C.8.1 ¿Significa esto que el Keynesianismo funciona?

De Ateneo Virtual
Saltar a: navegación, buscar

Si el control estatal del dinero no causa los ciclos económicos, ¿significa esto que el capitalismo Keynesiano puede funcionar? La economía Keynesiana, al contrario que la economía capitalista de libre mercado, mantiene que el estado puede y debe intervenir en la economía para evitar la crisis económicas. El auge de la posguerra presenta claras evidencias de que puede afectar al ciclo económico positivamente reduciendo su impacto al convertirse en una crisis completa.

El periodo de Keynesianismo social de la posguerra estubo marcado por la reducción de la desigualdad, el incremento de los derechos de los trabajadores, menos desempleo, una seguridad social que realmente se podría usar etc... Comparado al capitalismo de hoy en día, tenía muchos puntos a su favor. Sin embarlo, el capitalismo Keynesian sigue siendo capitalismo y por lo tanto está basado en la opresión y en la explotación. Fue, de hecho, una forma más refinada de capitalismo, en el cual la intervención del estado se usaba para proteger al capitalismo de sí mismo mientras se aseguraba que la lucha de la clase trabajador contra el capitalismo se dirigiera, vía acuerdos, a mantener el sistema funcionando. Para la mayor parte de la población la idea era que el estado del bienestar (especialmente en Europa) era una manera de que la sociedad pudiera controlar el capitalismo dandole un rostro más humano. De un modo confuso, el estado del bienestar se mantenía como un intento de crear una sociedad en la que la economía existiera para las personas y no las personas para la economía.

Mientras el estado siempre ha tendio su parte en el total de los excedentes generados por la clase trabajadora, sólo bajo el Keynesianismo se aumentó esta parte y se usó activamente para gestionar la economía. Tradicionalmente, uno de los objetivos de los capitalistas clásicos ha sido el poner reparos a la apropiación del excedente por parte del gobierno (hablando en plata, un gobierno barato significa más excedente por el que los capitalistas pueden competir). Pero mientras se ha acumulado el capital, también se ha crecido el esta y su parte del excedente social (pues se tenía que expandir el control sobre el enemigo doméstico y la sociedad tenía que ser protegida de la destrucción causada por el capitalismo de libre mercado).

Sin duda, mucha de la intervención del estado no era totalmente nueva pues

"desde sus orígenes, los Estados Unidos ha dependido fuertemente de la intervención y la protección del estado para el desarrollo de la industria y de la agricultura, desde la industria textil al comienzo del siglo 19, pasando por la industria del acero al final de siglo, hasta los ordenadores, electrónica y biotecnología de hoy. Es más, esto es cierto en cada caso de sociedad industrial exitosa."

Orden Mundial, Viejo y Nuevo p. 101

Las raices de la nueva política y las diferentes formas de intervención estatal están enterradas en la gran depresión de los años 30 y la aceptación de que los intentos de forzar la reducción de los salarios y de los costos (los medios tradicionales para sobrellevar una depresión) eran imposibles porque los costes sociales y económicos hubieran sido demasiado caros. Una ola de huelgas en las que intervinieron más de medio millón de trabajadors recorrión el país en 1934, con ocupaciones de fábricas y otras formas de acción directa militante en los centros de trabajo.

En vez de intentar la lucha de clases tradicional (que podría haber tenido resultados revolucionarios), la clase capitalista pensó que un nuevo enfoque era necesario. Esto requería usar el estado para manipular el crédito e incrementar los créditos disponibles para el capital e incrementar la demanda mediante el gasto público. Como Paul Mattick apunta:

"la producción adicional que era posible por las finanzas deficitarios no aparecieron como demanda adicional, sin como demanda no acompañada por su correspondiente incremento de beneficios ... [esto] funciona de forma inmediate como un incremento en la demanda que estimula la economía como un todo y que puede convertirse en la base de una nueva prosperidad si las condiciones objetivas los permitieran".

Crisis Económica y crisis Teórica p. 143

La intervención del estado puede, en el corto plazo, poponer una crisis al estimular la producción. Esto se puede ver del 'New Deal' de los años 30, bajo el mandato de Roosevelt, cuando la economía creció cinco de siete años comparado al encojimiento anual bajo las políticas de laissez-faire del republicano Herbert Hoover (bajo Hoover, el PNB se decreció un 8.4% anual, bajo el mandato de Roosevelt, creció un 6.4%). El desplome de 1938 después de 3 años de crecimiento bajo Roosevelt fue debido a una disminución de la intervención del estado:

"Las fuerzas de recuperación que trabajan en la depresión, así como el descenso de la tasa de desempleo via mayor gasto público, incrementó la producción hasta los niveles de 1929. Esto era suficiente para la administración de Roosevelt para drásticamente reducir el empleo público .. en un nuevo esfuerzo de cuadrar el presupuesto en respuesta a la demanda del mundo empresarial ... La recuperación tuvo una corta vida. A finales de 1937 el índice de negocios caía del 110 al 84, llevando a la economía al punto en que se encontraba en 1935 ... Millones de trabajadores perdieron sus trabajos una vez más."

Paul Mattick Economía, Política y la Era de la Inflación, p.138

Con el éxito de la intervención estatal durante la segunda guerra mundial, el Keynesiansimo era visto como una manera de asegurar la supervivencia capitalista. El auge que resultó es bien conocido, estando la intervención estatl vista como una manera de asegurar la prosperidad para todas las secciones de la sociedad. Antes de la Seguna Gerra Mundial, los Estados Unidos (por ejemplo) sufrió ocho depresiones, desde la guerra no ha habido ninguna (aunque sí ha habido periodos de recesión). Es cierto que durante un considerable periodo de tiempo, el capitalismo ha sido capaz de prevenir las depresiones y que esto se ha conseguido mediante la intervención del gobierno.

Esto es porque el Keynesianismo puede servir para iniciar una nueva prosperidad y posponer una crisis mediante la extensión del cŕedito. Esto puede mitigar las condiciones para una crisis, ya que uno de sus efectos a corto plazo es que ofrece al capital privado un mayor grado de maniobra y unas mejores bases para su propio esfuerzo de escapar la escasez de dinero. Además, el Keynesianismo puede invertir en Investigación y Desarrollo en tecnologías y métodos de trabajo (tales como la automatización), asegurar los mercados de bienes así como transferir riqueza de la clase trabajadora al capital mediante los impuestos y la inflación.

En el largo término, sin embargo:

"la gestión [Keynesiana] de la economía mediante las políticas monetarias de crédito y mediante la producción inducida por el gasto público tiene que, eventualmente encontrar su fin en las contradicciones del proceso de acumulación."

Paul Mattick Op. Cit., p. 18

Estas intervenciones no consiguieron dejar a un lado las causas subyacentes de las crisis económicas y sociales. Las modificaciones del sistema capitalista no puedieron con las limitaciones objetivas y subjetivas del sistema basado en la esclavitud asalariada y en la jerarquía social. Esto se puede ver cuando la bonita foto de la prosperidad de la posguerra cambió drásticamente en los 70 cuando las crisis económicas volvieron con la venganza, juntando inflación con alto desempleo. Esto llevó rápidamente a un retorno a un capitalismo de "libre mercado" que, en palabras de Chomsky, "Protección del estado y subsidio público para los ricos, disciplina de mercado para los pobres." Este proceso y sus efectos serán discutidos en las siguientes dos secciones.

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas