Fecha actual 11 Dic 2017, 16:15

Todos los horarios son UTC [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 31 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Octubre de 1934
NotaPublicado: 12 Ago 2004, 14:22 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 12 May 2002, 13:28
ALGUNOS ASPECTOS DEL MOVIMIENTO EN EL RESTO DE ESPAÑA

Manuel Villar. El anarquismo en la insurrección de Asturias. La CNT y la FAI en octubre de 1934.


En Asturias, el socialismo lucha revolucionariamente. El enorme empuje de las masas que desborda a los comités impide al movimiento estabilizarse en el plano de la simple protesta contra la reacción, que es la característica dominante de la lucha en el resto de España. En Asturias esta acción se eleva al rojo vivo, ataca a fondo al sistema capitalista, se transforma en revoluci6n integral. En las demás regiones el movimiento carece de este espíritu ampliamente renovador, no alcanza el gran ímpetu que caracteriza a la insurrección de los mineros.

Vizcaya y Santander son los dos feudos de la socialdemocracia. En Vizcaya, su poderío es enorme, hay organización compacta de masas, hombres dispuestos a la lucha y preparación bélica. La huelga general se manifiesta con extraordinaria pujanza. Vizcaya y Santander son zonas cercanas a Asturias .

Pero no se busca la transformación de la huelga en un hecho insurreccional. El movimiento produce chispazos de rebeldía abierta en la cuenca minera. Alcanza su expresión mayor en Eibar y Mondragón, donde debieron actuar las fuerzas del ejército. Estos actos son significativos. Demuestran hasta dónde se pudo llegar dejando que se desencadenasen los impulsos frenados a lo largo del movimiento por las directivas del socialismo. En Bilbao, poblaciones de la Ría y cuenca minera, la consigna circulante es de que todo marcha bien, que la protesta es general y que la huelga bastará para lograr los objetivos perseguidos.

¿Se trataba de una protesta general más o menos amplia contra la reacción fascista que se adueña de España o de la revolución social? Cuando se fija la vista en Asturias se piensa en la revolución expropiadora. Pero si se examinan los resultados del movimiento en el resto de España -haciendo abstracción de Cataluña por sus características especiales-, este pensamiento vacila por la misma diferencia que se observa.

Las juventudes socialistas arden en deseos de lucha. Pero son a la vez disciplinadas y respetan las consignas circulantes. Asturias es, verdaderamente, una excepción en todos los aspectos de la lucha. La orden de cese de movimiento dada el 11 de octubre es desconocida por la masa de combatientes, que no se rendirá hasta el día 18, cuando constata que ha quedado sola en la acción. Sin embargo, en muchos pueblos de Vizcaya y Santander se han formado Comités mixtos, integrados por delegados de las organizaciones socialistas, anarquistas y comunistas. Es la alianza de todas las fuerzas obreras, que surge en la lucha misma, que quiere impulsarla hasta el final. Localmente, el sentido rebelde se manifiesta con fuerza. Pero en tanto que los efectivos locales de la U.G.T. y del Partido Socialista se vinculan a la organización general, el espíritu de disciplina reprime los impulsos subversivos. Los obreros esperan con impaciencia la consigna que ha de lanzarles a la lucha decisiva, pero esta consigna no llega.

Las fuerzas del Gobierno se han replegado sobre las ciudades, después de haber sido hostilizadas en muchos lugares y batidas en algunos pueblos.

En la capital de Santander, U. G. T. y C .N. T. actúan en forma combinada. En todas partes los organismos de la C.N .T. presionan para que la lucha sea llevada hacia el plano revolucionario. Tal ocurre en la provincia de Santander, en Bilbao, en las minas de hierro y en las poblaciones fabriles emplazadas sobre ambas márgenes del
Nervión. Se observa que ningún manifiesto fue lanzado fijando los objétivos de la lucha, ni siquiera declarando la huelga general. La consigna de huelga circuló de palabra por los lugares de trabajo. Esta ausencia de una orientación clara y autorizada fue común a todo el movimiento, con la sola excepción de Asturias, donde, como hemos
visto, abundaron las declaraciones impresas.

En Bilbao la C.N.T. se entrevista con los socialistas y plantea concretamente los siguientes extremos:
Que era el momento de dar a la huelga un giro revolucionario. Que no se hacía nada para impedir la salida de fuerzas hacia los puntos insurreccionados. Que, a medida que el tiempo transcurría, se daba lugar al Gobierno a reponerse y se perdía la oportunidad de intentar adueñarse de la situación.

Las entrevistas fueron varias a lo largo del movimiento. Los socialistas no dejaban de reconocer la razón que asistía a nuestros compañeros. Pero replicaban que carecían de instrucciones precisas para derivar la huelga hacia planos insurreccionales. Se explicó también a los delegados de la C.N .T. que la actitud que había que seguir dependía de gestiones delicadísimas que se estaban realizando . Los días fueron pasando, sin que la resolución definitiva fuese tomada.

El nwvimiento se desenvuelve satisfactoriamente es la voz de orden que circula por pueblos y ciudades. Como en Madrid, las masas se ven paralizadas y las armas quedan sin usar en la lucha a fondo que las propias juventudes socialistas reconocían como necesaria. En Eibar y Mondragón habían entrado ya las fuerzas del ejército.
Ordenes y contraórdenes. Varias veces se da a los pueblos la consigna de estar dispuestos, consignas que se anulan para volver a repetirse. En la cuenca minera se formó una columna de gente armada, que en dos ocasiones bajó sobre Bilbao. Esta columna iba perfectamente dotada, incluso de camiones de sanidad, en previsión de los combates que podrían sostenerse. A través del monte llegó hasta el puente Burceña, que separa Baracaldo de la capital de Vizcaya. Pero aquí recibieron la contraorden de regresar a La Arboleda, punto de formación de dicha fuerza minera.

