MUERTE DE DURRUTI: ¿ASESINATO?

Debate, información y consulta sobre la historia del Anarquismo.
Avatar de Usuario
_nobody_
Mensajes: 10431
Registrado: 12 May 2002, 13:28

Mensaje por _nobody_ » 05 Feb 2005, 19:22

Jesús Arnal, secretario de Durruti
José Luis Melero Rivas

Fuente: Heraldo de Aragón

A partir de los años setenta y ochenta del pasado siglo comenzaron a editarse los libros sobre la guerra civil en Aragón escritos por protagonistas del bando republicano que no habían podido ser publicados hasta entonces. Así fueron apareciendo los libros de Sixto Agudo, Pedro Torralba Coronas, Félix Carrasquer, Manuel Albar, Pilar Ponzán, Avelí Artis Gener, Juan Zafón Bayo, Arsenio Jimeno, Mariano Constante, José Borrás o Ramón Liarte, entre otros. El más interesante sin duda de todos ellos, que uno ha leído acaso media docena de veces, es el del cura de Candasnos mosén Jesús Arnal: “Por qué fui secretario de Durruti”, publicado en Tárrega en 1972 y del que se hizo una nueva edición en 1995 falta de todo rigor, en la que ni siquiera figuraba el nombre del autor en la cubierta y la portada y en la que tampoco se mencionaba, desde luego interesada y arteramente, que ya existía una primera edición del libro publicada veintitrés años antes. Arnal, de quien acaba de cumplirse el centenario de su nacimiento y que tuvo el coraje de dedicar su libro al propio Durruti, en señal de afecto y como agradecimiento por haberlo tomado bajo su protección (dedicatoria que desapareció de forma misteriosa en esa disparatada segunda edición), defiende ardientemente al que fuera líder anarquista a lo largo de todo el libro: “Para mí no tuvo nada de legendario, ni de mitológico, ni tampoco de sanguinario; fue, sencillamente, un hombre más, entregado a un ideal (...) Durante mi permanencia a su lado, no vi en él más que a un hombre normal, sin vicios ni grandes pasiones humanas; no era bebedor ni mujeriego; jamás le vi rencoroso ni vengativo, ni tampoco sanguinario, como muchos han pretendido. Más bien me pareció un buen compañero para todos los que le rodeaban (...) Su actuación hacia mi persona siempre fue de suma delicadeza...”.

Mosén Jesús Arnal, que se había ordenado sacerdote en 1927, estuvo de ecónomo en distintos pueblos de la provincia de Teruel (Cuevas de Portalrubio y Portalrubio) hasta que a finales de 1935 fue destinado a Aguinalíu, muy cerca de Graus. Allí le sorprendió el 18 de julio de 1936. Los que no pudieron sorprenderle fueron los milicianos que fueron a buscarlo con aviesas intenciones a los pocos días de iniciado el golpe militar, pues para entonces Jesús Arnal, que los había visto llegar armados de fusiles, había huido ya del pueblo. Anduvo vagando por el bosque con otro sacerdote escapado de Olvena, pasó por Estada y Barbastro, en donde se hizo pasar por un miliciano enrolado en la sección de transportes, y acabó escondiéndose en su pueblo natal. Allí, el Presidente del Comité local, Timoteo Callén, anarquista de la F.A.I. perteneciente al grupo de Durruti y Ascaso y amigo suyo desde la infancia, lo tomó bajo su protección e impidió de ese modo que milicianos incontrolados llegados desde Barcelona pudieran poner en peligro su vida. Llegó a sacar a Arnal al balcón central del Ayuntamiento de Candasnos, con todo el pueblo congregado en la plaza, para conocer por boca del mismo pueblo y como si de un juicio popular se tratara, la opinión de éste sobre el futuro de su amigo. Todo el pueblo unánimemente exigió respetar su vida (Arnal cree que en ese momento se pusieron las bases para que en Candasnos no se asesinara a nadie a lo largo de toda la guerra) y así Callén se armó de razones para enfrentarse a los grupos incontrolados que periódicamente aparecían por el pueblo y que no podían entender ni estaban dispuestos a admitir que el cura del lugar siguiera vivo. Cuando la situación se hizo insostenible, Timoteo Callén decidió hablar con Durruti y pedirle que fuera él quien tomara bajo su protección a Jesús Arnal. Lo condujo pues hasta Bujaraloz, donde se encontraba la Columna del líder anarquista, y una vez allí el cura aragonés se convirtió en el escribiente de su puesto de mando –o Secretario, como ha quedado para la historia- hasta la muerte de aquél, ocurrida en noviembre de 1936. Durruti tuvo plena confianza en Arnal y le confió algunas delicadas misiones. Entre ellas la de devolver a Barcelona a todas las milicianas de la Columna, pues el aumento de las enfermedades venéreas causaba más bajas entre sus miembros que las balas enemigas. Durruti llegó incluso a instalar un hospital especializado en esas enfermedades en el propio Bujaraloz.

