Germinal Esgleas: ¿Que Es El Anarcosindicalismo?

De Ateneo Virtual
Saltar a: navegación, buscar

por Germinal Esgleas

De la Enciclopedia Anarquista - Edición española.

Contenido

¿Que Es El Anarcosindicalismo?

EL anarcosindicalisimo es un medio de organización y un metodo de lucha y de accion directa de los trabajadores que tiene sus raices en los postulados de la Primera Internacional y en los del sindicalismo revolucionario. Se inspira en fuentes esencialmente federalistas y anarquistas y, con neta actuacion revolucionaria y clara orientacion libertaria en la practica. Tiende constantemente a conquistar las maximas mejoras. en todos sentidos. Para la clase obrera, con miras a su integral emancipacion, la supresion de rodo genero de explotacion y de opresion del hombre por su semejante o por una institucion cualquiera, y al mismo tiempo lucha por la abolicion de todo capitalismo y de toda forma de Estado. Opuesto irreductiblemente a los sistemas sociales y politicos actualmente imperantes, propugna por la transformacion radical de las sociedades y regimenes en ellos asentados y por la instauracion de un medio social de convivencia humana basado en los principios del socialismo libertario.

El anarcosindicalismo no es una doctrina ni una filosofia. Su contenido teorico lo extrae del socialismo humanista y principalmente del anarquismo, en cuyos postulados de defensa integral de la personalidad humana, de la libertad, de solidaridad, de apoyo mutual y de asociacion voluntaria y federativa, halla su mas solido fundamento.

El anarcosindicalismo, dentro del movimiento obrero moderno, constituye una corrierte sindical absolutamente independiente, de acusadas caracteristicas propias, lo mismo por su contenido basico que por su forma de organizacion y su desenvolvimiento funcional, exento de todo centralismo y de toda burocracia. Tiene siempre en cuenta a personalidad del afiliado y le estimula su participacion en la vica sindical. Respeta la autonoinia de las secciones, de los sindicatos, de las federaciones y confederaciones. Se singulariza tambien por los metodos de accion directa que emplea, por su dmamica y estrategia de lucha y por su orientacion social y finalista. Otro de sus rasgos distinctivos inconfundibles es su rechazo de toda colaboracion de clases, de todo compromiso con el capitalismo o con el Estado, aun en noinbre del "interes nacional": de toda participacion o intervencion en organismo alguno mixto o oficial dependiente del gobierno o del patronato: de los arbitrajes y legalismos y de toda especie de intermediarios en las contiendas social es cotidianas. El anarcosindicalismo, considerandose en lucha permanente y sin tregua contra el sistema que combate y se propone abolir, rehusa todo cuanto limite, coarte e interfiera su libertad de accion su posicion se halla siempre a la vangualdia de la lucha social y las reivindicaciones de los trabajadores. El anarcosindicalismo mantiene vivo entre las masas obreras el espiritu revolucionario. Las ejercita y entrena en el combate consciente y directo voluntario, en el desarrollo de sus propias iniciativas a la vez que contribuye a su capacitacion y maxima preparacion sobre todo con el fin de que puedan asumir conscientemente prescindiendo de todo partido politico sus responsabilidades en la autogestion directa en la nueva sociedad libre, justa y solidaria a construir y a organizar. En ella suprimidas las clases con la ayuda de todos los adelantos cientificos y tecnicos se procurara facilitar a todos y a cada uno por medio del trabajo y del esfuerzo individual y colectivo el maximo de bienestar y de seguridad con imprescriptible intangible e inalienable respeto a la libertad y a la personalidad de cada ser humano objetivo primordial coincidente con el anarquismo.

El anarcosindicalismo no pretende ser un fin en si ni crear una nueva ideologfa social preferentemente sindicalista. Tampoco pretende asumir total y globaimente ia representacion y administracion de la sociedad nueva ni plasmarla en un sentido uniforme y de esquemas inamovibles. Su concepcion del socialismo anarquico es viviente ablerta al porvenir y a las diversas modalidades perfectibies de aplicación con tal que sean de base esencialmente libertaria.

El anarcosindicalismo se identifica en sus trazos generales con el sindicalismo revolucionario definiendose con perfres mas netos y acusados de significacion anarquica y de concrecion finalista libertaria. Se distingue tambien del mismo por cierta radicalisación mayor en sus tomas de posicion y su acción, ante los problemas y reaiidades dei presente. Ninguna de las cuestiones que afectan a los trabajadores y a la sociedad le es indiferente. Mantiene siempre viva la llama revolucionaria. Del sindlcalismo revolucionario aplica y preconiza ios metodos de accion directa perfeccionados a traves de largas experiencias de lucha entre estos el sabotaje el boicot la protesta la huelga local parcial general o revolucionaria, el antiparlamentarismo, el apoliticismo y ei antimilitarismo. Recurre a la insurrección popuiar y movimientos revolucionarios de masa para hacer frente a la reaccion y a las intentonas totalitarias y para precipitar ia revolucion social.

El anarcosindicalismo considera la famosa Carta de Amiens aunque adoptada en ei Congreso de la C.G.T. francesa de 1906 principalmente bajo la presion de ios anarquistas como una insuficiente y vaga definicion del mismo sindicalismo revolucionario.

Hace suya anarquizandola mas acentuadamente ia Deciaracion de Principios de la Asociacion Internacional de los Trabajadores fundada en 1922 continuadora de la Primera Internacional. Considera a la A.l.T. y a sus actuales secciones componentes la expresion viviente mas fiel y genuina del sindicalismo revolucionario y del anarcosindicalismo en nuestra epoca contemporinea y dentro del mundo moderno.

Una de las declaraciones de principios mas precisa y concordante con los dei anarcosindicalismo de las existentes hasta la fecha es la adoptada por la Confederacion Nacional dei Trabajo francesa, en su Congreso constitutivo de 1946 conocida por Carta de Paris.

Anarcosindicalismo Y Anarquismo

El anarcosindicaiismo no es un instrumento ni un apendice del anarquismo. No se haila bajo su dependencia. Tiene innegables e indestructibles raices anarquicas que constituyen una de sus mas esenciales razones de ser y que precisamento son la mejor garantia de su propia independencia. Por otra parte los anarquistas partidarlos de la organizacion propiamente anarquista son siempre los prlmeros interesados en que no se establezcan confusiones entre la organizacion especificamente anarquista y la anarcosindicallsta. El anarquismo el ideal de mas elevada concepcion etica filosofica sociológica y de integrai pieno y viviente humanismo; el mas moderno novisimo y de impulsion constantemente renovadora entre las ideologias existentes y conocidas tiene una mision propia insustituible a realizar. Y a eiia se deben las organizaciones especificamente anarquistas. Indiscutiblemente cierto es que el anarcosindicalismo es un movimbento al que los trabajadores anarquistas militando en su seno imprimen esencla, concisncia y dinamica llbertaria y revolucionaria; y que sin su participacion activa ianguideceria perderia temple y eficacia combativa. La aportacion individual militante activa y consctente en el seno de ia organizacion anarcosindicalista y en la proyeccion de esta y de su obra, desde la base es irrempiazabie. Si ese concurso por causas diversas entre ellas las de terribles represiones disminuye o se debilita ia organizacion anarcosindicalista asi como su impuiso se resienten ya sea en el orden local o general.

Desarrollo y Valores Afirmativos Del Anarcosindicalismo

El anarcosindicaiismo que se inicia y va formulandose en los albores del siglo XX no surge en el mundo obrero y en el terreno de la lucha social por generacion espontanea como ei mismo sindicalismo no surge del maquinismo por filiacion directa. En las formas y moda lidades del asociacionismo obrero en los moviles necesidades fines causas y razones que han contribuido a su formacion y desarrollo, hay un largo proceso humano de evolucion y revolucion historica de civilizacion de cultura de ciencia de incremento de la economia de las industrias de tecnicas aplicadas y de descubrimientos de propla formacion consciente del hombre y de despertar de la misma confiencia de ciase humana entre los trabajadores de experlencias de organizacion y de lucha que no podemos analizar aqui ni siquiera resumir en unas pocas irneas. No nace ei anarcosindicalismo solamente de la ideologia y de la tecnica sino tambien de la realidad y de ia practica. Representa y responde a una de las mas elevadas expresiones de toma de conciencia lucida y concreta de la realidad en sus manifestaciones economicas, sociales, politicas, eticas y humanas. Este despertar y este movimiento que seguira proyectandose hacia el porvenir es tambien a obra de centenares de luchadores anoramos y de otros mas o menos conocidos internacionalmente de aigunos pensadores ciarividentes innovadores y revolucionarios sinceros; de centenares de activos y capacitados organizadores de hombres de accion y de esclarecidos propagandistas: de decenas y decenas de miles de militantes abnegados, incansables y consecuentes a dar impulso a la corriente sindicalista revolucionaria y anarcosindicalista a la vez que al anarquismo. Entre eilos son innumerables los caidos en el fragor de la lucha y los que el enemigo de la libertad, del progreso de la emancipacion de los trabajadores, bajo regimenes diversos han asesinado masacrado o hecho ejecutar por haber combatido sin desmayo con dignidad entereza y decision las injusticias y las tiranias.

Entre las pleyades de hombres que han contribuido a la formacion y desarrollo del anarcosindicalismo y de la corriente socialista libertaria, sin dejar a nadie en olvido, nos limitamos a citar a algunos de los que ya desaparecieron fisicamente, dejando huella mas o menos honda y perdurable de su paso.

Figura P.J. Proudhon, entre los precursores mas destacados; Miguel Bakunin, entre los internacionalistas, y James Guillaume, Tortelier, Fanelli, Malatesta, Cafiero, Anselmo Lorenzo, Rafael Farga Pellicer, Tomas Gonzalez Morago, Francisco Tomas, Rubau Donadeu, Gaspar Sentihon, Dr. Garcia Vinas, Pedro Kropotkin, Eliseo Reclus, Juan Grave, John Most y otros muchos. Posteriormente, en linea de continuidad histórica promotora del sindicalismo revolucionario y animadora del anarcosindicalismo, Fernando Pelloutier, Victor Griffuelhes, Emiiio Pouget, Pablo Delassalle, Pataud, Sebastian Faure, Loreal, Pierre Besnard, en Francia; Armando Borghi, Luigi Fabri, Berneri, Ugo Fedeli, en Italia; Albert Jensen, John Andersson, en Suecia; Z. Henriksen, en Noruega; Valdemar Hansen, en Dinamarca; Rodolfo Rocker, L. Mulher, en Alemanla; A. Berkman, Vo in, Shapiro, en Rusia; Lopez Arango, en Argentina; Pascual Minotti, en el Uruguay. Y en España, Jose Prat, Federico Urales, Pedro Esteve, Jose Negre, Jose Maria Martinez, Evelio Boal y Salvador Segui, asesinados estos dos ultimos por los pistoleros al servicio de la patronal; Juan Peiro, ejecutado por los franquistas en el presidio de San Miguel de los Reyes, Valencia; Manuel Buenacasa, Eusebio C. Carbó, Eleuterio Quintanilla, Felipe Alaiz, Galo Diez, V. Orobón Fernandez, el Dr. Isaac Puente y Jose Villaverde, los dos mencionados ultimamente tambien ejecutados por los fascistas españoles, asi como otros centenares de militantes de la C.N.T., de la F.A I. y de la F.I.J.L. imolados salvaje y cruelmente por los cruzados nazifascistas o muertos heroicamente combatiendo, como Francisco Ascaso, Buenaventura Durruti, Mauro Bajatierra y numerosisimos mas, durante el transcurso de la Revolucion espanola de Julio de 1936-39.

El anarcosindicalismo ha teni do desarrol lo princi palmente, en Francia, en Italia, en Espana, en Portugal, en Suecia, en Checoeslovaquia, en Polonia, en Rusia, en Bulgaria, en Alemania, en Dinamarca, en Holanda, en Chile, en Argentina, en Uruguay, en Mexico y en algunos otros paises. Donde mayor importancia, volumen de adherentes, influencia popular, adhesion de masa y potencia ha alcanzado es sobre todo en Espana. Terribles represiones, en italia bajo el fascismo, en Alemania sometida a la barbarie nazi, en Portugal dominado por el despotismo de Salazar, en Argentina y otros lugares, han diezmado sus filas, sin poder aniquilarlo.