Así prosiguió la lucha hasta el final, en que la revolución quedó virtualmente sofocada. Las energías disponibles no fueron desplegadas en toda su amplitud. Asturias permanece como un ejemplo único dentro del complejísimo proceso de la rebelión de octubre. En Asturias, la masa minera se sobrepone a todo. En Vizcaya y norte de
España los dirigentes sostienen la disciplina y, a pesar del descontento, el movimiento se mantiene dentro de la dirección que le imprime el liderismo socialista.

__

En Madrid la huelga general fue intensísima y violenta. En sus rasgos fundamentales, el movimiento es similar al desarrollo en el norte de España. Tampoco aquí es encarrilado hacia la insurrección franca. Parece como si el movimiento tuviese dos planes y dos propósitos: uno para Asturias, otro para el resto de España.

El mecanismo revolucionario de la U.G.T. y del Partido Socialista funcionó deficientemente. Las milicias juveniles, orgullo del socialismo en la capital de España, no dejaron sentir el peso de su actuación insurgente en la forma que era dable esperar de su numero y de su preparación.

La C.N.T. interviene en el movimiento y constituye su propio Comité Revolucionario. Este Comité ha publicado después de los sucesos un extenso informe sobre su gestión. A este informe corresponden los fragmentos que reproducimos a continuación:

«El C.R. supo que elementos de la agrupación socialista -día 5- querían celebrar una reunión con nosotros; para saber de qué se trataba nos entrevistamos con ellos. Estos elementos, en representación de la Ejecutiva, se lamentaban de la poca actuación de nuestra organización. Les contestamos que, como consecuencia de la
represión sufrida en los últimos tiempos, carecíamos de material de lucha, y que nos extrañaba la actitud de sus fuerzas, al constarnos la gran preparación y la clase y número de elementos de combate de que disponían. Se nos contestó que, si bien tenían material, no era tanto como nos creíamos, y que la causa principal de que sus
hombres no actuaran era debido a la falta de espíritu combativo, pues se daba el caso de que abandonaban las armas antes de emplearlas (la frase es textual). Nos adelantaron que si nuestros compañeros no intervenían violentamente el movimiento estaba fracasado. Al indicarles que para que nuestra intervención fuese eficaz precisábamos armas, de las que carecíamos, nos contestaron que ellos no tenían autoridad para entregar nada, y que además sería diffcil puesto que, según dijeron, se encontraban fuera de Madrid. Hemos de hacer constar que esto no lo creímos y, posteriormente, las continuas recogidas, nos han demostrado que faltaron a la verdad.

«En vista de que los socialistas no orientaban el movimiento oficialmente, reduciéndose a publicar una hoja semi oficiosa, que no firmaba ni la U.G.T. ni el Partido Socialista, ni aún el C.R. de la Alianza, acordamos aconsejar a los compañeros de los cuarteles su actuación de acuerdo con las barriadas, con el fin de orientar
nosotros el movimiento dándole carácter de revolución social.

«Las milicias siguen sin actuar -día 9-; si la C.N.T .no entra en la lucha el fracaso es evidente.

«Enterados de que el Ejecutivo de la U.G.T. tenía interés en ponerse en contacto con nosotros, acudimos a la cita. (Aquí, el Comité Revolucionario relata una serie de postergaciones de la reunión, hasta que fmalmente, ésta se realiza.) Acudimos nuevamente a la hora citada los elementos interesados, representación del C.N.R., del C. y F. L., manifestando el delegado de la U.G.T. que: «Según el Sr... el movimiento había entrado en una fase en que no le interesaba la unión de las dos centrales». E.C.R. acordó que los compañeros de las barriadas, con el material que poseyeran, comenzaran a actuar en la noche.

«Los ferroviarios declararon en algunos puntos la huelga general, de acuerdo C.N.T. y U.G.T.».

El proletariado agotó en Madrid sus fuerzas en una posición puramente defensiva; de protesta contra la formación del Gobierno Lerroux-Gil Robles. Las armas que los socialistas no quisieron dar a los compañeros, pero que tampoco emplearon para transforlnar la formidable huelga general en franca insurrección, fueron cayendo
después poco a poco en manos de la policía.

Los objetivos previstos para la conquista de la capital fueron fallando uno a uno. Las juventudes socialistas han achacado después este fracaso a la falta de cohesión para una acción conjunta entre todas las fracciones proletarias, a la falta de una organización revolucionaria dentro de los cuarteles y a la traición de las fracciones reformistas del propio partido. Pero no mencionan la irresolución de la propia masa juvenil, educada por el reformismo en la pasividad y poco fogueada en las contiendas revolucionarias. Por primera vez se encontraban ante una acción de serias proporciones, sin la experiencia de las masas aguerridas de otras zonas de España. El legalitarismo tradicional del movimiento ugetista, que apartaba a los trabajadores del choque cotidiano contra la burguesía y el Estado, rendía sus frutos en aquella
oportunidad. Lo ocurrido en el Círculo Socialista de La Guindalera da fe de lo que decimos. Solamente unos cuantos jóvenes respondieron con arrojo al ataque de la fuerza pública, mientras que la mayoría pugnaba por entregarse con armas y municiones. Mal principio para una revolución.

Benavídes, distinguido socialista, se expresa así en su libro sobre octubre:

«En los campos de Castilla, de Extremadura y de Andalucía, los jefes temían ser desbordados. ¿Quién seria capaz de contener a los hombres una vez que se lanzaran a la lucha? ¿Cómo frenar y medir la acción de las masas curtidas con el hambre?

«¡Ah, los hombres prudentes! No comprendieron que no se trataba de frenar ni de medir, sino de empujar y colaborar. ¿Qué hubiera podido suceder? Peor que el hambre de los braceros, la muerte lenta y la depauperación de siglos no sería el sacrificio de unos cuantos propietarios».

No escatima los juicios ásperos y duros a lo largo de su libro contra las directivas del socialismo. Y en verdad cabe preguntar: ¿Qué revolución es la que concebían los jefes del socialismo español para cortar antes de que remontase vuelo, la rebeldía de las gentes? ¿Es que una huelga general enérgica bastaría para intimidar al gobierno y facilitar el acceso al Poder del socialismo, restaurando las «esencias democráticas» del 14 de Abril sin afrontar los peligros de la revolución desbordada?

La insurrección venía de abajo; las masas empujaban y el Partido tenía que ceder ante la presión de los anónimos, para no fraccionarse agregando a la experiencia del bienio su renuncia absoluta a la lucha armada contra el fascismo De cualquier manera, afrontó la responsabilidad de encadenar el movimiento dividido en dos fracciones. Si las juventudes recién llegadas exigían la revolución, la vieja guardia burocratizada y dirigente se conformaba con una vuelta a la normalidad del 14 de Abril.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Octubre del 34(o también Ochobre del 34)
NotaPublicado: 05 Sep 2004, 15:49 
Desconectado
Registrado: 04 Sep 2004, 10:04
Antecedentes a la revolución

Tras la primera guerra mundial, españa pais neutral se encontraba con una superproduccion de bienes, el paro se extendia, las revindicaciones de los obreros aunque fueran ganadas a traves de huelgas eran pagadas por ellos mismos debido al aumento de los precios. Tras el 14 de abril, se legaliza la C.N.T. la fuerza del proletario mas abundante, se recostituyen la libertades personales, y se transmite una ilusion general entre los obreros, pero esta durara poco en 1934 las derechas ganan las elecciones, el partido socialista no habia hecho mas que ganarse el descontento de las masas al no llevar a cabo ningun tipo de reforma; el partido de derechas moderado el C.E.D.A. es el mas votado, pero no entra en el gobierno porque esto supondria revindicar la república y entrar en conflicto con su base catolica, y la burgesia monarquica que lo subvencionaba economicamente...En asturias se forja la Alianza Obrera con anarquistas, socialistas, y otras fuerzas de la izquierda, los comunistas entraran en la Alianza un dia despues de estallar la revolucion

Octubre de 1934.Asturias

los primeros dias de octubre son dias de agitacion, en muchos casos de impaciencia, la revolucion esta a punto de estallar, los periodicos que llegan de madrid, alertan de una posible entrada en el gobierno de centro de lerroux del c.e.d.a. de gil robles...

4 de octubre
Llegan noticias de la entrada en el gobierno de 3 ministros del c.e.d.a. la gota que colma el vaso, la revolucion estalla

5 de octubre
a la una comienzan los asaltos a los cuarteles de la guardia civil y de la guardia de asalto, las cuencas mineras caen rapidamente en el poder de los obreros, el plan sale a la perfeccion, se trata de conquistar las cuencas y de alli partir a oviedo.

6 de octubre

SE organizan comites por toda la region, se decide atacar oviedo al amanecer siguiente.Los obreros convergen desde las cuencas. Se constituye un comite de abastos, de transportes, de asuntos interiores,etc.

7 de octubre

En oviedo se lucha duramnete en el campo de san francisco, la plazuela de santo domingo, y estacion del norte. Se plantea una marcha sobre madrid, pero queda descartada pq en gijon y oviedo todavia existen zonas en manos gubernamentales

8 de octubre

el enemigo(el gobierno) recibe numeros refuerzos en campomanes.Se entabla batalla en este lugar entre una columna revolucionaria y las fuerzas gubernamentales.empiezan a escasear los viveres y las municiones.A la caida de la tarde aparecen numerosos destacamentos del ejercito gubernamental, pero ante la contraofensiva revolucionaria se tienen que retirar

9 de octubre

El frente de campomanes se endureece.Se emplea un tren blindado, sin exito debido al poco blindaje de la locomotora.
Ese dia la fabrica de la Vega de oviedo caen manos revolucionarias, las fuerzas gubernamentales se defiende desde los lugares altos, entre otros desde la catedral, causando perdidas a los revolucionarios, etntre los cuales se organiza una discusion sobre si volar o no el monumento, pero ante el valor de la catedral se vota que no
En gijon los vbarrios obreros osn tomados por los obreros.en el puerto del musel los barcos proyectan sus reflectores sobre la ciudad
En las cuencas mineras los bombadeor son constantes

10 de octubre

el tercio desembarca en el musel, y despues marchan sobre oviedo

11 de octubre

la situacion se agrava, se asalta el banco de españa para cubrir los gastos de escondite, exilio y mantenimientos de los revolucionarios.

12 y 13 de octubre

se conocen las muertes de Jose Maria Martinez, gran anarcosindicalista de la region, que adquiere fama de legendaria desde entonces, al morir en causas desconocidas,sobre muerte hay varias hipotesis: asesinato a manos de comunistas, cayo en manos del gobierno...; y de Bonifacio Martin del partido socialista

14 de octubre

la aviacion bombardea posiciones obreras y lanzan octavillas en la que se declara el fracaso de la revolucion en toda españa y se invita a la rendicion

15 de octubre

se piensa en las negociaciones como salida paacifica....

18 de octubre

el brigada torrense se encuentra en oviedo con el gneral lopez ochoam, para la salida pacifica



Bueno eso son los hechos, pero los hechos cronologicos se pueden encontrar en cualquier libro, pero lo que me gustaria resaltar, es la revolucion social llevada a cabo, con emision de papel moneda, funcionamiento de las fabricas a pleno rendimiento para construir camiones y coches blindados, distribucion de pan en la barriada del llano en gijon mientras estaba sitiada, organizacion de transportes... todo eso en plena revolucion, lo cual demuestra que la revolucion social no es solo valida sobre papel



Perdonen si he ofendido a alguien, por una vision partidista, o por algun fallo en la redaccion o me he olvidado de algo, pero me parecia que habia que resaltar la revolucion en asturias, unico lugar donde tomo caracter de revolucion social y con la conjuncion de todas las fuerzas de la izquierda, y donde mas movilizacion hubo.

Bueno, salud y libertad

_________________
LLIBERTÁ!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 05 Sep 2004, 20:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Asturies
Registrado: 11 Ago 2004, 15:45
Anarcoastur, también se creó 'papel moneda', o sólo se dio el caso en las zonas controladas por los comunistas?. En el caso de las zonas en las que se declaró el comunismo libertario como sistema de organización la moneda quedó abolida junto con la propiedad privada, y se pasaron a utilizar las cartillas de racionamiento.

Queda justo un mes para el 70 aniversario de la Insurrección, probablemente los medios se 'olviden' de recordarnos a todos lo sucedido en aquellas heróicas y a la vez tristes jornadas de 1934; pero en el corazón de cada hijo, nieto o familiar de aquellos trabajadores -(no sólo incluyo a mineros, sino a todos los que ayudaron al movimiento de aquella máquina arrolladora que fue la revolución)- habrá un huequito para el recuerdo de todos ellos, que dieron y recibieron muerte para conseguir un mejor lugar donde trabajar, y más importate, vivir.

Un saludo libertario a tod@s

_________________
"La libertad del otro no es un limite para la mía propia, sino que la prolonga hasta el infinito"


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 05 Sep 2004, 21:07 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 12 May 2002, 13:28
El "Lenin" español

Fernando Hernández Sánchez para el Foro GCE (http://boards3.melodysoft.com/app?ID=forogce)


El testimonio anterior resulta sumamente clarificador para esclarecer la naturaleza del movimiento que se desarrolló en octubre de 1934 y que tanto gusta invocar a los revisionistas como precedente justificador de la sublevación militar del 36. Para el revisionismo historiográfico, Octubre del 34 discurre sobre las pautas de un modelo de asalto revolucionario al poder tomadas del referente bolchevique de 1917. Conspiración, planificación meticulosa, acopio de armas, formación de unidades paramilitares... conforman, en el imaginario revisionista, los ingredientes de un proyecto de sovietización que no solo deslegitimaría a la izquierda, sino al propio sistema republicano que hasta entonces esa misma izquierda había contribuido a implantar y sostener, y que posteriormente diría defender de nuevo frente al levantamiento faccioso.

Un análisis riguroso de la actuación del PSOE y de Largo Caballero durante los meses que van de noviembre del 33 (triunfo electoral de la CEDA y los radicales) y octubre del 34 arroja una imagen que poco corresponde con la del partido bolchevique preparando el asalto al Palacio de Invierno y la de Lenin en la estación de Finlandia...

En primer lugar, la curiosa estrategia de anunciar públicamente plazo al estallido de la "revolución" (la entrada de ministros de la CEDA en el gabinete Lerroux) no podía por menos que tener dos consecuencias contraproducentes para cualquier intento revolucionario: dejar la iniciativa al contrario y renunciar a la sorpresa. Una revolución no es un partido de tenis, donde se le cede la elección de campo y el saque al contrario, ni un paro laboral con preaviso. La raíz del problema es que Largo y el PSOE nunca creyeron de veras que Alcalá Zamora fuera a ceder a las presiones de la CEDA, bastando que los socialistas advirtieran de las funestas consecuencias que ello podría tener para que el cumplimiento de la amenaza revolucionaria fuera innecesario.

En segundo lugar, el presunto "aparato militar" puesto en pie para la revolución era en realidad un ejército de papel toscamente armado con pistolas de contrabando que confiaba en la entrega de las armas que hicieran los soldados afines al sublevar sus cuarteles. Largo instó la formación de un "ejército revolucionario" basado en una estructura decimal (10 milicianos= 1 escuadra; 10 escuadras= 1 compañía; cada escuadra distribuida en cada uno de los 10 distritos en que se dividiría cada ciudad)cuyos integrantes acudirían el día señalado a la puerta de los cuarteles para recibir las armas de los soldados "hijos del pueblo". Al llegar tal día, las escuadras de Largo eran, en su mayoría,solo fichas de papel con filiaciones de militantes, diligentemente rellenadas por las agrupaciones locales, y los pocos de sus integrantes que acudieron a los cuarteles se encontraron no con los restos hambrientos y derrotados del ejército zarista de 1917, sino con reclutas que iban a actuar como funcionarios uniformados para cubrir las vacantes de los servicios públicos militarizados. El resultado fue el imaginable.

En tercer lugar, y seguro el más determinante, el PSOE se había consagrado tanto a reservar sus energías para el "gran día" -que confiaba no tuviera que llegar nunca- que se desvinculó de los movimientos de masas que hubieran proporcionado un sustrato verdaderamente revolucionario a su movimiento. La primavera y el verano de 1934 fueron testigos del auge de procesos huelguísticos masivos (del ramo de la construcción, huelga local en Zaragoza) que alcanzaron su cénit en la huelga general de campesinos del mes de junio. La Federación de Trabajadores de la Tierra de la UGT pidió la convocatoria de una huelga general de solidaridad, que se justificaba en el rumbo reaccionario adoptado por el gobierno radical en cuanto a la paralización de la reforma agraria y la suspensión de leyes sociales del primer bienio (de Términos Municipales, de salario mínimo y jornada máxima, del propio derecho a la huelga...) Largo se negó, y la huelga se saldó con la derrota de los campesinos y, lo que resultó mucho más grave, con cerca de 10.000 detenidos, cientos de jornaleros deportados a otras provincias, 200 ayuntamientos socialistas destituidos, sus correspondientes Casas del Pueblo cerradas y desmanteladas las agrupaciones de los sindicatos en la mayoría de las provincias del centro y el sur. Dos nuevas graves consecuencias para el futuro movimiento : La expectativa de revolución quedaba desvinculada de los intereses obreros reales, ligándose a posibles variaciones en el juego de mayorías gubernamentales que poco importaban a los sectores apolíticos integrados, por ejemplo, en el anarcosindicalismo; e inutilización de una parte sustancial del aparato sindical y partidario necesario para dar cobertura a un intento de asalto al poder tan serio como el que implica una revolución.

Otro tanto ocurrió respecto al descontento extendido en los municipios vascos y en la Generalitat de Cataluña debido a la intrusión central en sus competencias forales y autonómicas. El juramento de "pureza ideológica de clase" realizado por los socialistas al abandonar el pacto con los republicanos burgueses privó a los primeros de liderar el movimiento de oposición territorial contra la reacción centralista. Incapaz de imprimir una dirección conjunta a los dos conflictos de base -el del proletariado agrícola y el de la pequeña burguesía nacionalista, cuyas reivindicaciones se ventilaban en la verdadera partida donde se estaba jugando una probable transformación en la naturaleza del régimen- que podrían haber dotado de un potencial revolucionario a su movimiento, Largo Caballero estaba destinado al fracaso cuando llegó, por fin, la ocasión de declarar una revolución en la que no creía. Quien mejor resume el balance, a mi juicio, es Santos Juliá: "Una revolución a fecha fija, pendiente de una provocación que el adversario podía administrar a su gusto y desligada de la anterior movilización obrera y campesina, basada en una deplorable organización aramada, sin objetivos políticos precisos, con la abstención de un numeroso sector de la clase obrera sindicalmente organizada, proyectada como mezcla de conspiración de militares presuntamente adictos y de huelga general del gran día, frente a un Estado que mantenía intacta su capacidad de respuesta, no tenía ninguna posibilidad de triunfar. Asílo pensaban también sus propios dirigentes, que en medio del desconcierto general que siguió a su decisión no fueron siqiera capaces de ordenar una digna retirada. Largo Caballero encerrándose en casa, como en otras ocasiones en que se habían declarado o se pensaban declarar huelgas generales a esperar tranquilamente la llegada de la policía, "porque no tenía nada que ver con lo que pudiera ocurrir" y "no quería ponerse en contacto con nadie, absolutamente con nadie" es la imagen elocuente de un Lenin español excesivamente casero para dirigir una revolución".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 05 Sep 2004, 22:39 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 09 Ago 2004, 22:55
El "Lenin español", je... Un mote que le puso la propaganda del PCE a comienzos de 1936, para hacerle la pelota. Un PCE que distaba de tener entonces el poder que tendría a partir de julio de 1936, y que necesitaba de la alianza con la UGT para que la coalición del Frente Popular triunfara en las elecciones.
Habría que empezar por decir que Largo llegó a ser jefe de la UGT por cooptación dentro del PSOE, que era de los partidos más "conservadores" de la Segunda Internacional.
En consonancia con la organización interna del PSOE, Largo tuvo siempre una idea "elitista" del movimiento obrero. Un sindicato jerarquizado debía ser el que organizase a la clase obrera, asumiendo para esto su dirección posiciones de poder dentro del estado (lo que también permitía desarrollar una plataforma institucional frente a la CNT). Esto explica la transición de la UGT del colaboracionismo con Primo de Rivera (Largo fue consejero de estado) al colaboracionismo con los primeros gobiernos de Azaña (Largo fue ministro de Trabajo). Y se justificaba, de cara a los militantes ugetistas, diciendo que la colaboración con el gobierno de sus dirigentes permitiría la transición al socialismo desde el estado.
El problema es que, ya a fines de 1931, los mismos militantes ugetistas habían dejado de creer en que desde el régimen republicano fuese posible avanzar al socialismo, igual que se habían movilizado desde dos años antes contra la dictadura. Esto se sumaba a las luchas por el poder dentro del PSOE entre la facción "caballerista" y la "prietista". Creo que estas luchas fueron puramente faccionales, no había detrás de ellas (a pesar de lo que se ha dicho) más que la lucha por el control del partido y una serie de relaciones clientelares.
En ese contexto, Largo optó por la llamada "bolchevización". Se trataba de instrumentalizar a los militantes ugetistas con una retórica demagógica, bolchevizante pero sin un programa claro de toma revolucionaria del poder ni de desarrollo de una sociedad socialista desde este, en especial de cara a acumular "capital carismático" en las luchas internas del PSOE. En cierto modo, Prieto, el rival de Largo por la dirección del PSOE, con buenas conexiones con los industriales vascos (era director de El liberal de Bilbao), haría lo propio planteando frente a la "bolchevización" caballerista la defensa de una democracia liberal reformista en lo social (la "democracia radical" de Nin), para atraerse a los militantes de clase media incorporados al PSOE tras 1931 (uno de ellos, un tal Dr. Negrín).
Creo que es a la luz de esto con lo que debe interpretarse el movimiento revolucionario de 1934. Frente al "golpe de estado bolchevique" del que hablan los "liberales", que afirman que la Guerra Civil empezó en octubre de ese año (por cierto, la Ley de Responsabilidades Políticas franquista de 1939 era retroactiva a partir de octubre de 1934... creo que está claro a dónde apuntan los "liberales"), lo que se tiene es un movimiento revolucionario que sólo triunfó allí donde las alianzas obreras se habían hecho más efectivas, es decir, en Asturias. Las proclamas revolucionarias de Largo, amenazando con "encender el disco rojo" si la CEDA accedía al poder, estaban en su línea demagógica, sin que se tomaran disposiciones reales para una toma del poder revolucionaria.
Nin fue muy claro con su análisis del "octubre asturiano": 1) fue un movimiento revolucionario hecho desde la base, por unos militantes revolucionarios (con independencia de su militancia formal), con independencia de la dirección socialista y ugetista, y que pudo tomar el poder local en Asturias (antes que en el ámbito provincial, en el municipal) gracias a las alianzas obreras; 2) la dirección del PSOE y de la UGT no tuvieron participación directa en él, y, en caso de haber podido llegar a instrumentalizarlo, el único con un programa de gobierno (de "democracia radical") eran los prietistas; 3) el movimiento había, desde luego, roto la legalidad republicana, pero como tal movimiento revolucionario que era, ejecutado por unos obreros que habían dejado de creer en esa legalidad, tanto más cuanto que el gobierno Lerroux la aplicaba para perseguir las organizaciones obreras (y es que "legalidad" no es lo mismo que "legitimidad"); 4) el movimiento había sido defensivo, pero no contra una supuesta "amenaza fascista" contra el régimen republicano ejecutada desde el mismo gobierno, sino contra el acceso a este de las fuerzas reaccionarias clásicas; 5) con todo, el movimiento mostraba hasta dónde podían llegar unos militantes unidos y organizados por la base, siendo el mejor freno contra la posible deriva al fascismo de esas mismas fuerzas reaccionarias.
(Por cierto, los que llaman "golpe de estado" al movimiento de octubre, creo que deberían empezar por leerse algún diccionario de conceptos históricos).
Y muy bueno el escrito del profesor Hernández Sánchez. Al César, lo que es del César.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Sep 2004, 16:02 
Desconectado
Registrado: 04 Sep 2004, 10:04
Raullucu, :-OO la impresion de papel moneda es cierto que fue en la zona controlada por los comunistas, pero es un hecho que en muy pocas revoluciones se ha hecho, y ke en medio mes se cree un sistema de moneda en medio de la revolucion