La orden de Durruti a Mosén Jesús, que éste cumplió disciplinadamente, fue la de recorrer todas las centurias, recoger a las mujeres “sin dejar una siquiera”, trasladarlas a Sariñena y enviarlas en tren a Barcelona. Esa escena la recreó Vicente Aranda en su película “Libertarias”, en la que un Miguel Bosé algo blandito y redicho interpreta el papel de Jesús Arnal (sobre el tratamiento de Arnal en la película de Aranda ha escrito algunos textos muy esclarecedores el profesor Valeriano Labara, uno de los grandes especialistas, si no el mayor, en la vida y obra del cura de Candasnos). También envió Durruti a su secretario a Lérida para poner orden en la retaguardia entre quienes confiscaban bienes de forma fraudulenta en nombre de la Columna.

El libro de Jesús Arnal es también de gran importancia para conocer los pormenores de la muerte de Durruti, sobre la que tanto y tan controvertidamente se ha escrito. Según testigos presenciales, que así se lo confirmaron a Arnal, la muerte de Durruti se produjo a las cuatro de la tarde del 19 de noviembre de 1936, en la plaza de la Moncloa de Madrid, esquina al paseo de Rosales.

Al inclinarse Durruti para bajar del coche en que viajaba -un Buik-, el fusil ametrallador que llevaba en las manos, uno de cañón corto, conocido con el nombre de “naranjero”, se golpeó contra el estribo del coche, saltó el seguro y se disparó, hiriéndolo mortalmente. El herido fue llevado al Hotel Ritz, habilitado entonces como Hospital, y se llamó a un prestigioso cirujano, el aragonés Manuel Bastos Ansart, que también contaría años más tarde este episodio en sus memorias “De las guerras coloniales a la guerra civil. Memorias de un cirujano”, para que diagnosticara la gravedad de la herida. Ésta era a todas luces mortal y Bastos aseguró que era imposible practicar una intervención quirúrgica. Durruti murió en la madrugada del día 20 y Federica Montseny se juramentó con los testigos para guardar secreto sobre las circunstancias que rodearon aquella muerte, que les parecía, digámoslo claro, poco heroica para un líder carismático como él.

Tras la muerte de su protector, Jesús Arnal siguió siendo el escribiente de la Columna, incluso cuando ésta se militarizó y se convirtió en la 26 División. Después de la guerra, y tras un breve paso por Francia y por el campo de prisioneros de la Merced en Pamplona, avalado por las nuevas autoridades de Candasnos y por distintas jerarquías del Movimiento, se presentó en el Obispado de Lérida y fue rehabilitado y nombrado cura ecónomo de distintos pueblos del Alto Aragón (Lascuarre, Laguarres, Monte de Roda, Castigaleu) y desde 1947, hasta su muerte en 1971, párroco de Ballobar. Allí falleció y allí está enterrado.

Pero lo más hermoso de la historia es que Jesús Arnal tuvo tras la guerra la satisfacción de poder devolver el favor a Timoteo Callén y, contando con su aval personal y pecuniario, éste fue el único jefe de Comité de la C.N.T. y miembro destacado de la F.A.I. que pudo pasearse libremente
por la España de Franco.
...vive como piensas o acabarás pensando lo que vives...

Avatar de Usuario
Curioso
Mensajes: 3122
Registrado: 09 Ago 2004, 22:55

Mensaje por Curioso » 06 Feb 2005, 15:33

Desarmado: en verdad, el primer texto que posteó usted es otra prueba del rigor empírico (ja-ja) de la derecha reaccionaria cuando trata temas de Historia ;)

_nobody_: ¿cómo interpretas el cambio de opinión que tuvo Mera durante la Batalla de Madrid respecto a las milicias y el ejército regular?

desarmado

Mensaje por desarmado » 06 Feb 2005, 17:13

Compañeros nobody, curioso y demás: No estoy a vuestra altura intelectual en cuanto a datos, conocimiento de diversas opiniones etc. Pero si me siento preparado para hacer una valoración primaria de muchos acontecimientoa acaecidos en el colectivo libertario durante la guerra civil. Esta valoración superficial ( porque se queda en la superficie, no por frivola) en ningún momento pretende desbancar debates más profundos y más detallados sobre temas concretos, de los cuales disfruto al leeros.
Respecto a Mera y la militarización y otros Meras y casos similares, mi opinión es que a veces, desde la distancia histórico temporal que nos separa de estas personas las juzgamos sin la suficiente empatía. Si Mera supiese aquel entonces lo que nosotros sabemos ahora, ¿habría actuado de igual manera?
Tenemos a lideres libertarios en una situación crítica, solos en el mundo, otros tenían apoyo explicito de los soviets, simpatías de las ¨democracias¨ occidentales y de México, apoyo explicito en armamento de alemania e italia, apoyo pagado y bien pagado por parte de la unión soviética, etc Pero nuestra gente en bastantes casos semianalfabetos estaban solos. Solos y conscientes de estar en el punto de mira del mundo. La carga psicológica es terrible. Mi valoración, no exenta de ¨mi¨racionalidad no deja de estar influida por un toque emotivo. ¿Como desde mi casa en el 2005 delante de un ordenador y con la biblioteca bien surtida puedo reprochar ¨cagadas¨ a toda esta gente? Yo no dudo de casos de traición, que los habrían, pero en bastantes casos prefiero pensar en un posibilismo sin mala conciencia, un ¨desviacionismo sin traición de conciencia¨. La revolución libertaria en las zonas de predominio anarquista no se hizo en condiciones cómodas. Se tuvo que hacer ya, deprisa y corriendo, en estado de guerra y contra la totalidad del mundo. Los errores que pudieron surgir, con tiempo y calma se podían haber ido resolviendo, la historia no les dejó. Frente a un ataque fascista, perfectamente coordinado y con apoyo explicito de potencias y apoyo bajo manga ( miro ¨pa¨ otro lao)de eeuu e inglaterra, ¿ qué terrible decisión debe ser militarizar las milicias y montar un frente común? No quisiera haberme visto en el pellejo de Mera. Practicamente todos los historiadores leidos me dicen que las milicias eran excelentes guerrilleros urbanos y nefastos en campo abierto frente a un ejercito regular. Tenían que decidir a salto de mata, la responsabilidad historica era enorme, no podemos pedirle a esta gente que fueran dioses ( no existen). Las mujeres logran la igualdad social, las mujeres van al frente, las enfermedades de transmisión sexual causan más bajas que el enemigo, Durruti retira a las mujeres del frente. ¿Antilibertario?: no, solución primera tomada con urgencia en medio de una guerra y ante un problema nuevo, no esperado y sin tiempo para buscar una solución más ¨libertaria¨. Asimismo, decisionesd muy conflictivas como entrar en el gobierno, deben ser analizadas con cautela y situarse en el momento histórico. Entrar en el gobierno y promululgar las leyes más progresistas de la historia no me parece mal (gracias a la fuerza que la cnt tenía en la calle y que los acoquinados gobiernos socialdemócratas temían).Así se las ponían a Fernandito. Así me gusta la democracia hasta a mi. ¿Traicionaron la anarquía estas personas?, quiero pensar que en muchos casos fueron pragmáticos: ¨que se salve la anarquía con un poco menos de anarquía¨. Quiero pensar que no hubo traición de conciencia. Me inclino por una situación extremadamente compleja, un tener que tomar decisiones rápidas sin tiempo de convocar asambleas, y sabiendo que solo el pueblo, y de éste, solos los libertarios, tenían escasas posibilidades de ganar frente a fascistas, comunistas, cristianos de diverso pelaje, carlistas, socialistas, republicanos de derechas y por si eran pocos, el resto de gobiernos del mundo.
Lo dicho no exime de traiciones reales, cagadas monumentales o desviaciones autoritarias.
Yo no quisiera tenerme que ver abocado a tomar tamañas decisiones.
Ruego se me corrija si en algún dato técnico he errado, escribo de memoria.
Salut.
PD: lo único que tengo muy claro es una pregunta: ¿qué coño fue del sargento manzanas? ¿pero es que ningún historiador del mundo lo sabe?.

Avatar de Usuario
_nobody_
Mensajes: 10431
Registrado: 12 May 2002, 13:28

Mensaje por _nobody_ » 06 Feb 2005, 21:39

En la autobiografía de Mera explica cómo fue cambiando gradualmente de opinión segun avanzaba la guerra. Las primeras operaciones se hicieron a costa de muchisimas bajas. Morian milicianos a millares por errores de bulto que un ejército entrenado nunca cometería. Pero esto no fue exclusivo de las milicias anarqusitas, ocurría lo mismo en todas las unidades, incluso en el ejército nacional. Pero mientras los demás se dedicaban a nombrar sargentos y tenientes, los anarquistas no hacían nada de eso. Los jefes de unidad tenían que ir en primera fila, atacar a pecho descubierto para ser seguidos. Así perdió la CNT a cientos de organizadores importantes para el sindicato. Las desbandadas (a veces sin motivo) eran otro problema muy serio pq se perdia terreno, armas y a veces caian prisioneros de los nuestros. En la batalla de Madrid la organización se dio cuenta de que esta situación tenía que cambiar radicalmente. Era necesaria una disciplina.

En contra de lo que se piensa aquellos famosos "turistas revolucionarios" que se iban a pegar tiros a la sierra de Madrid para volver a casa a ver a la novia, eran en su mayoría de la UGT (a la deriva política en estos momentos de agosto-septiembre hasta que cae en manos del PCE). En la CNT también pasaba pero los mandos supieron ponerle freno a estas situaciones.

Bueno, como digo, las necesidades de la guerra hicieron ver a los mandos milicianos que era necesaria una disciplina. Que tenian que acatarse las órdenes sin rechistar, que se tenian que seguir unos procedimientos, y que estos los marcaba la organización. Así cuando llega la batalla de Madrid en noviembre del 36, los milicianos anarquistas ya tienen una cierta disciplina, están fogueados desde meses, y los mandos ya sabían imponerse.

Fue un proceso paralelo a la entrada de la CNT en el gobierno. Fueron las circunstancias las que les obligaron a hacerlo, creian que no había otra. Por un lado faltaban armas. El gobierno prometia armas si los nuestros se militarizaban. Por lo visto en la columna Mangada se apuntaron unos 1000 cenetistas para conseguir armas en octubre o por ahi. Y las unidades libertarias que se formaban pasaban semanas sin que fueran armadas como la columna España Libre.

Es decir que entre las cuestión de las armas y el asunto de la disciplina y la organización se decidió la militarización. Y Mera fue de los primeros líderes de milicias que la aceptó. En Madrid estaba Teodoro Mora, antigo comunista pasado a los confederales. Este dirigia un batallón, y era partidario de la disciplina. Pero como tenia pasado comunista no le hacian caso. Murió en la sierra de Gredos. Y su muerte afectó a la organización, que empezó a entender que habia que haberle hecho más caso.

Resumiendo Mera cambió de idea hacia septiembre, y durante la batalla de Madrid [noviembre] su unidad ya funcionaba militarizada en la práctica. Así que en diciembre no tuvieron problemas para aceptar la militarizacion y no hubo desbandadas como en Levante o Aragón.
...vive como piensas o acabarás pensando lo que vives...

elfile
Mensajes: 5
Registrado: 05 Feb 2005, 13:12

Mensaje por elfile » 07 Feb 2005, 22:18

_nobody_ escribió:A invitado/a.

Primero, no fue un Mauser sino un naranjero de estos:
Imagen

segundo, Francisco Ascaso murió antes que Durruti el 20 de julio. Domingo Ascaso murió en los combates de mayo en Barcelona. Joaquin Ascaso estuvo un mes y pico preso tras la disolución del Consejo de Aragón. Quizá sea alguien de la familia Ascaso, o te refieras a Juan García Oliver.

tercero, cuando Durruti llega a Madrid el llamado Ejército Popular es casi inexistente. Había 6 Brigadas Mixtas más otras 3 Internacionales todas bajo control [político] comunista. Es probable que Durruti creyera en algún tipo de militarización -- de hecho los anarquistas también querían la militarización, pero a su manera -- y en la colaboración hombro con hombro con el resto de las fuerzas antifascistas, pero en esos momentos [batalla de Madrid] era imposible hablar del futuro, por que quizá la guerra se perdería alli mismo. Así que dudo que tuviera muchas conversaciones en la línea de formar parte del Ejército Popular.
hola yo soy el invitado esk escribi antes de registrarme gracias por la informacion pork yo tenia entendido k fue un mauser el k se le disparo sobre lo de ascaso creo k si fue garcia oliver esk lo vi en un video y no sabria decirte pero te pongo lo k decia haber si me podeis ayudar a encontrar el video.
somos un grupo anarquista,les vencimos, nuestros golpes fueron mas duros mas a la cabeza...
pd:seguro k ascaso murio antes ?? entonces a kien fue al k los rusos ayudaron a salir de españa y luego de rusia?? dudo entre ascaso y garcia oliver
pd2:sobre las fuentes k me deciais de k lister admiraba a durruti creo k viene en un libro sobre la vida de lister en la guerra civil pero como hace tiempo de esto no sabria concretar si lo encuentro lo pongo
LA OKC NO PREGUNTA CUANTOS SON NUESTROS ENEMIGOS,SINO,DONDE ESTAN

elfile
Mensajes: 5
Registrado: 05 Feb 2005, 13:12

Mensaje por elfile » 07 Feb 2005, 22:26

otra cosa e estao buscando informacion sobre el arma en cuestion y e acertado tambien puesto k ese arma no tenia seguro eran muy comunes los accidentes os pongo un link donde lo explican http://www.sbhac.net/Republica/Fuerzas/ ... usiles.htm
LA OKC NO PREGUNTA CUANTOS SON NUESTROS ENEMIGOS,SINO,DONDE ESTAN

Avatar de Usuario
Fede
Mensajes: 17
Registrado: 01 Jul 2004, 15:29

Mensaje por Fede » 26 Feb 2005, 12:19

Segun un testimonio, por el momento anonimo, Manzana estaba solo en el coche con Durruti cuando esta bala le herrio. El chofer no estaba.
El problema es que no hay testigo directo,este tanpoco. Pero este hombre afirma que en esta minuta el frente era calma, los coches patrullaban. El de Durruti era el primero. Se oio un tiro (uno solo ). En la segunda del tiro nadie podia ver el coche de Durruti, y cuando los otros se precipitaron, encontraron a Durruti medio echado en el coche y a Manzana. Nadie màs. Donde estaba el chofer?
Eso hace decir al testigo citado que Manzana aprovecho estar solo con Durruti para matarlo. Lo explica por lo que Manzana integro la Columna por estar en Barcelona durante la sublevacion militar y que escogio el bando repibicano por oportunidad y que luego, por ser Mason, trabajo por los fachas.

Vale lo que vale. Este testigo dijo que no publicaria nada antes de su muerte. Es muy mayor ahora...
Nos es porque las cosas son dificiles que ne las hacemos. Es porque no las hacemos que son dificiles.