Hoy en dia las Secciones afiliadas a ia A.I.T. son la Confederaci6n Nacional del Trabajo de Espana, la C.N.T. Francesa, la C.N.T. Bulgara, la Union Sindical Italiana, la Federaci6n Sindicalista Noruega, la Confederacion General del Trabajo de Portugal, la Syndicalist Workers Federacion de Inglaterra, la Federación Obrera Regional Argentina, la Federacion Regional Uruguaya. Aunque no forman parte de la A.I.T. tienen cierta afinidad con ella la S.A.C. de Suecia, y algunas otras organizaciones autonomas de diferentes paises, y al go de parentesco los l.W.W de Estados Unidos de America del Norte. En el Japon, en Corea, en la misma China y en otros sitios el anarcosindicalismo cuenta con algunas raices.

Objetivos y Finalidades

El anarcosindicalismo tiene clara nocion de que no depende de su sola y unica fuerza el desencadenar la revolución social para derrocar al capitalismo y al Estado, para conseguir la renovacion y la transformacion de la sociedad, y de que no podria tampoco asumir exclusivamente todas las responsabilidades funcionales en el desenvolvimiento del futuro. No pretende convertirse en un nuevo orden de su misma denominacion, con predominio monopolizador determinante. Tampoco presenta a los hombres el comunismo anarquico como una panacea o formula magica unica de solucion economica, social y politica, sino como una de las mas viables, racionales, lógicas, justas y eticas finalidades de caracter sociologico para la convivencia libre, armoniosa y solidaria entre los seres humanos que desean y anhelan una sociedad nueva, sin antagonismos intestinos, sin alienacion de la individualidad y en la que las relaciones humanas puedan desenvolverse sin constricciones autoritarias.

Presenta la solucion socialista libertaria con amplia y ablerta concepción, evolutiva y perfectible, sin planes rigidos ni uniformes, pues, ademas de tener conciencia de las grandes mutaciones y transformaciones que en el devenir se produciran en el mundo y en la humanidad, no puede ignorar que ias modalidades de aplicacion del comunismo anarquico, aun conservando y afirmando una coincidencia en sus grandes lineas esenciales y en lo fundamentai, encaminada siempre a su mas optima, plena y pertecta reaiizacion, ofreceran sus variantes, dadas las condiciones reales existentes en cada pais, las ambientales, de mentalidad y psicologicas, las de los propios recursos naturales y de su mismo desarrollo economico, industrial, etc., y por otras causas complejas, que tienen sus influencias en el comportamiento de los hombres y que se hallan arraigadas en la biologia misma de las sociedades. El mas perfecto programa de organizacion y funcionamiento de una sociedad socialista libertaria, concebido hoy, con vistas a su aplicacion en el ano 2000, por ejemplo, habria de sufrir forzosamente sus modiflcaciones.

Las mutaciones que se van a producir de aqui a alla, con ser brevisimo ese periodo de 30 anos en cuanto a tiempo, considerado el iento proceso de desenvolvimiento humano y mas aun teniendo en cuenta el ritmo acelerado del progreso cientifico y tecnico que se han producido particularmente en los seis lustros ialtimos, nadie puede senalarlas de fijo, aunque algunas sean hipoteticamente previsibles. El estudio a fondo y detaliado de la viabilidad, de la organizacion, de la estructuracion y funcionamiento de la sociedad libertaria, el anarcosindicalismo, sin embargo, no lo desdena; muy al contrario, lo recomienda, estimula y profu n diza en todos sus aspectos y en el orden de todas l as posibilidades aplicativas y realizadoras.

Las mismas formas de organizacion sindical que adopta hoy el anarcosindicalismo dentro del sistema capitaiista, con sus estructuras industriales, agricolas, economicas, financieras y otras de tipo diverso y complejo que le son peculiares, y a las cuales aquei no puede dejar de tener presentes, para ia mayor eficacia de su combate ofensivo y defensivo, no son inamovibles. El anarcosindicalismo, a traves de sus propias experimentaciones, y sobre la marcha, cuenta con aptitud y opcion para modificarlas o perfeccionarlas, siempre respetando las bases funcionales federalistas y de autonomia, la finalidad y esencia libertaria, en razondeios cambios mismos que pueden operarse al ser sustituido el sistema capitalista-estatal por la nueva sociedad socialist libertaria, las bases de la cual exigiran necesarlos e indispensables cambios y reajustes, en el orden economico, de producción y de distribucion, funcionai y de servicios, de organización del trabajo en la compleja y complicadisima gama de cosas vitales y aspectos a considerar que afectan ai conjunto social.

El anarcosindicalismo estima que el sindicato y la organizacion sindical de este tipo puede y debe ser uno de los pilares mas firmes en el que habra de apoyarse y sostenerse la sociedad futura.

Singulares Caracteristicas Del Anarcosindicalismo

Una de las caracteristicas y virtudes mas apreciables del anarcosindicalismo es ei respeto sbsoluto a ia personalidad del afiliado, al que invita constantemente a miiitar de manera voluntaria, abnegada, desinteresadamente, en la vida y en la marcha del sindlcato, de sus secclones, de las federaclones, de la organización en general; a asumir sus propias responsabilidades; a exponer libremente su criterlo, y a tomar sus opciones y declsiones en las asambleas; a participar directamente en la actuacion y en sa lucha; a aplicar las disposiciones que se deriven de aquellos acuerdos que, de comun consenso, la organizacion haya tomado. Los acuerdos se determinan de abajo a arriba dentro de la organizacion anarcosindicalista. En ella los cargos, que se renuevan regularmente, son revocables. Se rechaza el liderato y el burocratismo. La organizacion sindical anarcosindicalista cuenta siempre con sus unicos y solos medios economicos, a base del producto de las cotizaciones hechas efectivas por sus afiliados, para su desenvolvimiento, actividades, propaganda, solidaridad, es decir, para todas las atenciones de toda indole. Esto contribuye a asegurar su plena y total independencia. Puede afirmarse que no hay una organizacion sindlcal tan desinteresada, tan pura, tan honrada como la organizacion sindical anarcosindicalista. Sus militantes no pueden aspirar a sinecuras de ninguna especie dentro de ella, y a lo largo de su existencla han de dar la prueba y ejempio de su abnegacion y recto proceder personai.

El anarcosindicalismo entiende que no hay ni puede haber convivencia libre ni justicia social dentro de la sociedad de clases. Oue los fundamentos de esta perpetuan y consagran la division de los hombres. Que toda reforma que no destruya los cimientos de aquella no cambiara el fondo de las cosas para los trabajadores, los cuales seguiran siendo oprimidos y explotados. Por estas y otras razones de prlncipio, se manlflesta contrario a la coiaboracion de clases, a la cogestion, a aceptar la politica de participacion interesada en las empresas capitalistas. Hay incompatibilidad absoluta entre el anarcosindicalismo y el sistema capitalista-estatal.

El anarcosindicaiismo es antiparlamentario por su posición de principio antiautoritaria y por considerar tal procedimiento absolutamente Ineficaz desde el punto de vista de ia emancipación efectiva de la clase trabajadora. La experiencia de la obra de los partidos politicos obreros de denominacion socialista, marxista, demócrata, etcetera, que bajo la inspiracion del marxismo, especiaimente, responsable este de la escision de la Primera Internaclonal y del cultivo de la accion politica representativa por parte de los trabajadores, que va ya desde casi mediados dei sigio pasado a nuestros dlas, partidos que en ciertos periodos y lugares han ilegado a obtener mayoria absoluta y a formar gobiernos, como asi lo hemos visto en Aiemania, en inglaterra, en Francia, en Suecia, en Noruega, en Dinamarca y en otras naciones, en sobradamente elocuente y demostrativa de la inanidad y la esterridad de la lucha en tal terreno. Dentro del sistema actual imperante todo goblerno socialista, socialdemocrata, de no importa que adjetivacion, por ei mecanismo mismo de la fuerzas de presion existentes predominantes en dicho sistema; por el de sus redes y tentaculos entrometidos en todas partes, se ve precisado a servir ios propios intereses del capitaiismo y del Estado, en nombre del gran interes ««nacional»» y en detrimento de los de la clase obrera.