Perdon por haberle ofendido, un saludo

_________________
LLIBERTÁ!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Sep 2004, 18:34 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 09 Ago 2004, 22:55
Raûllucu escribió:
Queda justo un mes para el 70 aniversario de la Insurrección, probablemente los medios se 'olviden' de recordarnos a todos lo sucedido en aquellas heróicas y a la vez tristes jornadas de 1934; pero en el corazón de cada hijo, nieto o familiar de aquellos trabajadores -(no sólo incluyo a mineros, sino a todos los que ayudaron al movimiento de aquella máquina arrolladora que fue la revolución)- habrá un huequito para el recuerdo de todos ellos, que dieron y recibieron muerte para conseguir un mejor lugar donde trabajar, y más importate, vivir.


Lo que yo me temo que muy por desgracia ocurra es que los únicos que lo recuerden en los medios sean Moa y sus satélites, con las barbaridades de costumbre.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Sep 2004, 20:35 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 12 May 2002, 13:28
Lo que más me fastidia es que realmente quien más habla del famoso Octubre (a parte de los neo-fachas) son los comunistas, que fueron la fuerza participante más pequeña. Los anarquistas muy poco dicen y los socialistas nada. Si le dejamos a la gente creer que fue un levantamiento comunista mal vamos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Sep 2004, 21:22 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 09 Ago 2004, 22:55
_nobody_ escribió:
Lo que más me fastidia es que realmente quien más habla del famoso Octubre (a parte de los neo-fachas) son los comunistas, que fueron la fuerza participante más pequeña. Los anarquistas muy poco dicen y los socialistas nada. Si le dejamos a la gente creer que fue un levantamiento comunista mal vamos.


Hum... Los comunistas, como los académicos de izquierda, o como los socialistas, ya no pueden seguir hablando del movimiento de octubre como uno de "defensa de la república contra el fascismo" con la cobertura mediática que tienen Moa y sus secuaces y su discurso de "las izquierdas fueron las primeras en romper la legalidad republicana en 1934".
Pues la gente, gracias a los "liberales", se piensa que los comunistas estaban detrás del movimiento de octubre para establecer en España una "democracia popular".
Por otra parte, estamos en lo de siempre, los comunistas son los que más argumentos dan a neofranquistas y parafranquistas.
Hay que actuar.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Sep 2004, 22:00 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 12 May 2002, 13:28
Pues si, por una vez se tendria que juntar todo el movimiento libertario asturiano y montar algo en condiciones. se podría hablar con otra gente a ver si se apuntan. Los neo-republicanos seguramente no quieran saber nada del movimiento de Octubre.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Octubre de 1934
NotaPublicado: 21 Sep 2004, 09:16 
OBLIGAR A LA CNT ASTURIANA A REIVINDICAR ESTOS HECHOS QUE SALGAN DE SUS LOCALES Y PISEN LA CALLE, QUE PARECE MENTIRA CON LO QUE FUE LA CNT EN LA FELGUERA, CANDAS, GIJON Y AHORA ESTEMOS ASÍ.
FDO. UNO DE CNT.


