce in collective agreements ‘anti-labour-reform’ clasuses and, in many cases, better cuantitative and qualitative working conditions.

https://llrodriguezalgans.blogspot.com/ ... acion.html
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Responder