Linea Consecuente Con La De La Primera Internacional

La linea del anarcosindicalismo en este aspecto es consecuente con ia de ia Primera Internacional y particularmente con la de su Congreso antiautoritario de Saint-Imier, que en 1872, frente a la corriente mayoritaria amanada por los marxistas, en el Congreso de La Haya del mismo ano, declaraba solemnemente que la destruccion del poder politico es ei primer deber del proletarlado. Cincuenta anos despues, en nuestro siglo XX, las experiencias de ia Revolucion Rusa y las de los paises del otro lado del telon de acero, con sus provisionaies dictaduras del proletariado., asi llamadas por irrision y con la aplicacion de sus procedimientos totalitarios, demuestran palmariamente la clarividencia de esa toma de posicion historica, transcendental en la orientacion de la iucha emancipadora para ios trabajadores del mundo entero, para ia eficiencia de la accion del proletariado miiitante consciente.

La Asociacion Internacional de los Trabajadores (A.I.T.), al reorganizarse en 1922, confirma esa posicion y ilnea de conducta, notoriamente al precisar el segundo punto de su Declaraclon de Principios, que reproducimos textualmente:

««El sindicalismo revolucionario es enemigo convencido de todo monopolio economico y social, y tiende a su abolicion mediante la impiantacion de comunas economicas y de organos admistrativos regidos por los obreros de los campos y de las fabricas, formando un sistema de libres consejos sin subordinacion a niagun poder ni partido polltico alguno. El sindicalismo revolucionario erige, contra la polltica del Estado y de los partidos, la organizacion economica del trabajo; opone ai gobierno del hombre sobre el hombre la gestion administrativa de las cosas. No es, por consiguiente, la finalidad del sindicallsmo revolucionario la conquista de los poderes politicos, y si la abolicion de la funcion estatal de la vida de la sociedad. Ei sindlcalismo revolucionario considera que con la desaparicion del monopollo de ia propiedad debe desaparecer tambien, el monopolio de ia dominacion, y que toda forma de Estado, encubrase como se qulera, no podra ser nunca un instrumento de liberacion humana [antes al contrario], sera siempre ei creador de nuevos monopolios y de nuevos privilegios..»»

No han sido los Carlos Marx, los Engels, los Lafargue, los Bebel, los Liebnecht, los Millerand, los Briand, los Vandervelde, los Albert Thomas, los Pablo Iglesias, los Macdonald, los Harol Wllson, etc., quienes han tenido razon al preconizar las lineas directrices de la accion del proletariado encauzada esta por las vias pariamentarias y reformistas, sino los P.-J. Proudhon, los Miguel Bakunin, los Guillaume, los Anselmo Lorenzo, los Kropotkin, los Malatesta, los Pelloutier, los Rocker, los Pouget y tantos otros que han mantenido en el seno del proletariado militante la llama del espiritu revolucionario y constructivo y que han Dreconizado y defendido las tacticas de accion directa, federalistas y esencialmente antiautoritarias.

Los sindicalistas revolucionarios y anarcosindicalistas no comparten, repelen, rechazan y combaten las teorias de algunos que los exegetas del sindicalismo llamado autosuficiente, que considera bastarse a si mismo, sindicallsmo deus ex machina de la sociedad y de una pretendida nueva civilizacion, en cuyos ensayos de formulacion filosofica, de una ideologia o pragmatica basica de un sindicalismo sui generis se encierran y descubren germenes de cierto totalitarismo, susceptibles de ulterior desarrollo. Afortunadamente esas teorias, difundidas principalmente por los Georges Sorel, Sergio Pannunzio, Arturo Labrioia, Enrique Leone y otros, no han encontrado -- aceptacion ni eco entre los trabajadores del mundo.