Arriba
  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 21 Sep 2004, 14:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Asturies
Registrado: 02 Jul 2003, 21:08
Pues os doy la razón en que el movimiento libertario asturiano está muy mal, vamos, que prácticamente no existe. Para que os hagáis una idea de como son las celebraciones de ochobre '34 aquí, mirad esto: http://www.astura.org/conciertuochobre/
Fijaos como ponen el manifiesto ese pidiendo la rendición de los asturianos en la revolución de octubre, con frases como "España entera va contra vosotros" "La Generalidad de Cataluña se rindió a las tropas españolas" "Rendíos al gobierno de España" y acabando con un "Viva la República". Ellos no han manipulado el documento, ahora bien, lo ponen de tal forma que da a entender que la lucha era España contra Asturias, es impresión me da a mi, igual es porque les he visto hacer esto otras veces.
En fín, que comunistas y nacionalistas manipulan la historia y hacen creer a la gente que fue lo que no fue, y como no hay contrainformación histórica anarquista, consiguen lo que quieren.
Así que teniendo en cuenta ésto último, vamos a editar un panfleto sobre la revolución de Asturias, que aunque no sea gran cosa, por lo menos la gente que lo lea verá que hubo anarquistas, que los comunistas se sumaron a última hora, que no había nada de nacionalismo, etc.
Cualquier sugerencia es bienvenida.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 23 Sep 2004, 14:51 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Asturies
Registrado: 02 Jul 2003, 21:08
Juzgad vosotros mismos: http://www.ochobre34.com/
¿A alguién le extraña que la gente piense que la revolución del 34 fue comunista? :cry:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Sep 2004, 12:30 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 12 May 2002, 13:28
La cosa es grave. un poco de historia-ficción:

Citar:
Belarmino Tomás - Presidente d'una Asturies soberana


Un de los fechos más importantes que sufre Asturies, comu nación sometiá que ye, amás del desaniciu de la so cultura, vezos y llingua, ye l´escondimientu por parte del estáu colonial de la so hestoria. Los escolinos puen estudiar nos sos colexos l´aprobación del Estat Catalá o´l reñacer del nacionalismu nes comunidaes nomaes hestoriques, ensin embargu nun saben un res de la figura más importante de la hestoria d´Asturies del sieglu XX, Belarmino Tomás, que declaro soberanu´l Conceyu d´Asturies y Lleón, lo que permitío que la nuesa nación fora un estáu independiente a lo llargo de dos meses.

Belarmino Tomás promulgo un movimientu obreru nacional, basáu en principios marxistes y na llucha de clases, teniendo n´Asturies el so marcu especifico, col principiu de qu'ellos son soberanos, polo tantu, ellos deciden, lo que produxo un enfrentamientu ente´l movimientu nacional y estatal.

Pa falar de lo que foi la constitución d´Asturies comu estáu independiente hai que remontase a la fuelga de 1917, fecha en sofitu de los trabayadores del ferrocarril de Valencia, qu'una vegá finá nel restu del estáu duro n´Asturies dos selmanes más. D´aquella José María Martinez, llider de la CNT, plantego a otres organizaciones d´izquierdes y de dreches tomar el poder n´Asturies, a la semeyanza de lo pasáu tres años enantes en Rusia, esa toma de poder fariase escaeciéndose del estáu español. La toma de poder nun foi posible, non pola so incapacidá sinón pol refugamientu de les organizaciones de dreches. Tiempu dempués intento créyase un partíu únicu d´izquierdes y obreru, ensin facer casu a lu que decien en Madrí. Na década de los trenta créyase l´Alianza Obrera fecha polos partíos d´izquierdes más importantes. La CNT fraya con Madrí, con unos plantegamientos que nun teníen ná que ver colos fechos a nivel estatal. Dende Madrí mandase a les organizaciones obreres que guarden fuercies pa la futura fuelga revolucionaria, pero n´Asturies produzse una época de grandes fuelgues y movilizaciones. La CEDA, organización d'estrema drecha española, acude a Cuadonga´l 8 de Setiembre pa reivindicar la españolidá d´Asturies basándose nel falsu mitu del trubiecu d´España, les organizaciones campesines tírense a la cai pa que nun puean llegar a Cuadonga, a la fin prodúxose l´actu nel mediu d´una gran represión policial y militar.

Llega Ochobre del 34 y entama la revolución, lo primeru que se fizo foi protexer les fronteres con España, comu la del Puertu Payares. Foi una revolución pa tomar los bienes y ponelos al sirviciu del pueblu, faciendo frente al exércitu colonial español. Esti exércitu republicano bombardio a la población civil, utilizándola comu escudu. Ye equí onde entra la figura de Belarmino Tomás, mineru y militante socialista, qu'enxamás tuvo que ver col proyeutu aburguesáu y españolízante de l´actual izquierda española. Belarmino yera conceyal en Llangréu y foi´l cabezaleru del III Comité Revolucionariu, él negocio la rindición ante l´exércitu republicano español, y-yos plantegó la necesidá de ser tratáu comu´l xeneral del exércitu roxu de la república obrera y campesina d´Asturies y pide que se-y ponga´l traxe militar. Pauta unes condiciones de rindición col exércitu español, estes condiciones son espuestes en conceyu abiertu en Llangréu, n´esta intervención Belarmino refuga falar en tou momentu d´España, falando de península nuna postura de concienciación de lliberación del nuesu país. Algama unos alcuerdos que l´exércitu español nun cumple. Tres años dempués produzse´l fechu hestorico más importante d´Asturies de los dos sieglos caberos, la declaración del Conseyu Soberanu d´Asturies y Lleón por parte de Belarmino Tomás.

En 1937 declarase soberanu'l Conseyu d´Asturies y Lleón y ye´l movimientu popular el que defende´l territoriu. El Conseyu foi aprobáu con torgues abondes por Madrí tres la so criación. Nun primer momentu entama a trabayar con funciones que güei nomaríamos autónomes, constaba de ministros y facia lleis, intentando dotar a Asturies d´un sistema políticu propiu. Dempués de la rindición d´Euskadi, l´exércitu avanzaba per Santander ensin que naide-yos ufiertara resistencia. Respondiendo a un clamor popular que pidía na cai´l frayar cola república, el Conseyu declaróse soberanu, frayase cola república, Belarmino destituye al xeneral español que taba´l mandu de les fuercies asturianes y noma´l so propiu xeneral.

A lo llargo de dos meses Asturies foi un estáu socialista, que ellaboraba les sos propies normes llegales, cabe destacar qu´Asturies ye la única nación ensin estáu del mundiu que tuvo la so propia moneda y sistema de sellos. D´aquella yera la única moneda de cursu llegal nel país. Tamién s´intento comprar aviones pa caltener el correu postal. Nun hebía nengún aspeutu que nun tuviera baxu´l Conseyu, fasta mandaron una carta formal al Conseyu de Naciones ( la ONU d´aquella) pa informar a los organismos internacionales que esistía un pueblu llibre más nel mundiu.

El presidente de la república española, Azaña, llama a Berlarmino a Valencia (yá taba ellí´l gobiernu español) pa presionalu y quiciabes retenelu, pero él unvia a dos ministros qu'afirmen tolos puntos de la soberanía y que nun renunciaren a ella. Belarmino Tomás evoluciono dende´l marxismu a la lliberación nacional, pa que n´Asturies llograse la llucha de clases tenia de ser llibre.

Dempués de dos meses Asturies perdio la so soberanía ante un exércitu español fascista con muncho más poder. Una vegá nel exiliu en Catalunya nun se xunto nin coles organizaciones polítiques catalanes nin coles españoles y funden l´Asosiación Socialista de Refuxaos Asturianos pa organizar la resistencia nel esterior, faen lo mesmu en Francia. En Mexicu emitieron bonos solidarios que s'integraríen dacuandu se lliberara Asturies. Belarmino Tomás morrio nel exiliu mexicán el 14 de Setiembre de 1950.

Una vegá que fino la dictadura nel llugar de tornar al pueblu astur la so soberanía representá nel Conseyu, ponse la Xunta Xeneral, istitución del sieglu XIX que foi desaniciá pola monarquía borbonica, comu representación máxima de los asturianos, esta istitución nun yera conociá pola mayoría del pueblu. Actualmente los políticos españoles que gobiernen esti país y los sos collaboradores escuenden la documentación que se fizo abondo a lo llargo de los dos meses, de xuru en manes del PSOE Y PCE, la so tumba ta en condiciones llamentables, nun hai nenguna cai, plaza o monumentu n´honor d´esti personaxe y´l so despachu ta en manes del exércitu español a mou de botín de guerra dende 1937, esti exércitu ta dimpuestu a tornalo a manes asturianes, la única condición ye que seya´l gobiernu d´Asturies quien lo solicite formalmente. Anguañu ta siendo emplegáu pol presidente de la Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas na delegación de defensa n´Uviéu.

A la fin, Belarmino Tomás yera un mineru que punxo la propiedá y les empreses en manes del pueblu y al so sirviciu, que defendía unos intereses asturianos y obreros perriba de los partidistes. Al tornar del exiliu la so fía, Pura Torres, dixo unes pallabres que resumen el sentir del so pa; `Entós yéramos asturianos y eso bastaba´

-Articulu fechu polos moz@s de DARREU - Avilés.D.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Sep 2004, 13:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Asturies
Registrado: 02 Jul 2003, 21:08
¿Pero estos de que hablan?¿De la misma Asturias que yo conozco?¿Del 34?
Citar:
Na década de los trenta créyase l´Alianza Obrera fecha polos partíos d´izquierdes más importantes

Citar:
Belarmino Tomás promulgo un movimientu obreru nacional, basáu en principios marxistes y na llucha de clases


Esto ya es inventarse la historia totalmente, no es ni interpretarla. Parece que Belarmino Tomás era el caudillo aquí y lo que el decía iba a misa. Aquí lo que han hecho es lo que hacen muchas veces los comunistas, poner el ejemplo de la Revolución Rusa y cambiar algunas palabras. Cambias 17 por 34, Lenin por Belarmino Tomás, Partido Comunista por Alianza Obrera y un par de cosas más y ya está. No entienden una revolución fuera de ese esquema.
Citar:
D´aquella José María Martinez, llider de la CNT, plantego a otres organizaciones d´izquierdes y de dreches tomar el poder n´Asturies

Espero que esto no sea verdad, pero si lo es, que no lo creo, no es algo de lo que enorgullecerse.
Citar:
Una vegá nel exiliu en Catalunya nun se xunto nin coles organizaciones polítiques catalanes nin coles españoles

Y esto tampoco me parece algo de lo que alardear. ¿La CNT asturiana no se juntó con las organizaciones "políticas" de otras zonas? También lo pongo bastante en duda.
En fin, para el que no pueda leerlo entero por la rabia que le pueda producir esto, le aconsejo que lea un parrafo y descanse un rato, yo no he podido leerlo todo seguido de la mala ostia que me ponía :evil:


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 31 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente

Todos los horarios son UTC [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
phpBB2 Czar-Orange Theme © CirtexHosting
phpBB3 Czar-Orange Theme © Shadow_One
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë
     
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org