Avatar de Usuario
desarmado
Mensajes: 4782
Registrado: 08 Feb 2005, 18:53

Mensaje por desarmado » 26 Feb 2005, 13:30

Durruti era el último obstaculo para acabar con la revolución. la cnt ya había entrado en el gobierno catalán y el español por decisión de sus afiliados, García Oliver, Montseny, etc aceptaron entrar por responsabilidad militante y manifestando no estar del todo de acuerdo. El único con prestigio personal intacto, tirón sobre las masas y capacidad de convencer, que se negaba a la burocratización era Durruti. ¿Quien apretó el gatillo?: menos al pueblo y a sus compañeros de cnt a todos les vino bien que muriese. Yo insisto en saber si alguien tiene datos sobre que fue de Manzana. ¿Exilio dorado en Moscú, México?. No estoy acusando, me ha venido esto a la cabeza. Para mi la parte más oscura del puzzle y la que más luz podría arrojar es saber esto, que fue del sudodicho.
Salut.
Imagen
---------------------------------------------------
AMO LA $GA€, AMO AL GRAN H€RMANO.

Invitado

Mensaje por Invitado » 05 Mar 2005, 19:46

En el libro de Abel Paz, consta una declaración de Manzana a Antonio Bonilla en la que dice cosas como:

- en primera instancia, la mentira de que Durruti había partido a la reunión del Comité Nacional de la CNT, no hayándose éste en Madrid.

- más tarde, que el disparo fue claramente del enemigo desde el Hospital Clínico, cuando muchos testigos indican que esa zona no estaba batida por el fuego.

- que en el coche iban 5 personas, cuando muchos otros testigos dicen que sólo estaban Manzana, el chófer (curiosamente el único que coincide con su testimonio de que el disparo fue de los franquisas, y sin embargo le desmiente en este punto) y él.

- que era mejor mantenerlo en secreto, en principio (cosa que también compartía el chófer Julio Graves).


Por otra parte, cabría destacar que hubo dos diagnósticos médicos diferentes. Uno, el de Manuel Bastos Ansart, que indica la trayectoria de la bala (atravesando el abdomen, rozando colón, perforando bazo, diafragma e hiriendo el pulmón, donde se queda la bala), obviando la herida en el costado que aparece en toda foto del cadáver, aparte de la cercanía del disparo y califica la intervención quirúrjica como imposible; el otro es el del doctor José Santamaría, que en la autopsia se dió cuenta de que una intervención si pudiera haber resultado positiva aunque el paciente no sobreviviera, aparte de ver signos de un fogonazo por impregnaciones de pólvora en su ropa, que hacía calcular una distancia de un metro del disparo a lo sumo.
El primero se encontraba atendiendo heridos en el Hotel Palace, donde se encontraba instalada la Embajada Soviética en Madrid y el Hospital Quirúrgico de la CNT; el segundo era el responsable del Servicio de Sanidad de la Columna Durruti.


El testimonio de Antonio Bonilla - que precedía en otro coche al de Durruti, que fue el que avisó de la crisis del Hospital Clínico y que desmintió a Manzana en muchos puntos - dice que Durruti se bajó del coche sin "naranjero", por tanto, el disparo accidental debería quedar descartado, salvo que fuera por parte de Manzana. El accidente fue una hipótesis sacada tiempo después de la que se intentó convencer a todo el mundo, incluyendo a Montseny, que no fue (ni ella ni Oliver) quien propuso la versión oficial de la muerte de Durruti ni en un sentido ni en otro.

Pasado el tiempo el mismo Bonilla tenía la tésis de que Manzana disparó intencionadamente, a la vista de todos los sucesos y declaraciones posteriores, al margen de que haber desaparecido por completo del mapa.

Por otra parte, las maniobras de determinados partidos por apropiarse a Durruti y decir que traicionó a los anarquistas más ortodoxos, cuando el mismo Durruti siempre fue el abanderado de la revolución durante la guerra, de mantener las milicias independientes y con su propia disciplina, y de la antiburocratización de la CNT, me parece cuanto menos un chiste.

Mi opinión es que tanto las tésis del disparo franquista, como las tésis del accidente o de la traición del sector más ortodoxo de los anarquistas, me parecen parte de una misma mentira y de una misma intención: la de ocultar la verdad y/o la de intentar hacer la historia veraz para según que ojos.

El asesinato, desde mi punto de vista y siguiendo la lógica, fue perpetrado por Manzana y encubierto por el chófer Graves y unos cuantos más que defendieron su posición. Su error vino de que no organizaron una coartada común, errando, de forma disparatada en algunas ocasiones, en la reconstrucción de los hechos. A mi modo de ver, el cirujano Bastos Ansart, también participó en el encubrimiento de los hechos. Sobre quién andaba detrás de los hechos, apuntaría a quienes no les interesaba que Durruti siguiera con vida: quizás cierto sector burocrático de la CNT en contacto con burgueses, UGT, PSOE y PCE. O lo mismo, no hizo ni falta la mediación de la sección primera y el soborno bastó. Aquí entramos ya totalmente en meras hipótesis sin base. Lo que está claro es que el miedo que acongojó a Manzana tras el suceso le hizo mentir y posteriormente desaparecer. Eso añadido a las conclusiones que uno saca de declaraciones, autopsias y demás, le hacen pensar a uno que siempre se trataron de encubrir descaradamente los hechos.

