La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Contra el sexismo y el patriarcado. Luchas por las libertades sexuales. Despatologización de la diferencia.
Avatar de Usuario
Joreg
Mensajes: 5512
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45

Re: La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Mensaje por Joreg » 10 Jun 2018, 07:42

jhr cronos escribió:Es que los genes no trabajan así. La personalidad sobre todo, depende de la relación y función d eun gran número de genes. No hay uno solo, es el conjunto.
Genes, hormonas, procesos metabólicos... que se heredan al tun tun, 50% de un hombre y 50% de una mujer. Y de esa interrelación, en la que todo anda tan liado, y que no se desentrañó... Se piensa que las mujeres son enfermeras, por causas naturales. A mí me parece que no.
jhr cronos escribió: Y el hecho de que no se conozca su exacto funcionamiento no quiere decir que no exista o suceda.
Claro, como el infierno helado. Pero es una cosa que queda ahora mismo en el terreno de la especulación. Van lo menos 200 años intentando demostrar que la relación entre el cerebro de la mujer, y determinadas tareas domésticas, es fruto de la evolución biológica. De momento, todo es sumamente especulativo. Y de todas formas, a un león se le puede educar como a un gato. El factor educación en la elección de tareas sí está bastante estudiado.
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.

Avatar de Usuario
Joreg
Mensajes: 5512
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45

Re: La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Mensaje por Joreg » 10 Jun 2018, 08:43

La otra cara de reducir las tareas y las actitudes a la biología, está en los hombres.
Existen genes que tienden a dar características que suelen ser útiles para tales y cuales carreras. Que no necesariamente deben cumplir o aceptar porque tampoco está escrito en piedra qué sirve para qué cosa, pero será la tendencia general.
A) Dicen que las mujeres tienen mayores aptitudes genéticas para la enfermería que los hombres
B) La evidencia estadística es que hay tres mujeres por un hombre en esa profesión.
C) Como por estadística sabemos que los hombres son mucho más propensos a padecer accidentes de tráfico, ir a la cárcel, suicidarse, ser militares, arreglar enchufes y mil cosas más que se os ocurran, ¿podríamos buscar relaciones biológicas entre esas cuestiones, y ser hombre?
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.

Avatar de Usuario
boiffard
Mensajes: 1058
Registrado: 18 Sep 2014, 22:12

Re: La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Mensaje por boiffard » 10 Jun 2018, 09:38

Si es que estas cosas, yo creo, son un poco de cajón de madera de pino.
Augusta Ada King, condesa de Lovelace (nacida Augusta Ada Byron en Londres, 10 de diciembre de 1815-Londres, 27 de noviembre de 1852), conocida habitualmente como Ada Lovelace, fue una matemática y escritora británica cuya fama le viene principalmente por su trabajo sobre la máquina calculadora mecánica de uso general de Charles Babbage, la denominada máquina analítica. Entre sus notas sobre la máquina se encuentra lo que se reconoce hoy como el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina, por lo que se la considera como la primera programadora de ordenadores.1​2​3​

Dedujo y previó la capacidad de los ordenadores para ir más allá de los simples cálculos de números, mientras que otros, incluido el propio Babbage, se centraron únicamente en estas capacidades.4​

Su madre, Anne Isabella Noel Byron, fue matemática y activista política y social.5​ Su padre fue el conocido poeta George Byron.

Avatar de Usuario
Contumacia
Mensajes: 6053
Registrado: 16 Dic 2008, 00:03

Re: La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Mensaje por Contumacia » 10 Jun 2018, 14:49

La sociobiología ha hecho su agosto intentando naturalizar conductas y atribuirlas a milenios de selección natural, como que si las mujeres son más sensibles a víboras y arañas es porque milenios de epigenética y de cuidar el hogar las han hecho así (suéltale tú un arañón a según qué hombre :lol: ) y su configuración cerebral es diferente. Afortunadamente cuanto más avanzan las técnicas más se puede ver que ese sesgo según el cual "somos diferentes a nivel de neuroconfiguración" no son más que prejuicios a los que se les ha buscado justificación aparentemente científica.

Os dejo una recensión de uno de los libros más interesantes que he ojeado últimamente sobre este tema, robada a la web "Mujeresconciencia", donde se puede consultar la bibliografía (y así de paso también se puede hablar de Mujeres en Ciencia sin tener que tirar de Marie Curie, la pobre ya :lol: )
En el año 2010, salía a la luz un libro que ha tenido un notable impacto en la neurociencia actual. Bajo el título: Brain Storm: The Flaws in the Science of Sex Differences (Tormenta cerebral: Los fallos de la ciencia sobre las diferencias sexuales), su autora, la respetada profesora de Estudios de las Mujeres del Barnard College (Barnard College in New York), Rebecca Jordan-Young, siembra serias dudas sobre los numerosos trabajos publicados a lo largo de casi un siglo donde se afirma que los cerebros humanos están organizados de manera distinta en los hombres y en las mujeres.

Analizando el enorme cuerpo de literatura neurocientífica que ha visto la luz desde la década de 1920 hasta 2010, Rebecca Jordan-Young, doctorada en ciencias médicas, ha realizado una excelente labor de investigación. Con notable meticulosidad, la investigadora ha examinado innumerables artículos, libros y otros trabajos, tanto especializados como con fines divulgativos, que esgrimen los más variados argumentos en apoyo de las convencionales diferencias existentes entre el cerebro masculino y femenino. Además, la científica no solo dedicó años a indagar en cientos de estudios comparando métodos y resultados, sino que también entrevistó a casi dos docenas de figuras líderes en este ámbito.

En diversas conferencias, Rebecca Jordan-Young ha declarado que desde hacía ya un tiempo sospechaba que la mayor parte de la investigación científica sobre el sexo del cerebro era incorrecta, y fueron precisamente esos recelos los que la impulsaron a escribir su libro. La estudiosa tenía conciencia de que algo no funcionaba y desafinaba en estas investigaciones; por ejemplo, podía verificar que esos estudios que se utilizaban como base de lo publicado, de hecho se contradecían unos a otros, ya que no tenían los controles adecuados y, además, sus resultados parecían débiles e inconsistentes.

En definitiva, la «teoría de la organización del cerebro» estaba ampliamente aceptada con el fin de demostrar que debido a la exposición a ciertas hormonas prenatales, el cerebro se diferencia en sexualmente femenino o masculino. Una interpretación que según R. Jordan-Young, se apoyaba en cimientos muy poco sólidos. Las señales de alarma insinuando una clara falta de rigor científico, convenció a la investigadora de que debía indagar en el tema e intentar hacer algo al respecto.

En una interesante reseña del libro de Rebecca Jordan-Young, la profesora de Sociología del Trinity College y experta en Women’s & Gender Studies, Alyson K. Spurgas, elogia la rigurosa manera en la que Jordan-Young fue capaz de demostrar con lucidez que casi todos los experimentos llevados a cabo por los defensores de la teoría de la organización del cerebro, simplemente «no se ajustan a los estándares científicos de fiabilidad y validez». Con una «precisión devastadora», continúa Spurgas, Jordan-Young expone que «los estudios no miden las mismas variables o comparan las mismas poblaciones, y debido a estas cuestiones de definición y medición, igual que a los poco cuidados diseños en los «modelos», no ofrecían nada más que una pose folklórica carente de evidencia empírica».

En esta reseña, Alyson Spurgas concluye que Brain Storm, que representa el resultado de más de una década de investigación y análisis, «es una crítica feroz y veraz con capacidad para aniquilar una idea que ha estado tan firmemente entrelazada en nuestro pensamiento colectivo que llegó a ser considerada como un hecho indiscutible de la vida».

Por su parte, la editora científica Sara Lippincott, también ha publicado un interesante artículo sobre el libro de Rebecca Jordan-Young, donde apunta sin tapujos que «en su exhaustiva revisión de la bibliografía existente, la investigadora ha encontrado una mezcla de muestras demasiado pequeñas, controles inadecuados, datos conflictivos y conclusiones extravagantes, sacando a la luz investigaciones con demasiados fallos escondidos detrás de la teoría de organización del cerebro».