Tambien los sindicalistas revolucionarios y los anarcosindicalistas son absolutamente contrarios al sindicalismo corporativista y verticalista, del que se han dado especimenes en Italia durante la epoca de Mussolini: en España en el periodo de la dictadura del general Primo de Rivera y en el regimen francofalangista todavia hoy imperante: en Francia, bajo la ocupacion alemana y gobierno de Vichy, y en algunos lugares mas. El nacionalsindicalismo y otros engendros similares nada pueden tener de comun con el anarcosindicaiismo. Este es opuesto, tambien, a las corrientes del sindicalismo católico y cristiano, inspiradas en las enciclicas papales, en la doctrina social de la Iglesia, compatible con el capitalismo y con el Estado, en las orientaciones del Vaticano, aun en las mas recientes, despues del Concilio Vaticano II.

Los anarcosindicalistas se han enfrentado siempre, igualmente contra el sindicalismo reformista, colaboracionista y de mercadeo defendido y preconizado por de Ambris, Turati, Merrehim, Mommouseau, Jouhaux, Gompers, Lewis, Vrongt, Cetrine, Atlee, Meany, Walther, Reuther, Cousins, Major, Saillant, Bothereau, Morse; Graedel, y otros mas. Asimismo ha combatido abierta y constantemente las influencias del marxismo-leninismo, de los comunistas autoritarios dentro del movimiento obrero y de las organizaciones sindicales.

El anarcosindicalismo, en cuanto a tactica. a finalidad, a orientacion de la lucha social se distingue totalmente del sindicalismo reformista y colaboracionista de la American Federation of Labor - C.I.O., de las Trades Unions inglesa, de la C.G.T., de la C.G.T.-F.O., de la C.F.C., de la C.F.D.T. francesas, de la U.G.T. espahola de la L.O sueca, de la C.G.I.L. italiana, y de otras muchisimas organizaciones sindicales que forman parte de la C.I.O.S.L., de la F.S.M., de la C.I.S.C. (hoy C.M.T.), como de estas mismas Centrales internacionales y de cuantas organizaciones se hallan a la O.I.T. (Oficina Internacional del Trabajo).

El anarcosindicalismo considera que la presión revolucionaria y renovadora, de conquistas inmadiatas reivindicativas y flnalistas de los trabajadores, de la clase obrera, de las masas populares en rebeldia contra los sistemas de explotacion y opresion imperantes de cualquier genero, debe manifestarse permanentemente con una dinamica de lucha de ritmo creciente, cada vez mas radical, profundo, amplio, intenso y eficaz, apoyandose siempre en el pueblo suscitando su concurso y su accion directa.

Matices En El Anarcosindcalismo

El anarcosindicalismo presenta sus matices, internamente, a traves de las caracteristicas peculiares que ofrecen algunas de las mismas centrales sindicales que animan su corriente.

Como una de las organizaciones prototipicas del sindicalismo revolucionario de finalidad socialista libertaria, podemos citar a la Confederacion Nacional del Trabajo de España, fundada en 1910, continuadora de la Federacion Regional Española, Seccion de la Internacional. Esta ultima, ya en su Congreso de 1870 proclamaba ante el mundo entero los principios de anarquia y colectivismo. En su Congreso de 1919, la C.N.T. española adopto como finalidad el socialismo anarquico. La C.N.T. ha realizado durante este siglo XX en sesenta ahos de ininterrumpida y titanica lucha reivindicativa y ;evolucionaria, muchas veces cruentisima, incluso en larguisimos periodos de clandestinidad durante las suspensiones intermitentes de las garantias constitucionales, bajo gobiernos monarquicos y republicanos, o en la dictadura militar de 1923-30 y en todo lo que va de regimen franquista, sin cesar por ella combatido. una ingente obra defendiendo los intereses de la clase obrera, los derechos y libertades del pueblo, abriendo via a la transformación social, empleando metodos y tacticas de accion directa preparando y entrenando en la lucha a las masas obreras, contribuyendo a su capacitacion impregnandolas de savia revolucionaria y libertaria y llevando a cabo una inmensa labor cultural y de propaganda. La C.N.T. ha llegado a contar con mas de un millon de adherentes, habiendo sufrido sangrias horribles debidas a las represiones y matanzas de que han sido victimas sus militantes periodicamente, y sobre todo durante la grandiosa gesta de la Revolucion Española de 1936-39, de la que ha sido la principal impulsora y animadora. En ella el anarcosindicalismo actuante dio prueba de su temple revolucionario, de su capacidad organizadora y constructiva, de su audacia en las realizaciones practicas, de caracter socialista libertario, de su viabilidad, como fueron ejemplo modelo las colectividades por el animadas, en otros ejemplares ensayos de autogestion, de administracion popular no autoritaria y directa, con lo que se ha demostrado que el socialismo libertario no es una utopia.

