Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Contra el sexismo y el patriarcado. Luchas por las libertades sexuales. Despatologización de la diferencia.
Avatar de Usuario
Lebion
Mensajes: 4317
Registrado: 13 May 2006, 02:27

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por Lebion » 05 Feb 2018, 14:16

niko bellic escribió:
Lebion escribió:
Las recomendaciones para sumar a la lucha feminista:

1. Si eres padre encárgate de tus hijos.

2. Si eres amigo ofrécete de niñero.

3. Si eres compañero de trabajo ofrécete para cubrir a tu compañera.

4. Si eres jefe dales el día a las mujeres que trabajan contigo, sin ocasionarles problemas ni pensar represalias.

5. Si eres compañero de escuela, apoya el paro y a tus compañeras alumnas que van a faltar a clases.

6. Si eres profesor, no pases lista este 8 de marzo. Recuerda: es una falta justificada y urgente, las alumnas que no están en tu aula están en la calle diciendo #VivasNosQueremos, porque nos están matando.

7. Si eres actor, cancela los ensayos y funciones; recuerda que la función que debe continuar se llama "Vida" (esto aplica para todas las profesiones).

8. Si en tu familia hay alguien que requiere cuidados y es una mujer quien los provee, hoy se ha quedado buen día para que empieces a hacerlo tú (no sólo hoy, de aquí para adelante puedes seguir haciéndolo). Esto se aplica para cuidar hijos, hacer trabajo doméstico, etc.

9. Si tienes una relación erótico-afectiva con una mujer, haz cualquier cosa que ella necesite de ti para poder asistir.

10. Si trabajas en cualquier medio de comunicación promueve que sean tus compañeras quienes cubran el paro y las manifestaciones.

11. Si eres compañero militante difunde el evento, anima a que se sumen muchas más mujeres y muestra esta lista a más hombres.

12. Si vas a la concentración (esto quiere decir que ninguna necesitaba de ti en ninguno de los puntos anteriores) ve a escuchar, no te pongas delante, no des ordenes ni dirijas las actividades, simplemente acompaña.

#NiUnaMenos #NosotrasParamos #NosotrasMarchamos
Como ya se ha comentado, estas recomendaciones eran para un paro simbólico, ahora hay convocada una huelga. Por tanto el punto 3 no tiene sentido. En general habría que darle una vuelta a varios puntos.
Es que es de hace dos años este texto, pero bueno para dar una idea general a cegetero me pareció bien traerlo.
Tierra y Libertad
Todo por hacer
CS La Brecha
La Iconoclasta


Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad.

Avatar de Usuario
blia blia blia.
Mensajes: 4331
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Ubicación: Paciencia

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por blia blia blia. » 06 Feb 2018, 17:34

anenecuilco escribió:El dibujo de cgt está reciclado de otras veces, no les apetecería hacer otro, no hay que darle más vueltas.
A mí me da que sí que CGT sí está animando a hombres y mujeres a hacer la huelga:
ARGUMENTARIO CGT HUELGA GENERAL 8M - 2018
¿A QUIÉN AFECTA?

Afectará a todos los trabajadores y trabajadoras, de todos los ámbitos sectoriales, públicos y privados, funcionarios y funcionarias, al igual que a empresas y organismos encargados de servicios públicos, sin distinción alguna de situación laboral, sexo, edad o condición social.

TIPO DE HUELGA

Huelga General el día 8 de marzo de 2018, de 24 horas (desde las 00 horas hasta las 24 horas del mismo día): huelga laboral, de consumo, de cuidados y estudiantil. El objetivo es parar la vida en toda su extensión y visibilizar el papel protagonista que tiene la mujer en el engranaje de esa vida. La huelga general se plantea como huelga laboral (convocando a toda la clase trabajadora); huelga de cuidados (que evidencie la sobrecarga e invisibilidad de los cuidados, la ausencia de corresponsabilidad en el trabajo doméstico y de cuidados y permita la visibilidad máxima de las mujeres); de consumo (la mejor herramienta para luchar contra el capitalismo y potenciar la economía feminista que ponga la vida en el centro) y estudiantil (buscando el apoyo y convocatoria de los sindicatos y organizaciones estudiantiles.

¿QUIÉN CONVOCA?

La CGT en coordinación con el Movimiento Feminista quien viene planteando desde hace años esta propuesta de huelga general de las mujeres y, en consecuencia, son las mujeres quienes deben ocupar el papel protagonista en esta convocatoria y movilización.

FINALIDAD DE LA HUELGA GENERAL

HG contra la ineficaz política en materia laboral, económica y social lo que provoca desigualdad permitida entre hombres y mujeres; convierte a las mujeres en ciudadanas de segunda o tercera categoría; así como para poner fin a los asesinatos y violencias machistas.

MOTIVACIÓN Y PETICIONES DE LA HUELGA

1. Acabar con la desigualdad en el ámbito laboral, económico y social de las mujeres respecto de los hombres

2. Poner fin a la desigualdad constatada de la división sexual del trabajo en este sistema capitalista y patriarcal

3. La retirada de las políticas, leyes y actuaciones del capital que conllevan la discriminación y desigual oportunidad en el acceso al empleo y promoción profesional de las mujeres y el fomento de medidas efectivas para la disminución de la mayor tasa de paro femenina.

4. La adopción de medidas concretas e inmediatas que acaben con la brecha salarial y la desigualdad en las pensiones

5. Modificar los estereotipos de género y la persistencia de los valores masculinos en las estructuras de las organizaciones

6. Control sobre las implantaciones de los Planes de Igualdad en las empresas

7. La erradicación del persistente acoso sexual laboral, la precariedad laboral, temporalidad y la alta tasa de contratos con jornadas parciales que sufren las mujeres

8. El establecimiento de políticas laborales sociales y económicas que hagan efectivas la conciliación real de la vida familiar laboral y personal, así como la corresponsabilidad en los cuidados.

9. Consideración de las tareas de cuidados como trabajo con derecho a remuneración y derecho a sus prestaciones contributivas independientes.

10. La equiparación efectiva y real de las Empleadas del Hogar al régimen general.

11. La exigencia al gobierno de medidas concretas y efectivas contra las violencias machistas

12. La igualdad material efectiva de las mujeres migrantes y refugiadas.

DESARROLLO DE CONTENIDOS DEL ARGUMENTARIO

A. La retirada de las políticas, leyes y actuaciones del capital que conllevan la discriminación y desigual oportunidad en el acceso al empleo y promoción profesional de las mujeres y el fomento de medidas efectivas para la disminución de la mayor tasa de paro femenina.

A nivel europeo, según datos de la Comisión Europea para el año 2017, las mujeres representan el 60% de las trabajadoras y los trabajadores con estudios superiores y el 45% del empleo total, pero según aumenta la categoría profesional disminuye la presencia de la mujer y en alta dirección se reduce al 14%.

En el Estado español, menos del 10% de embajadores son mujeres, menos del 14% de jueces del Tribunal Supremo son mujeres, menos del 30% de los ministros, menos del 20% de los catedráticos y así numerosas profesiones más (INE 2017).

Son precisos Planes de Igualdad en las empresas de más de 250 personas trabajadoras en donde se deben implantar medidas que garanticen la igualdad en la promoción profesional.

Rechazar las políticas que sitúan al hombre en el centro de la vida y a las mujeres inferiores y subordinadas a él en un contexto de relaciones patriarcales.

El acceso al empleo y la tasa de paro deja patente la desigualdad entre hombres y mujeres. Claro ejemplo de lo anterior son los trabajos feminizados (telemarketing, trabajo de cuidados, enfermería, etc.) que tradicionalmente relacionan la empleabilidad de las mujeres con trabajos precarios.

A su vez, la tasa de paro de las mujeres en el tercer trimestre de 2017 supera en más de nueve puntos a la de los hombres (14,59% respecto a los hombres y 23,88 % de mujeres, con una diferencia entre ambos sexos de 9,29%).

B. La adopción de medidas concretas e inmediatas que acaben con la brecha salarial y la desigualdad en las pensiones.

No existe igualdad real retributiva por trabajos de igual valor entre hombres y mujeres, a pesar de que la directiva de 2006 de la Unión Europea que promueve la igualdad de género en el mercado de trabajo. En el Estado español, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) para el año de 2017, las mujeres cobran de media un 23% menos que los hombres, lo que supone trabajar 60 días al año gratis o trabajar 10 años más o empezar 10 años antes para ganar tanto como los hombres.

Esto se traduce en una enorme brecha de género también en las pensiones, con bases de cotización más bajas de las mujeres.

En el Estado español, según datos del INE para el 2017, la cuantía de la pensión media de jubilación de un hombre es de 1.140,4 euros mientras en el caso de las mujeres se sitúa en 718,23 euros.

En cuanto a las pensiones contributivas, en 2017, el número de mujeres que percibe pensiones con cuantía entre 300-700 euros mensuales duplica al número de hombres; mientras que el número de hombres que percibe pensiones a partir de 700 en adelante duplica al número de mujeres que las perciben.

En las pensiones no contributivas, el 76,55% la cobran las mujeres.

C. La erradicación del persistente acoso sexual laboral, la precariedad laboral, temporalidad y la alta tasa de contratos con jornadas parciales que sufren las mujeres.

Dentro de la precariedad laboral, las mujeres sufren una doble discriminación: el acoso sexual o por razón de sexo, temporalidad y la contratación de jornadas parciales.

El acoso sexual o por razón de sexo contra las mujeres en el trabajo es un reflejo más de las violencias machistas de la sociedad patriarcal en la que vivimos.

Hay una clara diferenciación entre las mujeres migrantes y las españolas, referente a que más de un millón de mujeres han sufrido situaciones de acoso en su actividad laboral, siendo que el 18% de las mujeres migrantes encuestadas declara haberlo sufrido, frente al 9,5% de las mujeres españolas.

Las mujeres tienen una mayor inestabilidad y precariedad laboral, siendo el 26,4% de las mujeres trabajadoras tienen contrato temporal frente al 25,7% de los hombres.

Respecto a la alta tasa de contratos con jornadas parciales, muy vinculado a las tareas de cuidado asignadas a las mujeres, es necesario destacar que según el INE y Ministerio de Empleo y Seguridad Social reflejan una realidad marcadamente diferenciada: el 26,6% de mujeres empleadas con 1 hijo tienen un contrato a tiempo parcial frente al 5,7% de hombres y, en el caso de 3 o más hijos, los porcentajes son un 26,2% de mujeres frente al 6,4% de hombres, siendo que el 97,3% de las personas ocupadas a tiempo parcial para hacerse cargo del cuidado de hijos de 14 o menos años son mujeres.

En el conjunto de 2016, por ejemplo, las mujeres firmaron 8.763.700 contratos, 4.573.000 a tiempo completo (el 52,2%) y 4.190.700 a tiempo parcial (el 47,8%). En cambio, el año previo al estallido de la crisis (2007) los porcentajes fueron del 65,2% y del 34,8%, respectivamente, con un volumen total de contratos muy parecido (8.565.900).

D. El establecimiento de políticas laborales sociales y económicas que hagan efectivas la conciliación real de la vida familiar laboral y personal, así como la corresponsabilidad en los cuidados.

La conciliación de la vida laboral, familiar y personal requiere políticas que permitan el cuidado y la atención de las personas dependientes (menores, mayores, personas enfermas y personas con diversidad funcional; la reorganización de los tiempos y espacios de trabajo; de las organizaciones laborales que posibiliten a las personas trabajadoras desarrollarse en las diferentes facetas de su vida; la modificación de los tradicionales estereotipos de mujeres y hombres respecto a su implicación en la familia, hogar y el trabajo.

Las medidas de conciliación se consideran como un "problema exclusivo de las mujeres".

Universalización, es decir, se aplican tanto a trabajadores como a trabajadoras ya que su finalidad es promover la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

INE 2017: hay 1.997.800 mujeres que no tienen empleo ni lo buscan por razones familiares frente a tan solo 130.800 hombres; la tasa de actividad es del 53,41% en el caso de las mujeres y un 67,1% en el caso de los hombres; cada año 380.000 mujeres abandonan el mercado de trabajo frente a 14.000 hombres; el 74,34% de los contratos a jornada parcial en 2012 se firmaron con mujeres.

Y es que la convicción social de que la mujer ha de ocuparse de criar y educar y los beneficios económicos y sociales que supone el trabajo doméstico y cuidados no remunerados hace que: 318.598 mujeres hagan uso del permiso de maternidad frente a 5.807 hombres (98% de los casos); 32.012 mujeres pidan una excedencia por cuidado de hijos/as frente a 2.116 hombres (94% de los casos); las mujeres dediquen 4 horas y 29 minutos al trabajo doméstico (actividades de mantenimiento del hogar) frente a 2 horas y 32 minutos que dedican los hombres. Además, las mujeres dedican 2 horas y 22 minutos al cuidado de hijos/as frente a 1 hora y 46 minutos los hombres; cerca del medio millón de mujeres empleen a la atención de familiares dependientes el equivalente a una jornada laboral (40 horas semanales) durante 4-8 años; casi un 80% de familias se quede sin plaza pública de atención en los primeros años de vida de sus hijos e hijas; existe incompatibilidad de las jornadas laborales, escolares y familiares (33% de las mujeres se incorpora al puesto de trabajo antes de que abra el colegio y el 59% termina su jornada después de que los centros educativos cierren sus puertas).

La inexistencia de conciliación entre la vida laboral y familiar tiene un enorme impacto sobre la natalidad y lo reflejan estos datos: el 44% de las mujeres entre 20 y 44 años aún no ha tenido hijos/as y el 58% de las mujeres que residen en el Estado español asegura que tener hijos/as representa un obstáculo para la vida profesional. La conciliación sigue tratándose como una cuestión de mujeres, por lo que cuando una mujer no puede conciliar, o bien cuenta con otras mujeres de la familia (el 70% de las abuelas mayores de 65 años han cuidado o cuida a sus nietos/as), o bien contrata a otra mujer.

Respecto al reparto de cuidados entre hombres y mujeres, siguen siendo mujeres, de diferentes generaciones, o de “otros” orígenes étnico-sociales, las que se redistribuyen los trabajos y las responsabilidades del cuidado.

E. La equiparación efectiva y real de las Empleadas del Hogar al régimen general.

La actividad laboral con más contratación extranjera es la de servicio de personal doméstico: más de la mitad de los contratos

El empleo doméstico es de los sectores más precarios. Las empleadas del hogar siguen sin poder acceder a la prestación por desempleo; no tienen protección ni prestación social y el despido es libre. Las pensiones de jubilación son inalcanzables.

Exigimos la equiparación total de la acción protectora en materia de incapacidad temporal por contingencias comunes y profesionales de las empleadas del hogar con el régimen general, la garantía de despido indemnizado conforme a las reglas del Estatuto de los Trabajadores y, por supuesto, la cobertura de desempleo de las trabajadoras domésticas.

F. Exigencia al Gobierno de medidas concretas y efectivas contra las violencias machistas.

La posición social y económica a la que se ha relegado históricamente a las mujeres hace que la mayoría de mujeres no cuenten con la posibilidad real de acceso a un empleo que garantice su autonomía.

Las políticas de empleo y la violencia machista tienen vínculos evidentes, pues las dificultades a las que se enfrentan las mujeres en el terreno laboral vienen condicionadas por la reclusión de las mujeres en los hogares y tareas domésticas, y al mismo tiempo, estas políticas de empleo favorecen el más que asentado binomio de mujer/ama de casa.

Sus políticas hacen que nuestra sociedad no se construya sobre la base de la igualdad real entre mujeres y hombres.

Los asesinatos de mujeres por el mero hecho de ser mujeres (feminicidios) ascienden en el año 2017 a 98; Esta cifra no coincide con la cifra del Gobierno, pues sólo computan como víctimas de violencia de género, las mujeres que tienen o han tenido vínculo sentimental o matrimonial con los asesinos feminicidas. Los asesinatos por violencia machista son la punta del iceberg de la sociedad patriarcal en la que vivimos. El Ministerio de Sanidad reconoce sólo 47 feminicidios en el año 2017.

La falta de medidas políticas y de prestaciones públicas unidas a los recortes hacen que no se esté prestando medidas de protección reales y efectivas para proteger la vida y la integridad de las mujeres en riesgo. Esta falta de medidas efectivas favorece que las otras mujeres no logren emanciparse de sus agresores por miedo e inseguridad. La violencia machista, por tanto, se retroalimenta desde el propio Estado.

G. La igualdad material efectiva de las mujeres migrantes y refugiadas.

Las mujeres migrantes en el Estado español constituyen el eslabón más precario de nuestra sociedad.

En el ámbito laboral, casi la mitad de las mujeres extranjeras ocupadas desarrollan trabajos no cualificados y en sectores como la hostelería, el comercio o el trabajo doméstico. En sus empleos, más de un millón de mujeres declaran haber sufrido situaciones de acoso en su actividad laboral, siendo que el 18% de las mujeres migrantes encuestadas declara haberlo sufrido, frente al 9,5% de las mujeres españolas.

Y es que la estructura ocupacional española, caracterizada por la terciarización, precarización y segmentación del empleo, fomenta la concentración sectorial y ocupacional de mujeres en empleos precarios y de menor cualificación.

Las condiciones precarias del trabajo de las mujeres migrantes se unen a un paro elevado del 25,36% (diciembre 2017) frente a un 17,44 de las mujeres trabajadoras españolas. Las pensiones de las mujeres migrantes tampoco van a experimentar ninguna mejoría, pues las altas tasas de paro y la contribución de su salario no permiten que puedan disfrutar de ningún tipo de jubilación. Estas condiciones laborales, además, incluyen el acoso sexual y racista en los centros de trabajo, acoso que difícilmente puede ser denunciado por miedo a una expulsión o deportación, debiendo soportar agresiones y violencias habituales.

Se carece de una política migratoria que garantice la regularización, la integración laboral y social de cientos de miles de personas, que en muchos casos pusieron en riesgo sus vidas para acceder a nuestro país.

No se palía la realidad y violencia racial y económica que sufren las mujeres trabajadoras migrantes. expulsión de personas migrantes penadas con 1 año de cárcel, las “devoluciones en caliente” que acaban de ser calificadas como ilegales por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, o la negativa del Estado a proporcionar asistencia sanitaria a personas migrantes sin papeles.

Se mantienen los CIE que son destinados al internamiento de personas migrantes “sin papeles”, dificultando la reagrupación familiar de las mujeres; en los controles discriminatorios en barrios, pueblos y ciudades sobre la población con base en meros criterios étnicos o de aspecto exterior, o en facilitar la expulsión de aquellas personas que sean condenadas por la comisión de algún delito, incluso tras el cumplimiento de la oportuna pena de prisión, o la expulsión de las menores en lugar de articular su documentación e integración.

La política en materia de extranjería, la militarización de las fronteras y falta total de medidas de integración social de la población migrante, en concreto de las mujeres, las colocan en una posición altamente peligrosa y vulnerable, pues son más susceptibles de ser raptadas por grupos criminales de trata, explotación sexual y cualquier actividad delictiva que no podría mantenerse con colectivos tan precarios.

H. Consideración de las tareas de cuidados como trabajo con derecho a remuneración y prestaciones contributivas independientes.

Los sectores con mayor tasa de feminización (limpieza, sector doméstico y atención sanitaria, telemárketing) no son casuales. Esto es el reflejo de la reclusión histórica de las mujeres en los hogares privados para el desarrollo de todas estas tareas.

Las tareas domésticas han cumplido un papel fundamental en el funcionamiento del mercado y la economía. El trabajo invisibilizado de las mujeres en el hogar ha permitido al Estado recortar y privatizar los servicios sanitarios y educativos. Las políticas del Estado capitalista no ofrecen guarderías, residencias de personas ancianas, centros de salud ni hospitales que presten servicios con eficacia, capaces de atender a la sociedad española. El doble papel: por un lado se educa a las mujeres en la maternidad, pero por otro lado se castiga y se penaliza a las mujeres en el mercado de trabajo al ser madres. Esto hace de las mujeres trabajadoras un colectivo altamente precario que beneficia la explotación laboral y las ganancias de las empresas.

El trabajo en el hogar y las tareas de cuidados suponen en las mujeres trabajadoras una doble jornada de trabajo: de un lado el trabajo asalariado y de otro, el trabajo doméstico no remunerado. Existen fuertes dificultades en el acceso y promoción en el empleo y una alta tasa de jornadas parciales en las mujeres como consecuencia del trabajo doméstico que desarrollan o por cuidado de hijos e hijas y demás familiares.

Desde CGT reivindicamos la creación de prestaciones contributivas para las mujeres que desarrollan trabajo doméstico y de cuidados, prestaciones independientes de otras prestaciones relacionadas con vínculos matrimoniales o afectivos con la pareja (pensión de viudedad, compensatoria, etc.). Retribuir el trabajo doméstico de las mujeres además permite autonomía económica a mujeres que sufren violencia machista en sus hogares. Reivindicamos el derecho a una renta suficiente de subsistencia para todas las personas sin contrapartidas, en especial para las mujeres trabajadoras y migrantes, para garantizar su autonomía básica en la sociedad.

I. Igualdad efectiva entre funcionarios y funcionarias públicas.

Más de la mitad de sus integrantes de las Administraciones Públicas son mujeres (55,29%), mayor porcentaje en el personal de las Comunidades Autónomas (69,07 %). En las áreas de Sanidad y Educación, competencias de las CC.AA., trabajan mujeres en porcentajes muy superiores a la media y este hecho no es casual sino cultural.

Sólo el 26,4% de las Direcciones Generales están al mando de mujeres.

RESUMEN – CONCLUSIONES

El sistema capitalista y patriarcal, sustentándose en la capacidad reproductiva de las mujeres, nos ha relegado al ámbito privado, con las responsabilidades de reproducción y cuidados; excluyéndonos del ámbito público y, por lo tanto, de la posibilidad de luchar contra el orden dominante, consiguiendo así un mundo desigual, desvalorizando las funciones reproductivas y de cuidados, desposeyéndolas de valor monetario y haciéndolas invisibles. Así, las mujeres nos convertimos en mano de obra gratuita, al estilo de las personas esclavas, para el mantenimiento del sistema.
La CGT nos hacemos eco y hemos venido denunciando la situación de explotación laboral, social y personal, de las mujeres de nuestra clase social, tanto en España como en el resto del mundo, y que se define desde la feminización de la pobreza, la precariedad y la injusticia.
Desde CGT hemos declarado y luchado por unas relaciones entre las personas que no tuvieran que verse sometidas a intercambios comerciales de ningún tipo y que, por lo tanto, la explotación laboral no existiera, desapareciendo las relaciones de trabajo sometidas a las leyes del mercado y dejando paso a la autoorganización y la autogestión.
Hemos defendido y reivindicado la autogestión de los Servicios Públicos y denunciamos la privatización a los que éstos están sometidos y que afecta especialmente a las mujeres en sectores como telemárketing, limpieza, educación, sanidad...
Es precisa la inclusión de la economía feminista en todos los órdenes de la vida, para erradicar las desigualdades como la brecha salarial, la explotación de doble jornada, el acceso a los servicios sociales, pensiones, educación feminista y coeducación, planes de igualdad, rompiendo el “techo de cristal” porque todas las vidas merecen ser sostenidas.
Es de justicia el reconocimiento de los derechos de las mujeres refugiadas y migrantes con independencia de su país de origen y etnia.
Lo que existe es una falsa igualdad, y denunciamos las situaciones de doble discriminación que sufren las mujeres, una como clase trabajadora (ya sea remunerada o sin remuneración a través de los trabajos reproductivos y de cuidados) y otra como mujeres. Las sucesivas "crisis" económicas, en las que nos sitúan periódicamente la clase dominante político-financiera, siguen manteniendo un sistema social, político y económico de progresiva desprotección y precarización hacia las personas que desarrollan la mayor parte de las tareas productivas y reproductivas del país y hacia las personas que no pueden trabajar, mientras que incrementan los arcos salariales a favor de los equipos directivos, juntas de accionistas y demás atracadores y corruptos que desde la política, la patronal y las instituciones públicas y privadas, saquean el país.
Denunciamos el salario precario y el vivir en la precariedad laboral, económica y de prestaciones. Es claro el descenso de la tasa de actividad de las mujeres en el mercado laboral, el aumento del desempleo femenino, el aumento de la temporalidad en el trabajo de las mujeres, la recarga de los cuidados, el deterioro de su salud, la privación de sus derechos sexuales y reproductivos.
Denunciamos el peor acceso y condiciones en la educación, el aumento del peso que llevan las mujeres en el sostenimiento económico y psicológico de la familia.
Reivindicamos los espacios seguros, erradicando todos los tipos de violencias machistas, sexuales. Denunciamos el incremento de la violencia que sufren las mujeres, tanto en los hogares como en los entornos laborales, manteniéndose los roles sexistas en todos los ámbitos de la vida.
Denunciamos la cultura patriarcal, los recortes en la ley del aborto, la represión del derecho a la identidad personal, la expropiación del cuerpo.

Porque los derechos no se piden ni mendigan, se luchan y se conquistan hasta erradicar el que las mujeres sigamos siendo precarias, sumisas, devotas, invisibles. En el contexto actual que estamos viviendo de constante pérdida de derechos y libertades, las personas que conformamos la CGT, luchamos contra todas las discriminaciones y por conseguir la igualdad y lo hacemos junto a todas aquellas otras personas, colectivos, movimientos, asambleas, organizaciones que así lo quieren y sienten.

Las mujeres y hombres de la CGT, no nos resignamos a la precariedad, la explotación, la exclusión social, la injusticia social y la desigualdad. Contra todos los abusos del sistema capitalista y patriarcal, la CGT convoca Huelga General, laboral, de consumo, de cuidados, estudiantil, junto al Movimiento Feminista, de 24 horas, el 8 de Marzo de 2018, haciendo un llamamiento a toda la sociedad para que la secunde y participe en cuantas acciones, manifestaciones y movilizaciones se organicen.

Igualmente, consideramos que el espacio privado en esta huelga debe de ser ocupado por los compañeros y el espacio público por las compañeras.

SIN NOSOTRAS EL MUNDO NO FUNCIONA

HUELGA PARA VIVIR, HUELGA PARA CUIDARNOS

ÚNETE A LA LUCHA QUE SOMOS MUCHAS

Avatar de Usuario
blia blia blia.
Mensajes: 4331
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Ubicación: Paciencia

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por blia blia blia. » 06 Feb 2018, 17:40

Esto de un canal de CGT. Una charla-debate que organizó El Salto. Por lo que pone, aclaran todas las dudas que se pudiera poner. 2 horitas.



¿Qué es una huelga feminista?
¿La huelga es un fin o un medio?
¿Para qué sirve?
¿Qué papel tienen los hombres?
¿Y los sindicatos?
- Viviana Dipp Quirón - Haizea Miguela Álvarez - Carlota Álvarez Maylín - Justa Montero (Comisión 8 de Marzo Movimiento Feminista Madrid) - Rafaela Pimentel (Territorio Doméstico) - Paula Ruiz Roa (Secretaria de la Mujer de CGT) - Oihane Ruiz Menéndez (Urbanista feminista)

Avatar de Usuario
Rorschach
Mensajes: 276
Registrado: 27 Oct 2008, 18:41

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por Rorschach » 06 Feb 2018, 18:59

Los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, EHNE e HIRU se han adherido a la convocatoria de huelga realizada por el Movimiento Feminista de Euskal Herria para el 8 de marzo ya que, a su juicio, existen "cientos de razones" para hacerlo.

BILBAO. Durante el registro este martes en la delegación del Gobierno vasco en Bilbao de los paros convocados para esa jornada, la representante de ELA, Leire Txakartegi, ha afirmado que la huelga "va a ir más allá del empleo".

"Tendrá cuatro ejes de acción, como son los trabajos, los cuidados, el consumo y el mundo de la enseñanza", ha destacado, para anunciar que los sindicatos realizarán una "aportación propia" para ese día. "Convocaremos paros de cuatro horas en los centros de trabajo, tanto a la mañana como a la tarde, para que las mujeres puedan hacer huelga y sumarse a las movilizaciones masivas que se van a dar en la calle ese día", ha agregado.

Txakartegi ha resaltado que las mujeres cuentan con "cientos de razones" para hacer una huelga tanto en el empleo, "donde cobramos 7.500 euros menos al año que los hombres, y sufrimos mayores tasas de precariedad", como también "más allá" de este campo, "como demuestra la violencia machista o los trabajos de cuidado que seguimos haciendo sin ningún reconocimiento social".

"Con la huelga del 8 de marzo queremos dar a entender que este sistema no funciona sin la aportación que hacemos las mujeres, tanto en el mercado de trabajo como en nuestras casas, y por eso exigimos con esta iniciativa un modelo social más justo y un modelo de sociedad que ponga la vida de las personas en el centro", ha concluido.

Por su parte, la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, ha incidido en que hay "muchas razones" para esta jornada de huelga, "ya que todavía estamos en un sistema capitalista, heteropatriarcal y racista", que ejerce una "triple opresión" por género, clase y raza.

"Los argumentos de la huelga son similares a las reflexiones que hemos realizado en el reciente congreso que hemos tenido en LAB y las decisiones que hemos tomado", ha añadido.

Aranburu ha mencionado que el congreso de LAB señaló que había que "recaracterizar" el conflicto con el capital y hablar en términos de "capital-vida", ya que la precarización se está extendiendo a "todos los niveles" de la vida, "y eso impide que la mayoría social de este país pueda realizar una vida digna".

"Esto es algo que afecta de manera muchos más negativa a las mujeres, porque los trabajos de cuidado, por ejemplo, se han invisibilizado y recaen sobre ellas, y a la hora de ver cómo se organiza el mercado laboral es evidente que la situación de discriminación es patente", ha apuntado la secretaria general de LAB, que ha destacado "la brecha salarial y las dificultades para promocionarse" por parte de las mujeres.

Además, ha calificado de "trampa" a las políticas de conciliación, ya que no se acompañan de "políticas de corresponsabilidad", lo que conlleva, según Aranburu, que la conciliación "siga recayendo en las mujeres".

"A todo esto le tenemos que añadir las políticas neoliberales que se han aplicado en los últimos años, lo que ha hecho un cóctel todavía más insostenible para las mujeres", ha dicho.

Asimismo, ha comentado la necesidad de cambiar de modelo económico y social por uno "mucho más sostenible, que sitúe la sostenibilidad de la vida en el centro y no las necesidades de los mercados", por lo que ha invitado a salir a la calle el 8 de marzo "para visualizar que nosotras nos plantamos y la importancia del trabajo que hacemos" y así avanzar en la construcción de ese "nuevo modelo".
http://www.deia.com/2018/02/06/sociedad ... 8-de-marzo
En el norte parece que, al menos en lo laboral, los paros serán parciales.

Avatar de Usuario
blia blia blia.
Mensajes: 4331
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Ubicación: Paciencia

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por blia blia blia. » 07 Feb 2018, 20:26

Hay alguien en Argentina a la que no le ha gustado el comunicado de CNT en particular y parece que la idea de huelga feminista en general tampoco le motiva mucho. Leer aquí


La CNT de España se suma a una policlasista “huelga general feminista”: una crítica proletaria libertaria

Recientemente la confederación de sindicatos publicó en su página web una convocatoria bajo el título “CNT aprueba por unanimidad convocar huelga general feminista para este 8 de marzo”.i En esta nota problematizamos la concepción “feminista” de la mencionada organización “anarcosindicalista” y reflexionamos alrededor de los conflictos de clase y de género.

En la convocatoria mencionada se lee: “La Confederación Nacional del Trabajo (CNT) se suma a la iniciativa del movimiento feminista estatal para el Día Internacional de la Mujer […] En esta convocatoria CNT se coloca, como sindicato, detrás del movimiento feminista estatal, que de forma autónoma, asamblearia y desde abajo ha hecho un llamamiento a todas las mujeres para que ejerzan su derecho a huelga en todos los ámbitos en los que sufren la violencia patriarcal: laboral, estudiantil, de consumo y de cuidados. […] CNT comparte plenamente los motivos de esta convocatoria feminista porque reconocemos el inmenso valor del cuidado, tan interesadamente obviado por el capitalismo salvaje; porque creemos que la violencia económica debe seguir encontrándonos de frente; porque creemos que la violencia sexual, al fin en cuestión, atenta contra la libertad tanto íntima como pública; porque creemos en la necesidad de defender la diversidad afectivo-sexual […] CNT hace un llamamiento a la ciudadanía para tomar las calles en esta jornada de lucha y a participar en las acciones que se organicen el 8M con el objetivo de plantar cara, juntas, a un sistema patriarcal que nos oprime y nos explota, nos humilla y discrimina, nos niega y nos mata por el mero hecho de ser mujeres. En el movimiento feminista internacional venimos demostrando que no estamos dispuestas a conformarnos con aquello que nos quieren venden por ‘igualdad’. Queremos la igualdad real. Y en ese camino nos encontramos ante una convocatoria histórica que confirma el empuje de la lucha de las mujeres de hoy y de ayer para ser dueñas de su cuerpo y de su vida. Este 8 de marzo, los y las anarcosindicalistas iremos a la huelga convencidas de la victoria. Juntas paramos, juntas avanzamos”.ii

Es sabido que la CNT, desde su XI Congreso Confederal celebrado en diciembre de 2015, es una organización “feminista”.iii ¿Será por ello que al 8 de marzo lo nombran “Día Internacional de la Mujer”? Recordemos aquí que el 8 de marzo lxs trabajadorxs conmemoramos el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Entre una y otra nominación hay una diferencia de clase: no todas las mujeres se ven obligadas a vender su fuerza de trabajo en el mercado capitalista. Así, algunas mujeres, capitalistas por ser propietarias de medios de producción, explotan a otras mujeres que venden como mercancía la única “propiedad” que tienen para ofrecer: su capacidad de trabajo. Al hablar de “Día Internacional de Mujer”, la CNT aborda el fenómeno desde una perspectiva de clase… ¡aunque no proletaria sino burguesa! Situémonos en 1910: ese año el Día Internacional de la Mujer Trabajadora fue impulsado en la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas realizada en la ciudad de Copenhague, decisión refrendada un año después por la llamada “Internacional Socialista”.iv Muchos años después, la burguesía por medio de su Soviet Supremo (ONU) se apropió de la fecha invirtiendo el contenido de clase proletaria: desde 1975 las burguesas Naciones Unidas “celebran” el “Día Internacional de la Mujer”.v

Consecuente con su posición de clase burguesa en lo que respecta al “feminismo”, la CNT convoca no sólo a las mujeres en general (de los ámbitos “laboral, estudiantil, de consumo y de cuidados”) sino a la “ciudadanía” para “plantar cara, juntas, a un sistema patriarcal que nos oprime y nos explota, nos humilla y discrimina, nos niega y nos mata por el mero hecho de ser mujeres”. Recordemos: “ciudadanía” es una categoría política burguesa que “iguala” en “derechos” a personas humanas de distintas clases sociales (burguesa, obrera, pequeñoburguesa, etc.) de determinado Estado nacional. ¿El “sistema patriarcal” explota, humilla, niega y mata mujeres? Cualquier sistema de relaciones sociales funciona por medio de agentes, es decir, gracias a la acción de personas humanas que -consciente o inconscientemente- lo motorizan. Así, el “sistema patriarcal” -como el “sistema capitalista”- es motorizado por hombres… ¡pero también por mujeres! Hemos señalado más arriba que son mujeres las que explotan y -agregamos ahora- dominan a otras mujeres. ¿Acaso no hay mujeres que regentean prostíbulos donde trabajan voluntaria o involuntariamente otras mujeres; no son mujeres las que integran organizaciones capitalistas de trata de esclavas, mujeres éstas a las que desde el momento en que pierden la libertad de desplazamiento se les niega su “identidad” no sólo en términos jurídicos sino totales?vi ¿No hubo mujeres que obligaron a sus hijas a prostituirse? ¿No son mujeres las guardiacárceles que humillan diariamente a mujeres privadas de su libertad por el Estado? Si según la CNT española el “sistema patriarcal” mata mujeres sólo por el “mero hecho de ser mujeres”, ¿el “sistema capitalista” mata trabajadores y trabajadoras sólo por el “mero hecho” de ser trabajadores/as? El lenguaje de la CNT no sólo es huero sino que constituye un oxímoron: sería suicida que un sistema “mate” a la antítesis que produce la síntesis dialéctica: para su reproducción el sistema patriarcal de dominación necesita vivas a las mujeres así como el sistema capitalista de explotación necesita el trabajo vivo de obreras y obreros para valorizar el capital y generar plusvalía.

¿Hay “necesidad de defender la diversidad afectivo-sexual”? En términos generales, el capitalismo “occidental” (especialmente el europeo) no sólo tolera sino que promueve la “diversidad afectivo-sexual”: poco le importan los deseos, sentimientos, prácticas e identificaciones sexuales de determinadas personas lesbianas, bisexuales, transgénero, intersexuales, queers si como burguesxs u obrerxs no entorpecen el proceso social de producción de mercancías. En varios países está legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo y en muchos más la “unión civil”; en otros el cambio de identidad de género está permitido y hasta se resuelve por medio de un simple trámite administrativo, como en Argentina desde 2012. Para ser legisladora de la ciudad de Buenos Aires y funcionaria del INADI, ¿tuvo la kirchnerista María Rachid dificultades por su orientación “afectivo-sexual”? Michelle Suárez es militante del Partido Comunista, senadora en Uruguay, persona trans afectivo-sexual diversa. La lesbiana Marta Higueras es vicealcandesa de Madrid. ¿Este año no se conoció la noticia de que una persona trans exsoldado es precandidata a senadora por el Partido Demócrata en Estados Unidos?vii Inclusive personas cuya filiación política burguesa no es precisamente “progresista” o “socialdemócrata” no encuentran escollos para expresarse públicamente por ser parte de la “diversidad afectivo-sexual” que defiende la CNT: ¿no es lesbiana Alice Weidel, una de las líderes del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania? En general, en “sociedades occidentales”, el hecho de que personas asuman públicamente que son afectivo-sexual diversas demuestra que ello no configura ningún peligro “antisistema”: todas las mujeres recién mencionadas -cis y trans- defienden orientaciones políticas burguesas que alientan la conservación y reproducción de las relaciones sociales capitalistas de producción. La “diversidad afectivo-sexual” está integrada al sistema social capitalista occidental (sobre todo en Europa) como antes la “homosexualidad masculina” e inclusive la “paidofilia” estuvieron integradas/toleradas en la antigüedad griega, por ejemplo. Ni en la capitalista ni en las sociedades precapitalistas los conflictos en torno de la sexualidad ponen/pusieron en cuestión los fundamentos del ordenamiento societario, como sí lo hicieron/hacen los conflictos de clase, desde el levantamiento campesino de 1381 en Inglaterra durante la Baja Edad Media hasta la revolución proletaria de 1871 en Francia (“Comuna de París”) pasando por la revuelta de esclavos en Hatí en 1791, por ejemplo.

La CNT dice también apoyar la “lucha de las mujeres de hoy y de ayer para ser dueñas de su cuerpo y de su vida”. Se trata de una ficción sociológica: las mujeres proletarias no son dueñas de su cuerpo ni de su vida: son obligadas por las condiciones capitalistas de producción social a vender su fuerza de trabajo para poder vivir. De ahí que la vida de una mujer obrera esté sujeta a la vida del sistema capitalista…

Ligado a lo anterior, dice la CNT que quiere la “igualdad real”. Ciertamente, la “igualdad real” dentro de relaciones sociales desiguales es imposible. Pero la igualdad jurídica o de hecho en el capitalismo permite que mujeres exploten laboralmente a mujeres y hombres; y que mujeres sean agentes y garantes de la reproducción de las condiciones de producción y reproducción de las relaciones sociales de explotación y de opresión capitalistas y patriarcalistas.viii ¿Dice la CNT cómo se obtendrá la anhelada “igualdad real”? No, ni una sola palabra. ¿Sorprende que esta confederación de sindicatos “anarquistas” no diga que mediante la abolición de la familia, de las clases y del Estado se posibilitará la obtención de una verdadera igualdad de derechos entre todas las personas, sean éstas hombres o mujeres cis o trans, intersex, etc.? Ni siquiera explicita que para emancipar las relaciones humanas de todo yugo explotador y dominador el primer paso es suprimir el sistema capitalista de producción en el que estamos insertxs. Es más, para la CNT pareciera que el problema no es el capitalismo entendido como sistema económico-social de explotación y opresión sino cierto “capitalismo salvaje”: ¿hay un capitalismo “no salvaje”?, ¿habrá que hacer un frente policlasista con organizaciones no obreras para enfrentar lo más salvaje del capitalismo como hizo la CNT en 1936 al integrar el Estado burgués antifascista que “enfrentó” al “salvaje fascismo” liderado por Francisco Franco?

La CNT perdió la orientación de clase proletaria en 1936: desde entonces sigue perdida.


Relaciones de producción, relaciones de género: hacia una comprensión de la relación dialéctica en (y entre) los sexos y las clases

Desde el origen de la humanidad, las personas humanas, además de producir su propia vida material, producen otros seres humanos. Sobre la base de la complementariedad en la procreación, lo asumido como “natural” es también formado históricamente. El resultado es que los sexos salieron del proceso social como no iguales, y esa no-igualdad se convirtió en el fundamento de futuras formaciones históricas. Así, la producción de la vida -de la propia por medio del trabajo y de la ajena vía procreación- configura una doble relación social.

Una de las primeras formaciones históricas la constituyó la “familia”. La familia (vínculo entre un hombre y una mujer, entre padre/madre e hijas/hijos) es una relación social. Allí se produce una división del trabajo que es también sexual: además de desarrollar determinadas labores especializadas,ix las mujeres y los niños -varones/mujeres- son propiedad del hombre. Son propiedad en el sentido de que el varón-padre dispone de la fuerza de trabajo de la mujer-esposa e hijos -varones o mujeres-: en una misma relación social -la familia- confluyen la dominación y la explotación. El hombre controla la fuerza laboral para la producción de los medios de vida y controla la fuerza laboral de la mujer (su capacidad de producción de medios de vida y de nuevas vidas -reproducción-); y al mismo tiempo controla el cuerpo sexual/sexuado de la mujer. Sobre esta base de desigualdad sexual y económica se construyeron históricamente las sociedades. Esta desigualdad se complejizó cuando surgió el Estado y más tarde la propiedad privada de la tierra como relaciones sociales. De esta manera, la familia instituyó relaciones de género que siguieron presentes en las posteriores y diversas/divergentes formaciones sociales, sean éstas capitalistas o pre-capitalistas. Así, las relaciones de producción -ahora capitalistas, antes feudales, etc.- son siempre relaciones de género. Se deduce de esta constatación que todas las relaciones de producción fueron/son moldeadas por las relaciones de género y viceversa. Es primordial entonces reconocer la tensión dialéctica de (y entre) las relaciones de género y de clase como relaciones de producción; y cómo las relaciones de clase y de género se vinculan al interior de las relaciones de producción.

En el modo de producción capitalista, la conservación y reproducción de la clase obrera constituye una condición necesaria para la reproducción del capital. Sin embargo, los capitalistas dejaron estos asuntos en manos de los trabajadores y las trabajadoras porque se trataría de su auto-preservación y reproducción. En consecuencia, las relaciones sociales de género (control del hombre sobre la mujer en la familia) no se presentan como asunto social sino “doméstico”, “privado”, antítesis de “lo público”.

En el capitalismo la clase dominante no devela que la relación social burguesa emerge de la formación económica de una sociedad anterior en cuyas relaciones de producción estaban imbricadas determinadas relaciones de género; anteriores relaciones sociales de género cuyo preservado mecanismo de producción/reproducción continúa (adaptado) en el capitalismo. Somos los dominados los que debemos desenmascarar que género y clase conforman dos aspectos imbricados de (y en) las relaciones capitalistas de producción. De esta manera se entenderá, por ejemplo, que en el “trabajo a domicilio” durante los albores del capitalismo en Inglaterra la explotación de la fuerza laboral de mujeres y niñas/os por los capitalistas era facilitada por la dominación del hombre-padre sobre la mujer y sus hijos/as en el hogar, al mismo tiempo que la explotación laboral capitalista de mujeres y niñas/os legitimó la “patria potestad” del hombre sobre la mujer e hijos/as al considerarse los asuntos hogareños como “privados”, “domésticos” (y no olvidemos también que el hombre-padre al ejercer la dominación también se beneficiaba entonces -y se beneficia ahora- económicamente).x

El ejemplo inmediatamente anterior revela cómo las relaciones de género operan al interior de la familia obrera. Así como luchamos contra todo tipo de dominación social, lxs comunistas anárquicxs debemos luchar de manera consciente particularmente contra la dominación masculina, dominación masculina que no excluye a los obreros.

En este sentido, para generar autoconciencia individual y colectiva muchas mujeres trabajadoras reflexionaron y reflexionan entre sí sobre la dominación masculina ejercida por los obreros no sólo en el ámbito laboral sino en la relación afectiva de pareja y en la relación de familia. Así, por ejemplo, en el siglo XIX la Asociación Internacional de Trabajadores en la Conferencia de Londres (1871) recomendó “la formación de secciones de mujeres pertenecientes a la clase obrera”; y en Argentina mujeres trabajadoras comunistas anárquicas reunidas alrededor del periódico La voz de la mujer, dirigiéndose a los varones anarquistas (mencionados como “escarabajos de la idea”, “señores anarquistas cangrejiles”) expresaron el 31 de enero de 1896: “es preciso que sepáis de una vez que esta máquina de vuestros placeres, este lindo molde que vosotros corrompéis, ésta sufre dolores de humanidad, está ya hastiada de ser un cero a vuestro lado, es preciso, ¡oh!, ¡falsos anarquistas!, que comprendáis de una vez por todas que nuestra misión no se reduce a criar vuestros hijos y lavaros la roña, que nosotras también tenemos derecho a emanciparnos y ser libres de toda clase de tutelaje, ya sea social, económico o marital”.

Paralelamente, las y los comunistas debemos luchar contra la explotación capitalista que es ejercida por la clase burguesa compuesta por personas intersex, hombres y mujeres cis y trans. Como personas comunistas anárquicas de la clase obrera debemos generar herramientas para cambiar las relaciones entre obreros y obreras en el capitalismo para así juntxs batallar por la emancipación social; emancipación social que una vez lograda reflejará el fin de la división sexual y social del trabajo al ser abolidas la familia, las clases y el Estado, es decir, al ser eliminados los fundamentos de toda relación de dominación y explotación hasta el momento conocidas.

La mujer burguesa, si bien oprimida como género, no está explotada como clase. De ahí nuestra divergencia con la CNT de España, organización sindical que diluye el carácter de clase proletaria de la conmemoración del próximo 8 de marzo en un policlasista “día internacional de la mujer”. Pero la fecha y la nominación son claves: los 8 de marzo de cada año se recuerda el asesinato patronal de obreras en huelga, un hecho que no incluye a mujeres (entre ellas “feministas”) que económicamente pertenecen a la clase burguesa. El apelativo “trabajadora” excluye a toda mujer que vive del trabajo ajeno e incluye a aquella que, para poder vivir, se ve obligada a vender su fuerza de trabajo en el mercado capitalista.xi

Obreras y obreros de la región argentina y del resto del mundo: el 8 de marzo conmemoremos juntxs el día internacional de la mujer trabajadora, jornada mundial de lucha contra la opresión y explotación capitalista-patriarcalista.

Fernandx Rossoinero

i http://cnt.es/noticias/cnt-aprueba-por- ... 8-de-marzo

ii Todas las negritas son nuestras. Estas palabras/expresiones resaltadas serán analizadas críticamente en la nota.

iii[/b “La Confederación Nacional del Trabajo (C.N.T.) es una organización sindical revolucionaria, es decir, que lucha en pro de la revolución social. Su carácter es anarcosindicalista, es decir anarquista por sus principios, tácticas y finalidades y sindicalista por su forma de organización estructurada en sindicatos. La CNT se define como una organización de clase, autónoma, autogestionaria, federalista, internacionalista y feminista.” Cfr. http://cnt.es/sites/default/files/acuer ... reso_0.pdf

iv Aunque las primeras conmemoraciones anuales no acontecieron los 8 de marzo, posteriormente se normalizó esta fecha; fue el 8 de marzo de 1857 que el Capital y su Estado asesinaron a más de un centenar de obreras textiles en Nueva York.

v Cfr. http://www.un.org/es/events/womensday/history.shtml

vi Dos ejemplos: Heidi Fleiss, conocida como “Madame de Hollywood”, tenía una agencia de prostitución vip en Estados Unidos donde escorts ofrecían servicios sexuales a empresarios, políticos, artistas y deportistas adinerados (tres trabajadoras sexuales explotadas por la empresa de Fleiss contaron en un libro que el empresario y marido de la princesa Carolina de Mónaco Stefano Casiraghi, el músico Rod Stewart y el actor Jack Nicholson -entre otros- eran clientes habituales); María Jesús Rivero y Daniela Milhein (la primera como capitalista, la segunda como “facilitadora”, es decir, como raptora de mujeres) integraban en Argentina organizaciones de trata de personas con fines de explotación sexual, mujeres esclavizadas que eran obligadas a trabajar de “prostitutas”, como se demostró en el proceso judicial conocido como “causa Marita Verón”. Las tres mujeres (Fleiss, Rivero y Milhein) explotaban/dominaban a otras mujeres (en el caso estadounidense las “damas de compañía” ofrecían sus servicios sexuales en el mercado capitalista como cualquier trabajadora ofrece su fuerza de trabajo: a cambio de un salario o recompensa monetaria, es decir, de manera “libre”; en el caso argentino las mujeres eran esclavas sexuales: privadas de su libertad, fueron obligadas a trabajar).

vii El testimonio de la mujer trans Chelsea Manning ejemplifica/personifica que tanto el género como la orientación sexual son construcciones y opciones históricas diversas, mutables aun en una misma biografía. Mucho antes de tomar la decisión de identificarse públicamente como mujer, en 2005 Manning pensaba en deshacerse “de esta cosa del género y ser un género neutro, como andrógino” al mismo tiempo que “gracias a un sitio web de citas” mantenía un vínculo afectivo-sexual con su primer novio. Cfr. https://www.nytimes.com/es/2017/06/12/c ... ntrevista/

viii Por ejemplo en Argentina la vicepresidenta Gabriela Michetti, la empresaria textil (esposa del presidente Mauricio Macri) Juliana Awada y la gobernadora Alicia Kirchner; en el Reino de España la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la banquera Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola O’Shea (presidenta del Banco Santander e integrante del consejo de administración de la empresa Coca-Cola) y la ejecutiva Helena Herrero (Managing Director de HP en España y Portugal); en Gran Bretaña Kate Craig-Wood (mujer trans fundadora y directora ejecutiva de la empresa Memset), la primera ministra Theresa May y antes Margaret Thatcher (ambas políticas mujeres no trans sino cis); en Estados Unidos las CEO Sheryl Kara Sandberg (Facebook), Susan Wojcicki (Youtube) y Mary Barra (General Motors); etc.

ix En determinadas sociedades no estatales del modo de producción cazador-recolector, la recolección/extracción de frutas/vegetales/frutos/raíces era realizada por las mujeres y niños/as mientras que los hombres se dedicaban a la caza.

x En otras palabras: el modo de producción capitalista fue/es moldeado por las relaciones de género y el modo de producción capitalista moldea las relaciones de género.

xi También excluye a las mujeres que desde diversas posiciones de mando/dirección garantizan/garantizaron y alientan/alentaron la reproducción del sistema social capitalista. Como botones de muestreo histórico-social, personalizamos: la sionista Golda Meir, la peronista Eva Duarte de Perón, la médica nazi Herta Oberheuser, la torturadora de irakíes Lynndie England, la argentina Mirta Antón (también torturadora, de varones y de mujeres, activa durante nueve años seguidos: en “democracia” desde 1974 hasta 1976 y en “dictadura” entre 1976 y 1983), la estadounidense Condoleezza Rice, la directora del FMI Christine Lagarde, la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Federica Mogherini, la alemana Angela Merkel y siguen las firmas…

Avatar de Usuario
niko bellic
Mensajes: 208
Registrado: 17 Ene 2014, 10:07

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por niko bellic » 07 Feb 2018, 22:03

Fernandx Rossoineroalista.

Muy bien FerrnandX, ole txs huevxs morenxs. Tú conmemoras y mientras tanto aquí convocamos a una huelga general.

Sin entrar en todo, que es digno de enmarcar, el final es para mi delirante:
El apelativo “trabajadora” excluye a toda mujer que vive del trabajo ajeno e incluye a aquella que, para poder vivir, se ve obligada a vender su fuerza de trabajo en el mercado capitalista.xi

Obreras y obreros de la región argentina y del resto del mundo: el 8 de marzo conmemoremos juntxs el día internacional de la mujer trabajadora, jornada mundial de lucha contra la opresión y explotación capitalista-patriarcalista.
Vamos al xi
xi También excluye a las mujeres que desde diversas posiciones de mando/dirección garantizan/garantizaron y alientan/alentaron la reproducción del sistema social capitalista. Como botones de muestreo histórico-social, personalizamos: la sionista Golda Meir, la peronista Eva Duarte de Perón, la médica nazi Herta Oberheuser, la torturadora de irakíes Lynndie England, la argentina Mirta Antón (también torturadora, de varones y de mujeres, activa durante nueve años seguidos: en “democracia” desde 1974 hasta 1976 y en “dictadura” entre 1976 y 1983), la estadounidense Condoleezza Rice, la directora del FMI Christine Lagarde, la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Federica Mogherini, la alemana Angela Merkel y siguen las firmas…
Menuda pirueta dialéctica que da este misógeno. Tan pronto acusa a la huelga de "interclasista" como que la acusa de "sectaria" por no incluir a las empresarias. Un "notallmen" de libro. Pues claro que hay mujeres con poder que ejercen el poder, es obvio, como es obvio que la absoluta mayoría de personas que ejercen el poder son hombres. Y que dado eso, lo hacen de una forma similar. Si el poder fuera neutro sería al 50 % , pero no lo es. Y de hecho el movimiento feminista lo que dice es que no quiere ejercer el poder como se ha ejercido hasta ahora.

Pero nada, que las mujeres sigan esperando. Que lo primero es la revolución social contra el sistema. Pero que lo suyo va después. Y esto es como vivir en un sistema esclavista donde le dices a los negros que si, que lo suyo es jodido, pero que se esperen a que acabemos con el capitalismo, y ya después serán personas como las demás. Pues no, no es así. Cuando haya igualdad real (y no sobre el papel) entre hombres y mujeres lucharemos en pie de igualdad, dentro de los oprimidos/as.

No nos van a faltar machirulos supuestamente obreristas con este tipo de pseudo argumentos. Por mi parte no hay debate. Os quedáis en casa y os jodeis viendo a miles de mujeres en la calle. Y si quieren debate que hablen con su polla, que ahí tienen la mitad de su mente, si no más.
Última edición por niko bellic el 07 Feb 2018, 22:23, editado 2 veces en total.
"Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. Si eres ignorante de tu enemigo pero te conoces a ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Si eres ignorante de tu enemigo y de ti mismo, puedes estar seguro de ser derrotado en cada batalla. "

Avatar de Usuario
niko bellic
Mensajes: 208
Registrado: 17 Ene 2014, 10:07

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por niko bellic » 07 Feb 2018, 22:10

"Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. Si eres ignorante de tu enemigo pero te conoces a ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Si eres ignorante de tu enemigo y de ti mismo, puedes estar seguro de ser derrotado en cada batalla. "

Avatar de Usuario
niko bellic
Mensajes: 208
Registrado: 17 Ene 2014, 10:07

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por niko bellic » 07 Feb 2018, 22:42


x En otras palabras: el modo de producción capitalista fue/es moldeado por las relaciones de género y el modo de producción capitalista moldea las relaciones de género.
Osea, que las relaciones de género son genéticas. Ahá. Esto es decir que el capitalismo es sexista porque la humanidad lo es.

Que el machismo no es impuesto, es que las cosas son así...
Si según la CNT española el “sistema patriarcal” mata mujeres sólo por el “mero hecho de ser mujeres”, ¿el “sistema capitalista” mata trabajadores y trabajadoras sólo por el “mero hecho” de ser trabajadores/as? El lenguaje de la CNT no sólo es huero sino que constituye un oxímoron: sería suicida que un sistema “mate” a la antítesis que produce la síntesis dialéctica: para su reproducción el sistema patriarcal de dominación necesita vivas a las mujeres así como el sistema capitalista de explotación necesita el trabajo vivo de obreras y obreros para valorizar el capital y generar plusvalía.
Las necesita vivas, SI, y SUMISAS.Y necesita que no solo sean sumisa al sistema, que lo sean a sus parejas. Si las mujeres se plantan y no quieren tener hijos ¿dónde queda el sistema? ¿cual es la revolución real cuando se reconoce que el sistema necesita que las mujeres tengan hijos? Vamos a darle una vuelta al argumento.... Matan a las mujeres no sumisas, como cualquier sistema mata a las personas libres. Esto es como si me dices que no hay un sistema injusto porque matan pocos anarquistas.
"Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. Si eres ignorante de tu enemigo pero te conoces a ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Si eres ignorante de tu enemigo y de ti mismo, puedes estar seguro de ser derrotado en cada batalla. "

Avatar de Usuario
blia blia blia.
Mensajes: 4331
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Ubicación: Paciencia

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por blia blia blia. » 07 Feb 2018, 23:15

Mira que he intentado buscarle pegas al texto, pero en general hila bastante fino. Bueno, lo de que el capitalismo potencia la diversidad sexual,... parece que no ser heteronormativo en occidente es un chollo.
niko bellic escribió:Osea, que las relaciones de género son genéticas. Ahá. Esto es decir que el capitalismo es sexista porque la humanidad lo es.
Lo que dice es que el patriarcado es heredado de sistemas económicos anteriores.
Las necesita vivas, SI, y SUMISAS.Y necesita que no solo sean sumisa al sistema, que lo sean a sus parejas.
Es que aquí coge la parte por el todo. Como que el comunicado afirma que el patriarcado quiere exterminar a las mujeres. No, pero es un sistema de violencia que llega en muchos casos hasta el asesinato.

A mí me descuadra cuando cita La voz de la mujer y critica la institución familiar. Y no ataca explícitamente la huelga. Aunque de forma sofisticada, el artículo tiene un tufillo a primero la lucha de clases y luego ya tal y como has señalado, la llamada a obreros y obreras a conmemorar juntxs el día de la mujer trabajadora,... pues deben ser las oprimidas quienes decidan. ¿Escribamos juntxs La voz de la mujer?... pues no.

Que el comunicado apele a la ciudadanía contra el capitalismo salvaje en el marco del Día de la Mujer (sin añadir Trabajadora),... pues vale, se puede asumir. Ahora, la huelga en sí revienta el interclasismo, porque la burguesa basa su libertad en el trabajo de la criada, la niñera, la cuidadora,...

anenecuilco
Mensajes: 2539
Registrado: 19 Abr 2009, 12:30

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por anenecuilco » 08 Feb 2018, 10:40

Reconozco que soy bastante escéptico respecto a esta convocatoria, igual que respecto a nuestras "huelgas generales" en general. Entiendo que es una cosa simbólica más que nada. Respecto a las reivindicaciones, las más desarrolladas que veo son las de la CGT, que entiendo que no son las de las convocantes oficiales (o en su web no he visto nada).

Por comentarlas, algunas me parecen lógicas pero otras no sé si tienen mucho sentido o igual me pierdo algo.
B. La adopción de medidas concretas e inmediatas que acaben con la brecha salarial y la desigualdad en las pensiones.

No existe igualdad real retributiva por trabajos de igual valor entre hombres y mujeres, a pesar de que la directiva de 2006 de la Unión Europea que promueve la igualdad de género en el mercado de trabajo. En el Estado español, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) para el año de 2017, las mujeres cobran de media un 23% menos que los hombres, lo que supone trabajar 60 días al año gratis o trabajar 10 años más o empezar 10 años antes para ganar tanto como los hombres.
No acabo de entender cuál es la propuesta, ¿dar más cuota de poder (y por lo tanto más salario) a las mujeres, subir el salario en los sectores feminizados, introducir cuotas en los sectores masculinizados bien remunerados, pagar el trabajo doméstico (que supongo que pondría a las mujeres por encima, pero es un punto diferente), salario igual para cualquier trabajo?

Tampoco sé a qué se refiere con lo de "trabajos de igual valor".
C. La erradicación del persistente acoso sexual laboral, la precariedad laboral, temporalidad y la alta tasa de contratos con jornadas parciales que sufren las mujeres.
Entiendo la relación con el género de las jornadas parciales, pero la conexión con la temporalidad (que además dicen que está prácticamente igualada) no la capto. Tampoco sé cómo se hace para erradicar el acoso sexual así como así, hasta donde sé está ya castigado.
F. Exigencia al Gobierno de medidas concretas y efectivas contra las violencias machistas.
¿Por ejemplo?
G. La igualdad material efectiva de las mujeres migrantes y refugiadas.
No sé si esto es un problema de género.
H. Consideración de las tareas de cuidados como trabajo con derecho a remuneración y prestaciones contributivas independientes.
Suena bien que se pague el trabajo doméstico (muchos cuidados ya se pagan), pero no suena muy viable. ¿Quién paga: el estado, la "persona cuidada", la empresa de la pareja si la hay? Pagar sólo a las mujeres como se plantea, ¿no las excluye aún más de la vida pública? ¿Eso es positivo si es remunerado? Y sobre todo, ¿cómo se valora económicamente "el trabajo de cuidados", que puede ser cualquier cosa?

En fin, que entiendo que son planteamientos que no se concibe que se vayan a ganar sino de ir metiendo en el debate, pero podrían ser un poco más concretos.
When the Union's inspiration through the workers' blood shall run,
There can be no power greater anywhere beneath the sun

Avatar de Usuario
Contumacia
Mensajes: 6050
Registrado: 16 Dic 2008, 00:03

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por Contumacia » 08 Feb 2018, 12:15

Osea, que las relaciones de género son genéticas. Ahá. Esto es decir que el capitalismo es sexista porque la humanidad lo es.

Que el machismo no es impuesto, es que las cosas son así...
No, lo que dice es que el modo de producción (post)capitalista incluye la segregación y división sexual del trabajo (mayor temporalidad unas, menor salario, cuidados...) porque necesita, para la reproducción social de la fuerza de trabajo, esto es, para tener proletarios y picapiedras, detraer del 50% de la población buena parte de capital humano que no se paga con dinero.
Las necesita vivas, SI, y SUMISAS.Y necesita que no solo sean sumisa al sistema, que lo sean a sus parejas. Si las mujeres se plantan y no quieren tener hijos ¿dónde queda el sistema?
No sólo necesita una mano de obra servicial y barata, sino atemorizada, de ahí las constantes noticias útlimamente sobre violencia sexual, cadena perpetua revisable, LVG y demás eventos. Igual que se hace con los inmigrantes, no sólo por su raza sino por su clase social, han de temer lo que se les viene encima para aceptar condiciones muy por debajo de lo necesarios para el sustento.

cegetero
Mensajes: 246
Registrado: 17 Jun 2005, 20:47

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por cegetero » 08 Feb 2018, 12:27

Sigo considerando que la coordinadora feminista ha convocado huelga de mujeres, feminista pero limitada a las mujeres.
Los sindicatos han dado cobertura legal a la misma bajo el término jurídico de la huelga general. No podrían hacerlo de forma legal si sólo convocaran a las mujeres. Luego, los sindicatos sí convocan FORMALMENTE huelga feminista, sin límites de sexo.
Feminista puede ser un hombre y una mujer, al igual que machista.
Los sindicatos a su vez llaman a la huelga de forma desigual. Un sindicato gallego, (creo que la CIG) llama sólo a las mujeres.
La CGT "parece" que llama a toda la clase sin exclusión: trabajadora, cuidadora, estudiantil, etc.
Aquí, en el foro, hay quien opina que los varones estamos llamados a apoyar, facilitar la huelga de mujeres (cuidados, laboral, estudiantil).
si además las gestorías (CCOO UGT) despistan con "paros de 2 horas" y la Fátima Báñez con rosarios o misas (esto no es oficial), es difícil entender y extender el tema.
Yo la estoy difundiendo pero tengo dudas sobre mi papel: ese día tengo que realizar un taller feminista en conmemoración del 8 de marzo. Supongo que no tengo que dejar plantadas a las mujeres que me han contratado para tal evento en un pueblo perdido y que lo quieren es día expresamente para aprender y practicar feminismo.
Salud.

cegetero
Mensajes: 246
Registrado: 17 Jun 2005, 20:47

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por cegetero » 08 Feb 2018, 12:36

Anenecuilco escribio:

Suena bien que se pague el trabajo doméstico (muchos cuidados ya se pagan), pero no suena muy viable. ¿Quién paga: el estado, la "persona cuidada", la empresa de la pareja si la hay? Pagar sólo a las mujeres como se plantea, ¿no las excluye aún más de la vida pública? ¿Eso es positivo si es remunerado? Y sobre todo, ¿cómo se valora económicamente "el trabajo de cuidados", que puede ser cualquier cosa?

En fin, que entiendo que son planteamientos que no se concibe que se vayan a ganar sino de ir metiendo en el debate, pero podrían ser un poco más concretos.[/quote].

Respuesta: Si te preocupa la financiación de esto, lee sobre Renta Básica universal y quedarás tranquilo sabiendo todas las cosas que se pueden conseguir financiar con una justa redistribución económica y social

anenecuilco
Mensajes: 2539
Registrado: 19 Abr 2009, 12:30

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por anenecuilco » 08 Feb 2018, 14:11

Respuesta: Si te preocupa la financiación de esto, lee sobre Renta Básica universal y quedarás tranquilo sabiendo todas las cosas que se pueden conseguir financiar con una justa redistribución económica y social
Bueno, estoy de acuerdo con la RBU y creo que indirectamente solucionaría el tema de las trabajadoras domésticas sin remuneración, pero la RBU no es una remuneración por el trabajo doméstico, es un ingreso por vivir, hagas lo que hagas.

Vamos que no tiene nada que ver ¿no?, ahí lo que se dice es que se pague a la mujer que se quede en casa comprando el pan, lavando la ropa y haciendo la comida. No sé si es muy viable, sinceramente.
When the Union's inspiration through the workers' blood shall run,
There can be no power greater anywhere beneath the sun

Avatar de Usuario
Lebion
Mensajes: 4317
Registrado: 13 May 2006, 02:27

Re: Huelga Feminista el 8 de marzo de 2018

Mensaje por Lebion » 08 Feb 2018, 18:01

http://nosotras.cnt.es/opinion/aportaci ... -sindical/
Aportaciones feministas en torno a la igualdad de mujeres y hombres en el ámbito laboral. Algunos aspectos prácticos para la acción sindical.
Tierra y Libertad
Todo por hacer
CS La Brecha
La Iconoclasta


Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad.

Responder