CrimsonBlack

Mensaje por CrimsonBlack » 05 Mar 2005, 19:48

El anterior mensaje era mío, que uno es nuevo y no se aclara aún con los mandos del foro. jeje

Avatar de Usuario
Fede
Mensajes: 17
Registrado: 01 Jul 2004, 15:29

manzana

Mensaje por Fede » 09 Mar 2005, 18:17

lo poco que sé: Manzana se marcho por Méjico, y desde este momento nadie puso acercarse dél hasta su muerte.
Esta "info" me la paso una amiga.
Nos es porque las cosas son dificiles que ne las hacemos. Es porque no las hacemos que son dificiles.

Avatar de Usuario
Ivanjoe
Mensajes: 778
Registrado: 11 Feb 2003, 20:08
Contactar:

Mensaje por Ivanjoe » 31 Mar 2005, 14:32

Del libro El corto verano de la anarquía
El testigo ocular

Ya han pasado treinta y cinco años, pero a pesar de todo sé aún exactamente, no sólo la fecha, sino también la hora y todos los detalles.

Estábamos aparcados en la calle Miguel Ángel, número 27, allí estaba el cuartel general de Durruti. Era el palacio del duque de Sotomayor, sobrino del rey Alfonso XIII. Por la tarde, era el 19 de noviembre, llegó un mensajero del frente. El Hospital Clínico había caído en manos del enemigo. Subimos al coche de inmediato. Eran las cuatro de la tarde, diez minutos más, diez minutos menos. Fuimos directamente al frente, lo más cerca posible del hospital, para examinar la situación. Delante, al volante, iba Julio, el chófer, y a su lado, como siempre, Durruti. No le gustaba ir en el asiento de atrás. En el asiento trasero íbamos Manzana, Bonillo y yo.

Atravesamos la ciudad y por el paseo Rosales llegamos a la plaza de la Moncloa, justo en la esquina de la calle Andrés Mellado. Oíamos silbar las balas. Nos detuvimos, no se podía seguir. El coche era un blanco demasiado bueno para los tiradores enemigos. Así que Julio paró y bajó para estudiar la situación. Durruti quiere seguirlo, toma su pistola ametralladora, un naranjero, abre la puerta y golpea con el arma contra el estribo de la puerta. Se le escapó un tiro, el disparo le dio en medio del pecho y lo atravesó de parte a parte.

Yo estaba a punto de bajar, sólo quedaba uno en el coche.

Levantamos a Durruti, una enorme cantidad de sangre, tratamos de enjugarla, imposible, lo pusimos en el coche, subimos y nos dirigimos lo más rápido posible hacia el Hotel Ritz, donde estaba el hospital de las milicias.

Dejamos a Durruti al cuidado de los médicos; ellos trataron de salvarle por todos los medios. Se mantuvo plenamente consciente hasta las dos de la madrugada. No sé si dijo algo, yo no estuve allí. Pero sé que murió a eso de las cuatro de la madrugada, once o doce horas después de la desgracia.

La muerte de Durruti nos impresionó tanto que casi no podíamos creerlo, y eso que nosotros éramos los testigos oculares. Nadie se atrevió a comunicar la noticia, nadie quería decir la verdad. Por eso se dijo en el comunicado que lo había matado una bala enemiga. Ello habría podido ocurrir fácilmente, sólo que no fue así. Entonces surgieron los rumores, claro, algunos decían que los comunistas eran los culpables, otros que nosotros, su escolta, le habíamos matado, otros le echaron la culpa a la quinta columna, etcétera, etcétera. A nadie se le ocurrió pensar que en realidad había sido un accidente, que Durruti mismo se había matado.

[RAMÓN GARCÍA LÓPEZ]
Cuando se fue a Madrid, lo acompañé hasta el aeródromo. Fue la última vez que lo vi. Lo llamaba a Madrid todos los días; una tarde me dijeron que no estaba. Después me enteré de que para entonces ya había muerto.

Yo no estaba allí, no le puedo decir nada sobre ello. Pero, por supuesto, no se le podía decir a la gente que había sido un accidente, por la sencilla razón de que nadie lo habría creído. Así que se dijo que había caído en el frente. Un caído más, eso es todo. Un hombre como Durruti no muere en la cama, claro.

Sí, tuve mis dudas. Pero al fin y al cabo fueron sus amigos, García Oliver y Aurelio Fernández, quienes me dijeron que había sido un accidente. Eran sus compañeros de lucha. ¿Por qué habrían de mentirme? Quedamos en eso entonces. De todos modos no se puede cambiar.

