Fecha actual 26 Jun 2017, 04:34

Todos los horarios son UTC [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Los micromachismos
NotaPublicado: 12 Ago 2008, 17:38 
Desconectado
Usuari@ Expulsad@
Avatar de Usuario
Registrado: 03 Mar 2008, 16:45
http://www.mujereshoy.com/secciones/457.shtml

Los micromachismos
Susi Pola

El médico español Luis Bonino Méndez, especialista en masculinidad, llama micromachismo a las prácticas de dominación masculina cotidianas e imperceptibles que se dan en el orden de lo “micro”. Incluye en el neologismo la palabra “machismo”, porque alude en el lenguaje popular a una connotación negativa de los comportamientos de inferiorizacion hacia la mujer, que es lo que él trata de destacar con el término.

Los micromachismos son un amplio abanico de maniobras interpersonales que realizan los varones para intentar mantener el dominio sobre la mujer objeto de su maniobra; reafirmar o recuperar dicho dominio ante una mujer que se “rebela” a ocupar “su lugar” en el vínculo intergenérico y resistir al aumento de poder de la mujer con quien se vincula.

Son microabusos y minicroviolencias que atentan contra la autonomía personal de la mujer, a través de los cuales los hombres imponen sin consensuar su punto de vista o razón, actitud aprendida de memoria en su socialización, de manera efectiva porque tienen como aliados y validadores el orden social y la cultura que otorga el monopolio de la razón, del poder social y moral, sobre la compañera.

En su trabajo, Bonino dice que la ejecución de estos micromachismos brinda “ventajas”, algunas a corto, otras a largo plazo para los varones, pero ejercen efectos dañinos en las mujeres, las relaciones familiares y en ellos mismos, en tanto quedan atrapados en modos de relación que convierten a la mujer en adversaria, impiden el vinculo con una compañera y no aseguran el afecto (ya que el dominio y el control exitoso sólo garantizan obediencia y generan resentimientos).

Para mejor evidenciar estas prácticas, el especialista español los clasifica en tres categorías: los micromachismos coercitivos (o directos), los encubiertos (de control oculto o indirecto) y los de crisis, las que describe de la siguiente manera:

En los “coercitivos”, el varón usa la fuerza moral, psíquica, económica o de la propia personalidad, para intentar doblegar y/o anular a la mujer, quitándole toda razón. Como ejemplos, la intimidación, toma repentina del mando, apelación al argumento “lógico” de su poder, agobio a la víctima, insistencia abusiva, control del dinero, uso expansivo del espacio físico, entre otros.

En los micromachismos “encubiertos”, el varón oculta su objetivo de dominio y a partir de maniobras sutiles que pasan desapercibidas, impiden el pensamiento y la acción eficaz de la mujer, llevándola a hacer lo que no quiere y conduciéndola en la dirección elegida por el varón; tienen todas las características de lo que el psicoanálisis llama “mecanismos psicopáticos”. Como ejemplos, los requerimientos abusivos solapados; maniobras de explotación emocional; culpabilización del placer que la mujer siente; enfurruñamiento; acusación culposa y maniobras de desautorización, entre otras.

Los micromachismos de “crisis”, suelen utilizarse en momentos de desequilibrio en el estable desbalance de poder en las relaciones, tales como aumento del poder personal de la mujer por cambios en su vida o pérdida del poder del varón por razones físicas o laborales. El varón, al sentirse perjudicado, puede utilizar estas maniobras o utilizar las definidas anteriormente, aumentando su cantidad o su intensidad con el fin de restablecer el status quo.

Finalmente, el doctor Bonino M. dice estar convencido de que el abordaje de la violencia masculina no puede centrarse sólo en sus formas extremas, sino que debe incluir los micromachismos, de lo contrario, la masculinidad se mantendrá peligrosamente violenta.

(Las informaciones fueron tomadas del ensayo del doctor Luis Bonino, “Micromachismos. La violencia invisible en la pareja”, de la página web “Hombres por la Igualdad”.)