Lippincott relata asimismo que en su libro Jordan-Young apuntaba que las investigaciones sobre la organización del cerebro humano están confinadas a «cuasi-experimentos». Esto significa (simplificando en gran manera), que mientras es posible bombear hormonas en el cerebro de una rata y observar lo que sucede, no se puede hacer tal cosa con las personas. Los investigadores deben por tanto «obtener sus datos de forma no invasiva, y al mismo tiempo han de extremar su rigurosidad».

En este contexto, Jordan-Young escribe que estaba muy interesada «en averiguar cómo los científicos resolvían el problema de medir algo tan complejo como la sexualidad o el género, de manera que […] pudieran asociarse con la estructura del cerebro o con la exposición a las hormonas». Igualmente, la científica destaca que «lo significativo no es si el efecto de las hormonas es o no “real”. Éstas figuran en el desarrollo humano de diversas maneras importantes, incluyendo el proceso neuronal». Lo destacable era conocer si tenían suficiente poder como para generar dos tipos de cerebros distintos.

Según Jordan-Young: «El problema está en la forma en que la teoría sobre la organización del cerebro […] atribuye una especificidad no real y permanente a los efectos de las hormonas prenatales, así como a la inevitable uniformidad de las diferencias sexuales, algo que se ha demostrado falso […]. Incluso en las ratas, la exposición a las primeras hormonas (o las hormonas prenatales) no genera unos cimientos sólidos que indiquen que el comportamiento debe permanecer para siempre».

La conclusión de Brain Storm es evidente, apunta Lippincott, «las historias estándar sobre cerebro femenino y cerebro masculino han quedado obsoletas y no son científicas; a menudo incorporan asunciones sin fundamento sobre cómo y cuando surgen las diferencias, y dan saltos prematuros que llevan, por ejemplo, a conclusiones firmes a partir de pequeños y no repetidos estudios».

La reseña de esta conocida editora, termina afirmando que «el libro de Jordan-Young añade peso a la literatura científica que gradualmente se está acumulando sobre este tema. [Muestra] que los argumentos sobre un cerebro femenino distinto son cada vez más débiles». Y concluye: «Este libro es una visión refrescante y sensata ante el comportamiento de un área de la ciencia que quizás no es tan empírica como debería ser».
Con una reflexión final: ¿y no sería más fácil preguntarle a las mujeres que ya están en esos ámbitos STEAM o los han abandonado porqué les ocurre? Así escucharían a Arquitectas contar cómo las desprecian a pie de obra y les hacen chistecitos, a Desarrolladoras Web con vida familiar además de cárnicas, a Ingenieras Químicas que en vez de conseguir una cátedra acaban dedicándose a la docencia en niveles no universitarios porque de algo hay que comer...

Avatar de Usuario
Joreg
Mensajes: 5512
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45

Re: La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Mensaje por Joreg » 10 Jun 2018, 18:37

Contumacia escribió:... a Ingenieras Químicas que en vez de conseguir una cátedra acaban dedicándose a la docencia en niveles no universitarios porque de algo hay que comer...
Yo conozco a una a la que explotaban hasta lo inconcebible. Trabajaba en una multinacional, tenía que tomar decisiones de millones de euros, estaba todo el día con el busca y las fórmulas de los detergentes...

Un buen día le hizo "chas" el cerebro tras una semana sin dormir, dimitió y ahora trabaja de maestra ganando 1200 en una privada. Da Química en inglés y alemán a niños de élite.

La estructura cerebral probablemente.
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.

Avatar de Usuario
boiffard
Mensajes: 1058
Registrado: 18 Sep 2014, 22:12

Re: La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Mensaje por boiffard » 10 Jun 2018, 18:46

La Universidad por lo que me cuentan es bastante feudal, según la facultad. Una amiga me contó cosas de su departamento el primer año de doctorado en farmacia para fliparlo en colorines, rollo Harvenstein, luego menos mal que pudo escaparse al CSIC. Y tengo a mi prima con la que vivo, que es industrial y en el curro son como tres tias entre cuarenta, y es que trabaja entre austrolopithecus. Supongo que en los curros del sector privado la meritocracia es todavía más falsa que en las universidades (aunque éstas están idealizadas, creo) y las mujeres que son cracks se frustran de que al final todo sea un rollo de amigotes.

Avatar de Usuario
Contumacia
Mensajes: 6053
Registrado: 16 Dic 2008, 00:03

Re: La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Mensaje por Contumacia » 10 Jun 2018, 21:50

Es que si lo pensamos un poco es como decir que el hombre está más naturalmente inclinado, pongamos, a la Justicia, y por eso abundan en las altas magistraturas. O podemos analizar los datos de otra forma y ver que el 95% de los jueces provienen de familias con posibles para pagarle al niño la dedicación al estudio, porque becas para esas "oposiciones", no existen. Haber ha habido una incorporación masiva a la universidad, aunque no es que sea de ahora que a las mujeres les de por la química o las matemáticas, anda que no ha llovido desde María la Judía.... pero muchos de los sectores en los que se alarman de su falta de integración tienen jornadas laborales a ritmo de proyectos, suponen una precareidad considerable hasta casi los 40 (por ejemplo en la carrera docente investigadora, ir encadenando contratillos cada X meses a sueldo de miseria no es solución cuando las criaturas comen y necesitan techo todos los meses) y el subempleo y el que ni de coña acaben currando en lo suyo es harto habitual.

Las condiciones materiales de la existencia o nurture vs natura :lol:

jhr cronos
Mensajes: 12
Registrado: 28 May 2018, 15:21
Contactar:

Re: La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Mensaje por jhr cronos » 12 Jun 2018, 06:30

Joreg escribió:La otra cara de reducir las tareas y las actitudes a la biología, está en los hombres.
Existen genes que tienden a dar características que suelen ser útiles para tales y cuales carreras. Que no necesariamente deben cumplir o aceptar porque tampoco está escrito en piedra qué sirve para qué cosa, pero será la tendencia general.
A) Dicen que las mujeres tienen mayores aptitudes genéticas para la enfermería que los hombres
B) La evidencia estadística es que hay tres mujeres por un hombre en esa profesión.
C) Como por estadística sabemos que los hombres son mucho más propensos a padecer accidentes de tráfico, ir a la cárcel, suicidarse, ser militares, arreglar enchufes y mil cosas más que se os ocurran, ¿podríamos buscar relaciones biológicas entre esas cuestiones, y ser hombre?
Pero es que eso está muy mal planteado. ¿Qué es eso de mayores aptitudes genéticas para la enfermería? Los genes no saben de profesiones, ni de hombres ni de mujeres. Los genes trabajan de forma mucho más general.

Igual para el punto de los hombres.

Y por supuesto que se puede buscar relación biológica entre tales cosas. El hecho de que sea complicado no quita que deba hacerse.
Con una reflexión final: ¿y no sería más fácil preguntarle a las mujeres que ya están en esos ámbitos STEAM o los han abandonado porqué les ocurre? Así escucharían a Arquitectas contar cómo las desprecian a pie de obra y les hacen chistecitos, a Desarrolladoras Web con vida familiar además de cárnicas, a Ingenieras Químicas que en vez de conseguir una cátedra acaban dedicándose a la docencia en niveles no universitarios porque de algo hay que comer...
Una queja my importante y real.

Solo que no quita nada de peso al papel de la herencia en el comportamiento humano.
*****************

El papel de la educación, la cultura y las costumbres está también muy bien estudiado. Y por igual tiene sus controversias, pues igual educación no da igual resultado, y a veces ni siquiera similar. También hay mucha polémica en cuanto a cómo debe educarse, qué debe enseñarse, cómo se mide la educación, etc. etc.

adonis
Mensajes: 529
Registrado: 01 Mar 2018, 14:34

Re: La paradoja tecnológica de la igualdad de género

Mensaje por adonis » 13 Jun 2018, 18:16

Dejo un articulo de hoy, un estudio hecho en EEUU, que en cierta medida esta relacionado con el asunto de este hilo:
El mayor informe sobre el acoso sexual en la ciencia de EE UU revela un abuso sistemático

Las Academias Nacionales de Ciencia, Ingeniería y Medicina publican el estudio que revela que más de la mitad de las mujeres en esas áreas sufren algún tipo de acoso
https://elpais.com/elpais/2018/06/13/ci ... 15296.html

Responder