[ÉMILIENNE MORIN]
Émilienne Morin, viuda de Durruti, taquidactilógrafa de profesión. Vive en París y en Bretaña. Entrevista del 29 de mayo de 1971 en Quimper.
El funeral se llevó a cabo en Barcelona. Era un día nublado y gris. La ciudad cayó en una especie de histeria colectiva. La gente se arrodillaba en la calle, mientras pasaba el cortejo fúnebre con una guardia de honor de anarquistas en ropas de combate. Lloraban. Medio millón de personas se habían congregado en las calles. Todos tenían los ojos húmedos. Durruti era para Barcelona el símbolo del pensamiento anarquista, y parecía increíble que hubiese muerto.

Aquel día reinó un extraño sosiego sobre la ciudad. Las banderas rojinegras pendían de los mástiles. El sol se había ocultado. Nunca he visto un día tan silencioso, tan solemne y triste.

[JAUME MIRAVITLLES]
Jaume Miravitlles, periodista. A principios de los años treinta era comunista, después miembro del partido catalanista Esquerra y secretario de Companys.

Yo también creo que fué un accidente, encubierto por motivos evidentes, el héroe del pueblo, experto conocedor de armas de fuego que ha venido a salvar Madrid, muerto por un estúpido accidente propio de un campesino que agarra un naranjero por primera vez.
Federica Montseny se encontraba en una posición inmejorable para dar una versión oficial que encajara con la trayectoria de Durruti.
Asi se escribe la Historia...
Última edición por Ivanjoe el 08 Abr 2005, 16:01, editado 1 vez en total.

La tranquilidad

muerte de Durruti

Mensaje por La tranquilidad » 08 Abr 2005, 11:19

Manu García escribió:
Por otro lado decirle a Manu García que en un anterior post se confunde y mezcla a dos personajes : Manzana y el llamado "cura de Durruti"... montando( a mi juicio) un lio considerable.
Pues no sé compañer@... la información que tengo de Manzana es esa. Puede que fuera tan solo un rumor, que la fuente de donde recuerdo ese dato esté equivocada (no recuerdo donde lo leí o quién me lo comentó) o que mi calenturienta mente haya mezclado a dos personajes diferentes.
Si alguien con más memoria que mi menda lo pudiera aclarar...
Salud a tod@s:
Según Cristobal Zaragoza en su libro "Ejercito Popular y militares de la República" implica directamente al sargento Manzana en su muerte.
Además, según este autor, Manzana estuvo defendiéndo el cuartel de Atarazanas en Barcelona(donde murió Ascaso) antes de que este se rindiera.
Luego al parecer sintio admiración por las ideas anarquistas. La muerte pudo producirse de forma casual o con intención aunque según Cristobal Zaragoza según lo que sucedió despues debió ser intencionada.
Al parecer según Joan Llarch en "La muerte de Durruti" el médico que le atendió en el hotel Ritz cuando le llevaron allí observó que el disparo se produjo a muy corta distancia unos 30 centímetros por el tipo de herida.
Otro dato a tener en cuenta es lo que comentó Jesús Bonilla, que iba en el coche de atras al de Durruti, al parecer en el coche de Durruti iban 4 personas en total y no 5 como creo que comenta Abel Paz.
Parece ser que el único que pudiera aclarar lo sucedido sería el sargento Manzana en paradero desconocido desde hace bastantes años.
Por cierto, estoy buscando el libro que escribió Jesus Arnal Pena "Por que fui secretario de Durruti" ¿alguien tiene alguna pista de dónde lo puedo encontrar?
Muchas gracias

La tranquilidad

Re: muerte de Durruti

Mensaje por La tranquilidad » 11 Abr 2005, 12:41

La tranquilidad escribió:
Manu García escribió:
Por otro lado decirle a Manu García que en un anterior post se confunde y mezcla a dos personajes : Manzana y el llamado "cura de Durruti"... montando( a mi juicio) un lio considerable.
Pues no sé compañer@... la información que tengo de Manzana es esa. Puede que fuera tan solo un rumor, que la fuente de donde recuerdo ese dato esté equivocada (no recuerdo donde lo leí o quién me lo comentó) o que mi calenturienta mente haya mezclado a dos personajes diferentes.
Si alguien con más memoria que mi menda lo pudiera aclarar...
Salud a tod@s:
Según Cristobal Zaragoza en su libro "Ejercito Popular y militares de la República" implica directamente al sargento Manzana en su muerte.
Además, según este autor, Manzana estuvo defendiéndo el cuartel de Atarazanas en Barcelona(donde murió Ascaso) antes de que este se rindiera.
Luego al parecer sintio admiración por las ideas anarquistas. La muerte pudo producirse de forma casual o con intención aunque según Cristobal Zaragoza según lo que sucedió despues debió ser intencionada.
Al parecer según Joan Llarch en "La muerte de Durruti" el médico que le atendió en el hotel Ritz cuando le llevaron allí observó que el disparo se produjo a muy corta distancia unos 30 centímetros por el tipo de herida.
Otro dato a tener en cuenta es lo que comentó Jesús Bonilla, que iba en el coche de atras al de Durruti, al parecer en el coche de Durruti iban 4 personas en total y no 5 como creo que comenta Abel Paz.
Parece ser que el único que pudiera aclarar lo sucedido sería el sargento Manzana en paradero desconocido desde hace bastantes años.
Por cierto, estoy buscando el libro que escribió Jesus Arnal Pena "Por que fui secretario de Durruti" ¿alguien tiene alguna pista de dónde lo puedo encontrar?
Muchas gracias
Rectifico para no llevar a engaño. Según he podido leer en el libro citado en el mensaje anterior, el nombre no es Jesus Bonilla sino Antonio Bonilla.
En vez de 4 personas debe decir 3 personas(chofer, Durruti y el sargento Manzana).