Otra matizacion del anarcosindicalismo actual lo presentan la F.O.R.A., del Uruguay que ya estuvo representada en los primeros Congresos de la Internacional, y la F.O.R.A. argentina, constituida en 1901 y que, en su V Congreso de 1905, adopto tambien como finalidad el socialismo anarquico (adjetivandose F.O.R.A. desde el V Congreso). La F.O.R.A. argentina, aunque constituida por gremios y entidades profesionales, no tiene las caracteristicas generales de una organizacion propiamente sindical y mucho menos de las de un partido. Podria definirse como una expresion de anarquismo obrero militante, con abierta significacion en principios y finalidades anarquicas. La F.O.R.A. responde rnas a un fundamento ideologico que a un nexo clasista.

Otro matiz, en el seno de la A.l.T., lo ha encarnado la S.A.C. sueca, fundada en 1910, hasta 1952. A partir de este aho, bajo la influencia de una minoria que luego llego a ser preponderante en el seno de dicha organizacion, elaboro una nueva declaracion de principios, propiciada por dicha minoria desde 1946. Es equidistante dicha declaracion de la A.l.T. Esta central sueca se separo finalmente de la Internacional revolucionaria en 1956. La S.A.C. postula un llamado y sindicalismo libertarion sui generis, con la pretenslón de projectarlo internacionalmente, diferenciandolo en ciertos aspectos del sindicalismo revolucionario, haciendo distingos en cuanto al caracter del Estado, al comportamiento del movimiento sindicalista llbertario en lo referente al militarismo y a las guerras e inclinsandose paulatinamente hacia la participación representativa de los trabajadores en los municipios, dentro de los sistemas actuales imperantes. Estas iniciaciones desviacionistas, el anarcosindicalismo las rechaza de plano.

Con sus millones de adherentes las internacionales reformistas y emparentadas representan solo una minoria de la inmensa masa de trabajadores de todo el mundo, la mayoria de los cuales siguen desorganizados. Dentro del movimiento obrero mundial el anarcosindicalismo constituye una pequena minoria tambien. Pero cuenta con muchisima influencia y proyeccion moral, internacionalmente y entre los trabajadores, con simpatias y afinidades que contribuyen a acrecentar el potencial efectivo de sus adherentes actuales.

El anarcosindicalismo es una autentica fuerza obrera y humana y una corriente viviente propulsora de transformacion y renovacion social, con tendencia a un creciente arraigo y desarrollo en el mundo del trabajo en el presente y en el porvenir.

Este edición es producida y distribuida por el Colectiva De La Cultura Insurgante (««ICC»»).

El conocimiento debe ser gratis

Lo Que Creemos

Somos anarquistas en la lucha de clases. Creemos que debe de haber un conflicto entre los trabajan para ganarse la vida y nuestros enemigis quienes son ricos porque viven de nuestro labor pero no hacen nada hasta que ellos que viven de nuestra labor lo bajamos y la sociedad con el poder y privilegios basado en la riqueza y clase es deshechado en favor de una sociedad libre basado en la apoyo mutual, cooperación voluntaria y libertad personal y responable. Nosotros promovemos los métodos del sindicalismo revolucionario para ganar la lucha de clases conra la corrupción de los ricos y poderosos. Nosotros creemos que todas formas de anticapitalista, antiexplotadors, antiautoritario organización económico puede existir simultáneamente en una sociedad anarquista en una federación de gente libre, comunidades libres y lugares de empleo libres. Creemos que el primer paso hacia el establecimiento de una sociedad libre es que la gente se organize, se autoeduca y hagan esfuerzos para se reconozcan sus autonomías del gobierno, del capitalista y la religion establecida.


50px
Esta obra se encuentra en dominio público. Esto es aplicable en todo el mundo debido a que su autor falleció hace más de 100 años.
Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas