Peliculas anarquistas

El arte de combate, como elemento de comunicación social y crítica radical.
yourugua
Mensajes: 3
Registrado: 21 Mar 2013, 15:05
Ubicación: Uruguay

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por yourugua » 21 Mar 2013, 20:54

Gracias por el consejo, intentaré hacerlo bien así se ve

tigresstronic
Mensajes: 9
Registrado: 26 Mar 2013, 14:33

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por tigresstronic » 26 Mar 2013, 15:03

A mi me gustó mucho V de Vendetta.

stakewinner00
Mensajes: 12
Registrado: 30 Sep 2013, 20:41
Contactar:

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por stakewinner00 » 22 Mar 2014, 23:53

Hay una llamada Cero en conducta, es francesa y esta dirigida por Jean vigo.

Quiero subir el vídeo a otros lugares pero de momento quien este interesado la puede ver en este link (subtitulada , dura 40m aprox) http://www.dalealplay.com/videos/Cero-E ... OSE_414870

Ya de paso cuelgo un link de otra película (esta muda) del mismo director https://archive.org/details/A_propos_de_Nice
“‬El anarquismo apoya la libertad para todos con el único límite de la igual libertad de los demás‭; ‬que no significa‭ ‬que reconozcamos,‭ ‬ni deseemos respetar,‭ ‬la‭ "‬libertad‭" ‬para explotar,‭ ‬oprimir,‭ ‬mandar,‭ ‬lo cual es opresión y ciertamente no es libertad.‭"

Errico Malatesta

JavierPS
Mensajes: 48
Registrado: 07 Jul 2014, 07:52

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por JavierPS » 08 Jul 2014, 15:03

Hola, V de Vendetta esta muy bien, yo le pongo un 8,5. La recomiendo

Avatar de Usuario
LibertasAnima
Mensajes: 3
Registrado: 12 Nov 2014, 10:41
Ubicación: Mordor

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por LibertasAnima » 21 Dic 2014, 18:14

Antes de nada un saludo a todxs espero no repetir ninguna de las películas, estas son algunas que vi y me parecieron bastante buenas.

Salvador (Puig Antich)

Imagen

Año: 2006
Duración: 134 min.
País: España
Director: Manuel Huerga

Sinopsis:
El 2 de marzo de 1974, el joven anarquista, militante del Movimiento Ibérico de Liberación, Salvador Puig Antich, se convirtió en el último preso político ejecutado en España mediante "garrote vil". Ésta es su historia y la de los intentos desesperados de su familia, compañeros y abogados por evitar su ejecución.



La hora de los valientes

Imagen

Año: 1998
Duración: 117 min.
País: España
Director: Antonio Mercero

Sinopsis:
En plena guerra civil española, los bombardeos amenazan el Museo del Prado. Las autoridades ordenan la evacuación de las obras de arte. Manuel, un celador del Museo encuentra un autorretrato de Goya perdido en el traslado de las obras. El joven no duda en proteger a toda costa el cuadro poniendo en peligro su vida y la de su familia.


Fuente: Filmaffinity
Fuentes que dan sangre por las tuberías, manchas negras rompen las paredes frías.

Avatar de Usuario
alfredosuarez
Mensajes: 4
Registrado: 23 Dic 2014, 23:52
Contactar:

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por alfredosuarez » 24 Dic 2014, 00:10

tigresstronic escribió:A mi me gustó mucho V de Vendetta.
Tremenda película, una de mis preferidas con tintes anarquistas o antisistema
:D Estudiante universitarios, Podemista, revolucionario, emprendedor de pinganillos y antisistema :D

Avatar de Usuario
boiffard
Mensajes: 1058
Registrado: 18 Sep 2014, 22:12

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por boiffard » 25 Dic 2014, 13:35

El tebeo es como ochocientas mil veces mejor, de hecho la peli me pareció una suavización exagerada del mismo, al final no es tanto una apología anarquista como un rollo progres contra neocon.

Niccko
Mensajes: 6
Registrado: 13 Ene 2015, 07:52

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por Niccko » 13 Ene 2015, 08:40

Sans toit ni loi (1985) http://www.filmaffinity.com/es/film101647.html
La cérémonie (1995) http://www.filmaffinity.com/es/film988842.html
No se si necesariamente anarquistas anarquistas pero films sobre la marginalidad, la rebeldía, el desprecio y la rabia.
La primera los que muchos catalogan uno de los mejores trabajos de Agnes Varda y los inicios de Sandrine Bonnaire sobre una vagabunda en medio de la Francia de mediados de los 80'. Yo la categoría como cruda, libertaria, realista.
La segunda es un film de Chabrol con Sandrine Bonnaire representando a una mujer analfabeta que busca como rebuscarse la vida como domestica e Isabelle Huppert como una insatisfecha empleada del correo que se juntan y estallan en medio de una sociedad burgesa que trata a sus empleados como cosas que pueden comprar y tirar como si nada.

Hay otros 2 films de Bonnaire que podrían tener que estar relacionado, un poco menos conocidos:
Blanche et Marie (1985) http://www.imdb.com/title/tt0086975/?re ... lmg_act_53
Trata de un grupo de franceces en medio de la resistencia de la ocupación nazi
Verso sera (1990) http://www.filmaffinity.com/es/film955666.html
Es una quiza comedia-dramatica sobre una madre conflictiva metida en un ambiente medio hippie-anarquico y un abuelo comunista tratando de ''enderesar'' a la madre de su nieta.

Despues tenía pensado ver:
La Cecilia (1975) http://www.filmaffinity.com/es/film366331.html
Film sobre una comuna anarquista italiana en Brasil

Tambien podría recomendar 2 de Lina Wertmüller
Pasqualino Settebellezze (1975) http://www.filmaffinity.com/es/film601693.html
Film d'amore e d'anarchia (1973) http://www.filmaffinity.com/es/film346638.html


Solo quería dejar una consulta sobre si alguien sabe si Sandrine Bonnaire alguna vez se pronuncio anarquista o a favor de el movimiento libertario o algo por el estilo, si es que alguien sabe

Luchobueno
Mensajes: 3
Registrado: 31 Mar 2015, 14:15

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por Luchobueno » 31 Mar 2015, 15:18

Además de la película, también leí los cómics de V de Vendetta y están muy buenos!

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1488
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por Super8 » 31 Mar 2015, 18:07

Niccko escribió: Solo quería dejar una consulta sobre si alguien sabe si Sandrine Bonnaire alguna vez se pronuncio anarquista o a favor de el movimiento libertario o algo por el estilo, si es que alguien sabe
De que se haya pronunciado como anarquista no sé, pero su documental autobiográfico Elle s'appelle Sabine da a entender que no se ha llevado demasiado bien con las instituciones.

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1488
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por Super8 » 05 Abr 2015, 09:26

¿Esta película es anarquista? Pienso yo que sí.

Imagen

Cada día al despertar siento que la libertad penetra en mi sangre y de felicidad tengo que gritar. – Canción entonada por los protagonistas de Lock-Out (Antoni Padrós, 1973), una de las obras más famosas del cine realizado en Spain desde la trinchera.

Para saber más, podéis acudir a la página del realizador - http://www.tonipadros.com/ -: transcribo aquí debajo los textos sobre la película recogidos en 2003 en el librillo bilingüe (catalá-castellano) de Mary Cuesta El terrorismo doméstico de Antoni Padrós en el cine independiente de la España de los años setenta
Con Lock-Out, primer largometraje de Padrós, llegó el escándalo y la fama para el realizador. Esta parábola sobre la integración en la sociedad, la destrucción, el capitalismo y la anarquía define la postura de Padrós respecto a la marginación y el subdesarrollo. No olvidemos que el autor se sentía un cineasta marginado, un Lock-Out de los tinglados comerciales del cine entendido como industria productiva. Es por esto que la película lleva implícita también una reflexión sobre su propia condición como cineasta... Ya basta de estereotipos del bienestar burgués. La violencia de su prefacio previene al espectador del tipo de discurso que está a punto de ser vomitado ante sus ojos durante más de dos horas.

… Los cineastas marginales de los setenta consiguieron desarrollar al máximo la capacidad de hacer cine a costes bajísimos para alcanzar la autoproducción… Se tenía que trabajar con 16 mm, super 8 o incluso con negativo de sonido… y también tener un equipo muy reducido, no superior a cuatro personas, “adictas a la causa”, como dice el propio Padrós, y dispuestas a trabajar sin ver una peseta… Padrós es sin duda un exponente excepcional de cineasta que consigue acabar beneficiándose de las limitaciones técnicas que impone la marginalidad. .. El realizador avezado aprovecha la estética de la carencia.

Personajes.

Lock-Out” significa literalmente “encerrados fuera”. Y así encontramos a los protagonistas, vagando en medio de un estercolero, recluidos en un mundo aparte y viviendo como indigentes. Examinemos las características de los habitantes de estas Hurdes padrosianas.

Rosa es una mujer rubia, exobrera, guapa y sentimental, asediada por Walter, el anarquista, pero enamorada del Observador. La trama se centra básicamente en este personaje lleno de contradicciones que interpreta Rosa Morata.

María, que está embarazada de Paco, es morena, sencilla y temerosa. Es el personaje más desvinculado de la agitación ideológica del grupo, pues como ella misma dice: “Yo no entiendo nada de todas estas cosas, siempre igual, que si libertad, que si integrados, que si marginados… A mí lo único que me gusta es divertirme con Paco. Lástima que me haya preñado ya el muy cabrón”. Ella será la promotora principal de la fiesta con la que culmina la trama de la película: “Querido, daremos una fiesta”, le dice persuasiva a su pareja mientras le hace una felación.

Imagen

Walter, el anarquista, es ex - economista, nervioso, frustrado y egocéntrico. Procura erigirse como líder del grupo mediante la formulación constante de consignas y sentencias. Su exaltada pedantería actúa como revulsivo en el grupo.

Imagen

Rita es exuberante, ex – prostituta, sexual, temperamental y marginada dentro de los marginados. El grupo que constantemente se autocompadece de su marginación comete el mismo delito que denuncia al arrinconar a uno de sus miembros. De su boca sale una frase fascinante que la propia actriz improvisó: “Me gustaría vivir en las Hurdes, allí la gente es maravillosa, tienen veinte años y parece que tengan cuarenta”. Al igual que María, se muestra indiferente con respecto a militancias ideológicas y su principal obsesión reside en tener relaciones sexuales con el Observador. Esta cuestión provoca acerbos enfrentamientos entre Rosa y ella.

Por último tenemos a Paco, moreno, con gafas y pelo encrespado, de aires distraídos, ávido lector y “segundo de a bordo” de Walter. Pasivo y flemático durante toda la película, reaccionará tras la muerte de María, impacto que lo enfrentará a la realidad.

Movidos por una rabia inútil, estos cinco personajes se han distanciado de la sociedad, sin llevar a cabo una verdadera lucha ni enfrentamiento contra ésta. No poseen una verdadera cultura política a la que aferrarse, sino que deambulan como fantasmas entre lo dogmático y lo anarquizante en su búsqueda desesperada hacia la libertad. Marginados por impulso, constatan a medida que avanza el metraje de la película la imposibilidad de integrarse a la sociedad que voluntariamente abandonaron. Constantemente aburridos, se engañan a sí mismos proclamando una libertad que no sienten ni aprovechan, de ahí la canción citada al inicio de este texto, que es entonada más de una vez por Rosa con profunda tristeza.

Los personajes son en realidad arquetipos y tópicos que se desenvuelven en un sistema de apariencias y falsedades evitando su propia realidad interior (al anarquista, por ejemplo, sólo le interesa Rosa). En este sentido, comento Padrós a Matías Antolín en 1979: “Los personajes, insatisfechos sexual y políticamente, podrían muy bien representar treinta años de nuestra historia. La película posee connotaciones y referencias a temas musicales de los años cuarenta que culturizaron nuestra infancia a los que ahora tenemos más de treinta años”.

Imagen

… “’Lock-Out’ es ‘Los idiotas’ de von Trier pero treinta años antes, me decían en Barcelona Televisión, porque también trata de unos pijos que van a probar cómo es eso de ser marginados… Pues yo nunca había pensado en eso, mira tú, ¡podría ser, yo que sé! ¿Jugar? El único juguete es siempre la imaginación, y la clave está en conseguir encaminarla hacía lo que tú pretendes, hacía tus intereses”…

La primera hora y media del film responde a un planteamiento general de la trama apoyado por un guión de carácter narrativo convencional, pero en la segunda mitad, tanto el discurso narrativo como el montaje devienen más fragmentados, trufados de insertos e increpaciones a la cámara. El posicionamiento de los personajes, a su vez, va adquiriendo un significado más simbólico, más conceptualizado, en detrimento de los rasgos personales de cada uno. Esta simbolización progresiva de los personajes no afecta a los papeles secundarios (el Observador y el travestido) que están planteados como personificaciones desde el principio.

El Observador aparece un día repentinamente como un discreto oyente de una de las arengas de Walter. Es frío, solitario e inquietante, y parece inteligente y capacitado para juzgar al resto de los personajes. Dice Padrós al respecto: “Representa el papel del intelectual sutil que conduce a la gente hacia donde él quiere con una estrategia muy hábil. Una vez los ha llevado a la fiesta, los encierra y ahí os quedáis”. Es algo así como la imagen del dios lejano, callado, dotado para provocar un desenlace a su antojo: así, este personaje será quien, finalmente, catalice la tragedia. En la fiesta, el grupo acaba matando al observador, habiendo sido él mismo quien puso en marcha el mecanismo para su propia aniquilación. El travestido, por otro lado, representa la imagen egoísta y monstruosa que adopta el capitalismo en su afán de absorberlo todo y que frivoliza con descaro ideologías e identidad sexual. Al final asiste impasible, junto a dos jóvenes, al trágico desenlace.

En el fondo los personajes son explotados por el sistema capitalista de la misma manera que si vivieran plenamente integrados en la sociedad, puesto que les es imposible prescindir de las relaciones comerciales con el exterior. En el estercolero los marginados pasan su tiempo rebuscando entre los recuerdos de una sociedad abandonada, entre los que se encuentran algunas canciones (“Mirando al mar”, “Camino verde”), un viejo pintalabios o unas revistas de moda que las mujeres miran una y otra vez, codiciando los trajes elegantes que en ellas se ven. Anhelan las prestaciones de una sociedad burguesa que conscientemente rechazan mientras juegan con los residuos de ésta (recordemos la secuencia en la que todo el grupo se pinta los labios con el carmín), haciéndose la ilusión de estar integradas en ella. Quizás esta sugerente idea sea uno de los hallazgos más importantes en la obra de Padrós.

Imagen

Contra el intelectual y los falsos mitos.

Padrós incide en dos de los temas cardinales de su obra, culminados en este filme y en Shirley Temple Story. En primer lugar, centra la crítica al falso intelectual en la pose que adquieren los personajes, actuando como símbolos con ideas preconcebidas y constantemente diciendo cosas brillantes que no significan nada ya que se trata de simples frases hechas que caen por su propio peso. El autor se ensaña en la distorsión esperpéntica de grandilocuencias y transcendentalismos intelectualoides.

… De Shirley Temple Story: “Mi destino tiene el rol contradictorio del intelectual que odia al intelectual y que para combatir al intelectual tiene que hacerse irremisiblemente el intelectual, lo cual es la ostia”. Padrós garantiza hacer condensado en esta línea de diálogo una de las bases argumentales de más peso a lo largo de su obra: la mirada corrosiva y burlona lanzada sobre la figura del intelectual “comprometido” producto de la convulsa situación, y sobre el compromiso político en general. Mientas que una postura política anti-sistema, izquierdista y difusa (por definirla de algún modo) marca temática y estilísticamente sus films, el autor arroja paralelamente una severa condena hacia el militante “de salón” que sólo engrosa las filas de los charlatanes…

En segundo lugar el realizador plantea el desmoronamiento de los mitos, de los líderes y la caída de los tabúes, así como de los falsos héroes de cartón piedra… Como ya hemos considerado, la voluntad de provocación y revulsión es inherente a la cinematografía de Padrós. El autor vuelve a echar mano de recursos efectivos como la religión y el sexo para su objetivo. Una muestra: en un impulso incontrolable, Rita lame la herida en el costado del Espectador como una María Magdalena lasciva seducida por Jesucristo: “Oh, señor mío todopoderoso, hijo de dios y del diablo”, implora. Suplicante relata como de pequeña el primer hombre que la poseyó fue un sacristán que tenía los mismos ojos del Observador. Acto seguido éste coloca los brazos en cruz y Rita se dispone a practicarle sexo oral. Estamos en 1973.

Imagen

El desenlace y la fiesta.

De entre los momentos más notables de la filmografía de Antoni Padrós destaca el largo paseo por el bosque que emprenden los personajes de Lock-Out hacia su propia autodestrucción. Una serie de flash-forwards a lo largo del film convierten esta secuencia en el leiv motiv de la película y en una metáfora de su continuo errar. Padrós puso gran interés en encontrar la banda sonora adecuada para este recorrido que, de manera velada, plantea la idea del inmovilismo de la sociedad durante el franquismo dentro de un aparente progreso: “Son los anuncios de Martini, los seriales radiofónicos y las canciones de los años cuarenta, mezclados en un cocktail de treinta y nueve años en los que no ha pasado nada. Todo permanece igual a pesar de los televisores y de la sociedad capitalista o neocapitalista. Todo continúa siendo lo mismo. Es igual el “Camino verde” que el último John Cale. Son años concretos en un país concreto en el que han pasado cosas no menos concretas, y en el fondo no ha pasado nada”.

