Fecha actual 24 Nov 2017, 21:26

Todos los horarios son UTC [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 227 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 12, 13, 14, 15, 16  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 14 Abr 2016, 16:27 
Desconectado
Registrado: 10 Mar 2016, 12:56
Citar:
En el libro de Hatzfeld se muestra el mismo panorama en Ruanda, cuando los hutus (jornaleros de clase obrera) se dedicaron a masacrar a machetazos a sus vecinos tutsis, en medio de una orgía de sangre y de violaciones. A los hombres los mataban, y a las mujeres las violaban y luego las mataban.


Deberías informarte mejor porque también había hombres que sufrían violaciones, además, ordenadas por una mujer, Pauline Nyiramasuhuko.

Citar:
Y luego personas normales y corrientes (hay que señalar que eran hombres, ya de paso), persiguieron como una jauría a sus vecinos y los asesinaron de mala manera. A hombres, mujeres, niños, sin discriminar.


https://es.wikipedia.org/wiki/Guardiana ... %B3n_nazis

Citar:
Pues bien, dentro de las ideas delirantes de los seguidores de ideas del estilo de Prado Esteban, se nos viene a contar que se está preparando una inmensa matanza de hombres al estilo de la de los judíos y tutsis.

Quiero citas de que Prado ha dicho que se quieren matar hombres.

Sobre el manifiesto SCUM, a mí me da igual, no me parece serio las críticas que se le hacen al feminismo por ese manifiesto.

Lo cierto es que lo bueno y lo malo de la sociedad hay co-responsabilidad tanto de hombres como de mujeres al ser los dos la mitad de la población, de lo contrario se las está inferiorizando.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 14 Abr 2016, 22:45 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
Joreg escribió:
Pues bien, dentro de las ideas delirantes de los seguidores de ideas del estilo de Prado Esteban, se nos viene a contar que se está preparando una inmensa matanza de hombres al estilo de la de los judíos y tutsis.

juan23 escribió:
Quiero citas de que Prado ha dicho que se quieren matar hombres.

Sobre el manifiesto SCUM, a mí me da igual, no me parece serio las críticas que se le hacen al feminismo por ese manifiesto.


Quiero quiero... Oye, pide las cosas por favor. Que lo que he dicho es que dentro de las ideas delirantes de los seguidores del estilo de Prado Esteban Diezma, la idea de que se prepara una matanza de hombres circula libremente. Y el manifiesto SCUM (una joya del esperpento), es citado con frecuencia por esos paranoicos. Las referencias de Prado al SCUM son numerosas. Ella considera al SCUM el libro ideológico del feminismo moderno. Y en ese panfleto se habla de exterminar a los hombres y además de vencer a la muerte, acabar con las enfermedades, con el dinero y darnos la inmortalidad, dejando a algunos varones selectos para procrear mujeres. Que se le olvidan esos detalles. Asegura que la propaganda prepara el surgimiento de una ideología fascista que hará con los hombres, lo mismo que le pasó a los judíos.

Citar:
F. G. R.: En diversos ambientes, y con justificación a mi modesto juicio, comienza a hablarse de “feminazismo”…

P. E.: El Manifiesto SCUM (siglas en inglés de la Sociedad para el Exterminio del Hombre) es un ejemplo de feminismo fascista e ideología exterminacionista. Sus seguidoras y seguidores han aumentado al calor de la propaganda sobre la violencia de género. Son los herederos del feminismo de la Sección Femenina y del nacional-catolicismo franquista. Pero no todo el feminismo es fascista, hay una gran multiplicidad y riqueza de tendencias, lo que hace que esta ideología tenga una eficacia social aterradora, una gran capacidad destructiva de estructuras sociales y de los propios sujetos. Su variedad implica también que existan tendencias parcialmente apoyables.

- See more at: http://www.grupotortuga.com/Entrevista- ... fT3TV.dpuf


Citar:
El sexismo, que es la esencia la LOVG, es una ideología de la misma naturaleza que el racismo pues es un esencialismo biológico. De la misma manera que los nazis usaron el sentimiento antijudío para constituir su base de masas instigando el odio irracional y alimentando el emocionalismo más exaltado, el prejuicio androfóbico está siendo utilizado hoy por el poder con la misma función. Esta doctrina y los hábitos y pautas de conducta que el aleccionamiento incesante y la aplicación de las leyes llamadas de discriminación positiva crean en las mujeres harán renacer las filosofías y las organizaciones de corte fascista que, en muchos casos, tendrán rostro femenino (4). Por este motivo entre las fuentes de las que se nutre el feminismo de Estado se encuentran corrientes que han sido inicuamente calificadas de antisistema como el movimiento SCUM que ya desde su propio nombre (sus siglas significan Sociedad para el Exterminio del Hombre) es un alegato fascista. - See more at: http://www.grupotortuga.com/Legislar-co ... 92y3I.dpuf


Citar:
Como hemos demostrado en “Feminicidio o auto-construcción de la mujer” el feminismo estatólatra actual es el continuador de la experiencia de la Sección Femenina de Falange al que se le añade el pensamiento nazi creado por Valerie Solanas fundado en el supremacismo feminista y expresado en el “Manifiesto SCUM”, un siniestro y grotesco documento que se ha difundido a escala mundial gracias a oscuros mecenazgos.
...
Aldarull se ha situado resueltamente a favor del neo-patriarcado moderno que aspira a manipular, tutelar y dirigir a las mujeres de forma completa, un proceso que es en realidad, un feminicidio porque aspira a destruir a la mujer en tanto que mujer, sujeto de la historia, sujeto de su vida, miembro de un pueblo, comprometida con una comunidad, inclinada a la libertad, a la búsqueda de la verdad, a la mejora del mundo y enfrentada con la injusticia, la opresión, la mentiras y el mal, es decir, como sujeto complejo y completo para convertirnos en ganado de labor para el ascenso del nuevo capitalismo esclavista que asoma.https://www.facebook.com/permalink.php? ... 5971786588


Citar:
Mientras los guardianes de la ortodoxia sostienen que si tu pareja te ha gritado terminará matándote, apoyan y justifican panfletos exterminacionistas como el “Manifiesto SCUM” (literalmente Manifiesto de la Sociedad para Descuartizar a los Hombres), una obra del sexismo androfóbico eliminacionista, que es considerada con simpatía por la mayor parte de los feminismos. http://prdlibre.blogspot.com.es/2012/01 ... mment-form


Citar:
El sujeto agente de feminicidio es el feminismo de Estado, esto es, aquél que sostiene que es el ente estatal quien ha de “emancipar” a las mujeres, recibe subvenciones del Ministerio de Igualdad o de su entidad continuadora, apoya la Ley de Violencia de Género, sataniza el sexo heterosexual, persigue la maternidad, defiende el Estado policial feminista, da respaldo al Manifiesto SCUM, ese panfleto fascista, practica el sexismo androfóbico, confina a las mujeres en “los asuntos de mujeres”, arguye que el trabajo asalariado es “liberador” para las féminas y se niega a unir la acción emancipadora de la mujer con el proyecto de revolución integral.http://www.felixrodrigomora.org/feminic ... -historia/


Citar:
Tales modos se explican porque hoy la mayor parte del feminismo se ha pasado a las ideas del Manifiesto SCUM que en mi libro “Crisis y utopía en el siglo XXI” califico de mera variante del fascismo, de vulgar fascismo feminista.
Por ello el feminismo que no es el de hace 30 años, pues ha dado un giro total hacia la reacción, la extrema derecha y la apología del patriarcado renovado, tiene que ser criticado...
De ahí que para ella la función número uno del feminismo sea cometer feminicidio. Por eso prepara un libro que se titula “Feminismo y feminicidio. Hacia un cuestionamiento integral”.
http://www.felixrodrigomora.net/POR%20U ... 0MUJER.pdf


Citar:
La situación, desde luego, haría las delicias de la nazi-feminista más conocida, Valérie Solanas, la autora del “Mi lucha” del feminismo, el “Manifiesto SCUM (Movimiento para el exterminio de los hombres)”, que es el libro inspirador de la Ley de Violencia de Género.»

«[...] estamos ante un feminismo que amenaza a las mujeres con los castigos más atroces: de nuevo encontramos a mujeres (feministas) que se preparan para agredir a mujeres (no feministas).»

«[...] (no olvidemos que el feminismo de facto incita a las jóvenes a alcoholizarse) [...]»

Feminismo policiaco, feminismo fascista: https://es.scribd.com/doc/88476794/FEMI ... O-FASCISTA


Así que si a ti no te parecen serias las críticas al feminismo basadas en el SCUM, imagínate la diversión que me produce a mí ese cúmulo de disparates.

Y ahora, dirás que Prado no dice nada de eso, y que se demuestra con mis citas que los hombres están tan oprimidos como las mujeres. ¿No? ¿A que sí?

Citar:
Deberías informarte mejor porque también había hombres que sufrían violaciones, además, ordenadas por una mujer, Pauline Nyiramasuhuko.


:lol: Halaaaaaa. A ver cuál disparate el más gordo.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 15 Abr 2016, 08:30 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
ken_xeto escribió:
Algunos antropologos defienden que la desigualdad de género es algo universal o presnete en la mayoria de sociedades arguyendo causas biológicas.

Es una manera de naturalizar la desigualdad de género o de dar justificación cuando es la cultura la que moldea la conducta, ideologías y por tanto naturalizar las desigualdades.


Eso que dices está muy desfasado. El tema de la naturalización de la desigualdad ha sido planteado en las últimas décadas, y muy poca gente cree hoy día que sean las funciones biológicas las que fundamentan la desigualdad, económica, política, social que existe entre hombres y mujeres. Para que se vea lo diferente del panorama que describe Prado y sus fans de lo que son los estudios de género, un artículo que pasa revista a la cuestión de cómo se ha abordado el estudio de la mujer, por parte de los hombres, desde la ciencia social, y por la antropología feminista.

Citar:
Antropología feminista

La antropología feminista nació alrededor de 1970 con una pregunta como punto de partida: ¿Por qué es universal la opresión de las mujeres? Dicha pregunta ha traído como consecuencia confrontaciones durante estas tres décadas, que no han logrado responder este interrogante, pero que han posibilitado otros espacios de convivencia académica, de investigación, de nuevas propuestas; y también del ejercicio continuo de autocrítica a la antropología, al feminismo y a los estudios de género.

Esta sub-disciplina es muy joven dentro del campo de la investigación y a pesar de ser muy crítica con la antropología clásica y proponer nuevos temas de estudio, no ha podido escapar a las dificultades centrales que siempre han existido en esta ciencia. Los problemas teórico-metodológicos, la objetividad y los cambios impuestos por el ritmo actual de un mundo globalizado, siguen presentes en esta disciplina. No es sólo la antropología, sino cada una de sus especialidades, las que se encuentran enfrentadas a nuevos retos de investigación.

El método de estudio a través del cual se sustenta la antropología permite entender uno de los hechos más importantes que mantienen las relaciones humanas: La Simbología y sus significados en las diferentes culturas. Es en este contexto, donde las relaciones entre hombres y mujeres chocan en un mundo en el cual las desigualdades siguen ocupando un papel preponderante en la mayoría de las sociedades. La oposición que hay entre dos conceptos como feminismo y machismo traen implícitos una serie de contradicciones que hacen más complejo el escenario, si se asume que este escenario no es el mismo y que cambia día a día.

En este sentido cabe preguntar: ¿Cómo hacer descripción y análisis, si estos a su vez están cargados de conceptos preconcebidos como parte de ese panorama simbólico de exclusión?. Es decir, ¿Cómo se puede superar el plano subjetivo de análisis, si la historia del pensamiento antropológico ha marginado a la mujer? Los movimientos feministas y los estudios de y para la mujer, han expresado con mucha animosidad este hecho. Y es un hecho válido también, porque expresa una realidad muy concreta: La construcción de ese conocimiento ha sido un proceso desigual y excluyente.

Estas preguntas dejan en evidencia una situación presente en los discursos realizados por las feministas, y es que muchos estudios sobre la mujer se han realizado en un panorama que puede generar marginación. Asumir de alguna manera la posición contraria frente a los hombres por los errores cometidos en el pasado puede resultar peligroso, porque se tiende a un "encierro intelectual" que sólo dimensiona sus propias preocupaciones. Es decir, el hecho de que las mujeres fueran excluidas de los estudios antropológicos, ha fomentado una actitud contestaría que puede ser rígida a la hora de valorar cualquier realidad.

Pero este es uno de los tantos problemas a los que se enfrenta la antropología constantemente. La recopilación de información y el trabajo de campo esenciales en las investigaciones, necesitan del factor tiempo, determinante para la construcción del discurso teórico. La teoría antropológica no ha sido producto de la espontaneidad, sino que ha surgido como resultado de ensayos, errores y aciertos; pero ante todo de la experiencia que se adquiere a lo largo del tiempo.

La antropología feminista, como otras disciplinas de la antropología, carece de historia, en la medida en que lleva poco tiempo en el escenario de la investigación. 20 ó 30 años de trabajo pueden ser pocos si se tiene en cuenta la lucha histórica de las mujeres por la igualdad de los derechos frente a los hombres; y de la misma antropología para llegar a lo que es hoy.

¿Se puede pensar entonces en una carencia teórica para enfrentar ente nuevo reto? El método en sí de la antropología puede ser insuficiente a la hora de hacer nuevos análisis; porque estos no dependen, exclusivamente, de la descripción de "las otras", ni de las mujeres y los problemas de otras culturas. Esta nueva mirada debe comprender la concepción de ser mujer desde la propia cultura pero teniendo cuidado de no caer en el etnocentrismo, como lo expresa Thurén: Hacer antropología es hacer constantes equilibrios entre etnocentrismo y relativismo, hay que encontrar un camino entre los dos. Si te equivocas en una dirección eres mala antropóloga, si te equivocas en la otra eres mala persona(Thurén: 1997). "

La antropología actual se enfrenta a retos mucho mayores y en un plano más complejo, en donde la sumisión de la mujer y el machismo también han adquirido "nuevas formas" en sociedades cada vez más móviles y comunicadas. El análisis de los problemas actuales no pueden ser vistos linealmente, ni desde los viejos esquemas de sumisión hombre versus mujer. Deben ser observados teniendo en cuenta que el orden mundial es diferente, donde las condiciones locales están determinadas por el más global de los factores; y los medios de comunicación alteran el reconocimiento de las identidades. En este sentido, hablar de culturas híbridas –término planteado por García Caclini para expresar la capacidad de abarcar diversas mezclas tales como lo tradicional y lo moderno, o lo culto, lo popular y lo masivo-, es fundamental para tener en cuenta que los problemas de las mujeres han sufrido una transmutación mucho más compleja, a pesar de tener el mismo origen.

Hacer una análisis al interior de cualquier contexto sin tener en cuenta esta premisa, puede llegar a generar confusiones e interpretaciones erróneas de esta realidad, y peor aún, se pueden hacer valoraciones que se traducen en visiones reduccionistas que niega otras realidades. Esto les ha sucedido en algún momento a los alegatos feministas. No es únicamente una cuestión para abordar desde lo ético, sino también el compromiso intelectual de no cometer equívocos.

Otra dificultad se sustenta en el valor político que tuvo la antropología para hacer estudios sobre a la mujer. ¿Qué interés pudo tener ésta, si la antropología ha sido una disciplina fundamentalmente masculina? Aquí el terreno ganado a la antropología clásica desde el pensamiento feminista, obedece a la lucha de los movimientos políticos que abrieron camino al mundo académico para hacer estudios sobre la mujer y a la participación de esta en la toma de decisiones al interior de las universidades, dirigida siempre por antropólogos.

Si se tiene en cuenta esto, la antropología feminista se enfrenta a un problema por partida doble, como lo expresa Brit-Marie Thurén: "Es deprimente ser estudiante de antropología y a la vez ser mujer". Porque se tiene como referente un medio intelectual de interlocución de por sí masculino, y un mundo marcado por la desigualdad por el solo hecho de ser mujer. Pensar en la antropología feminista o de género, es construir un nuevo pensamiento, donde la mujer se pueda asumir como tal, y el hombre pueda expresarse en su naturaleza sin tener como único modelo la competencia machista.

Es primordial implicar en los estudios de género a los hombres y con los hombres. Es necesario hacer un reconocimiento de lo femenino desde una perspectiva que pueda aceptar que el hombre no es ni su dueño, ni su padre. De ese mismo modo permitirle al hombre su expresividad como persona donde pueda tener una mirada diferente de la mujer, no solo desde la dicotomía de madre o de puta.

Consideraciones finales

La visión histórica del papel social de la mujer a través de las distintas culturas se refleja en la existencia de una recurrente situación discriminatoria. Esta discriminación no aparece meramente a un nivel de realidades y hechos; sino también al nivel del análisis del investigador, tradicionalmente masculino. Por ello, desde mucho tiempo atrás, esto afecta también a los propios métodos de estudio en la antropología tradicional. Las consecuencias han sido por una parte la existencia de un sesgo en el análisis social a lo largo de la historia, y por otra parte un descrédito implícito en la propia disciplina antropológica.

Desde hace 20 a 30 años, y en el contexto del desarrollo de los movimientos feministas, se puede determinar la existencia de una sub-disciplina en la antropología dedicada a los estudios de género. En este sentido, el papel de la antropología como ciencia se configura como determinante para lograr la construcción de un nuevo tipo de relaciones ente hombres y mujeres. Su labor implica tener una mayor comprensión de las relaciones humanas.

La generalización de la presencia femenina, como necesidad, en las ciencias y en las experiencias humanas ha dado lugar a una toma de conciencia del género como perspectiva, como modo de ver y como forma de experimentar el mundo.

"Si el feminismo quiere ser eficaz en su lucha política necesita de los datos de la antropología social, y si la antropología quiere ser completa tiene que reconocer todas las relaciones de poder, y desde luego no cerrar los ojos ante una de las asimetrías más corrientes, el desequilibrio de recursos entre hombres y mujeres" (Britt-Marie Thurén)
http://www.aibr.org/antropologia/boant/ ... R0301.html
Autora: Claudia Nancy Quiceno.
Master en Migración y Relaciones intercomunitarias, (U.A.M.) Licenciada en Antropología Universidad del Cauca. Popayán, Colombia. Investigadora de la facultad de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 15 Abr 2016, 08:51 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
En tono de las antropólogas feministas, es similar al anterior. Una cosa muy sensata, muy descriptiva, que intenta dar esperanza de que se llegará a un mundo mejor por la comprensión de lo que somos todos y todas. Se muestra cómo hasta 1970 más o menos que comienzan los estudios de género (el sexo cultural, el cómo se construye en una sociedad a un hombre y a una mujer), son hombres los que han estudiado a las mujeres, desde una perspectiva de hombres. Son ellos los que documentan la desigualdad existente en las diversas culturas, la industrial incluida, y los que dan fundamento a la que es llamada "violencia de género": la que se da en una relación afectiva entre un hombre y una mujer, aprovechando la relación de dominación y superioridad del primero sobre la segunda. Esto no puede despacharse con un "se lo han inventado unos tipos que están al servicio del poder". Hay mucha evidencia acumulada al respecto.

La antropología feminista intenta dar otro sesgo a las investigaciones, y ha documentado lo que es la influencia de las mujeres en cualquier sociedad humana. Cuando se habla de relaciones de dominación, vuelvo a decirlo por enésima vez, no quiere decir que las mujeres estén sometidas de manera absoluta y en todos los ámbitos. Ni quiere decir que todas las mujeres sean buenas y amables y todos los hombres brutales y despiadados. La dominación masculina adopta diversas formas dependiendo del lugar, del tiempo y de los agentes que la llevan a cabo, y de los que resisten a la misma. Y posee características propias. Por ejemplo, dentro de la dominación empresarial, un empresario no sufre si pierde a un trabajador, ni le canta serenatas por la noche bajo la ventana alabando el color de sus ojos. Resultaría muy extraño. A las mujeres en cambio, se las puede llegar a maltratar "por amor", o hacerle unos elogios desmesurados, en una relación que puede ser similar en algunos casos, al amor que le puede tener un ganadero a su ganado más selecto en una relación de propiedad. Y por supuesto, puede haber buen rollo, relaciones cordiales y afecto recíproco, sin que la relación desigual se altere. Un hombre gozará del beneficio de ser escuchado, visibilizado, y apreciado más que la mujer. Si friega platos, hace la comida o cuida los niños, recibirá admiración por llevar a cabo una serie de tareas que una mujer hace de oficio.

Este problema de desigualdad en el trato, es al que se se intenta dar respuesta, despejar la ecuación, cosa que aún no se logró ya que sigue habiendo muchos interrogantes.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 15 Abr 2016, 11:24 
Desconectado
Registrado: 10 Mar 2016, 12:56
No Joreg, ahí no dicen que vayan a exterminar a los hombres, nombran al manifiesto SCUM que es diferente. Y sí, me mantengo en mis trece, diga quien lo diga, se abusa de ponerlo como ejemplo, aunque también digo que por mucho perfomance y ensayo que fuera ese libro si se hiciera con otros colectivos hubiera sido un escándalo.

Por cierto, lo que algunos llaman "masculinidad hegemónica" es un modelo que impuso el ejército para preparar psicológicamente a los hombres para ir a la guerra, un soldado con menos empatía tendrá menos problemas para matar.

Citar:
Halaaaaaa. A ver cuál disparate el más gordo.


Aquí lo tienes, el original y traducido.
http://www.theguardian.com/society/2011 ... ape-of-men
https://quiensebeneficiadetuhombria.wor ... la-guerra/

Tienes una visión muy sesgada de la realidad, te aconsejo oir todas las versiones de un tema para informarte mejor.

Este artículo expresa bien la finalidad del feminismo institucional


http://emboscado.blog.com/2014/12/28/poder-y-genero/

PODER Y GÉNERO

En la actualidad la cuestión de género ha sido polemizada con una clara intencionalidad política que tiene su origen en las instituciones del Estado y del gran capitalismo. Lo definitorio del debate que se ha generado en torno a esta cuestión es, en líneas generales, haberle atribuido al hombre el patrimonio exclusivo del poder, del autoritarismo en todas sus formas y de la violencia organizada, especialmente contra las mujeres. La historia de la humanidad demuestra algo muy distinto: el poder es patrimonio tanto de hombres como de mujeres, al igual que la violencia que se utiliza para ejercerlo.

Este discurso ha servido tanto para victimizar a la mujer como para atribuirle una superioridad moral en relación al hombre. En torno a esto se ha afirmado en no pocas ocasiones que un mundo gobernado por mujeres sería mucho mejor, pacífico, justo y feliz. Pero la historia es bastante terca y apunta en una dirección muy distinta. A diferencia de lo que muchas veces se ha creído la guerra, como acto de máxima violencia concebible, no ha sido hecha y organizada exclusivamente por hombres sino que por el contrario, en no pocas ocasiones, han sido también las mujeres las que la han hecho.

Cleopatra, reina de Egipto, es un ejemplo de mujer que no dudó en aliarse con Marco Antonio para hacerle la guerra a la Roma de Octavio Augusto, conflicto sangriento en el que Alejandría fue pasto de las llamas. Pero mucho más ejemplar es el caso de María I de Inglaterra, o más conocida como Bloody Mary, perteneciente a la dinastía Tudor y que reinó durante la segunda mitad del s. XVI. Ganó el apodo de sanguinaria con creces al perseguir a aquellos súbditos que no profesaban su misma fe católica, a los que condenaba a la hoguera sin ninguna contemplación. La misma práctica aplicó a sus opositores políticos como ocurrió con Lady Jane que rivalizó con ella por el trono. Se caracterizó por ser una reina particularmente represiva. A esto se suma su política imperialista con la colonización de Irlanda además de aliarse con la España de Felipe II, su marido.

Isabel I de Inglaterra, hermana y sucesora de María I, tampoco dudó en aplicar la más severa violencia contra opositores como María I de Escocia[1] a la que encarceló y posteriormente ejecutó. También organizó guerras como aquella que devolvió a Inglaterra su presencia en el norte de Francia, a lo que le siguieron diferentes expediciones militares contra los Países Bajos, la represión en Irlanda, su apoyo a las actividades piratas de Francis Drake frente a los puertos españoles, y la famosa derrota asestada a la Armada Invencible de Felipe II. Todos estos conflictos segaron la vida de miles de personas y fueron fruto de las decisiones tomadas por una mujer que ocupaba el cargo de jefa del Estado inglés en aquel momento.

Ana I de Gran Bretaña involucró al país en una nefasta guerra como fue la de la sucesión española que se cobró muchas vidas en la Península Ibérica. Pero al otro lado del canal de la Mancha, en Francia, la ley sálica no impidió la existencia de mujeres influyentes y sanguinarias como María de Médici, madre del rey Luis XIII, que ejerció la regencia hasta que su hijo tuvo que echarla por acaparar el poder. Amante de las intrigas palaciegas no dudó en levantar ejércitos para contender contra su propio hijo y regresar a la corte en París.

Pero sin ir demasiado lejos tenemos en España el ejemplo de Isabel II, famosa no sólo por su corrupción sino también por su despotismo y el carácter represivo de su reinado en un período verdaderamente convulso en la historia de la Península. A esto hay que sumarle la política imperialista llevada en el continente africano con diversas anexiones y guerras. Pero otro tanto cabe decir de la regente María Cristina de Habsburgo, madre de Alfonso XIII, que ejerció la regencia durante un período de especial conflictividad social en el que la represión se cebó con el pueblo llano, o igualmente las guerras de Cuba y Filipinas.

Otros ejemplos más recientes son los de Margaret Thatcher quien ejerció la presidencia del gobierno británico y que declaró una guerra a Argentina por el contencioso de las Malvinas, sin olvidar la enorme represión que ejerció contra el movimiento obrero en su país. María Estela Martínez de Perón, también conocida como Isabel Perón, ocupó la jefatura del Estado argentino después de la muerte de su esposo, Juan Domingo Perón, tras lo que comenzó a desarrollar una política de terrorismo de Estado contra la oposición al régimen que, más tarde, sería agravada por la dictadura militar.[2] O la presidenta, y también ministra de defensa, de Chile Michelle Bachelet quien ha desarrollado una fortísima represión, incluso utilizando al ejército, contra el pueblo mapuche para arrebatarle sus tierras y destruirlo como grupo diferenciado. Pero tampoco hay que olvidar a Hillary Clinton, esposa del ex-presidente Bill Clinton y antigua secretaria del departamento de Estado desde el que ha organizado la política exterior imperialista de los EEUU así como sus campañas de agresión militar. Antes de Hillary Clinton fue Condoleezza Rice, una halcón de la administración Bush, que además de ser una gran militarista es responsable de innumerables muertes, torturas y crímenes horrendos provocados por las guerras imperialistas desatadas en Oriente Próximo. Madeleine Albright no se queda atrás, pues siendo secretaria de Estado desató los ataques aéreos de la OTAN contra Yugoslavia a finales de los 90. Y Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, cuyo gobierno reprime en la actualidad a los movimientos indígenas y a la contestación social en su país.

Son incontables los ejemplos de mujeres que han detentado el poder político a la cabeza de los Estados y desde los que han desencadenado la violencia organizada contra su propia población o la de otros países, una violencia que se ha proyectado tanto sobre hombres como sobre mujeres. Asimismo, no son pocos los casos de mujeres que se disfrazaban de hombre para ir a la guerra y donde mataban tanto a hombres como a mujeres. Este podría ser el ejemplo de Catalina de Erauso (1592-1642), más conocida como la monja alférez, notable por sus andanzas en las colonias españolas en América combatiendo a los indígenas y extendiendo el imperialismo.[3]

Otros casos, aunque menos renombrados, son, por ejemplo, el de Christine de Meyrac conocida como la heroína mosquetera que participó en la guerra con los Países Bajos disfrazada de hombre. Pero igualmente nos encontramos con el caso de Geneviève Prémoy que al parecer fue contemporánea de Christine de Meyrac y que al igual que ella combatió disfrazada de hombre en el ejército francés. En los Países Bajos ocurrió otro tanto con Maria van Antwerpen que además de disfrazarse de hombre para participar en la guerra desató un escándalo al descubrirse que se había casado con dos mujeres. Pero incluso al otro lado del Atlántico, en América, durante la guerra de independencia de los EEUU, fue famoso el caso de Deborah Sampson quien sirvió en el ejército continental como Robert Shurtleff.[4] Otra americana, pero que se disfrazó de marinero en la guerra de 1812, fue Louisa Baker cuya biografía ganó cierta popularidad hasta el punto de ser reimpresa 19 veces.[5] Incluso Nadezhda Durova se disfrazó de soldado para combatir a los ejércitos napoleónicos y publicó su autobiografía en 1836.[6]

Asimismo, las biografías de las mujeres soldado han servido para espolear la mentalidad y los valores militaristas en la sociedad contemporánea. En Gran Bretaña recibió especial atención la historia de Christian Davies, conocida como madre Ross, que combatió en el ejército británico entre finales del s. XVII y principios del XVIII, y cuya biografía apareció en 1740 contando con sucesivas ediciones. Al parecer llegó a recibir una pensión debido a las heridas de guerra que sufrió en Flandes. Pero fue Hannah Snell quien ganó una mayor notoriedad, quien en 1750 regresó a su país después de sus aventuras en el mar y en la India donde luchó como marino. Sus aventuras aparecieron en The Witehall Evening Post, y más tarde el publicista Robert Walker publicó su vida en una serie de fascículos. Igualmente aparecieron relatos de su vida en las páginas del Gentleman’s Magazine y del Scots Magazine.[7]

Las historias de Snell y Davies fueron utilizadas con finalidades políticas para conseguir el apoyo de la impopular guerra de 1739-1748. En aquella época la función que estos personajes desempeñaban en el sistema de dominación no era otra que la difusión del militarismo, y por lo tanto eran empleadas para inducir a los hombres a prestar el servicio militar al ser presentadas como mujeres pertenecientes a familias plebeyas que se alistaron para defender la nación.[8]

En cualquier caso las mujeres soldado de hace siglos se identificaban a sí mismas como mujeres y por ello vestían y vivían como mujeres antes de ingresar en los ejércitos, sólo para esto último se disfrazaron de hombres. En este sentido constituye una completa distorsión histórica considerar a la mujer soldado de comienzos de la edad moderna como el equivalente de la marimacho lesbiana del s. XX,[9] cuando en muchos casos se trataba de mujeres heterosexuales como Snell y Davies, y tampoco eran necesariamente expresiones de una masculinidad femenina y menos aún de algún tipo de transexualidad.[10]

No sólo las mujeres del pueblo llano ejercían el papel de soldado, sino que también nos encontramos con ejemplos similares entre las mujeres de la aristocracia. Durante la guerra de los treinta años la condesa de Saint-Baslement defendió sus tierras mientras su marido estuvo luchando con Carlos IV de Lorena, para lo cual se vistió de hombre, reunió a sus inquilinos y los condujo en combate.[11] Pero lo mismo cabe decir de Catherine Meudrac de La Guette quien durante la rebelión de la Fronde defendió sus tierras en ausencia de su marido. De igual modo entre los rebeldes de la Fronde que desafiaron la autoridad de la monarquía se encontraban algunas mujeres de la nobleza como la duquesa de Montpensier, Anne-Marie-Louise d’Orleans, quien tomó parte en esta rebelión como cabeza de las fuerzas rebeldes. En las guerras civiles inglesas nos encontramos con casos similares en las que mujeres terratenientes defendían sus dominios como Lady Blance Arundell mientras su marido estaba luchando por el rey, o Mary Bankes y Charlotte Stanley, esta última condesa de Derby, que ganaron especial renombre por la defensa de sus haciendas.[12]

Pero también hubo muchas mujeres que conservaron su identidad femenina y participaron en la guerra, especialmente en la guerra de asedio. En los ejércitos atacantes que asediaban las ciudades las mujeres echaban una mano en el trabajo previo de asedio, sobre todo a la hora de preparar el cerco sobre la ciudad. Pero las ciudades asediadas eran igualmente defendidas por las mujeres que luchaban en las murallas y construían o reparaban las defensas. Esto fue especialmente claro durante las guerras de religión en Europa en las que predominaron los asedios, hasta tal punto de que socialmente se consideraba que una mujer de verdad debía proteger la familia, el hogar y la religión.[13] Incluso en algunas ocasiones eran las mujeres las que comandaban la defensa de las ciudades amenazadas como ocurrió en 1590 con Françoise de Cézelly en Leucate contra el asedio español, y que más tarde le valió el reconocimiento de Enrique IV de Francia quien la recompensó con el puesto de gobernadora. Otro ejemplo parecido es el de Kenau Simons Hasselaar que se convirtió en una heroína nacional en los Países Bajos por su contribución a la defensa de Harleem contra un ataque del ejército español entre 1572 y 1573. No sólo luchó con las armas en las manos sino que llegó a organizar un batallón de 300 mujeres que lucharon llevando ropas de mujer.[14] Pero sin necesidad de ir tan lejos en la Península nos encontramos con Agustina de Aragón que participó activamente en la defensa de Zaragoza frente a los franceses, o María Pita e Inés de Ben durante la defensa de Coruña frente a las tropas inglesas en 1589.

Las guerras desarrollaron una economía del pillaje debido a los problemas que existían con el pago de los salarios a las tropas. Durante mucho tiempo las mujeres acompañaron a sus maridos a la guerra, acamparon con ellos y cuando entraban en las ciudades igualmente participaban en su saqueo. Esta práctica era algo que se extendía durante las campañas militares y que servía no sólo para satisfacer las necesidades inmediatas, sino que muchas veces permitía el enriquecimiento. Pero estos saqueos entrañaban un elevado grado de violencia en todas sus manifestaciones, no sólo asesinatos y asaltos, sino también torturas y violaciones en las que las mujeres tomaron parte contra otros hombres y mujeres.[15]

A tenor de lo expuesto no puede extrañarnos que durante el s. XVII europeo las amazonas lograran captar la imaginación de notables mujeres de poder, lo que se reflejaba en sus propios hogares que eran decorados con pinturas de amazonas y de otras heroínas antiguas. Por ejemplo Marie de Cossé Brissac, mariscala de La Meillaraye, decoró su estudio con retratos de heroínas amazonas, al igual que Ana I de Austria, reina regente de Francia, que tuvo la intención de crear una galería de este tipo para sí misma.

Es difícil cuantificar el número exacto de mujeres que se alistaron en los ejércitos disfrazadas de hombres, pero fácilmente podría tratarse de unos cuantos cientos entre 1500 y 1815. Algunas de estas mujeres fueron descubiertas en diferentes circunstancias como por ejemplo Marie Magdelaine Mouron cuando desertaba, y otras directamente revelaron su auténtica identidad. Sin embargo, hubo muchas otras mujeres que participaron en la guerra en las mismas condiciones pero que nadie se percató de cuál era su verdadera identidad. Las razones que les llevaban a alistarse eran siempre muy diversas, desde la búsqueda de un marido o amor perdido, hasta las condiciones de vida en una mala familia, la miseria o motivos de índole sexual. Pero en cualquier caso todo ello demuestra que su participación no hace de la guerra, la violencia o del poder mismo un patrimonio exclusivo de los hombres.

Hoy los ejércitos, sobre todo en Occidente, llenan sus filas con mujeres. En las fuerzas armadas de los EEUU hay 64 mujeres con el rango de general de las que 2 de ellas son general de 4 estrellas, el rango máximo en el escalafón militar.[16] En el Estado español la incorporación de las mujeres ha sido significativa y ello ha hecho que actualmente un 18% de los efectivos del ejército sean féminas, lo que muy pronto hará que también haya mujeres con el rango de general.[17] Pero lo mismo es aplicable a los cuerpos represivos como las diferentes policías en las que existen una gran cantidad de mujeres, y donde algunas de ellas ejercen el mando en calidad de comisarias.

Las mujeres también están presentes en un número importante en otros cargos de dirección de instituciones del poder estatal como la judicatura, el sistema penitenciario, el alto funcionariado de los ministerios, etc., y por tanto desde donde ejercen su violencia también contra otras mujeres. Estos son los casos de la recién nombrada fiscal general del Estado Consuelo Madrigal, la ex-ministra de defensa Carme Chacón, la magistrada del Tribunal Supremo Rosa María Virolés, la presidenta de la CNMV Elvira Rodríguez, Elena Sánchez Blanco antigua secretaria general del CNI y actualmente jefa de delegación de esta institución en la embajada española en Washington, Clara Martínez de Careaga como magistrada de la sala de lo militar del Tribunal Supremo, Esperanza Aguirre como alta funcionaria del ministerio de industria, Soraya Sáenz de Santamaría que es ministra de la presidencia y jefa política de los servicios secretos, y tantas otras que ocupan puestos de mando en las estructuras de poder establecidas.

Existe una política de Estado destinada a incorporar a la mujer a los cuerpos armados y represivos y, en definitiva, a los cargos de dirección del poder político desde el cual se ejerce la dominación y la violencia contra el pueblo llano, contra hombres y mujeres. Pero esta política también se extiende al mundo de la empresa privada donde está incentivándose una mayor presencia femenina en los cargos de dirección. En este sentido la sustitución de Emilio Botín por su hija Ana Patricia Botín ha desatado una retahíla de comentarios en espacios mediáticos que señalan a la jefa del capitalismo financiero español como un referente para todas las mujeres.

En la actualidad se estima que en torno a un 13,5% de los cargos de dirección en las grandes empresas están ocupados por mujeres. En cualquier caso nos encontramos con que muchas detentan puestos clave en el entramado del gran capitalismo: Esther Alocer Koplowitz es presidenta de FCC, Rosa María García lo es de Siemens, Patricia Abril preside McDonalds, Amparo Moraleda es consejera de CaixaBank, Esther Berrozpe preside Whirlpool, Ymelda Navajo dirige la editorial La Esfera de los Libros, Ana María Llopis es jefa de Dia, Marta Martínez Alonso preside IBM, Alicia Moreno Espert es empresaria teatral, Belén Romana es presidenta del Sareb, Nuria Vilanova preside Inforpress, Cristina Garmendia es parte de la dirección de la empresa de capital de riesgo YSIOS, Mónica de Oriol preside el Círculo de Empresarios. Son, entre otras, la muestra de una extensa lista de mujeres con poder que explotan y oprimen a otras personas, tanto hombres como mujeres.

Lo anterior no hace sino demostrar que el poder no es patrimonio exclusivo de los hombres, como tampoco la violencia ni las relaciones de explotación y dominación. El metarrelato que presenta la historia humana como una guerra de sexos marcada por la opresión del hombre sobre la mujer, y que hace de la masculinidad el origen de la explotación y dominación de la que la mujer es la principal víctima, demuestra ser enteramente falsa. Más bien nos encontramos con que el Estado y el capitalismo son los que oprimen a hombres y mujeres. Por tanto, la lucha es de clases y no de géneros. Es una lucha entre la clase sometida, compuesta por hombres y mujeres, contra la clase dominante que también la componen hombres y mujeres que se valen de su posición de poder para sojuzgar y explotar a sus sometidos, contra quienes aplican la más severa violencia en todas sus formas.

La política actual del Estado español está destinada a incorporar a la mujer a los puestos de mando en la empresa y en el Estado para, así, conseguir la identificación de la mujer con las instituciones que la dominan y oprimen. De esta forma las mujeres con poder son convertidas en un referente y sobre todo en una meta existencial a la que deben aspirar las demás mujeres. A todo esto contribuye en gran parte la construcción en el imaginario colectivo de la idea de que así la mujer se ve realizada, y por tanto liberada de la opresión a la que históricamente le ha sometido el hombre. El Estado y el capitalismo se convierten en los grandes redentores y emancipadores de la mujer, pues la presencia de mujeres en puestos de mando es presentada como el logro de la igualdad entre hombres y mujeres, pero sobre todo como el fin de la opresión masculina.

En la práctica la pretendida guerra de sexos ha sido inducida desde arriba con leyes que promueven la “discriminación positiva”, y que sobre todo favorecen el enfrentamiento entre hombres y mujeres. Esto contribuye a crear una situación de odio mutuo, de permanente rivalidad en la que se implantan toda clase de tópicos, estereotipos y prejuicios que impiden el entendimiento, la convivencia, el afecto mutuo y la vida social horizontal al margen del Estado y del capitalismo. El individualismo, el egoísmo y la soledad existencial son afianzados por una política que busca la construcción de una sociedad atomizada y enfrentada, para mantenerla en una posición de extrema debilidad que impida oponer resistencia a las imposiciones del poder.

La importancia que ha cobrado la cuestión de género tiene una intencionalidad política y, por tanto, es una estrategia del poder para un mejor y mayor sometimiento de sus súbditos al presentar al hombre, y por ende todo lo masculino, como la principal causa de las injusticias y violencias cometidas contra la mujer. Constituye una forma sofisticada de enmascarar los hechos, y por ello de ocultar que son las instituciones del Estado y del capital las que oprimen a las mujeres.

La emancipación de la mujer se logrará cuando el conjunto de la sociedad se libere de la existencia del Estado y del capitalismo, y con ellos de la clase dominante que oprime a los hombres y a las mujeres que forman parte de la clase sometida. Hasta entonces la guerra de sexos únicamente contribuirá a destrozar la sociabilidad humana y a favorecer la expansión ilimitada del Estado y del capitalismo.

[1] María I de Escocia también fue una mujer que no dudó en utilizar la violencia al confabularse para asesinar a su propio marido.

[2] La Triple A y la Operación Cóndor, tan tristemente célebres, fueron auspiciadas por esta mujer.

[3] Ferrer, Joaquim María de, Historia de la monja alférez, doña Catalina de Erauso, Barcelona, José Tauló, 1838

[4] Su historia está relatada en Young, Alfred, Masquerade: The Life and Times of Deborah Sampson, Continental Soldier, Nueva York, Vintage Books, 2005

[5] Brewer, Lucy, The Adventures of Louisa Baker, Nueva York, Luther Wales, 1815. Cohen, Daniel A. (ed.), The Female Marine and Related Works: Narratives of Cross-Dressing and Urban Vice in America’s Early Republic, Massachusetts, University of Massachusetts Press, 1997. Cordingly, David, Heroines & Harlots: Women at Sea in the Great Age of Sail, Basingstoke, Macmillan, 2001

[6] Durova, Nadezhda, The Cavalry Maiden: Journals of a Russian Officer in the Napoleonic Wars, Bloomington, Indiana University Press, 1989

[7] Bowen, Scarlet, “The Real Soul of a Man in her Breast: Popular Oppression and British Nationalism in Memoirs of Female Soldiers, 1740-1750” en Eighteenth-Century Life Vol. 28, Nº3, pp. 20-45

[8] Lo cierto es que Snell se alistó para vengarse de su marido que la abandonó tras haberla dejado embarazada. Davies también se alistó para reencontrarse con su marido que la había abandonado previamente. En este último caso Davies le encontró y se reconciliaron como amigos.

[9] “El predecesor de la moderna marimacho no puede rastrearse hasta aquellas mujeres que se hicieron pasar por “mujeres soldado””. Vicinus, Martha, ““They Wonder to Which Sex I Belong”: The Historical Roots of Modern Lesbian Identity” en Abelove, Henry, Michèle Aina Barale y David M. Halperin (eds.), The Lesbian and Gay Studies Reader, Nueva York, Psychology Press, 1993, p. 436

[10] En lo que a esto respecta resulta desacertado el análisis de Scarlet Bowen al tratar de aplicar los argumentos de Judith Halberstam sobre la masculinidad femenina, quien en realidad se concentra en la lesbiana marimacho del s. XX, una figura que en ningún caso oculta su identidad sino que por el contrario la reafirma públicamente. Halberstam, Judith, Female Masculinity, Durham, Duke University Press, 1998

[11] Su historia está recogida en Vernon Jean-Marie de, L’Amazone chrétienne, ou les Aventures de Madame Saint-Balmon (Lorraine), París, E. de Soye, 1873

[12] Plowden, Alison, Women All on Fire: The Women of the English Civil War, Nueva York, The History Press, 2011

[13] Sandberg, Brian, “Generous Amazons Came to the Breach’: Besieged Women, Agency and Subjectivity during the French Wars of Religion” en Gender & History Vol. 16, Nº 3, pp. 654-688

[14] Jones, David E., Women Warriors: A History, Washington, Brassey’s, 1997

[15] Lynn II, John A., Women, Armies, and Warfare in Early Modern Europe, Cambridge, Cambridge University Press, 2008, pp. 150-159

[16] Los datos han sido extraídos de las estadísticas del Departamento de Defensa de los EEUU correspondiente al personal militar activo según rango en el mes de agosto de 2014. https://www.dmdc.osd.mil/appj/dwp/rest/ ... lRankGrade Consultado el 28 de septiembre de 2014

[17] Esteban Diezma, Prado, “La feminización del Estado: La mujer en el ejército (I)” en CNT Nº 362, diciembre 2009, p. 25


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 15 Abr 2016, 12:09 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
Je, pero... ¿Quiénes cometen esas violaciones de hombres? ¿No son hombres? En cárceles, en el ejército, en los conventos, en los colegios donde se concentra mucho tío armado y organizado, hay violaciones, cierto. Pero los agentes suelen ser masculinos, salvo en la descripción de lesbianas nazis organizando orgías con presos y presas judíos.

En cuanto a la larga lista de reinas, dirigntes y asesinas en serie, pus sí que las hay. Pero no por ser mujeres, si no porque ocupan posiciones de poder institucionalizado. Isabel mata por ser reina y ser rica, no por ser mujer.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 15 Abr 2016, 12:28 
Desconectado
Registrado: 10 Mar 2016, 12:56
Citar:
Je, pero... ¿Quiénes cometen esas violaciones de hombres? ¿No son hombres? En cárceles, en el ejército, en los conventos, en los colegios donde se concentra mucho tío armado y organizado, hay violaciones, cierto. Pero los agentes suelen ser masculinos, salvo en la descripción de lesbianas nazis organizando orgías con presos y presas judíos.

¿Has leído el artículo entero?
https://quiensebeneficiadetuhombria.wor ... la-guerra/
https://www.guttmacher.org/about/journa ... blic-congo
Citar:
Uno de los problemas que encuentro cuando tratamos este tipo de temas es que se suele decir “el sufrimiento de los hombres lo causan otros hombres, no es igual”. Si bien es cierto que en el conflicto de El Congo el 91% de los varones fueron sexualmente abusados por otros varones, cuando se trata de las víctimas femeninas resulta que el 59% fueron sexualmente agredidas por varones y el 41% restante por otras mujeres. De hecho, este último dato hace referencia a asaltos donde sólo hubo atacantes de sexo femenino. ¿Sería alguien capaz de decir que el 41% de las mujeres víctimas de agresión sexual en El Congo merecen menos atención que el resto porque sus atacantes eran del mismo sexo?



Citar:
En cuanto a la larga lista de reinas, dirigntes y asesinas en serie, pus sí que las hay. Pero no por ser mujeres, si no porque ocupan posiciones de poder institucionalizado. Isabel mata por ser reina y ser rica, no por ser mujer.

De acuerdo contigo, de la misma forma que cuando son hombres tampoco matan por ser hombres sino porque ocupan posiciones de poder institucionalizado, por ser reyes o ricos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 15 Abr 2016, 13:29 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
juan23 escribió:
De acuerdo contigo, de la misma forma que cuando son hombres tampoco matan por ser hombres sino porque ocupan posiciones de poder institucionalizado, por ser reyes o ricos.


No. Cuando hay tantos hombres que en determinadas circunstancias o sin venir a cuento violan, matan, maltratan y ocupan posiciones de poder institucionalizado, hay algo más que poder y dinero. Hay un sesgo de género, muy importante, que va más allá de la clase social o la etnia.

juan23 escribió:
¿Has leído el artículo entero?


Juan23, paso de leer disparates dos veces. ¿Tú te lo has leído realmente? Dice que:

Citar:
en el conflicto de El Congo el 91% de los varones fueron sexualmente abusados por otros varones


Echando cuentas matemáticas, el 9% de hombres abusó sexualmente del 91% de hombres. Un montón de veces además. A no ser que abusasen entre ellos.

Macho, póntelo a refrescar, que al tío que hace ese blog le falta un jervor.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 16 Abr 2016, 21:41 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
La violencia sexual, se lleva a cabo en cualquier conflicto bélico, como forma de humillar al enemigo. En la prisión de Abu Ghraib durante la ocupación de Iraq por tropas de la coalición internacional liderada por EE.UU. se produjeron una serie de violaciones de derechos humanos entre los cuales:

Dar puñetazos, cachetes y patear a los detenidos; saltar sobre sus pies desnudos
Grabar en vídeo y fotografiar prisioneros desnudos, tanto hombres como mujeres.
Forzar a los prisioneros a desempeñar posiciones de acto sexual y fotografiarlos
Desnudar detenidos a la fuerza y mantenerlos desnudos durante varios días.
Forzar a hombres desnudos a usar ropa interior femenina
Forzar a los detenidos a masturbarse para fotografiarlos y grabarlos.
Amontonar a los prisioneros desnudos y saltar sobre ellos.
Poner de pie sobre cajones a prisioneros, con una bozal sobre su cabeza y amarrar cables eléctricos a los dedos de los pies y manos y al pene para amenazar con tortura eléctrica.
Colocar un collar y correa de perro a un detenido desnudo y mientras lo 'pasea' una mujer soldado.
Violación de una mujer detenida por un Policía Militar
Sacar fotografías de prisioneros muertos en posición de celebración.
Romper luces químicas sobre los detenidos y echar líquido fosfórico sobre los prisioneros.
Regar con agua fría a los detenidos desnudos.
Golpear a los detenidos con escobas y sillas.
Amenazar a los detenidos con una violación.
Permitir a guardias militares coser las heridas de un detenido, herido después de ser arrojado contra la pared de su celda.
Sodomizar detenidos con luces químicas y palos de escobas.
Usar perros militares sin bozales para intimidar a los prisioneros, en una ocasión el prisionero fue mordido y gravemente herido por el perro.

Eso lo hicieron soldados estadounidenses.

Dentro de los abusos sexuales documentados por fuerzas regulares y milicias contra la población civil y prisioneros, una forma de intimidación habitual es el desnudar prisioneros, colocarlos en posturas de abuso, violentar orificios con dedos, o directamente la violación en solitario o en grupo. La violación en masa de mujeres, es un arma muy eficaz en las guerras para provocar desplazamientos de poblaciones que huyen despavoridas.

Pero... ¿De qué trata este tema? Resulta imposible hablar de manera medianamente racional de este tema (violencia de género en España), ya que lo que defienden es que no existe la violencia de género, que la sufren hombres y mujeres, y que la llevan a cabo hombres y mujeres. ¿Que hay que dar datos de la Guerra en el Congo? Pues se saca un estudio de donde sea, un artículo, o algo, mostrando que mujeres soldado o una pandilla de vecinas pueden ser tan brutales como los hombres. Esos estudios no son de "científicos del poder".

¿Que hay datos que muestran la existencia de una violencia específica de género, que se da en el seno de una relación afectiva? Es una conspiración, porque desde la ONU al Gobierno Español ocultan o falsifican los datos. ¿Que una ONG que sigue la ideología de la ONU muestra las sevicias que se llevan a cabo contra hombres? Eso está bien, no están al servicio del poder. ¿Que se equivocan en algo? Pues la culpa es nuestra, por no comprobar sus fuentes. Se tergiversa, se deforma lo que haga falta, como cuando el mentado Juan dijo que

Citar:
Deberías informarte mejor porque también había hombres que sufrían violaciones, además, ordenadas por una mujer, Pauline Nyiramasuhuko.


Total, que me informo. Pauline Nyiramasuhuko fue ministra de familia en Ruanda, y fue la encargada de someter a los resistentes civiles de la ciudad Butare. El 25 de abril de 1994, miles de tutsis se encontraban concentrados en el estadio de la ciudad, donde la Cruz Roja estaba proporcionando alimento y refugio. La milicia Interahamwe, dirigida por el hijo de Pauline (Arsène Shalom Ntahobali), entró en el estadio. Las refugiadas fueron violadas, torturadas, asesinadas, y sus cuerpos fueron quemados. Juzgada por estos hechos, el tribunal consideró probado que Nyiramasuhuko dio la orden de, "antes de matar a las mujeres, violarlas". En otro episodio, ordenó a sus hombres tomar latas de gasolina de su coche y utilizarlas para grabar el asesinato de un grupo de mujeres, dejando una víctima de violación sobrevivir como testigo. El 24 de junio de 2011, Nyiramasuhuko fue encontrada culpable de siete cargos, incluyendo el genocidio y la incitación a la violación; fue condenada a cadena perpetua. En consecuencia, que la ministra enviada por el gobierno de Ruanda para acabar con la etnia tutsi a Butare, ordenó la violación y asesinato de mujeres. En ninguna parte se ha dicho que en el conflicto de Ruanda, dicha ministra ordenase violaciones de hombres.

En definitiva, que por más paciencia que muestre uno, acaba hartándose de las medias verdades, de las tergiversaciones de datos, de los "errores" cuando son señalados, porque lo que tienen clarísimo, es que la violencia de género no existe, que es una conspiración de decenas de miles de científicos sociales "del poder" sostenida durante décadas, y que la Ley de Violencia de Género está inspirada por el SCUM, evidente barbaridad que la sueltan, pero no la discuten. Un continuo tirar la piedra y esconder la mano.

Y lo peor de todo: que todo este machismo sociológico, cala, circula, se asume, se repite en forma de "sentido común", que es el peor enemigo del conocimiento objetivo. Si me he puesto terco en este tema, es porque me espanta ver como gente libertaria, te hablan ya tranquilamente de "hembrismo", y se quedan tan tranquilos. Así que por lo que a mí respecta, aquí, tolerancia cero. Si hay que contestar, se contesta. Pero que no se dé cuartel en una página anarquista al machismo sociológico.

CarlosRodriguez escribió:
Si no soy bien recibido, me puedo ir.


Vete.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 16 Abr 2016, 22:37 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
CarlosRodriguez escribió:
Por lo demás, supongo que sabes que en Abu Ghraib también hubo participación femenina


Por supuesto. Hubo fotografías a montones en toda la prensa mostrando a esos soldados. Las mujeres han demostrado que pueden ser tan brutales o más que los hombres. Han participado como francotiradores, conductores de tanques y aviones, llevan a cabo atentados... Pero por asumir el rol de soldados, suicidas o reyes. Ocupan posiciones de poder institucionalizado, y lo llevan a cabo. Se meten en el mundo de los hombres, y se comportan como exige el rol. También los niños pueden participar en guerras, manejar ametralladoras, fusilar civiles y torturar prisioneros.

CarlosRodriguez escribió:
Como dije alguna vez, parafraseando a Pelle Billing, quienes consideren que la mujer no ha contribuido en las artes, las letras y la ciencia como el varón por falta de oportunidades, deberían igualmente concluir que tampoco han contribuido como el hombre a la violencia cometida por la misma razón. Quienes piensen de otra manera, lo que sostienen es que un sexo es superior a otro.


No solo por falta de oportunidades, porque bien de trabas que se les pusieron mediante leyes excluyentes, para echarlas de las escuelas, universidades y tenerlas bajo tutela de un varón. Buenos estigmas que se les echaban por ser madres solteras, o por trabajar con independencia y no casarse. No fueron "falta de oportunidades", si no "prohibición decidida". Y complejo de superioridad masculina.

Precisamente, sabemos que hombres y mujeres son iguales, que sus potencialidades son las mismas, para lo bueno y para lo malo. Y si queremos crear un mundo pacífico e igualitario, lo que tenemos que hacer es desmontar el mundo que han edificado los hombres, un mundo de avaricia, violencia, sexismo, ejércitos y desigualdad a mansalva.

Carlos, vete a tu blog a difundir tu pensamiento reaccionario. SCUM, y que usted lo pase bien.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 16 Abr 2016, 23:37 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
Por resumir lo que nos traemos entre manos:

Prado Esteban escribió:
El Manifiesto SCUM (siglas en inglés de la Sociedad para el Exterminio del Hombre) es un ejemplo de feminismo fascista e ideología exterminacionista. Sus seguidoras y seguidores han aumentado al calor de la propaganda sobre la violencia de género. Son los herederos del feminismo de la Sección Femenina y del nacional-catolicismo franquista. Pero no todo el feminismo es fascista, hay una gran multiplicidad y riqueza de tendencias, lo que hace que esta ideología tenga una eficacia social aterradora, una gran capacidad destructiva de estructuras sociales y de los propios sujetos. Su variedad implica también que existan tendencias parcialmente apoyables.


Aquí tenemos una explicación de lo que es para Prado el feminismo: una ideología que por su diversidad posee una eficacia aterradora. ¿En qué consiste ese terrorismo ideológico?

En solicitar la Igualdad. El feminismo ha sido un movimiento social que ha pedido derechos humanos. Nunca ha pretendido eliminar a los hombres, ni situarse por encima de ellos. Su objetivo es la igualdad. Sus principales logros se han obtenido en materia reproductiva, adulterio, divorcio, acceso a la educación elemental y superior, independencia y derecho a no ser tutelada por un varón e igualdad ante la ley. Sus orígenes modernos datan de la Ilustración francesa. En el siglo XIX muy diversos autores proclaman esa necesidad de igualdad. Se me ocurren Fourier, Coerderoy, Dumas. Las mujeres también percibieron su situación. Olimpe de Gouges escribió en 1791 como contestación a la declaración de derechos del hombre de la revolución francesa, su Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana:

Olimpe de Gouges escribió:
Hombre, ¿eres capaz de ser justo? Una mujer te hace esta pregunta.


Olimpe de Gouges fue guillotinada por defender a los girondinos en el transcurso de la Revolución Francesa

wikipedia escribió:
Defendió la igualdad entre el hombre y la mujer en todos los aspectos de la vida pública y privada, incluyendo la igualdad con el hombre en el derecho a voto, en el acceso al trabajo público, a hablar en público de temas políticos, a acceder a la vida política, a poseer y controlar propiedades, a formar parte del ejército; incluso a la igualdad fiscal así como el derecho a la educación y a la igualdad de poder en el ámbito familiar y eclesiástico. Olympe de Gouges escribió:

Si la mujer puede subir al cadalso, también se le debería reconocer el derecho de poder subir a la Tribuna.


Por recordaros algunas de las cosas que les debemos al feminismo: si tenéis anticonceptivos, divorcio, libertad sexual y aborto, en en buena parte gracias al movimiento feminista.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Última edición por Joreg el 17 Abr 2016, 00:03, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 17 Abr 2016, 00:01 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
¿Qué es el SCUM que tanto molesta a Prad Esteban y a muchos otros machistas sociológicos?

Un manifiesto de los años sesenta, que escribe Valerie Solanas. Una obra maestra de la caricatura y el esperpento. Ese estilo literario, según Valle Inclán, «consiste en buscar el lado cómico en lo trágico de la vida». La caricatura por su parte, exagera y deforma características de la persona, proporcionando un retrato grotesco pero reconocible.

Valerie Solanas en dicho manifiesto, dice, más o menos, que todos los males del mundo los han creado los hombres, que hay que exterminarlos, acabar con el poder, y una vez hecho eso, las mujeres vencerán a la muerte y proporcionarán a la humanidad la inmortalidad (pensaba dejar algunos hombres colaboracionistas para reproducirnos). El manifiesto está muy bien escrito, y yo me partía de risa a medida que lo leía, a la vez que veía que muchas cosas de las que decía, pues que tenía razón la moza. Que creyera realmente que había que exterminar a los hombres no lo sé. Ni nadie lo sabe. Lo cierto es que tenía motivos para estar muy cabreada. Siendo una menor y adolescente, sufrió abusos de su padre, se escapó de casa y para sobrevivir se prostituyó. La muchacha tenía talento, escribió un libro y le dio el manuscrito a Warhol para que se lo editase. Cuando Warhol se lo perdió, la Solanas se cabreó de tal modo que cogió un revolver y le pegó un tiro a él, y creo que a otro más que le acompañaba. Fue a la cárcel, y acabó en un sanatorio muriendo con cincuenta y pico de años.

Valerie Solanas, a mí es un personaje que por lo trágico de su vida y lo bien que escribía, me resulta tan simpático como Emiliano Zapata, Juan García Oliver y Emma Goldman. Aquí la tenéis saliendo del juzgado para ir a la cárcel.



Valerie, políticamente incorrecta ella, y lesbiana, ha sido una heroína para muchas mujeres, ya que se atrevió a decir un montón de barbaridades de los hombres, en una especie de justicia poética.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 17 Abr 2016, 00:17 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
Quien quiera leerse el SCUM, está en internet. Pues bien, ese manifiesto, es el que dice Prado Esteban que está detrás de la Ley de violencia de Género. Cosa completamente estúpida, porque esa ley proviene del desarrollo que hace la ONU, la UE y los gobiernos nacionales de la Declaración de Beijing de 1995, 4ª Conferencia Mundial de la Mujer. Una de sus propuestas es la toma de medidas por los gobiernos firmantes para la erradicación de la violencia contra mujeres y niñas. Que las medidas sean mejores o peores, que haya asuntos más o menos prioritarios, es otra cuestión. Es una verdadera paranoia, afirmar que el manifiesto de Solanas está detrás de la Ley de medidas de protección integral contra la violencia de género. Vuelvo a poner las citas de la página anterior.

Citar:
P. E.: El Manifiesto SCUM (siglas en inglés de la Sociedad para el Exterminio del Hombre) es un ejemplo de feminismo fascista e ideología exterminacionista. Sus seguidoras y seguidores han aumentado al calor de la propaganda sobre la violencia de género. Son los herederos del feminismo de la Sección Femenina y del nacional-catolicismo franquista. Pero no todo el feminismo es fascista, hay una gran multiplicidad y riqueza de tendencias, lo que hace que esta ideología tenga una eficacia social aterradora, una gran capacidad destructiva de estructuras sociales y de los propios sujetos. Su variedad implica también que existan tendencias parcialmente apoyables.

El sexismo, que es la esencia la LOVG, es una ideología de la misma naturaleza que el racismo pues es un esencialismo biológico. De la misma manera que los nazis usaron el sentimiento antijudío para constituir su base de masas instigando el odio irracional y alimentando el emocionalismo más exaltado, el prejuicio androfóbico está siendo utilizado hoy por el poder con la misma función. Esta doctrina y los hábitos y pautas de conducta que el aleccionamiento incesante y la aplicación de las leyes llamadas de discriminación positiva crean en las mujeres harán renacer las filosofías y las organizaciones de corte fascista que, en muchos casos, tendrán rostro femenino (4). Por este motivo entre las fuentes de las que se nutre el feminismo de Estado se encuentran corrientes que han sido inicuamente calificadas de antisistema como el movimiento SCUM que ya desde su propio nombre (sus siglas significan Sociedad para el Exterminio del Hombre) es un alegato fascista.

Como hemos demostrado en “Feminicidio o auto-construcción de la mujer” el feminismo estatólatra actual es el continuador de la experiencia de la Sección Femenina de Falange al que se le añade el pensamiento nazi creado por Valerie Solanas fundado en el supremacismo feminista y expresado en el “Manifiesto SCUM”, un siniestro y grotesco documento que se ha difundido a escala mundial gracias a oscuros mecenazgos.

Mientras los guardianes de la ortodoxia sostienen que si tu pareja te ha gritado terminará matándote, apoyan y justifican panfletos exterminacionistas como el “Manifiesto SCUM” (literalmente Manifiesto de la Sociedad para Descuartizar a los Hombres), una obra del sexismo androfóbico eliminacionista, que es considerada con simpatía por la mayor parte de los feminismos.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 17 Abr 2016, 00:23 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
Temores completamente infundados porque el SCUM, desde que se escribió en 1967, no ha inspirado ni un solo asesinato masculino. Que yo sepa. Van a cumplirse 50 años de un manifiesto literario, que es mostrado como la cúspide de la maldad feminista. Pero, por qué tiene Prado Esteban esta manía al feminismo.

Pues porque su ideal de mujer, es el de la mujer madre, cuidadora de hijos, que vive en el hogar dando órdenes a hijos, nueras y demás. Yo no tengo nada en contra de que una mujer quiera desenvolverse en su casa, en una familia extensa teniendo un montón de hijos e hijas. Pero no tiene por qué ser el ideal de toda mujer acabar cuidando hijos en una casa administrando el sueldo del marido.

Ella, y está en todo su derecho de creerlo así, piensa que con el feminismo la mujer está perdiendo su parte femenina, sus funciones maternales, de cuidadora. Por lo cual la entrada de la mujer en el mundo del trabajo es sumarse a la esclavitud capitalista. Y llegado a este punto se origina un lío de mil demonios. Porque, ¿eso qué quiere decir? Hasta donde he conseguido entender, leyendo sus entrevistas y escritos, es lo que señalo más atrás. Su ideal es el de la mujer castellana, que vive en un pueblo, que tiene una familia extensa, y que controla el hogar. Ese es el poder de las mujeres. Pero eso es tan ideal, como cualquier otra construcción femenina, ya que semejante mujer, que no es adúltera, que está en sus sitio, que se ocupa de los hijos, podrá o no haber estado extendida años ha. Pero es también la mujer de Yerma, Bodas de Sangre y La casa de Bernarda Alba, que Lorca describió en sus tragedias.

Y no es que yo, vuelvo a decir, vea mal que una mujer decida realizarse teniendo hijos, viviendo en casa y cuidando niños. Como si decide ser una fresca, juntarse con quien le dé la gana hasta que se harte, ser una hedonista y trabajar en una empresa de productos químicos. Lo que me parece preocupante es que para afianzar el modelo de mujer, que tiene sus valores, busca la igualdad, la paz la ausencia de poder y todo eso que manifiesta, y que es exactamente lo mismo que dice todo el mundo que busca, tenga que desprestigiar al feminismo de forma global, negando la existencia de un problema de violencia de género que ha sido descrito de forma amplia por organizaciones de derechos humanos. Viene a decir que de lo que hay que ocuparnos, es de la violencia en general, y que ocuparnos del tipo de violencia que han sufrido y sufren las mujeres a manos de sus parejas, es poco más o menos, seguir afianzando el poder de los hombres por otras vías.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Ley violencia de género y Prado Esteban
NotaPublicado: 17 Abr 2016, 09:32 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 17 Dic 2004, 17:45
En sus escritos viene a decir que el feminismo inocula odio en las mujeres hacia los varones, por un lado, y por otro lado es cómplice del sistema capitalista al hacer de la mujer una esclava de las empresas, plan ideado por corporaciones, franquistas y demócratas. Decir una cosa y a continuación la contraria, es parte permanente de su discurso. Por una parte las feministas propagan el odio a los varones. Pero por otra todo forma parte de un plan masculino para afianzar el capitalismo. Por un lado la Ley de Violencia de Género va a llenar las cárceles españolas con decenas de miles de presos hombres, pero por otro forma parte de un plan sexista de los parlamentarios españoles, que son hombres. Y quien no se trague esta pastilla, es un estatolótrata. Palabbra que es más difícil de pronunciar que empoderamiento y resiliencia.

Y la cosa es mucho más sencilla que todo eso. Promoviendo la igualdad de derechos ante la ley, las mujeres entraron en las universidades y obtuvieron sus diplomas. Con los papeles en la mano, tienen derecho a entrar en todas partes. Cierto que ello hace que "todas partes" impliquen el ejército, la policía, la judicatura, la dirección de empresas. Pero también en el resto de lugares a los que antes tenía cerrado el paso.

Y repito, a mí no me parece mal que haya quien piense que la Ley de violencia de género no va a mejorar las cosas para las mujeres. Yo no lo sé, ya se verá, porque las leyes cambian la mentalidad de la gente a largo plazo. Por ejemplo, en pleno franquismo se inició la construcción de Viviendas de Protección Oficial con intención de crear una grupo de propietarios entre los trabajadores. Hoy día en España no tener vivienda propia y estar de alquiler es como algo de poco mérito. Por eso digo que yo no sé qué efectos tendrá esa ley a largo plazo. Ahora bien, si alguien considera que la violencia de los maridos puede atemperarse de algún otro modo, pues que explique cómo.

Y con el discurso de Prado, es muy complicado establecer el "cómo", porque cualquier iniciativa que parta del Estado (leyes, oficinas de mediación, cursillos contra la violencia, asistencia social...), será estatolótrata. Y las iniciativas de las feministas son contraproducentes por ser en el fondo una forma de machismo que diría ella.

¿Qué nos queda? Una mujer naturalmente reproductiva ocupando su puesto social en un hogar.

_________________
Lo que se gana en velocidad, se pierde en potencia. Lo que se gana en potencia, se pierde en velocidad.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 227 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 12, 13, 14, 15, 16  Siguiente

Todos los horarios son UTC [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
phpBB2 Czar-Orange Theme © CirtexHosting
phpBB3 Czar-Orange Theme © Shadow_One
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë
     
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org