ina

mi opinion, relacion muerte de durruti, intereses sovieticos

Mensaje por ina » 13 Abr 2005, 21:18

No tengo demasiado tiempo, y no puedo leer el debate que habeis llebado hasta ahora entero, leyendo por encima, mi opinion, pues los hechos tal vez no se llegen a saber, conforme a la informacion que ha llegado ami, esque es mas probable su asesinato.

¿Porque las 7 personas, o 5, segun distintas versiones, que viajaban con durruti, dieron distintas versiones de su muerte?
en el libro, la muerte de durruti, cuyo autor no se de memoria, recopila todas las versiones de quien hay estubo llenas de contradicciones entre unos y otros, si bien ha pasado mucho tiempo, difieren demasiado, algo tiene que haber ademas, para que los testigos hayan sido tan reacios, a contar lo sucedido, su version.

Leyendo libros de la guerra civil en asturias, pude saber de un nombre, el cual cuando pueda investigare, se trataba de un agente sovietico, con nombre español, pero falso, del que no se daban demasiados detalles.

Habria que preguntarse, hasta que punto habia espionaje ruso, en españa en la guerra civil, infiltrado entre los españoles. He buscado libros que hablen de esto pero de momento no he encontrado.

Atando cabos sueltos, la tesis del asesinato comunista, no es descabellada... otro opositor, a los comunistas, jose antonio primo de ribera( si bien, este era lider falangista) murio el mismo dia que durruti fusilado,¿ ordenes procedentes de las mismas sombras?

durruti, el dia anterior, se habia reunido con agentes sovieticos, a los cuales dejo claro las posturas anarquistas.

La anarquista ministra de sanidad, cuyo nombre no se escribir bien lo siento.. Montseny aconsejo a durruti no viajar en ultimo momento a madrid, despues de averle insistido en que fuese a levantar la moral,¿ sabia algo mas?

El asesino de trosky, fue un comunista español, en mejico, otra "prueba" de espionaje ruso en españa, ya sea a manos rusas, o a manos de comunistas españoles.

Otros lideres de milicias, y revolucionarios, murieron en casos similares, en los cuales se paraba el coche, bajaban sin motivo aparente, y se les disparaba el arma, le paso a un alto lider de la revolucion asturiana del 34, y a jefes de milicias anarquistas en la guerra civil. Un miliciano, puede cometer un error, pero creo que es muy dificil que se hayan automuerto tantos lideres, por caidas de las pistolas al suelo..

Volviendo a durruti, Stalin siempre se mostro implacable con sus adversarios, y durruti no era otra cosa mas que un adversario mas, tan importante como podria ser jose antonio primo de ribera.
las teorias como bien habeis dicho son

1oficial: Muerte en el frente por una bala perdida de los nacionales(sin duda la creacion de un martir, aprobechable para unir a españa en un bloque)( e podido leer en el abc de la epoca, que desde el bando nacional, hablaban de su muerte como un asesinato por parte de los comunistas..¿? fiable?)

2Se le disparo el arma( tambien se dice que le disparo el escolta, pues era quien llebaba el arma que le mato, el navajero. En descripciones del escolta, se duda entre si tenia un grabe sentimiento de culpa, o un secretismo que levanta sospechas. ) como ya he dicho antes, lamento no poder decir nombres pero los escribiria mal, no fue el unico con esta muerte, o bien en la epoca no sabian tratar a las armas... o era una forma de encubrir los asesinatos, bastante simple.

3 Un grupo de desertores, a los que llamo la atencion, le mataron.

4Conspiracion comunista, de la cual tal vez no podramos saber nunca, si es real o no, pues supongo que los servicios secretos no archivan estas cosas, para que se sepan despues.

murio por un disparo a quemarropa.. de el mismo? no creo, de su escolta? puede... intencionada o desintencionadamente?

Espero poder completar mi post con los nombres de otros jefes de milicias anarquistas, menos conozidos a durruti, muertos de tal forma( por supuesta caida de pistola, y disparo mortal, que es lo que dicen los escoltas).


tambien resulta extraño, que el chofer diga que no sepa que paso por estar de espaldas, la reaccion al oir un disparo es mirar, y aunque no veas de donde salio ese disparo, puedes ver si su arma esta en el suelo, ademas de saber quien tenia cada arma, sorprende que guarde silencio..


Creo que deberia de haber una investigacion mas afondo, ami me interesa el asunto, y todo lo que puedo, me lo leo, pero yo no soy nadie, espero haber aportado algo nuevo, puesto que como he dicho no he tenido tiempo a leer todos los post, en siguientes dias lo hare con calma.
Salud, y antentodo, busquemos la verdad.

Responder