La integración de los personajes en el sistema capitalista simbolizada por la fiesta, significará la muerte ante la imposibilidad de desprenderse de las seducciones con que éste les tienta. La fiesta deviene en una orgia de consumismo, deseo desmedido que permanecía latente en el interior del grupo. La troupe se desata, y a pesar de la mutua destrucción, parecen liberarse… Durante la fiesta se escucha constantemente una versión diferente (excelente trabajo de Lluís Rambla) del canto de libertad del grupo “Cada día al despertar”. Alcanzan así la verdadera liberación que invocaban con su canción, pero mediante el desbaratamiento. En este sentido Lock-Out remite al cortometraje Dafnis y Cloe

Los verdaderos marginados.

La obsesión por el trascendentalismo de los personajes queda patente en la secuencia final, en el afán que exhiben los protagonistas por ser fotografiados y pasar, de esta manera, a la posteridad. Padrós confronta inteligentemente estas imágenes a las de los niños que juegan en el estercolero. Estos sí que son auténticos marginados… “Estos niños fueron al final el aspecto que más me interesó del rodaje, porque me hicieron despertar y darme cuenta de que la realidad y la ficción no son lo mismo, y que mezclarlas a veces es peligroso. Allí había una cosa que era bien real: los niños que vivían en el estercolero, comiendo arroz con conejo los sábados y domingos en una barraca, rodeados de ratas y de mierda. Esto es lo que me horrorizaba, porque te mirabas a ti mismo, y tomabas conciencia de que te encontrabas allí rodando una historia que se llamaba Lock-Out sobre una gente que jugaban a progres y marginados… Y resulta que los verdaderos marginados estaban viviendo allí, de verdad. Esto fue un auténtico cargo de conciencia para mí, el no poder continuar rodando la historia de los niños. Esta es una cuestión que aun sigue mortificándome. Había una historia para contar allí y sólo se insinuó.

Estas imágenes de los niños revelan con violencia y sin servilismos la anarquía que todo ser humano necesita para sentirse libre, descubriéndonos otra realidad, unas veces grotesca, expresionista otras, pero jamás literaria. Su violencia es necesaria como sus peleas o sus pistolas de plástico. La fuerza de este grupo radica en su autenticidad. Lock-Out termina así, donde debería comenzar, en esas escenas documentales que condensan la base conceptual de la película”.
La película anda por las redes, pero también se puede ver en la colección de cuatro DVD con toda la obra admitida de Padrós que ha editado Cameo.

Imagen

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1488
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por Super8 » 21 Abr 2015, 18:14

Imagen

Marquis (Henri Xhonneux y Roland Topor, 1989) es una biografía imaginaria del marqués de Sade, puesta en imagen por teleñecos con cabeza de animal. El mejor amigo del marqués de Sade es su pito, con el que habla sobre cómo luchar contra la autoridad y con el que intercambia confidencias; al final la Revolución Francesa separará sus destinos.

Está en youtube con subtítulos en castellano:

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1488
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por Super8 » 03 May 2015, 14:26

- Esta vez se trata de algo muy distinto, ¡algo que puede cambiarlo todo!
- Ha pasado algo en los últimos meses... que nos ha hecho pasar de una fase pasiva a una fase activa.
- (escuchando irritada) Aprovechando el vacío de estos treinta días queréis crear un estado de irreversible subversión... ¡Eso es una aberración!
ImagenImagen


Liberxina 90 (Carlos Durán, 1969)


... este film se situaba originariamente en una mina y su acción versaba sobre una serie de hippies que, conjugando el consumo de drogas con diversas actitudes revolucionarias, desde la izquierda revisionista a la lucha armada, planteaba la necesidad de crear "un estado de irreversible subversión" a partir de la difusión de una gas contaminado por una sustancia llamada "liberxina". A pesar de las debidas precauciones y las correspondientes metáforas, una primera versión del guión fue prohibida por la censura en noviembre de 1968. A pesar de las oportunas modificaciones, una segunda versión de marzo del 1969 tampoco obtuvo el vistobueno de los censores. Finalmente, a la tercera lo consiguió, pero más por condescendencia del entonces vicedirector general de Cinematografía, en el momento en que Sánchez Bella sustituyó a Fraga Iribarne en el Ministerio, que por convencimiento de los profesionales del lápiz rojo.