(susipola@hotmail.com)

El ensayo de Bonino en PDF
http://www.juntadeandalucia.es/institut ... hismos.pdf
y en HTML
http://www.hombresigualdad.com/micromachismos.htm

_________________
Para todas las ocasiones en que lo amerite (y no son pocas):

¡MUERTE A L@S IMBÉCILES!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los micromachismos
NotaPublicado: 13 Ago 2008, 15:49 
Desconectado

Ubicación: Aragón-Pirineos
Registrado: 08 May 2007, 19:13
El Bonino escribe tratando de patologizar los patrones de comportamiento que tradicionalmente se asocian al género masculino. Lo hace desde una perspectiva clínica, es decir, pretende describir como patológicas situaciones generadoras de conflicto en las que intervienen el factor género en el contexto de las relaciones sociales de los hombres con el objetivo de proponer guiones o esquemas de actuación para esplicar y disolver el conflicto que normalmente pasan por la deconstrucción de la masculinidad tradicional.

De sus textos se desprende la idea de que la masculinidad tradicional puede entenderse como un fenomeno social patolígico per se, puesto que genera innumerables conflictos en el entorno y en la psicología de los hombres. Buscar texto "Varones, género y salud mental: deconstruyendo la normalidad masculina".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los micromachismos
NotaPublicado: 13 Sep 2008, 17:49 
Desconectado
Registrado: 13 Sep 2008, 17:38
¡Hola! Acabo de registrarme y es la primera vez que participo :oops: :oops:
Me parece muy interesante este estudio. Creo que es fácil sentirse identificada con el malestar que produce este fenómeno en nosotras, creándonos inseguridades de las que muchas veces no sabemos detectar la causa.
Cuando se dan situaciones de este tipo, personalmente he observado que la tendencia habitual es autoinculparse . Del mismo modo, si la mujer exterioriza este malestar se expone a recibir críticas del tipo "Eres una exagerada", "qué complicadas sois", "te rayas demasiado" o incluso "menuda histérica".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los micromachismos
NotaPublicado: 13 Sep 2008, 23:54 
Desconectado
Registrado: 29 Ago 2008, 15:17
Hola a tod@s, me parece igual de interesante el artículo de los michomachismos que cita Comunista Integral -del que ahora hablaré mas a fondo- y el articulo citado del mismo autor por Tigreton, para perezos@s aki os pego el enlace al texto q nunca viene mal poner a mano ... :-)

http://www.poder-judicial.go.cr/violenc ... %20rtf.rtf

Con respecto a los micromachismo he de decir que son actitudes coercitivas y manipuladoras muy extendidas no solo entre generos sino tambien entre personas de igual genero para ejercer poder, desautorizar, ridiculizar, intimidar y todo lo que haga que tu autoestima se diluya y caigas en manos de quien te quiere mangonear o directamente hundir en la miseria moral y personal...sucede tanto en el trabajo como en el seno de las familias, colegios...en fin por todos los lados.

Uno de los mayores problemas es que las mujeres como comenta el autor se autoculpabilizan, no aceptan su ira (no saben gestionar adecuadamente su rabia) y tienden a "autoflagelarse" lo que las lleva a hundirse mas y mas...es uno de los circulos viciosos de la violencia machista -piensan que se lo merecen, q lo han desencadenado, q con lo bajo q han caido ya nada las hara remontar...-

Los micromachismos, no dejan huella fisica inicial...no puedes enseñar un moraton, un mordisco...es algo subjectivo que SOLO tu y tu agresor sabeis q ha pasado...de ahi que sean dificiles de probar ya que quien agrede sabe muy bien cuando y donde...sin testigos q puedan corroborarlo con lo cual se reduce a una palabra contra otra aunq sin duda una persona inteligente indagando lo suficiente podra desenmascarar a un manipulador sociopata con algo de maña y conocimientos.

