Fecha actual 17 Nov 2017, 22:10

Todos los horarios son UTC [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 41 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Contra el bourrage de crâne racista
NotaPublicado: 09 Feb 2008, 14:19 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Home is where your heart is: en busca del Tercer Ornitorrinco
Registrado: 13 Oct 2003, 14:09
Le bourrage de crâne est une expression inventée par les soldats en 1914 pour critiquer la propagande mensongère venue de l'arrière. Elle a été popularisée par le journaliste Albert Londres qui dénonça la propagande pendant la Première Guerre mondiale dans ses reportages.

Lo que los franceses llamaron bourrage de crâne es más o menos lo que nosotros llamamos comer el tarro y consiste más bien en saturarlo de propaganda a base de repetir machaconamente las mismas mentiras. Es una técnica primitiva, pero que acaba calando. Al respecto, es famosa la cita del ministro de propaganda nazi, Josef Paul Goebbels, afirmando que una mentira repetida 1.000 veces se convierte en realidad. Un buen ejemplo son todos los mitos que se difunden contra inmigrantes y gitanos. No importa si lo hacen para ganar o dejar de ganar votos en sus peloteras electorales, lo que interesa es que contribuyen a dividir a la gente trabajadora, enfrentándonos, haciéndonos desconfiar unos de otros, poniéndonos a la defensiva y quizá en manos de políticos indeseables.

Propongo compilar aquí argumentos contra las intoxicaciones y comeduras de tarro racistas de turno. Me he tomado la libertad de abrirlo como post-it y solicito también a los administradores que velen por que este no se convierta en un espacio para la polémica estéril con racistas, que de eso ya hay muchos hilos.

_________________
a "faji tisztátalanság" határozottan jótékony hatású...
decididamente, la "impureza racial" tiene un efecto benéfico...
(bartók 1942)


Última edición por chief salamander el 09 Feb 2008, 15:03, editado 3 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Feb 2008, 14:23 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Home is where your heart is: en busca del Tercer Ornitorrinco
Registrado: 13 Oct 2003, 14:09
Empiezo colgando un interesante decálogo de mitos aparecido en el diario Público. Propongo conservar el siguiente formato en el hilo: poner en negrita el mito en cuestión y a continuación desmontarlo.

Abusan de la sanidad pública

Frente a la idea de que los inmigrantes colapsan la sanidad pública, bastan las cifras. Según Sanidad, el uso que hacen de ella es un 15% menor que el de los españoles.

La Sociedad Española de Medicina Comunitaria (semFYC) confirma que los inmigrantes van al médico la mitad que los españoles: suponen un 10% de la población, pero sólo un 5% de los pacientes. Tampoco colapsan las urgencias. "Hay extranjeros sin tarjeta sanitaria que sólo pueden ir a urgencias. Aun así, sólo representan un 5% de este servicio", explica José Luis Casado, de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias. Estos datos concuerdan con los de la Seguridad Social, que apunta que generan un 4,6% del gasto sanitario.Además, los inmigrantes que llegan son jóvenes y sanos, ya que han superado viajes peligrosos.

No se adaptan a nuestras costumbres

"¿Qué es y qué no es costumbre?", se pregunta el sociólogo del CSIC, experto en inmigración, Vicente Rodríguez. Vecinos escandalosos o sucios los hay, españoles o no. Y añade que es normal el choque inicial con los inmigrantes, porque éstos ya son un número elevado. "No se van a adaptar al día siguiente de llegar", añade.

A su juicio, también hay españoles con usos molestos, como quitarse los cascos del móvil para que la música que escuchan atruene todo el vagón del metro. "¿Lo hacen porque son inmigrantes? ¿O porque son jóvenes?", insiste. Siete de cada 10 españoles e inmigrantes opinan que "la vida cultural se enriquece con las personas de otros países", según el Centro de Estudios de la Comunidad de Madrid. El 72% de los inmigrantes tiene amigos españoles, y la mitad de los españoles trata con extranjeros.

Vienen a cometer delitos

La población extranjera incide de forma directa en el aumento de la delincuencia. ¿Verdad o mentira? Los datos desmontan el bulo. Antonio Camacho, secretario de Estado de Seguridad, lo expone con un ejemplo: "En 2002, con la mitad de inmigrantes, la tasa de criminalidad era 1,5 puntos superior a la de 2006. Por lo tanto, no hay correlación entre inmigración y delincuencia, por mucho que algunos irresponsables se empeñen en establecer esa conexión". Los expertos comparten esta teoría. José Luis Díez Ripollés, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Málaga, sostiene que "no puede afirmarse que la presencia de población inmigrante sea determinante a la hora de explicar los niveles delincuenciales". La Policía confirma que el 63,5% de las bandas criminales son mixtas (integradas por españoles y extranjeros).

Nos quitan el trabajo y no tienen formación

"¿Cómo pueden decir que nos quitan el trabajo si hay dos millones de inmigrantes trabajando y nunca en los últimos 30 años ha habido tan pocos parados españoles como ahora?", se indigna el sociólogo Lorenzo Cachón. Según un estudio de La Caixa, no nos roban el trabajo, sino que crean más: hasta junio del año pasado, 241.000 inmigrantes crearon una empresa.

Cachón añade que los inmigrantes ocupan empleos que los españoles no aceptan. ¿Será por eso que, como aseguró el jueves Arias Cañete, los camareros ya no saben poner cafés? El bulo cae y desmonta otro mito: el nivel de cualificación de los inmigrantes es superior al del puesto de trabajo que ocupan, explica Cachón. Además, excepto los africanos, en general vienen igual o mejor preparados que los españoles. "El PP sabe que decir esto da votos", concluye.

Hay que luchar contra la ablación

La ablación en España es un delito que se castiga con hasta 12 años de cárcel. Mariano Rajoy parece no tenerlo muy claro, ya que asegura que su contrato para "integrar a los inmigrantes" y ganar votos servirá para acabar con la mutilación genital femenina, que afecta a 130 millones de mujeres en todo el mundo.* El candidato del PP se reunió ayer con la presidenta de la Red Europea de Lucha contra la Mutilación Sexual, a quien no trasladó nada nuevo.

Asociaciones, ONG, partidos políticos y la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID) llevan años luchando contra esta práctica, que en España no sólo se castiga con dureza, sino que incluso se prohíbe la salida del país ante la sospecha de que una niña viaje para someterse a una ablación. En Catalunya, una ley incluso autoriza a perseguir casos en el extranjero.

Bajan el nivel de la Educación

"Es una falacia rotundamente falsa", afirma la presidenta de la Confederación Española de Padres de Alumnos (CEAPA), Lola Abelló. En su opinión, lo que ocurre es que deberían gestionarse mejor los recursos de las escuelas, como crear clases de refuerzo para quien lo necesite. El colegio San Cristóbal de Madrid, cuyo alumnado es un 60% inmigrante, obtuvo la quinta mejor nota de toda la Comunidad en el examen que realiza la Consejería de Educación a los alumnos de sexto de Primaria.

La presidenta de la CEAPA también puntualiza que tampoco es verdad que los extranjeros quiten las becas a los nacionales: "Las ayudas se dan a las personas que más lo necesitan y en este caso se trata de los extranjeros que vienen con menos recursos". En su opinión lo que haría faltas es un mayor número de becas.

Tienen costumbres como la poligamia

Mariano Rajoy no supo o no pudo poner otro ejemplo de las costumbres que deben respetar los inmigrantes que la poligamia. Sus palabras exactas fuero: "Hay que defender los derechos humanos, y eso pasa por evitar la poligamia". Pero resulta que la Constitución española no contempla la poligamia, que sí está permitida en algunos países árabes, ya que así lo avala el Corán. El matrimonio español está regulado por el Código Civil, que tiene la monogamia como nota definitoria. En Marruecos, el Código de Familia establece que el marido pueda casarse por segunda vez si tiene permiso de la primera mujer. Estos enlaces no llegaron al 3% en 2003. En Túnez está penada como delito. En el judaísmo la poligamia también está permitida. Sin embargo, en el estado de Israel se prohibió en 1959.

Tienen muchos hijos y copan las ayudas

Una aportación de los inmigrantes ha sido evitar que el país siga estancado demográficamente, ya que la mayoría son jóvenes en edad reproductiva. Eso no significa que tengan muchos hijos, ya que han adoptado el modelo familiar español. Hemos pasado de tener la tasa más baja de natalidad del mundo en 1999, con un 1,07, a un 1,37, según el padrón municipal de 2007. El 17,6% de los nacimientos producidos en España en 2005 fue de padre y/o madre extranjera.

Tampoco es cierto que copen las ayudas sociales. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, donde vive casi la cuarta parte de los inmigrantes que residen en España, los extranjeros que perciben la renta mínima de inserción (la prestación dirigida a los que tienen menos recursos) no llegan al 10%, según datos del sindicato CCOO.

Las musulmanas no van al ginecólogo

El tópico reza que las musulmanas van al médico con sus maridos, que ni las dejan hablar ni que las exploren. Por supuesto, no van al ginecólogo. Coger la parte por el todo es contraproducente, y en este caso aún más. El presidente de la Sociedad Española de Atención Primaria (Semergen), Julio Zarco, explica que estas conductas existen, pero que desaparecen en cuanto los inmigrantes se integran. En las antípodas de esta conducta están las latinoamericanas, que, acostumbradas a controles ginecológicos en sus países, acuden a menudo al médico de cabecera para pedir pruebas o anticonceptivos. Tampoco les supone un problema, en el caso de las cubanas, solicitar una interrupción del embarazo si lo necesitan.El nivel de información de las inmigrantes de la Europa del Este es muy similar al de las españolas, insiste Zarco.

Se dedican a la prostitución

No es cierto que la mayoría de las inmigrantes se dedique a la prostitución, según explica Cristina Garaizábal, presidenta del colectivo Hetaira de defensa de los derechos de las prostitutas. "Sí es cierto que desde hace unos años la mayoría de las chicas que ejerce la prostitución en la calle es extranjera, pero por la sencilla razón de que es el trabajo más duro, que las españolas ya no quieren hacer", explica. No quiere decir, puntualiza Garaizábal, que las nacionales hayan dejado de ser meretrices, "ahora ejercen la prostitución en los locales". Respecto a la afirmación de que cada vez son más los inmigrantes que acuden a las prostitutas, la presidenta de Hetaira asegura que es rotundamente falso: "No hay estadísticas, pero la mayoría de los clientes de las chicas son españoles, y muchos de ellos son fijos".

http://www.publico.es/046444/diez/falso ... ntes/rajoy

_________________
a "faji tisztátalanság" határozottan jótékony hatású...
decididamente, la "impureza racial" tiene un efecto benéfico...
(bartók 1942)


Última edición por chief salamander el 29 Jun 2008, 12:22, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Feb 2008, 14:28 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Home is where your heart is: en busca del Tercer Ornitorrinco
Registrado: 13 Oct 2003, 14:09
Cuando traigamos de otro hilo un argumento desmontando un mito, propongo que dejemos aquí el enlace para, si alguien quiere discutir sobre él, poder hacerlo en el hilo correspondiente.

Los españoles iban todos a trabajar con papeles

Paprika escribió:
La mitad de los españoles que emigraron también fueron "sin papeles"

El discurso de lo practicantes de lo politicamente correcto, repite una y otra vez frases del tipo "Yo no soy racista, pero..." o "Yo no tengo nada en contra de los inmigrantes, pero...". Lo que viene tras ese pero es el habitual discurso reaccionario. En general, se ha extendido la idea de que no puede compararse la inmigración española a América latina o a Europa, porque ésta se hacía "con papeles", que no quitaban el puesto de trabajo a nadie, etc. Sucede que un estudio a cargo de la profesora Blanca Sánchez Alonso, desmonta el mito, ya que sólo la mitad de los españoles que emigraron a Europa en los sesenta lo hicieron con contrato y de forma legal. De todos modos, la sola idea de hablar de unas personas con papeles y otras sin papeles retrata la catadura moral de una sociedad ideologicamente instalada en el "pero...".

Imagen

A pesar de que el mismo gobierno articuló mecanismos para fomentar y canalizar [y controlar] la emigración, sólo la mitad de la gente lo hizo a través de los cauces institucionales"
Sólo la mitad de los españoles que emigraron a Europa en los sesenta lo hicieron con contrato y de forma legal, según un estudio de la profesora Blanca Sánchez Alonso.

Sánchez Alonso niega que los inmigrantes ignoren la realidad que encontrarán en el país de destino, como demuestra el hecho que "en los sesenta no se produjo ningún salto al vacío, sino que la información circuló intensamente a través de familiares y amigos ya emigrados".

Es precisamente este intercambio de información lo que la llevó detectar la situación irregular de muchos de los emigrantes españoles en Europa.

"A pesar de que el mismo gobierno articuló mecanismos para fomentar y canalizar la emigración, sólo la mitad de la gente lo hizo a través de los cauces institucionales", explica.

La profesora traslada esta situación a la que vive actualmente España en sentido inverso, ya que "en los próximos años, habrá muchos más jóvenes africanos dispuestos a llamar a las puertas de Europa y van a entrar sin llamar, porque las puertas no se las van a abrir".

No todos los 2,3 millones de españoles que emigraron a Europa en esos años lo hicieron de manera regular. El régimen franquista quería dirigir la emigración en función de la economía española. Quiso evitar que se marchara la mano de obra cualificada porque la necesitaba para la industria patria, y en cambio propició el éxodo en las regiones más pobres.

Tres cuartos de los emigrantes tramitados por el régimen procedían de Andalucía y de las provincias colindantes con Portugal. El 70% trabajó en la metalurgia. Las mujeres iban al sector textil o a la industria alimentaría en las zonas pesqueras de la costa del Mar del Norte, donde trabajaron muchas gallegas.

"El Gobierno estaba interesado en que los emigrantes quedaran ligados a España para que enviaran dinero", explica el historiador Antonio Muñoz, especialista en emigración. 7.000 millones de dólares recibió España en concepto de remesas de los emigrantes hasta el año 1975.

Con la emigración se consiguió, además, aliviar la tensión social que provocaban en España el desempleo y la pobreza. Alrededor de un 30% de los que marcharon lo hicieron al margen del Instituto Español de Emigración, saltándose las largas esperas de la burocracia.

Extraido de insurgente.org


http://www.alasbarricadas.org/forums/vi ... hp?t=33440

_________________
a "faji tisztátalanság" határozottan jótékony hatású...
decididamente, la "impureza racial" tiene un efecto benéfico...
(bartók 1942)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Feb 2008, 14:37 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 04 Oct 2007, 22:28
hola interesante iniciativa,solo queria recomendar la pelicula "un franco :catorce pesetas".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Feb 2008, 18:46 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Ene 2007, 23:36
Muy bueno el post! Y también la peli.

_________________
Borregos...pensé


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Feb 2008, 10:46 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 18 Ene 2008, 00:03
Lxs inmigrantes traen consigo virus letales.

La utilización mediática de la clasificación enfermedades importadas, emergentes, y reemergentes resulta muchas veces errónea y conduce, incluso, a estigmatizar a los extranjeros. Con frecuencia aparecen titulares que atribuyen a la inmigración el surgimiento o resurgimiento de novedosas o extinguidas patologías. Y el lector perezoso termina por formularse la ecuación simplista: ingreso de personas extrañas = virus extraños. O peor aún: llegada de personas pobres = nuevas amenazas.

Por ello, Enrique Ortega, jefe de la unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital General de Valencia, insta a aclarar los términos. Aquí van:

Enfermedades Importadas: engloba a aquellas que afectan a personas —españolas o extranjeras— que entran al país. Esto no significa que esas enfermedades se diseminen aquí, ya que muchas son autóctonas de los lugares donde fueron contraídas. En España, por tanto, no existen los insectos vectores que las transmiten, como las chinches del Chagas o los mosquitos del dengue o el paludismo. Este tipo de patologías (como la fiebre amarilla, por ejemplo) pueden contraerlas turistas o trabajadores que no toman las medidas sanitarias recomendadas cuando viajan a las zonas donde esos insectos vectores sí existen.

Enfermedades Emergentes: aquellas que nunca se dieron en un territorio y que, por eso, se denominan nuevas. Podría ser el caso de la gripe aviaria si se diera en España. Martín Moreno recuerda en este apartado al coronavirus que produjo «la mal llamada “neumonía asiática” o SARS».

Enfermedades Reemergentes: aquellas que se suponían controladas y que de pronto resurgen, como el paludismo, la malaria, la tuberculosis. Enfermedades que vuelven a manifestarse por la transmisión de cepas «especialmente virulentas», incluso con resistencia a los antibióticos. Como en el caso de las importadas, precisa Martín Moreno, «estas no están asociadas a la inmigración “sur-norte”, hablando en términos sociopolíticos». Pueden ser «reintroducidas en el país por compatriotas que están moviéndose por todo el mundo por comercio o turismo».

La asociación inmigrantes-nuevas enfermedades resulta así falsa y peligrosa. Como sugiere Enrique Ortega, a nadie que esté enfermo se le ocurriría, en principio, viajar porque las condiciones para hacerlo demandan resistencia física. «La mayor patología del emigrante es la soledad, que acarrea depresión», asegura el especialista.

Lo que sí puede ocurrir es que estas personas que provienen de otro hábitat sean más proclives a contraer enfermedades que ya existían en España. Esto ocurre porque su sistema inmunológico no está preparado para el nuevo entorno ecológico y sus agentes infecciosos. O porque sus condiciones de vida aquí tampoco son las ideales, como cuando deben vivir hacinadas porque no pueden pagar los elevados alquileres o carecen de documentación.

La aparición de nuevos casos de tuberculosis en extranjeros resulta ilustrativa. Estas personas pueden ser «una población vulnerable si en sus países no han contado con un protocolo de inmunización sistemático, completo y efectivo», explica Martín Moreno. Al cortar el proceso las cepas adquieren resistencia y, una vez aquí, las condiciones de vida del inmigrante pueden desencadenar la manifestación de la enfermedad. Por eso aconseja actualizar los calendarios de vacunación para la población infantil, incluso para la adulta que llega en situación precaria. Ello, claro, en nada se relaciona con afirmar que los inmigrantes promueven nuevas enfermedades.

Artículo completo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Feb 2008, 13:10 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 23 Abr 2007, 12:46
Deberiamos comenzar una campaña de concienciacion repartiendo panfletos con esos textos, a muchos se les quitarian bastantes tonterias de la boca a la hora de hechar mierda sobre la inmigracion.

tambien se podrian poner carteles y cosas asi. todo seria pensarlo y hablarlo entre los que estuvieran dispuestos


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2008, 18:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Home is where your heart is: en busca del Tercer Ornitorrinco
Registrado: 13 Oct 2003, 14:09
¿Es cierto que un alto porcentaje de delitos los cometen los inmigrantes?

Uno de los mitos más extendidos y arraigados en nuestra sociedad, y con consecuencias más destructivas para las personas que inmigran, es considerar a éstas responsables de un porcentaje desproporcionado de los delitos que se cometen. Los estereotipos que buscan criminalizar a las personas inmigrantes son, y han sido, una constante en todas las sociedades receptoras, y suponen un importante factor de distorsión en las percepciones y debates sobre los problemas que surgen a raíz de los distintos movimientos demográficos migratorios. Estos estereotipos nunca han tenido mucha relación con la realidad, pero sí una enorme importancia en el desarrollo de las políticas, actitudes y relaciones sociales en todas las sociedades que se han enfrentado a esta problemática.

El fenómeno de la construcción de estereotipos criminalizadores de las personas inmigrantes es un tema muy complejo para tratar en profundidad aquí. Pero sí queremos explorar uno de sus aspectos: la utilización de datos supuestamente rigurosos y científicos para demostrar esta hipotética mayor tendencia criminal entre los inmigrantes. Se trata de analizar las afirmaciones y datos antes citados y, al mismo tiempo, dar algunas claves sobre cómo entender la relación entre el delito y las personas inmigrantes. Como iremos viendo, los datos son, en el mejor de los casos, de dudosa fiabilidad o están mal interpretados, cuando no resultan tendenciosos o manifiestamente falsos.

La consideración de que el número de personas detenidas es un buen indicador del nivel de delito que existe en la sociedad, así como afirmar que las personas detenidas son un fiel reflejo de las personas que delinquen, es más que problemática y ha supuesto uno de los factores que han permitido dar por cierta una desproporcionada participación de inmigrantes en la comisión de delitos. Para entender este fenómeno analizaremos paso a paso la afirmación ampliamente reiterada que adjudica el 50% de los delitos a los inmigrantes.

Esta afirmación se debe a un dato del Ministerio del Interior que indica que en 2001 se realizaron 232.146 detenciones por delitos y faltas. A la vez, el ministerio deja caer la cifra de 116.139 extranjeros detenidos, justo la mitad. Lo que no se aclara en ningún momento es que, de estos 116.000 detenidos, sólo 58.199 lo fueron como sospechosos de haber cometido un delito y 7.192 por faltas, mientras que el resto de los extranjeros detenidos lo fueron por estancia ilegal, lo cual no es un delito sino un problema administrativo. De repente, el porcentaje se reduce a casi la mitad: algo más de 65.000 extranjeros detenidos por delitos o faltas, es decir, el 28% del total.

Pero analicemos este 28% con más detalle. El dato, en primer lugar, se refiere al conjunto de extranjeros, no sólo a los inmigrantes, y esta diferencia es importante. Una buena parte de los extranjeros detenidos no son inmigrantes, con o sin permiso de residencia, sino personas en tránsito, bien como turistas o bien aquéllas cuyo viaje a España constituye la propia comisión del delito, como sucede casi siempre con los correos de la droga.

Descontados ambos grupos, se calcula que alrededor del 60% de los extranjeros detenidos se pueden considerar inmigrantes, es decir, que viven en España con o sin permiso. Con ello no queremos minimizar el problema de que la gente que viene de paso cometa delitos, sino puntualizar que no se puede achacar a los inmigrantes los delitos cometidos por estos miles de personas que no residen en España. Pues bien, descontados éstos, la cifra de inmigrantes detenidos por delitos y faltas sería de aproximadamente 40.000, lo que supone el 17% del total. Si se calcula que los inmigrantes, tanto con permiso como sin él, constituyen el 4 a 5% de la población, esta cifra indicaría una sobrerrepresentación entre los detenidos de tres a cuatro veces. Sin embargo, hay otros factores que explican que esta desproporción entre detenidos no refleja tal desproporción de inmigrantes en la comisión de delitos.

Por un lado, algunos delitos cometidos por inmigrantes se originan precisamente por no tener legalizada su estancia, como sucede con una gran parte de los más de 5.000 extranjeros detenidos por el delito de falsedad documental. Tampoco en este caso se trata de justificar su delito, sino de ver que el problema surge de su irregular situación administrativa.

Pero hay otro factor importante a tener en cuenta cuando se examina el porcentaje de inmigrantes entre las personas detenidas. En casi todas las sociedades el grupo de mayor actividad delictiva es el de hombres jóvenes. Y es notorio que las personas de este grupo están muy sobrerrepresentadas entre la población inmigrante en España. Es decir, si existe un nivel delictivo entre los inmigrantes más alto que la media nacional, en alguna medida se deberá no al hecho de ser inmigrantes, sino hombres jóvenes. Esto se ve claramente también en los detenidos de nacionalidad española: si comparamos el número de detenidos con la población total y luego sólo con la población activa, en el segundo caso el porcentaje se multiplica por dos veces y media. Pues bien, lo mismo sucede entre la población inmigrante, o más aún, pues ofrece un porcentaje mucho más alto de población activa. No existen datos fidedignos para medir la importancia de esta variable, pero es innegable su existencia, que modifica sustancialmente a la baja el supuesto mayor nivel delictivo entre los inmigrantes.

En un principio se podría argumentar, de la misma manera, que la sobrerrepresentación de inmigrantes en la comisión de delitos no se debe a su carácter de inmigrantes, sino a que son pobres. De hecho, es uno de los argumentos que se emplea para explicar el supuesto alto nivel de delincuencia entre inmigrantes, incluso entre gentes bienintencionadas. Sin embargo, éste es un terreno muy confuso, ya que no queda nada claro que haya una relación necesaria entre pobreza y delito. Obviamente, en algunos tipos de delito sí se da esta relación, ya que, por ejemplo, pocos ricos sustraen objetos de coches, pero, al mismo tiempo, los pobres no tienen muchas oportunidades para cometer delitos como el de Gescartera. Hay datos y argumentos muy sólidos que ponen en duda la creencia generalizada de que la gente pobre comete más delitos que los que pertenecen a otras clases sociales. El hecho de que los pobres estén sobrerrepresentados en las cárceles se debe a dinámicas discriminatorias, no a que cometan más delitos, un tema que trataremos a continuación.

Al llegar aquí, ya hemos reducido muchísimo la supuesta sobrerrepresentación de las personas inmigrantes entre los que cometen delitos. Pero queda por analizar otro factor de enorme importancia, y es la existencia de una amplia discrecionalidad en la actuación de las distintas instancias relacionadas con la represión de la delincuencia, que determina en buena medida quién acaba atrapado dentro del sistema penal. Esta discrecionalidad se manifiesta a muchos niveles, pero uno de los más determinantes son las estrategias, prácticas y prejuicios de la policía, que pueden hacer que ciertos colectivos estén mucho más expuestos a ser detenidos que otros. Esto es lógico: si ciertos tipos de personas están etiquetados como más proclives al delito, sufrirán más vigilancia, serán más sospechosos y tendrán más posibilidades de ser parados y registrados por la policía, lo que resultará en más posibilidades de ser detenidos que otras personas. Pero también sucederá que las detenciones se basarán en pruebas más dudosas.

Este fenómeno de discriminación se manifiesta igualmente en los distintos estamentos de la administración de Justicia. Así, a la hora de que los fiscales decidan o no encausar a alguien, o al determinar qué cargos le imputan. Pero también en el distinto rasero que emplean los jueces en relación con la presunción de inocencia, en la concesión de la libertad provisional, al emitir sentencias de culpabilidad, al fijar la condena o a la hora de considerar alternativas punitivas a la cárcel. Asimismo se extiende al personal de instituciones penitenciarias en cuanto a la concesión de permisos, del tercer grado o de la libertad condicional. Y estas prácticas discriminatorias se ven favorecidas por el hecho de que, muy a menudo, la capacidad de defensa de los inmigrantes y otros extranjeros está mermada, bien por mayor desconocimiento de sus derechos, o bien por un menor acceso a una defensa de calidad. La existencia de estos procesos de discrecionalidad hace que los datos sobre quiénes están encarcelados, como sobre quiénes son detenidos, sean muy pocos fiables a la hora de concluir que reflejan realmente quiénes cometen delitos en nuestra sociedad.

Esta discriminación puede afectar a los sectores más pobres de la población, y grupos minoritarios como el de los inmigrantes, o grupos étnicos autóctonos, como los gitanos en el caso de España. Es normal. Los mismos prejuicios que existen en el conjunto de la sociedad se dan entre la policía, fiscales y jueces, incluso sería raro que no fuera así. Pero se trata de que tales prejuicios influyen en las decisiones de estos agentes, lo que se ve, además, favorecido por la gran discrecionalidad de que gozan sus actuaciones.

En todos los países donde se han llevado a cabo investigaciones comparativas del trato -policial, judicial y penitenciario- que reciben los inmigrantes y las minorías étnicas autóctonas en relación con el que se da a los miembros de la sociedad mayoritaria, se ha encontrado algún grado de trato desfavorable para los primeros, y en algunos casos muy acentuado. En España apenas se han estudiado estos fenómenos, y a priori hay un profundo convencimiento entre los agentes del sistema penal de que es imposible que se produzcan tratos discriminatorios. Sin embargo, aunque complejas, existen metodologías que permiten detectar y cuantificar dónde y a qué nivel funcionan estos mecanismos discriminatorios, pero para llevarlas a cabo se requiere dedicar los recursos necesarios y voluntad.

Lo más problemático de la propagación de la idea de que los inmigrantes cometen más delitos es que se llega a convertir en una profecía que se autocumple. Al justificarse una mayor vigilancia por la mayor sospecha que recae sobre ellos, aumentan sus niveles de detención y encarcelamiento, lo que, a su vez, se presenta como una nueva prueba de su mayor nivel de criminalidad, que justifica, de nuevo, una mayor vigilancia. El círculo perfecto.

Aunque no se dispone de datos que permitan determinar la importancia de la discriminación y las diferencias en la realidad demográfica para explicar la sobrerrepresentación de los inmigrantes entre los detenidos, se puede suponer significativa. En este sentido, si se aplicaran estos factores correctores, sería mas que imprudente afirmar que los inmigrantes cometen proporcionalmente más delitos que los ciudadanos españoles.

Pero aun suponiendo que se den más delitos entre los inmigrantes que entre los españoles, es fundamental reconocer varias cosas. En primer lugar, que tal variación será ligera si se tienen en cuenta los factores antes citados. Segundo, que una abrumadora mayoría de inmigrantes mantiene los mismos comportamientos en relación con el respeto a la ley, a los derechos de los demás y a la convivencia que el resto de la población. En tercer lugar, no tiene sentido hablar, en este contexto, de los inmigrantes como si fueran un colectivo único con un rasgo común que se manifiesta en una diferente manera de relacionarse con las normas, las leyes y el delito. "Los inmigrantes" representan una tremenda heterogeneidad de culturas, de procedencia, de motivaciones y oportunidades para emigrar, de rasgos demográficos, de tiempo de residencia y de situaciones legales, y carece de todo sentido hacer generalizaciones sobre sus comportamientos como grupo en relación con la ley.

Por ultimo, si existiera más actividad delictiva entre los inmigrantes, habría que preguntarse si ésta se debe a rasgos propios de sus culturas, menos respetuosas con los derechos de los demás, o en realidad la causa más importante estaría en el hecho de que ellos mismos ven atropellados sus derechos y su dignidad.

Cabe preguntarse qué pasa con las personas que no pueden regularizar su situación, que viven en la ilegalidad por no tener o no poder conseguir los permisos necesarios, que son víctimas de relaciones laborales ilegales y de un sinfín de prácticas discriminatorias y prejuicios, como denegarles el acceso a una vivienda, la entrada en un local o ser acosadas sistemáticamente por la policía. Y, por si esto fuera poco, son presentados en los medios de comunicación, y vistos por la mitología social, como gentes peligrosas y conflictivas.

Es lógico pensar que entre las personas que se enfrentan a estas realidades, la confianza en la legitimidad de la justicia, en el mutuo respeto como base de la convivencia y el deseo de cumplir con las leyes son puestos a pruebas mucho más duras que las que cualquier otro ciudadano tiene que afrontar.

Quizás uno de los retos más importantes que se debe plantear este país en el futuro inmediato es cómo asegurar que el aumento de la población inmigrante no llegue ser una fuente de tensiones o conflicto. Un objetivo que dependerá no tanto de cómo actúen estos nuevos convecinos, sino de las actitudes y acciones de la sociedad española y sus instituciones. Los cambios demográficos que implica la inmigración pueden ser una fuente de enriquecimiento para todos o una fuente de problemas y conflictos, depende de nosotros.

Por eso, la percepción que existe y se comunica sobre los inmigrantes es de enorme trascendencia, aunque, desgraciadamente, noticias como las reseñadas al principio de este texto son los peores ejemplos de cómo tratar el complejo tema de la participación de inmigrantes en la delincuencia. Esta manera tremendamente irresponsable de abordarlo, lejos de buscar una solución, sólo puede favorecer futuros y muy graves conflictos.

Ahora bien, este fenómeno no es nuevo, históricamente los movimientos inmigratorios, al igual que las minorías étnicas, han sido víctimas del mismo estereotipo de criminal, que ha competido con otros, como considerarlos fuente de problemas de higiene, salud y contagio, cuando no de contaminación cultural.

La creciente tendencia de relacionar la inmigración con la criminalidad es una de las más peligrosas y destructivas que enfrentamos. Por eso es de suma gravedad e irresponsabilidad que los representantes políticos y los medios de comunicación contribuyan a fomentar aún más estos estereotipos. Aunque la explicación parece clara: se trata de que vengan inmigrantes que trabajen barato y duro, pero hay que tenerlos achantados y temerosos. Y para que no se les vea como víctimas de la explotación, los prejuicios y la discriminación, y como buenas vecinos y compañeros, qué mejor que crear la percepción social de que son conflictivos, irrespetuosos y peligrosos, indignos de nuestra solidaridad.


Extraído de: http://www.periodicocnt.org/281julago20 ... orte01.htm

Cortesía del lobo estepario:
http://www.alasbarricadas.org/forums/vi ... 167#325167

_________________
a "faji tisztátalanság" határozottan jótékony hatású...
decididamente, la "impureza racial" tiene un efecto benéfico...
(bartók 1942)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los jueces aplican la agravante de racismo a la mínima
NotaPublicado: 06 May 2008, 06:15 
Desconectado
Registrado: 26 Mar 2006, 13:21
Hacía bastante tiempo que no pasaba por esta casa libertaría,y la verdad,me ha sorprendido gratamente la iniciativa de Chief Salamander.
Una manera de desmontar prejuicios o muchas veces leyendas úrbanas.
Una de ellas,es la benevolencía de la Justicía y la aplicación de agravantes racistas por cuestiones nimias,cuando se ve implicado cualquier individuo que pertenezca a una minoría.
Algunos argumentan que este trato de favor,se produce en los Magistrados,por
el abuso en esta sociedad "buenista" de una discriminación pósitiva,que produce un agravio compárativo con la mayoría de españoles.
Es un informe de Amnistía Internacional,mejor dicho un breve extrácto:

No te sirvo porque eres gitano.
En España uno tiene que ser así de explícito para que se aplique el agravante de racismo.Esta frase la pronució el dueño de un bar de Valladolid.Fue uno de los dos únicos casos en que en 2006 se aplicó el agravante de racismo,según los calculos de Amnistía Internacional,que ayer denució en la presentación de su informe Entre la desgana y la invisibilidad,la falta de sentencias que condenan la discriminación étnica.Este agravante está en el Código penal desde 1995.
La Universidad de Valencía buscó entre los casos juzgados entre 1996 y 2005 y sólo encontró 14 ocasiones en las que se alegara la discriminación racial y menos aún,seis,en que el juez lo tuviera en cuenta."Este agravante es difícil de demostrar"afirma el coordinador del Colegio de abogados,para casos de racismo y xenofobia,Juan Antonio Iglesias."Por ejemplo,en una paliza a un marroquí,si el agresor no grita moro de mierda,será casí imposible aplicarla.Pero Iglesias apunta otro problema:tampoco hay denucias."Estos colectivos,se sienten ya marginados y creen que no servirá de nada denuciar".
Amnistia Internacional denució además que en España no existen datos oficiales sobre racismo pero se fijó en los incidentes ocurridos recientemente en A Coruña y Pontevedra,donde los vecinos se opusierón al realojo de unas familias gitanas.
La organización reclama a la Xunta que redacte un plan de lucha contra el racismo.

Maruxa Ruiz
El pais 11/04/08



























KKK


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los gitanos,todos traficantes.
NotaPublicado: 06 May 2008, 08:27 
Desconectado
Registrado: 26 Mar 2006, 13:21
Este otro texto,es otro artículo periodístico,que se basa en datos del Instituto de realojo e inserción sócial que es el que trabaja con población chabolista marginal,y por otra parte en fuentes policiales,que generalmente no me merecen mucho crédito,pero bueno.
Aquí se habla de un porcentaje mínimo de gitanos traficantes de droga,en contra de la opinión sócial que criminaliza a todo el grupo,y por otra parte descubre,que incluso dentro de este grupo de gitanos camellos,el consumo con lo que conlleva,es una lacra enorme.
En definitiva los beneficiarios del tráfico de drogas en el mundo son los grandes empresarios,que ni tocan un gramo de la mercancía que venden y las grandes corporaciones financieras,que blanquean,invierten y se lucran con los miles de millones que genera el negocio en el mundo.

Gitanos mucho más victimas que verdugos.
El 90% de la población de esta étnia,vive al margen de lo que sucede en los poblados.

Dicen los tóxicomanos que los poblados marginales están llenos de verdugos.Así llaman a aquellos que trafican con sus vidad vendiendo la heroina.Para ellos decir verdugo es lo mismo que decir gitano.
Qué nadie se rasgue las vestiduras.Nos guste o no la mayor parte de los grandes traficantes de los poblados es gitano.
Pero la crudeza de estos datos está generando una peligrosa asociación de ideas:sí todos los traficantes son gitanos,los gitanos son todos traficantes.
Este tipo de apreciaciones ha producido un desprestigio sócial de este coléctivo,sobre todo si tenemos en cuenta,que el 90 % de la población vive ajena a cuanto ocurre en los poblados de la droga.
"Es muy difícil encontrar una familía que viva en estos poblados y que no tenga un hijo muerto por sobredosis,otro enganchado,en la cárcel o con el sida.Realmente ellos han pagado el precio más alto por la adicción a la heroina" asegura Jaime Guitierrez,director médico de centros asistenciales que funcionan en poblados chabolistas.
La existencía de gitanos drogodependientes,ha sido un elemento a menudo escondido bajo la imagen del gitano "camello".
Se les considera traficantes y se ignora la realidad de los efectos del abuso de drogas en una población mayoritariamente joven,y sometida a una fuerte mutación en sus señas de identidad.Esto ocasiona que exista un importante séctor de toxicomanos abandonados.
El cacareado poder de los patriarcas ya no existe allí."Un gitano viejo,sólo media en problemas gitanos,no en lacras sóciales.Por eso allí no nos respetan como en otros sitios"se defiende el tío Antonio, gitano de respeto del Pozo del tío Raimundo.
Por otra parte,la minoría gitana relacionada con el tráfico de drogas siempre argumenta lo mismo,no sin cierta razón, para justificar sus actividades."Yo antes vendía fruta por las calles,y siempre aparecía la policía para echarme y confiscarme el genero.Luego me metí en el negocio de la chatarra...¿Sabes cuanto hay que recoger para dar de comer a cinco hijos?
Hasta que un día vi que mi vecino empeza a vender papelinas,y no le pasaba nada.Sus hijos comian caliente y tenían juguetes y los mios iban descalzos,por eso entré en el tema",asegura un gitano traficante,que logicamente,no se identifica.

Situación en Madrid.

En toda la Comunidad de Madrid,viven apróximadamente unos 50.000 gitanos.
El 10% viven en poblados marginales que existen alrededor de zonas habitadas.Según fuentes policiales, sólo la mitad de éstos se beneficiarían del tráfico de drogas..
Sin embargo,los habitantes de estos asentamientos marginales,están siendo carcomidos por los efectos de la droga.
Según datos del IRIS(instituto realojo e inserción sócial),el 28% de esta población es toxicómana_7% presenta un alto grado de alcoholismo_y un indice de seropositivos que supera el 3%,el triple que la media nacional.
Según datos de este mismo organismo,la esperanza de vida de los gitanos de los poblados marginales,es como media de unos 50 años de edad,20 menos que la media nacional.

Juan Carlos de la Cal,diario el Mundo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Contra el bourrage de crâne racista
NotaPublicado: 29 Jun 2008, 11:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Home is where your heart is: en busca del Tercer Ornitorrinco
Registrado: 13 Oct 2003, 14:09
Los inmigrantes abusan de la sanidad pública

Los inmigrantes van menos al médico que los españoles
http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080625/53487582718.html
Celeste López | Madrid | 25/06/2008

En contra de la opinión generalizada de que los inmigrantes hacen un mayor uso de los servicios sanitarios que los españoles, un estudio realizado por la Fundación Ciencias de la Salud desmonta esta creencia y asegura que los españoles acuden con más asiduidad al médico. En lo único que sobresale la población inmigrante es en la asistencia a los servicios de urgencias de los hospitales, sobre todo los latinoamericanos, quizá, tal y como explicaron los autores del informe, porque desconocen el protocolo sanitario español que va en la línea de acudir al centro de salud antes de dirigirse al centro hospitalario para evitar el colapso de las urgencias.

Ésta es la principal conclusión del estudio Diferencias en la utilización de los servicios sanitarios entre la población inmigrante y la española,dirigido por Enrique regidor, departamento de Medicina Preventiva, Salud Pública e Historia de la Ciencia de la Universidad Complutense, y que se ha realizado con la información obtenida de de las encuestas de salud de Cataluña (2006), Madrid (2005), Valencia (2006) y Canarias (2004).

Del estudio de estos datos, se observa que las mayores diferencias de frecuentación se sitúan en las visitas al médico especialista y a la utilización de los servicios preventivos (en concreto, las revisiones dentales y las ginecológicas). Según se desprende de la investigación realizada, el 8,9% de los catalantes acudieron al especialista en los quince días antes de realizarse la encuesta frente al 5,7% de los inmigrantes, porcentajes similares a los registrados en Madrid (8,5% de los madrileños frente al 4,7% de los inmigrantes). En Valencia y Canarias, los datos se refieren a la asistencia al especialista en el último año y los porcentajes revelan que en la primera, el 42,1% de los valencianos acudió a algún facultativo especializado frente al 38,1% de los inmigrantes, mientras que en Canarias el porcentaje es de un 56,2% de canarios frente a un 38,5% de extranjeros.

Hay que destacar, sin embargo, algunas diferencias por comunidades. Según el estudio, la población residente en la Comunidad Valenciana procedente de países occidentales acuden con mayor frecuencia que los españoles a los especialistas privados (7,6% frente al 6%), situación que también se repite en Canarias (13,9% frente al 9.3%).

En cuanto a la asitencia al médico general y hospitalización, los españoles siguen por encima de la población inmigrante respecto a su uso, aunque las distancias se acortan. Destaca, por ejemplo el caso de la ciudad de Madrid donde el porcentaje de autóctonos hospitalizados es igual que el de inmigrantes (7,4%), principalmente por la alta frecuentación de los ciudadanos africanos.

El servicio más utilizado por los inmigrantes es urgencias. Así, llama la atención el importante porcentaje de latinoamericanos que acude a urgencias, sobre todo en Catalunya (en el último año fueron casi el 35% frente al 31 de pacientes nacionales) y en Madrid, donde acudió el 17% de inmigrantes frente al 15,7% de españoles. También en Valencia son más los inmigrantes que acuden a urgencias, un 27,5 frente a un 30. En Canarias, sin embargo, la proporción es a la inversa.

http://www.google.es/search?q=%22Difere ... espa%F1ola

_________________
a "faji tisztátalanság" határozottan jótékony hatású...
decididamente, la "impureza racial" tiene un efecto benéfico...
(bartók 1942)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Contra el bourrage de crâne racista
NotaPublicado: 17 Jul 2008, 19:04 
Desconectado
Registrado: 23 Jul 2006, 19:48
Otro artículo, relativamente optimista, sobre los inmigrantes y el estado de bienestar.


Los expertos atribuyen a la inmigración la solvencia del sistema de pensiones.

La inmigración está siendo un factor fundamental para prolongar la solvencia del sistema de pensiones, según un estudio presentado ayer por Zenón Jiménez-Ridruejo y Carlos Borondo, catedrático de Análisis Económico y profesor de la Universidad de Valladolid, respectivamente.

Una hipotética ausencia de inmigrantes adelantaría la falta del solvencia (el gasto en pensiones sería mayor que los ingresos por cotizaciones) al año 2013, nueve años antes de lo esperado, según los autores.

La aportación de los trabajadores extranjeros es actualmente positiva: cotizan dos millones de empleados y apenas hay jubilados. Pero la población inmigrante envejecerá y en 2055 su tasa de solvencia (número de cotizantes sobre el de pensionistas) será igual que la de los nacidos en España. De modo que su contribución es beneficiosa, pero la ventaja que supone es tan sólo temporal.

El envejecimiento de la población se empezará a notar en el incremento del peso de las pensiones en el PIB. En 2060, el número de pensionistas habrá aumentado de los 4,7 millones que hoy cobran jubilación a 12 millones, lo que significaría pasar de un gasto del 5% del PIB a un 10,8%, más del doble del actual. A todo esto se suma que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social comenzará a menguar en 2020, según los investigadores.


Artículo completo:
http://www.porticolegal.com/int/int_Noticias.html


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Contra el bourrage de crâne racista
NotaPublicado: 31 Jul 2008, 14:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Home is where your heart is: en busca del Tercer Ornitorrinco
Registrado: 13 Oct 2003, 14:09
Las razas esto, las razas lo otro

El origen de ‘Homo sapiens’
28 Feb 2008

ORÍGENES // JOSÉ MARÍA BERMÚDEZ DE CASTRO

* Director del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana, en Burgos

El origen de nuestra especie comenzó a clarificarse hace un par de décadas. En los años sesenta del siglo XX, y todavía con muy pocos datos procedentes de las investigaciones paleontológicas, se había llegado a proponer un modelo lineal para explicar la evolución humana. Así, nuestra especie habría surgido tanto en África como en Eurasia por evolución de Homo erectus, que a su vez habría evolucionado de Homo habilis. Esta última especie había sido nombrada en 1964 por los paleontólogos Louis Leakey, Philip Tobias y John Napier y procedería de una especie de Australopithecus. Un esquema sintético y lineal resultaba muy atractivo y todavía se puede ver en muchos anuncios publicitarios. Nada más lejos de la realidad que hoy día nos ofrece el registro fósil, con una evolución compleja y ramificada. En 1987, los genetistas Rebeca Cann, Mark Stoneking y Allan Wilson publicaron un estudio sobre la variabilidad del ADN mitocondrial en numerosas poblaciones humanas que anunciaba conclusiones revolucionarias. El origen de Homo sapiens estaría únicamente en África y habría surgido de una pequeña población ancestral subsahariana, hace unos 200.000 años. Y entonces el puzzle de fósiles humanos comenzó a encajar.

La antigüedad de los fósiles más antiguos atribuidos sin ningún género de duda a nuestra especie datan de hace entre 260.000 y 130.000 años, y procedían de yacimientos de Kenya, Tanzania y Etiopía. Hace unos 100.000 años comenzó una expansión demográfica imparable de aquellas poblaciones, que acabó por sustituir a otros grupos de homínidos, como los Neandertales de Europa y Próximo Oriente y los erectus asiáticos. Gracias a los conocimientos que ahora tenemos sobre el genoma humano y las ventajas de la informática, se pueden realizar estudios cada vez más complejos sobre la variabilidad genética de nuestra especie. Los últimos estudios, publicados la semana pasada por sendos equipos internacionales en Nature y Science, revelan que la variabilidad genotípica es tanto menor cuanto mayor es la lejanía respecto a la zona oriental de África, el punto cero donde vivió la primera población de nuestra especie, hace más de 100.000 años.

El camino desde África Oriental hacia el resto de lugares del planeta no ha sido fácil. En el Pleistoceno superior las poblaciones de Homo sapiens sólo podían habitar territorios favorables en clima y recursos. Con frecuencia tuvieron que atravesar corredores muy estrechos para acceder a nuevos territorios. En estos pasos debieron actuar procesos de deriva genética, con pérdida progresiva de variabilidad en cada unos de los pasos sucesivos. Aún así, la variabilidad entre todas las poblaciones es menor que la observada dentro de las poblaciones. El antiguo concepto de raza ya no se sostiene.

http://blogs.publico.es/ciencias/165/el ... o-sapiens/



Otro interesante artículo que cuenta la caída del mito de las razas desde el punto de vista antropológico, sociológico y genético:

http://www.andercismo.com/2008/03/las-r ... isten.html

En resumidas cuentas, alto y claro:
Las razas humanas no existen.

_________________
a "faji tisztátalanság" határozottan jótékony hatású...
decididamente, la "impureza racial" tiene un efecto benéfico...
(bartók 1942)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Contra el bourrage de crâne racista
NotaPublicado: 01 Ago 2008, 12:06 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 24 Jun 2004, 16:37
lo leí en una columna de periódico y no recuerdo de donde era la fuente pero lo de q los inmigrantes delincan más, es mentira: a igualdad de renta, no hay diferencia racial.

_________________
Tanto gilipollas y tan pocas balas.

¿Y qué pasa si el cambio climático es un engaño y estamos creando un mundo mejor para nada?

http://www.mundolibertario.org/milicia-cebolla/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Contra el bourrage de crâne racista
NotaPublicado: 05 Ago 2008, 22:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Home is where your heart is: en busca del Tercer Ornitorrinco
Registrado: 13 Oct 2003, 14:09
Están en la Edad Media (y nosotros en el siglo XXIII) / La ablación femenina


Sexo femenino
03 Ago 2008
http://blogs.publico.es/ciencias/315/sexo-femenino/

INCREÍBLE, PERO CIENCIA // MIGUEL ÁNGEL SABADELL

En todo el occidente civilizado nos horrorizamos cuando leemos noticias sobre una horrorosa y denigrante operación quirúrgica: la ablación del clítoris, o clitoridectomía. Curiosamente, la ablación no es algo que no hayamos practicado en nuestra propia cultura. De hecho, el autor de uno de los primeros libros de cirugía ginecológica, un médico famoso a mediados del siglo XIX de nombre Isaac Baker Brown, apostaba por la ablación en la lucha contra múltiples enfermedades físicas y mentales.

En su libro Curabilidad de ciertas formas de insania, epilepsia, catalepsia e histeria en mujeres proponía que el remedio universal para estos males era la ablación del clítoris. En su clínica privada, que abrió sus puertas en 1858, la operación más habitual era precisamente esta.

Por supuesto, entre esas ciertas formas de insania estaba incluida la masturbación femenina, que los médicos, muy pudorosos ellos, denominaban “excitación periférica”. Duramente perseguida, una mujer que se masturbara podía acabar en un manicomio o sufrir la ablación. La revista médica British Medical Journal criticó la poco ética publicidad de Brown y su escaso decoro por escribir libros de dudoso gusto, pero no criticó la ablación en sí.

En los medios escritos comenzó una batalla contra Brown y una comisión se dispuso a estudiar las actividades del ginecólogo. El Consejo de la Sociedad de Obstetricia y el Real Colegio de Cirujanos le amenazaron con expulsarlo y Brown aseguró que dejaría de realizar ablaciones. Poco después se pudo demostrar que aún seguía haciéndolas en su clínica. Ambas sociedades médicas cumplieron sus amenazas y Brown tuvo que abandonar la medicina.

_________________
a "faji tisztátalanság" határozottan jótékony hatású...
decididamente, la "impureza racial" tiene un efecto benéfico...
(bartók 1942)


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 41 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente

Todos los horarios son UTC [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
phpBB2 Czar-Orange Theme © CirtexHosting
phpBB3 Czar-Orange Theme © Shadow_One
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë
     
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org