... la película, una vez terminada, fue invitada al Festival de Venecia por su director... pero un miembro de la Junta de Censura española, alegando que había que hacer unos retoques pero que el pleno no podía reunirse hasta septiembre, bloqueó esa proyección internacional. Un oficio del 14-09-70 dictamina la prohibición del film, sucesivamente ratificada en reuniones hechas en octubre, diciembre y enero del 71, a las cuales seguian las respectivas modificaciones en la imagen o en los diálogos. Finalmente, el 1-6-1971 llegó la esperada licencia de exhibición y pocos días después, la Junta de Manifestaciones designaba el film para representar a España en el Festival de Berlín... Reunido el comité de selección de este Festival... aceptó la presencia del film, a cambio de cortar unos planos de tanques soviéticos entrando en Checoslovaquia y otros en que aparecían miembros del Ku Klux Klan "que nosotros estimábamos ofensivos para los EUA y la URSS, países invitados oficialmente al Festival, que podrían formular las correspondientes protestas" (cita de una carta de Miguel de Echarri, director del Festival de San Sebatian, a Films de Formentetra con fecha del 27-6-1971). Paradojalmente, esas escenas habían sido impuestas por la censura, a fin de equilibrar las críticas ideológicas del film, y eso es lo que respondió Durán, solicitando la arbitraje del Ministerio. Pero la Administración se lavó las manos...

... Jordà volvía a entrar en escena publicando un sarcástico artículo ("Joaquín Jordà bajo los efectos de la "liberxina", Tele-Exprés, Barcelona 8-7-1971) en el cual denunciaba amargamente todas las censuras impuestas al film que, a pesar de eso, gozaría de una nueva oportunidad merced a una segunda invitación por parte del Festival de Venecia.Inicialmente, la Dirección General expresó sus reticencias, pero esta vez tanto Jorge Herralde, presidente de la productora del film, como Durán estaban dispuestos a pasar ilegalmente la frontera con los rollos de la película a fin de proyectarla en el extranjero. Pero esta medida no fue necesaria porque "por miedo a las repercusiones que podría tener el hecho de pasar allí una película que apareciese de forma casi clandestina, la autorización llegó pocas horas antes de emprender el viaje, "a condición de proyectar la copia cortada. A pesar de que en Venecia ya tenían una copia completa, entre todo el equipo se acordó llevar la copia cortada" (según declaraciones de Durán a Antonio Castro en "El cine español en el banquillo").

Pero este no fue un final feliz porque, en vista de las declaraciones efectuadas por Durán en la conferencia de prensa de Venecia, tras una proyección a la cual incluso un crítico tan reaccionario como Antonio Martínez Tomás tuvo que reconocer, aunque con matizaciones, su éxito, el Ministerio condenó el film al ostracismo y, alegando injustamente que no había representado oficialmente a España, le retiró el "interés especial" préviamente otorgado por haber concursado en un festival de la catagoria A. Así, "al quitarme el interés especial no la podía exhibir en arte y ensayo y al no darme la doble cuota de pantalla quedaba castrada para la distribución oficial. Vista la situación, tras aceptar todas las condiciones de la censura resultaba burocráticamente imposible de estrenar, a pesar de que legalmente pasara la censura" (Durán a Antonio Castro).

Se ha llegado a decir que esta situación kafkiana puso fin a la corta trayectoria de Durán como realizador." - Casimiro Torreiro y Esteve Riambau, en su libro sobre la Escuela de Barcelona

El 10 de abril de 1976 se hizo la última sesión del cine-club Informe 35 en el colegio de la calle Balmes (Barcelona). Para ello eligieron una película que no existía: Liberxina 90 (1969) de Carlos Durán, película que logró ir al Festival de Cine de Venecia, pero que luego fue terminantemente prohibida. A diferencia de Viridiana, en el mismo caso, Liberxina 90 no era una coproducción, y no había ninguna productora extranjera que aprovechara la película para exhibirla más allá de las fronteras españolas.

Este pase quizás fue el primero que hubo; en cualquier caso, después, durante lo que se llamó la democracia, la película pasó una nueva fase de oscuridad. hasta su relativa revalorización por el libro La escuela de Barcelona : el cine de la Gauche Divine (1993).

Con su prohibición, se terminó la Escuela de Barcelona, y Carlos Durán pasó, entre otras cosas, a formar parte del grupo comprometida a rodar actos militantes.

Liberxina 90 pasa en una ciudad sin ciudadanos: siempre se ven tan sólo los minoritarios y los policías, y nadie más. Cuenta la trama de un grupo de extrema izquierda -los denominados minoritarios- que cuentan con una droga -Liberxina- que, arrojada en los depósitos de agua potable, desinhibirá y liberará a la población durante treinta días, en los cuales será posible la revolución socialista.

Si después la gente volviera a la normalidad, no importaría mucho: entonces serían ya ciudadanos de un país con otro sistema social (al que acatarían igual que ahora acataban el neofascismo).

El problema es que se necesita a alguien que pueda arrojarla, desde dentro de los depósitos centrales... Empieza entonces una importante secuencia dialogada -pensemos que el guión lo escribieron Durán y Joaquín Jordá- totalmente insólita en el cine español de aquella época -y de casi todas las épocas-, en que se enfrentan la posición comunista y la de los minoritarios. Los primeros defendiendo a la clase obrera explotada; los minoritarios dudando de la efectividad de unos obreros integrados y totalmente acomodaticios.

... Liberxina 90 es la única película española que encarnó un punto de vista de cierta izquierda intelectual que era muy crítica con el obrerismo de los comunistas y estaba a favor de la acción directa. El franquismo no estaba dispuesto a tolerar ninguna propaganda de ello y mucho menos un debate político entre los comunistas y unos minoritarios en torno a una pintada que decía "revolución". La prohibió y se cuidó mucho de que no se pasara en circuitos alternativos. Sus principales artifices, Durán y Jordá, no pudieron seguir su carrera con normalidad: Durán no volvió a dirigir y Jordá se exilió en Italia. - Josep Torrell en ¿Qué es un cine de izquierdas?, revista mientras tanto, n. 122-123 - primavera 2015


Se puede encontrar por la red.

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1488
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por Super8 » 08 May 2015, 22:18

Imagen
- No sé explicar lo que es el miedo, pero… Sé que no tengo miedo a muchas cosas a las que seguramente debería tener miedo… Por ejemplo, a lo que desconozco no le tengo miedo porque no lo conozco. Tengo mucho más miedo a cosas que conozco y que sé que me pueden hacer daño…
- Yo nunca tengo miedo de nada.
- ¿Nunca tienes miedo?
- No.
- ¿Como Superman?
- Bueno, yo no soy Superman. Si fuese Superman, entonces tendría miedo: miedo de ser líder de la imbecilidad.
- Ya… Pero, ¿tienes miedo de algo?
- Sí, de algo sí.
- ¿De qué?
- De los payasos debajo de las farolas en calles oscuras.
Gritos... a ritmo fuerte (José María Nunes, 1984): está entera en youtube.
Nunes - Con marcha fuerte

O lo que es lo mismo, el director que no para, que no ceja y que no cesa. El tesón, la constancia, la cabezonería,... que ataca de nuevo, que no quiere saber de compromisos y que arremete por libre, como casi siempre, con un film que, a sus casi cincuenta años, sueña a ser joven, atrevido, coyuntural -que no oportunista, que eso Nunes nunca lo ha sido- y sociológico. Y con música.

El ir y venir de una joven que ha pasado, probablemente, por la época feliz del hipismo de los 60, su entroncamiento o intento de comprensión del movimiento punk, sus enfrentamientos teóricos y prácticos con un personaje marginado, deliberadamente, anterior ejecutivo más o menos filósofo ahora, dedicado a un pasotismo lúcido, y la continua incursión de grupos tan representativos como Christian Dios, Loquillo, El Último Resorte, R.I.P., Joni Destruye, Viuda García, Gatotumba, Código Neurótico, Síndrome Tóxico, Los Repugnantes y algún que otro suficientemente descriptivo desde su apelativo del principio, nos demuestran que Gritos... a ritmo fuerte no va ser una película como las otras. No sería el estilo de Nunes. Y tampoco va de promoción, como algún producto último y centralista, no, va de hoy, de la Barcelona de hoy, de la gente de ahora mismo, de que algo huele a podrido y de que algo va a cambiar.

Lejos de la perfección técnica que no le interesa pero que cada vez construye más, Nunes propone un mundo de sensaciones casi tangibles, dolorosas las más veces. En cualquier caso, un cine vivo, en continuo movimiento, asomado al hoy, pendiente de cualquier mañana y sin pararse nunca en un ayer, en los tópicos que podrían acabar con su capacidad creadora. Ése no, ése no es mi Nunes. A ratos no gusta, a veces huirías de sus largos planos, por momentos no compartes sus tedios y sus amores, en segundos saltarías de la butaca aburrido, pero en el segundo siguiente, Nunes te agarra. - Pablo López; 'Guía del Ocio', nº 331, 30 marzo al 5 abril 1984
Imagen
Por aquella época, finales de los setenta principios de los ochenta, Barcelona sonaba a ensayo.

Por casi todas las calles se oían sonidos de grupos que hacían música, en los más diversos locales; viejos almacenes, sótanos de casas, talleres de pequeñas industrias, casas deshabitadas incluso en pleno centro, uno en la calle Diputación esquina con Balmes, y sobre todo en los barrios periféricos, grupos de chicos, algunas chicas, que de sólo chicas era la "Orquesta tacón". Mis hijos Jorge y Daniel también eran un grupo, "Gatotumba", con Carlos y Oscar, el cual tenía una furgoneta de su padre que utilizamos durante todo el rodaje.

Naturalmente, las ideas surgen fáciles en el Séptimo Sentido que es el Cine.

"¿Quién hay en este sonido?".

Nada de investigación, de preparación previa al rodaje. Ir a encontrarlos. No era difícil, claro; pero se calculaba que habría unos seiscientos grupos, o bandas, en Barcelona y alrededores.

Siempre he tenido buenos colaboradores. Amigos. Casi todos compañeros de sensibilidad anarquista, aunque alguno no lo sepa.

... En la fotografía fue providencial que estuviera Lorenzo Soler, prestigioso autor de documentales de ensayo y análisis sobre temas sociales, que con su experiencia se identificó perfectamente con Gritos... rodada en su mayor parte con carácter de documental, aunque habiendo que iluminar casi todas las escenas, y con su gran dominio de llevar la cámara a mano. Un gran profesional. Y muy buen creador cuyo prestigio ha venido superándose últimamente con dos largometrajes de ficción en climas de documental por la mayoría de los personajes reales, una en ambiente de la inmigración y otra en el de las gentes de raza gitana.

... En Gritos... no había guión, claro; dependía en su mayor parte de los grupos o bandas con los que se decidiera rodar. Tenía la idea inicial de un personaje que diera motivo a que fuéramos, que nos llevara, hasta los chicos en sus ensayos, que hablara con ellos, les preguntara, sobre todo. Se me ocurrió que podría ser un personaje en el que a veces había pensado como tema de alguna película, una especie de vagabundo urbano, esa idea que se tiene del mítico clochard, con todo el tiempo para lo que se le ocurra a cada momento, el pensamiento libre, en origen basado en un hombre que andaba a veces por mi barrio y que a sí mismo se identificaba como "El marginado Ricardo".

Empecé a rodar con ese título. Y se conserva como nombre del personaje de Blanco. Como título lo cambié, casi al final del rodaje. Me pareció mejor darle un carácter más en relación con los grupos, con ese ambiente de la ciudad por aquella época. Y remotamente porque tal vez quisiera reservar lo de "El marginado Ricado" para algo más concreto de análisis y desarrollo del personaje, que posiblemente algún día aún haré, más justificado en estos momentos de esta civilización que constantemente acelera su proceso hacia el desastre de la Humanidad, según insisten en demostrar los que tienen poder para lograrlo. Siento que es una obligación hacer una película de ésto. - José María Nunes, en su página web: http://nunescine.es/id73.htm

Avatar de Usuario
Super8
Mensajes: 1488
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45

Re: Peliculas anarquistas

Mensaje por Super8 » 21 May 2015, 18:16

Nacida en llamas (Lizzie Borden, 1983)

Situada diez años después de una revolución pacífica en Estados Unidos, en la que el gobierno socialista gana el poder pero preservando la estructura patriarcal represiva, un grupo de mujeres, lideradas por una pareja lesbiana, deciden organizarse y movilizarse para llevar la revolución donde ningún hombre o mujer hubieran imaginado.
Pues sí, en esta película de ciencia-política ficción las negras lesbianas y en general las mal peinadas se ven abocadas a formar el Ejército de Mujeres para combatir a un gobierno que, por primera vez en Estados Unidos de América, dice gobernar en nombre del socialismo y de las mayorías. Hay que decir que una de las cosas que rechazan y las hace rebelarse es una especie de renta básica para amas de casa, y que el sistema las combate con tertulias de TV en las que se las crítica por no tener cultura de triunfo. Los portavoces del gobierno revolucionario también las critican por luchar contra su marginación, lo cual presentan como una lucha "sectaria" que no puede representar al conjunto de la sociedad.

Es una película yanqui, pero rodada fuera de los estudios de Hollywood; a fuerza de no querer parecer una película comercial resulta un poco sosa y a ratos confusa, pero tiene su interés. La banda sonora es interesante.

Como veis en el enlace, está en youtube con subtítulos en castellano, aunque a ratos los subtítulos aparecen truncados.

Una curiosidad está en que una de las actrices de este convincente manifiesto contra el conformismo, contra el miedo a la sexualidad libre y contra los rodillos sociales es Kathryn Bigelow, treinta años después directora nominada a Oscar por querer presentar un lado humano de los marines y los agentes de la CIA: En tierra hostil, La noche más oscura.

Responder