Con respecto al texto citado por Tigreton, propongo continuarlo en un nuevo post xa complementar este...si lo comento aqui dejare un testamente eterno y no va en mi linea :-(

Me interesa de hecho mucho profundizar en el aspecto de como el machismo tb perjudica a los hombre imponiendoles roles imposibles e inhumanos igual que a las mujeres ya no digamos la poblacion transexual y transgenero que reciben rechazo por ambas partes al no adscribirse "por completo" -si eso existe- a ninguno de los "dos bandos" [Tigreton abrete otro post que cojo carrerilla...jajajaj]

Un saludo a tod@s

Amazonia


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los micromachismos
NotaPublicado: 21 Nov 2008, 02:20 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 05 Nov 2008, 01:49
Los medios de comunicación de masas al mismo tiempo que informan y distraen, crean un discurso que influye sobre la percepción que tenemos del mundo y de las personas que lo habitan. Este discurso insiste en la reconstrucción y perpetuación de los valores culturales tradicionales y convierte en dogmas de fe, lo que únicamente son roles de género, olvidando que lo que se construye con cultura también se puede destruir con ella.
Los medios de comunicación de masas colaboran en la construcción de nuestra identidad personal y social, generan la afinidad y el rechazo como un proceso de retroalimentación positiva o negativa, según los casos. Categorizamos y categorizar significa colocar en un grupo a un objeto, persona, animal, o un estimulo (identificar qué es y a que categoría pertenece) para decidir si nos gusta o nos disgusta; proceso cognitivo básico y automático, sobre el que nos definimos y definimos al resto.
Los medios de comunicación han establecido una jerarquía implícita que privilegia el modelo de mujer que responde a las expectativas de la cultura y las subculturas patriarcales extendida tanto en el endogrupo como en el exogrupo, frente a otros modelos negativos que sintetizan todo lo que no admite el grupo en las mujeres que la mayoría de veces suelen ser valores asociados culturalmente con lo masculino, como: independencia, autonomía, criterio propio, saber, poder, ya que tendemos a evaluar en términos de comparación con otros. Es decir, se promociona un modelo de mujer que solo existe mientras habita en el deseo del otro.
Entre el modelo que genera un espacio y el otro, queda un espacio formado por todas aquellas (la gran mayoría de mujeres) que no tienen como objetivo prioritario responder a determinados cánones que fluctúan en el grupo.
Por otra parte la amenaza percibida y la competencia en sentido positivo, son parte de la explicación de la discriminación contra las mujeres y su ridiculización, la violencia sutil y el abuso psicológico:
El abuso psicológico y la violencia sutil se encarna en desvalorizaciones, vacíos, amenazas encubiertas, conductas de restricción de la libertad de la mujer, críticas y ridiculización de aspecto, aptitudes, iniciativas y personalidad, culpabilización, etc., todo esto oculto bajo conductas supuestamente de índole afectiva dirigidas a desorientar emocionalmente al otro porque, evidentemente, es muy difícil desconfiar del que te está llamando gorda todo el día pero luego te dice que no puede vivir sin ti y que lo de meterse contigo no es más que una broma sin importancia y que hay que ver qué mal te tomas las cosas, nena, y qué susceptible eres, mari.
El estado de "indefensión aprendida" nombre acuñado por el psicólogo y maltratador de animales, Martín Seligman, que hizo un experimento con un perro recluido en una jaula espaciosa. Al perro se le suministraba comida en un rincón, y cuando el can se acercaba a comer recibía una descarga eléctrica, después se le acercaba en otra esquina comida y entonces no recibía descarga alguna. Según pasaban los días la comida se suministraba en esquinas diferentes y a veces sí, y a veces no recibía descargas cuando se acercaba a comer. El perro por supuesto dejo de comer. Pero cuando se le abrió la jaula, tampoco quiso salir, el propio terror lo tenía paralizado. Este es el proceso cultural que se produce con las víctimas de maltrato, al igual que al can, la violencia como las descargas se infringe de manera aleatoria.
Los medios de comunicación de masas colaboran en formación de los estereotipos sobre los que categorizamos. Categorizar significa colocar en un grupo a un objeto, persona, animal, un blanco, o un estimulo (identificar qué es y a que categoría pertenece), proceso cognitivo básico y automático que todos hacemos y sobre los que se fundamenta nuestra conducta ante determinados estímulos.
Magnificamos o acentuamos las diferencias entre los miembros de grupos diversos. Por eso nos parece que las personas de dos grupos son muy diferentes entre sí. Sin embargo, minimizamos, las diferencias entre los individuos que forman parte del mismo grupo, sin embargo, la medida en que lo hagamos depende del grupo mismo. Pensamos que ellos son todos iguales, sin embargo nos vemos a nosotros como heterogéneos.
:wink:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los micromachismos
NotaPublicado: 30 Abr 2009, 18:49 
Desconectado
Registrado: 07 Sep 2006, 16:40
Amazonia_bcn escribió:
Me interesa de hecho mucho profundizar en el aspecto de como el machismo tb perjudica a los hombre imponiendoles roles imposibles e inhumanos

Esto es algo realmente interesante,es algo que con frecuencia se olvida pero que es real,podríamos abrir un tema para hablar sobre esto.

P.D.:¿Se ha puesto de moda escribir en colorines? :o

_________________
¡Corred vuelta arriba!Allí os curarán y alimentarán hasta la saciedad con una felicidad de mentira.Y cuando esteis hartos,dormiréis pacíficamente y roncaréis al compás.¡Deprisa!¿Qué os importa que yo me quede aquí solo?¿Qué más os da si yo no quiero que otros quieran pensar por vosotros?¿Qué os importa si yo quiero lo imposible...?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los micromachismos
NotaPublicado: 08 May 2016, 15:23 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
No funciona el enlace del primer post: Micromachismos: la violencia invisible en la pareja.

Es un texto largo, pero escrito para que se entienda, aunque se basa en Foucault y otros no utiliza términos complejos. Va describiendo comportamientos cotidianos en la pareja que suponen una agresión para la mujer.

Muy útil para revisar privilegios.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los micromachismos
NotaPublicado: 09 Oct 2016, 14:48 
Desconectado
Avatar de Usuario
Registrado: 10 Sep 2014, 16:45
Enlace: Los silencios de Desdémona

Citar:

Imagen

Othello, la obra de teatro de William Shakespeare, es muchas cosas pero es también y sobre todo una tragedia que crece en el terreno incierto del discurso y el poder. La peripecia es bien conocida: el oficial Yago trama contra Othello, el general mercenario al servicio de Venecia, una red de mentiras que lleva al asesinato de su esposa Desdémona y a su propio suicidio.

... Si consideramos a Yago como un personaje contrapuesto antagónicamente a Othello y Desdémona, la obra se moraliza y convierte en una reflexión sobre el poder de la maldad, perdiendo así mucho de su interés filosófico, antropológico y político... Ejerce la mentira, que no es sino un medio de manipular las apariencias y de este modo inducir creencias que, a su vez, producen las acciones que le convienen. Más que pura maldad, su personaje es el poder puro desnudo de toda pretensión justificativa. Solo obedece a sus propios intereses... Habita este poder en un mundo donde las apariencias no son fiables, donde la realidad no es lo que parece. Ni siquiera el poder mismo. "I am not what I am" (no soy lo que parezco), dice Yago en un monólogo donde le explica a Roderigo su visión de las cosas (I,1,41-65)... Es quien crea redes en las que los personajes caen o no dependiendo de lo que ellos mismos llevan dentro. Leer a Yago como culpable es lo que hacen quienes echan las culpas al sistema. El sistema, como las montañas o el palo de la portería en el fútbol, nunca debe ser objeto de disculpa. Es lo que hay y lo que hay que transformar o lo que hay que resistir, no lo que nos exculpa.

... La obra comienza por una decisión que Desdemona ha tomado: casarse con Othello a espaldas y contra los deseos de su familia. La audacia de la acción de Desdémona solo puede calibrarse midiendo cuál es su pecado: abandona la nobleza por un moro infiel, un negro al que los nobles tienen que soportar por sus dotes de militar pero que debe dejarse en el diván de las curiosidades que uno invita a casa (Hanna Arendt contaba en Los orígenes del totalitarismo que la aristocracia acostumbraba a invitar a sus salones a algunos homosexuales, algún judío y ocasionalmente un delincuente o aventurero de visita) y cuidar que sus manos queden lejos de sus hijas... Desdémona ha obedecido a su deseo en contra de las barreras de clase... Brabantio, el padre, al ser informado del desastre, no puede creer que haya sido causado por el deseo de Desdémona y acusa al moro de haber usado drogas. Cuando ella le convence de que ha sido voluntario, la deja de considerar como hija para llamarla puta y advertir a Othello que a él también le traicionará.

En la advertencia de Brabantio a Othello estriba todo el poder político de la tragedia: "Mírala bien, Moro, si es que tienes ojos./ Si traicionó a su padre podría traicionarte a ti" (I,2,292) (es remarcable que se dirija a él como "Moro", a diferencia del resto que le llaman "Othello", o "General. Derechos de clase). Para el aristócrata, es tan inconcebible como inaceptable que Desdémona haya hecho caso a su deseo antes que a la convención de clase. Sólo es explicable por un carácter artero y dudoso. Aquí Brabantio manifiesta su lugar en la escala de poder. Que el orgulloso jerarca piense y reaccione de este modo no es difícil de comprender: está en su ADN de clase el regirse por todos los estereotipos que forman su ideología. El germen de la tragedia está, sin embargo, en que este sutil aviso hace mella en las profundidades de Othello.

El carácter trágico de Othello se desvela en la admonición de Brabantio. Porque en el fondo Othello coincide con la advertencia y en su preconsciente ha formado ya la duda: "no es posible que una criatura como ésta ame a alguien como yo". Othello niega el deseo de Desdémona porque previamente ha aceptado su estatus de mercenario bárbaro, de alguien que no merece el amor...

Desdémona ha ejercido su poder como agente pero no le es reconocido tal estatus en el discurso. Tiene el poder de la voluntad pero no la autoridad que le concedería ser considerada hablante y decidora de verdad. Así, hay dos silenciamientos que articulan la violencia sobre Desdémona. El primero, al comienzo de la obra, consiste en que, aunque le preguntan si su casamiento con Othello ha sido voluntario, nadie le pregunta por sus razones, por el contrario, es Othello quien cuenta la historia del amor de Desdémona y explica que fueron sus relatos de batallas los que enamoraron a la joven. Es ilustrativo el monólogo de Othello:


"y le hacía que ardiente suplicara
la historia y relato de mis aventuras,
y que ella, solo a trozos, había oído,
pero nunca de principio a fin ¡Y yo accedía, claro!
Más de una vez le hice verter lágrimas
al relatarle alguna de las aventuras
sufridas en mi juventud. Y como hubiese terminado,
todo un mundo de suspiros era mi premio,
y repetía una y otra vez que mis historias eran extrañas,
muy extrañas, y conmovedoras, en verdad;
tanto que habría preferido no escucharlas, decía,
y luego, de inmediato, expresaba el deseo de haber nacido hombre,
como yo. Y me daba las gracias
y me decía si no tendría yo un amigo que la amara
para que de mí aprendiera cómo contar mi vida
y conquistarla así, al referirla. Esto me animó a hablar
y logré que me amara por mis hazañas,
y el ver cómo se conmovía hizo que yo también la amase.
Ésta fue la magia; ésa la alquimia que usé."
(I,3, 154-71)

Llevaría mucho tiempo analizar este texto como ejercicio metadiscursivo sobre el poder de los relatos y también sobre el engreimiento masculino ("y logré que me amara por mis hazañas"). Pero lo interesante del discurso es el silencio de Desdémona. No es ella sino su esposo y señor quien narra por ella el origen de su audaz decisión. Y este párrafo desvela también la vulnerabilidad de Othello, quien no puede entender que haya sido él y no sus hazañas lo que haya despertado el amor y el deseo de Desdémona. Es la magia del lenguaje que desvela lo que el hablante querría ocultar y se oculta a sí mismo.

El segundo silencio, claro, es el silencio de muerte al que es obligada Desdémona, a quien no se le admiten ni razones ni explicaciones porque la "evidencia" vale más que su palabra. Este silenciamiento dice mucho de Othello y de su alegada confianza en Desdémona. Cuando hay confianza no son necesarias pruebas ni las evidencias la socavan; cuando se necesitan evidencias es que no hay confianza. Así es la confianza, el cemento de la sociedad y la base del amor. Por eso Othello no es capaz de amar... Ni el deseo ni la palabra se ejercitan impunemente bajo condiciones de poder y subordinación.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Los micromachismos
NotaPublicado: 28 Abr 2017, 18:51 
Desconectado
Avatar de Usuario

Ubicación: Paciencia
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Otro texto sobre esta cuestión que he visto en La Rebelión de las Palabras. Es interesante. En algún punto seguro que nos sentimos descritos.

Citar:
[Texto-Taller] Sobre actitudes machistas dentro de la convivencia en espacios mixtos y cómo identificarlas

A menudo nos encontramos con obstáculos dentro de espacios de convivencia que pretendemos que sean horizontales y libres de cualquier actitud autoritaria. Son comportamientos que, sean o no a propósito, deterioran y terminan por destruir cualquier relación saludable entre las personas que comparten ese entorno o ese proyecto, haciendo de la convivencia casi una obligación o una condena y no una práctica colectiva, alegre y rebelde para emanciparnos de la dominación y aprender a tratarnos y cuidarnos de otra manera, y a crear relaciones que realmente amenacen las bases de esta sociedad enferma.

Gran parte de esos comportamientos comparten un patrón y una raíz de género, y se encuentran motivados por las formas de comunicación alienantes, autoritarias y prepotentes que el Patriarcado creó y en las que somos educades, para reproducirlas, interiorizarlas, normalizarlas…

Romper con eso es fundamental si queremos hablar de superar la autoridad y construir espacios donde de verdad no tenga cabida. Partiendo un poco de ahí, comparto a continuación este texto, originalmente publicado en inglés dentro de otro texto titulado “Overcoming masculine oppression in mixed groups” (“Superando la opresión masculina en grupos mixtos”) y del que encontré esta versión en castellano (con el título “¿Lenguaje «machista»? No sé de que me hablas…“) en el Manual Básico de Convivencia en Comunidad, editado por distintos colectivos de Cataluña (Difon la Idea, Repoblament Rural y la red Rizoma de proyectos de okupación rural). El manual está dirigido especialmente a comunidades rurales antiautoritarias, pero se puede extrapolar perfectamente (por desgracia, porque eso significa que no hay ningún espacio sano que sea la excepción) a cualquier otro ámbito o espacio antiautoritario común.

———————————————

¿Lenguaje «machista»? No sé de que me hablas…

Por lo general son los hombres, aunque sean minoría, los que controlan las actividades en los grupos mixtos. Podemos hablar casi de “un esquema masculino del comportamiento”; no es que las mujeres no se expresen nunca así, pero generalmente son los hombres los que tienen el privilegio de actuar con esta impunidad. Estos comportamientos mantienen este privilegio, alienando a aquellas que buscan intercambios mas naturales, igualitarios y eficaces.

Algunas personas han empezado ya a identificar los esquemas de poder que los subyacen y a asumir la responsabilidad de deshacerse de ellos.

Aquí aportamos una lista de comportamientos que deberíamos transformar en nosotros y alrededor nuestro:

EMPECEMOS POR PRESTARLE ATENCIÓN EN NUESTRO ENTORNO Y EN NUESTRAS INTERVENCIONES.

Las características del lenguaje machista:

Jugar al “solucionador” de problemas

Ser siempre el que tiene la respuesta o la “solución”, antes de que los demás tengan la oportunidad de contribuir al intercambio.

Dominar la conversación

Hablar demasiado a menudo, demasiado tiempo, demasiado fuerte.

Hablar con “mayúsculas”

Presentar nuestras opiniones y nuestras soluciones como si fueran el punto final sobre cualquier asunto, reforzando la actitud con el tono de voz y la actitud corporal.

Actitud defensiva

Contestar a todas las opiniones contrarias a la nuestra como si fuera un ataque personal.

Buscarle el pelo al huevo

Señalar cada imperfección de las intervenciones de las demás y una excepción a cada generalidad enunciada.

Dirigir el escenario

Coger continuamente la responsabilidad de la tareas importantes, antes de que las demás tengan la posibilidad de ofrecerse como voluntarias.

Reformular

Repetir en nuestras propias palabras lo que alguien (generalmente una mujer) acaba de decir con perfecta claridad. Retomar la conclusión de una intervención redirigiéndola hacia nuestros propios fines (fenómeno “recubrimiento”).

Buscar el centro de atención

Recurrir a cualquier estrategia o farsa para atraer el máximo de atención sobre nosotras, nuestras ideas, etc.

Menospreciar

Empezar nuestras intervenciones con giros de este tipo: “Antes pensaba esto, pero ahora…” o “¿Cómo puedes llegar a decir que…?”

Hablar por los demás

Hacer de nuestras opiniones la voz del colectivo para darle más peso: “Muchos entre nosotros pensamos que…”. Interpretar para nuestros fines lo que dicen las demás: “Lo que ella quiere decir en realidad es que…”.

Forzar

Imponer como válidas solamente el contenido o la tarea, alejando el grupo de la educación de cada una, y también de una atención al proceso del trabajo colectivo y a la forma de las producciones.

Desviar la cuestión

Desviar el tema para llevarlo a un terreno que dominamos para brillar y darle libre curso a nuestro discurso habitual.

Negativismo

Encontrar siempre incorrecciones o problemas en todos los asuntos o proyectos tratados.

Escucharse únicamente a sí mismo.


Formular mentalmente una respuesta cuando apenas una persona ha empezado a hablar, dejar de escucharle y aprovechar la primera ocasión para tomar la palabra.

Intransigencia y dogmatismo

Adoptar una posición tajante, con un tono de voz incuestionable, incluso en asuntos pequeños.

Jugar a la jerarquía

Agarrarse a posiciones de poder formal y darles más importancia de lo necesario.

Evitar cualquier emoción

Intelectualizar, bromear u ofrecer una resistencia pasiva cuando llega el momento de intercambiar sentimientos personales.

Condescendencia y paternalismo

Infantilizar a la mujeres y a las recién llegadas. Frase típica: “ahora, ¿alguna de las mujeres tiene algo que añadir?”

Ligar


Tratar a las mujeres con seducción, utilizar la sexualidad para manipular. “Humor” ambiguo o pro-feminista de fachada.

Hacerse el gallito

Buscar la atención y el apoyo de las mujeres entrando en competición con los hombres delante de ellas.

Síndrome del Tío Gilito

Concentrar celosamente las informaciones importantes del grupo en nuestras manos para nuestro propio uso o beneficio.



Estos comportamientos debilitan mucho la riqueza de los conocimientos y aptitudes que podría tener el grupo. Las mujeres y los hombres que tienen menos seguridad que las demás, sobre todo en un entorno competitivo, quedan excluidas de los intercambios de experiencias e ideas. Si no acabamos con el sexismo dentro de los grupos que persiguen un cambio social, no será posible un movimiento para un verdadero cambio. El movimiento se hundirá en las fracturas y ni tan siquiera lograremos plantear claramente la liberación de las relaciones opresivas impuestas a las mujeres. Todo cambio social quedará incompleto si no incluye la emancipación de las mujeres y de los hombres de las estructuras que reproducen las relaciones opresivas.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 9 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
phpBB2 Czar-Orange Theme © CirtexHosting
phpBB3 Czar-Orange Theme © Shadow_One
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë
     
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org